Tarta Napoleón Rusa – Tronco de hojaldre

Tarta Napoleón Rusa – Tronco de hojaldre

Eva 8 mayo, 2021
This post is also available in English

Os tengo que confesar una cosa… Llevo una temporada algo obsesionada con la cultura y gastronomía rusa. Y, lo más curioso de todo, es que esto ha llegado a mi vida de manera inesperada. Como esta Tarta Napoleón – Tronco de hojaldre (Торт «Наполеон» из слоеного теста) que ha venido a mi casa para quedarse para siempre. Para siempre jamás.

Hace unos días me escribieron dos personas diferentes preguntándome si podía elaborar para el blog algunas recetas y, dos de ellas, eran rusas. Os adelanto que os las dejaré sin lugar a dudas porque ambas son increíblemente fabulosas. El caso es que a raíz de estas recetas, buscar información sobre ellas y ver cómo hacerlas, empecé a encontrar más y más sobre su gastronomía. Como esta receta que os dejo que vi en este blog. Ostras, ¡me enamoró! Y mira que ya he preparado alguna receta rusa como la Tort Medovik, manzanas rusas fermentadas, Vatrushka… Pero aún me queda mucho por conocer, descubrir y compartir con vosotros. El caso es que busqué más sobre ella y decidí adaptar la crema de relleno a lo que la mayoría de recetas usaban.

Tarta Napoleón Rusa - Tronco de hojaldre

Otro dato curioso, jolines cómo es la vida, esta semana pasada empezamos a ver una serie de comedia española que tiene mucho que ver con Rusia. No sé si la conocéis, se llama “Nasdrovia” (significa salud en ruso). Si no la habéis visto, tenéis que verla. Es súper divertida. Yo no sabía de que iba la serie y me la puso mi marido. Nos la ventilamos en dos días, jajaja.

Pues esto fue otro motivo más para abrir mi curiosidad sobre su cultura. Hay muchas cosas de allí que quiero hacer y probar. Espero poder ir sacando tiempo con todo lo demás que tengo para poder probarlas y dejároslas por aquí.

Origen Tarta Napoleón Rusa.

La tarta Napoleón es una elaboración muy típica en los hogares rusos durante la Nochevieja. Hasta el año 1928, al pueblo ruso no se le permitía celebrar la Navidad, por lo que la Nochevieja se convirtió en la fiesta más celebrada hasta 1991, cuando el régimen bolchevique dejó de excluirla. Sin embargo, existe otro aspecto a destacar de esta fiesta que no debe dejarse de lado; la cocción y el consumo del pastel Napoleón.

Es posible que comparta su fama junto con el pastel de origen francés, pero no en cuanto a su tamaño. Suele elaborarse con gran altura, al menos ocho pisos (y a veces más de 20) de capas alternas de hojaldre y crema pastelera. Este dulce inspirado en la milhojas francesa, se ha convertido en un plato nacional ruso.

En 1912 se elaboró la primera versión del pastel para conmemorar el centenario de la victoria del país sobre Napoleón y sus tropas (1812). Parece ser que en el aniversario de esta fecha, se dijo que se crearía un nuevo pastel para celebrar la victoria y fue así cómo nació el pastel Napoleón. Las celebraciones que tienen lugar cada año para Nochevieja, que incluyen tradiciones clásicas como la decoración del árbol de Navidad, es costumbre degustar un gran trozo de este pastel que representa la caída del reinado de Napoleón.

Estos pasteles también tenían un propósito cuando se crearon por primera vez (solía ser un pastel de formato individual relleno de crema) y se hicieron para simbolizar la forma del sombrero de Napoleón (bicornio triangular) después de la derrota.

Tarta Napoleón Rusa - Tronco de hojaldre
La evolución del pastel francés a la versión rusa.

La transformación surgió de la necesidad de hacerlos más asequibles y accesibles para todo el mundo puesto que la Unión Soviética, que surgió tras la Revolución Rusa de 1917, consideraba que estos pasteles eran demasiado “burgueses”. De modo que era necesario ajustar los ingredientes de la receta y cambiar algunos de ellos por productos de calidad inferior. Ya no se permitía a los cocineros utilizar mantequilla (en su lugar se utilizaba margarina) o huevos (estos se omitían), puesto que estos ingredientes hacían que quedaran fuera del alcance del cocinero doméstico medio. Por esa razón se decidió adaptar la receta, ya que los soviéticos decían que era “un símbolo del lujo soviético que debía estar al alcance de todos“, según el coautor del libro de cocina CCCP Pavel Syutkin.

Con el paso de los años, el producto llegó a ser lo que hoy en día conocemos, además de estar elaborado con productos de mayor calidad. Un enorme pastel de varios pisos de hojaldre y crema muselina, coronado con hojaldre desmenuzado.

Tarta Napoleón Rusa - Tronco de hojaldre

Se dice que la decoración superior simboliza la nieve que, supuestamente, ayudó a los rusos a derrotar a Napoleón.

