Curso de pan casero

Croissants con mermelada de Cava y fresas braisés

cabecera-provisional

Buenos días!! ¿Os apetece comenzar el día como si fueseis los protagonistas de Desayuno con Diamantes?
Por supuesto que si, pero claro, todo con nuestro estilo personal.

Hoy queríamos preparaos un desayuno clásico, pero con notas elegantes y porque no…glamourosas!!
Por lo que el desayuno de hoy consta de croissants con una delicada mermelada de Cava y fresas braisés.

Últimamente ando pensando en combinaciones que tengan una base conocida pero que el modo de presentación sea original. La verdad que tras una velada especial, cuando amanece el día siguiente, el desayuno es un momento mágico…pero es difícil, por lo menos para mí, comenzar el día bebiendo Cava.
Así que se me ocurrió esta combinación dulce y perfecta para un desayuno.

El origen del cruasán o croissant, a pesar de que la mayoría pensamos que proviene de Francia, en realidad tiene su nacimiento en Austria.
Su nombre en francés, significa creciente, y hace referencia a “cuarto creciente lunar” por su semejanza con la luna.

La palabra “croissant” aparece por primera vez en el francés diccionario Littré  en 1863 y la primera receta se publicó en 1891 con otro tipo de masa.
La receta del primer cruasán hojaldrado se publicó en Francia en 1905 y se divulgará en los años 1920.
El Larousse gastronómico la incluye por primera vez en 1938.

Los franceses lo harían tradicional en su país, y es un alimento típico del  desayuno francés.

La costumbre de elaborar pastelitos con forma de medialuna curva remonta a una tradición árabe milenaria, que perdura hoy en día en pasteles dulces.

La medialuna es también un emblema recurrente el antiguo Imperio otomano.
El origen del cruasán provendría de una adaptación vienesa de ese símbolo, pero los acontecimientos que dieron lugar al nacimiento del cruasán tienen que ver más con la leyenda que con una realidad histórica comprobada.
Los autores sólo coinciden en que apareció en Viena.

La leyenda más divulgada cuenta que el Croissant nace como uno de los actos festivos al salvarse Viena del sitio otomano a finales del S. XVII.
Los soldados otomanos tras conquistar las regiones de las orilla del Danubio, sitian Viena. Tras varios intentos sin éxito, los turcos deciden atacar Viena por sorpresa durante la noche.
Los panaderos que trabajan a esas horas, se dieron cuenta y dieron la alarma, por lo que los defensores  tomaron las tropas por sorpresa obligándoles a retroceder y expulsándoles del país.
Se dice que el emperador Leopoldo I condecoró a los panaderos vieneses por la valiosa ayuda. Estos como agradecimiento elaboraron unos panes con el nombre de “emperador” y otro Halbmond, en alemán: “media luna”, antepasado del actual croissant, como mofa a la media luna de la bandera otomana.

Me encanta conocer el origen y la história que envuelve cada plato o dulce que tenemos al alcance de nuestras manos.

Deseamos que no solo disfrutéis con ella si no también con cada bocado.

Feliz sábado!

Saludos,
Mr & Mrs hudson.

 

Leer mas

Pan Candeal

cabecera-provisional

¿Recordáis cuando éramos pequeños e íbamos de visita a casa de nuestros abuelos?, llegaba la hora de merendar y que era lo que nos esperaba…un trozo de chocolate pero de los de onza grande acompañado de un trozo de pan candeal.

¡Qué recuerdos! y que rico estaba…creo sin duda que era la mejor merienda del mundo. Te sentabas con tus primos en la terraza, al sol de la tarde y disfrutabas de tu maravillosa y sencilla merienda mientras planeabas aventuras geniales para pasar la tarde.

Bien, pues puedo deciros que podemos volver a disfrutar de esa miga tan tierna, tan rica y tan…de pan!

El pan candeal o pan sobao, como también se denomina en algunas localidades, debe este nombre a que antiguamente el amasado se realizaba manualmente tocándose mucho la mezcla de ingredientes, por lo que se decía que “se sobaba”.
Se hacía con la harina del trigo candeal, un tipo de trigo antiguo, con alto contenido en proteínas pero menos gluten que el trigo que se comercializa actualmente.
Su corteza es ligeramente dura y crujiente cuando se hace presión sobre ella y su miga es muy densa, de alveolado pequeño y textura suave.

Es un pan que debe consumirse en 1 ó 2 días, pero no creo que sea problema ya que según salga del horno y enfrie si os gusta el pan es probable que apenas llegue a la cena.

Es una receta que os recomiendo a pesar del esfuerzo que requiere porque merece la pena solo por el riquísimo sabor y textura.