A día de hoy, sigue siendo costumbre consumir este pastel para celebrar Nochevieja, puesto que la festividad del nuevo año y la derrota de Napoleón parecen ir todavía de la mano. Es un testimonio de la historia de Rusia y de lo mucho que sus habitantes siguen adorando este pastel y todo lo que representa, tanto que se mantiene hoy en día.

Su elaboración es muy sencilla de llevar a cabo y podremos prepararlo con ingredientes muy sencillos; mantequilla, azúcar, leche, huevos, almidón de maíz, sal, harina de trigo y agua helada. Eso sí, el requisito indispensable para lograr un buen resultado, además del cariño, es dejar reposar la tarta montada durante toda la noche en el frío. De ese modo, logramos que el hojaldre adquiera una textura más suave gracias a la humedad de la crema. Un postre del que nunca os cansaréis

Receta Tarta Napoleón - Tronco de hojaldre

Ingredientes para un pastel

  • 500 g de hojaldre, casero o comprado. Si quieres hacer hojaldre rápido puedes seguir esta receta o si prefieres hacer un hojaldre tradicional puedes seguir esta receta.

CREMA MUSELINA:

  • 500 g de leche entera
  • 60 g de azúcar
  • 40 g de Maizena
  • 20 g de harina floja de repostería
  • 4 yemas de huevo L
  • 150 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 120 g de leche condensada
  • 2 cucharadas de Brandy

PARA DECORAR:

  • 200 g de nata líquida para montar, muy fría
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • flores (facultativo)

MATERIAL QUE NECESITAREMOS:

Elaboración

PRIMER DÍA

Preparamos el hojaldre.
  1. Si optáis por un hojaldre sencillo que se denomina, hojaldre rápido. Podéis ver cómo hacerlo en la vídeo receta de los Carbayones de Oviedo. En caso de querer hacer un hojaldre tradicional, podéis ver cómo hacerlo en la vídeo receta de las palmeras.
  2. Una vez que tengamos hecho el último pliegue, podemos mantener el hojaldre refrigerado hasta el día siguiente o bien dejarlo reposar en el frigorífico durante 45 minutos antes de proceder a realizar el pastel Napoleón.
  3. En caso de hacerlo con hojaldre comprado, omitiremos este paso.
Preparamos la crema pastelera.
  1. Aquí podréis ver cómo preparar la crema pastelera. Tan solo debéis tener en cuenta cuando leáis la receta las cantidades e ingredientes que os dejo en el listado de esta elaboración.
  2. Una vez que la tengáis lista, reservadla a temperatura ambiente (cubierta a piel con film) hasta que enfríe por completo.
Cocemos el hojaldre.
  1. Precalentamos el horno a 190ºC con calor arriba y abajo ó 180ºC con aire (esta última opción nos permitirá hornear dos bandejas a la vez y ahorrar en tiempo de cocción).
  2. Si usamos hojaldre comprado, mantendremos las dimensiones del rectángulo de la masa. En caso de usar hojaldre casero, estiramos la masa creando dos rectángulos de 35 x 30 cm y un grosor de 0,3 mm.
  3. Cortamos tiras de 2-3 cm de ancho, cuanto más gruesas sean, más vistoso resultará en formato final. En mi caso corté una plancha con 2 cm de ancho y la otra con 3 cm de ancho, de este modo pude alternar distintos grosores.
  4. Colocamos el hojaldre en dos bandejas perforadas forradas con papel de horno y cocemos durante 16 minutos, deberán adquirir un ligero color dorado.
  5. Sacamos y dejamos enfriar por completo sobre rejillas.
Batimos la mantequilla para la muselina.
  1. En el bol de la KitchenAid añadimos la mantequilla y batimos a velocidad media con ayuda de la varilla. Debemos obtener una textura muy aireada, cremosa y de color blanquecino.
Hacemos la muselina (crema pastelera + mantequilla).
  1. Con ayuda de unas varillas batimos la crema pastelera para suavizarla. Reservamos.
  2. Una vez que tengamos la mantequilla lista, añadimos un poco de leche condensada y batimos. Añadimos el resto y volvemos a batir a velocidad media hasta que se integre por completo.
  3. Incorporamos, poco a poco, la crema pastelera y mezclamos hasta que se integre por completo.
  4. Continuamos añadiendo crema pastelera a medida que se integre con la mantequilla y mezclamos hasta homogeneizar. Este paso lo llevaremos a cabo hasta integrar toda la crema.
Montamos la tarta Napoleón rusa.
  1. Preparamos una base, bastante amplia, con film de plástico.
  2. Extendemos un poco de crema muselina, suficiente cantidad para que podamos colocar la primera capa de hojaldre.
  3. Colocamos 6-7 bastones de hojaldre sobre la base de crema que hemos extendido.
  4. Disponemos un poco de crema sobre ellos y extendemos con ayuda de una pala curvada.
  5. Colocamos otra capa de bastones de hojaldre, en esta ocasión colocaremos uno menos para ir creando un aspecto triangular.
  6. Extendemos otra capa de crema sobre el hojaldre.
  7. Repetimos este mismo paso dos veces más.
  8. Debemos reservar unos 4-5 bastones de hojaldre para la decoración superior (los pulverizaremos) y unas 4-5 cucharadas de crema.
  9. Extendemos un poco de crema por el exterior del pastel, recordad que debemos reservar un poco para la decoración final.
  10. Una vez montado el pastel, cogemos los extremos del film y cubrimos. Procuraremos dar un acabado de semi esfera ejerciendo un poco de presión, pero sin excedernos. Recordad que el hojaldre es delicado y podemos romperlos.
  11. Sellamos muy bien los extremos, si lo deseáis podéis poner pinzas, y refrigeramos hasta el día siguiente. En mi caso la dejé durante 18 horas.
  12. La crema que hemos reservado, la guardamos en un tupper o recipiente hermético y refrigeramos.

SEGUNDO DÍA

Preparamos la nata.
  • Antes de disponernos a montar la nata debemos asegurarnos de dos cosas;
  • La nata debe estar al menos 24 horas en el frío
  • El bol donde montemos la nata debe estar frío. Os recomiendo utilizar uno de aluminio e introducirlo en el congelador 20 minutos antes de disponernos a montar la nata.
  1. Vertemos la nata en el bol frío y comenzamos a montar con unas varillas eléctricas a velocidad 1.
  2. Una vez que comience a tomar cuerpo, añadimos el azúcar poco a poco y sin dejar de batir. Aumentaremos la velocidad de manera gradual pero sin llegar nunca a la máxima. Lo ideal es una velocidad media.
  3. Batimos hasta que obtengamos una nata con mucho cuerpo. Cuidado de no sobre batirla o haremos mantequilla…
  4. Cubrimos el bol con film y refrigeramos hasta el momento que vayamos a utilizarla.
Terminamos la decoración del pastel Napoleón.
  1. Sacamos el pastel y la crema del frío.
  2. Retiramos el film del pastel y, con mucho cuidado, pasamos este a una fuente o plato donde lo vayamos a presentar.
  3. Para evitar manchar el plato donde lo vamos a servir, colocaremos tiras de papel sulfurizado por los laterales. Extendemos la crema que habíamos reservado por toda la superficie del pastel y alisamos. No es necesario que quede perfecto.
  4. Troceamos/pulverizamos los bastones de hojaldre que habíamos reservado el día anterior.
  5. Decoramos toda la superficie del pastel con el hojaldre pulverizado. Presionaremos, con suavidad, para fijar las escamas de hojaldre.
  6. Una vez decorado, refrigeramos durante 20 minutos.
El toque final.
  1. Introducimos la nata montada en una manga pastelera con boquilla Saint Honoré de 18 mm.
  2. Decoramos la superficie del pastel del modo que os muestro en el vídeo o con otra decoración a vuestra elección.
  3. Finalmente disponemos flores frescas, sprinkles, frutos secos o lo que prefiramos.
  4. Servimos.
    Tarta Napoleón Rusa - Tronco de hojaldre

Notas

  • Para elaborar el hojaldre, trabajad con los ingredientes fríos y respetad los tiempos de reposo.
  • La mantequilla aporta mucho sabor, os recomiendo utilizar una de buena calidad.
  • Cuando manipuléis las piezas, tened cuidado y no las presionéis, de lo contrario podéis estropear las capas que darán lugar al futuro hojaldrado.
  • Cuando hagáis la crema pastelera, es muy importante templar las yemas para evitar que se formen grumos. al igual de llevar a cabo el proceso de cocción a temperatura medio baja. Es preferible hacer un proceso lento y seguro, a cocinar la crema a mayor temperatura y que ocasione la formación de grumos o incluso quemar la crema.
  • La crema muselina ganará en sabor si utilizamos mantequilla, huevos y vainilla de buena calidad.
  • La mayoría de recetas rusas, hace uso de leche condensada en la elaboración de la crema. si la queremos omitir, podemos hacerlo y usar en su lugar más cantidad de azúcar en la elaboración de la crema pastelera.
  • La decoración exterior se puede llevar a cabo con almendra laminada si lo deseamos. Para aportar mayor sabor, os aconsejo tostarlas previamente.
  • No es imprescindible decorar el pastel con nata montada, de hecho este paso decidí hacerlo a mi gusto. Se puede omitir o usar otro tipo de decoración.
  • Podemos conservarlo refrigerado durante 2-3 días.
    Tarta Napoleón Rusa - Tronco de hojaldre

Si lugar a dudas esta Tarta Napoleón Rusa os flechará e inundará de amor. Lo sé porque lo he vivido y creo que será imposible que no lo logre causar ese efecto en ninguno de vosotros. Hojaldre, crema muselina... Amor del bueno, puro y verdadero.

Tengo muchas ganas de seguir investigando, conociendo y probando recetas de su gastronomía. Por supuesto, si tenéis alguna sugerencia que el resto del mundo no se pueda perder, estaré encantada de leeros. Lo recibiré con los brazos abiertos ;)

¡Os deseo un maravilloso fin de semana!

Un abrazo,
Eva

Fuentes:Atlas Obscura, The Travel

Este post contiene enlaces afiliados

Archivado en

relacionadas.

Comentarios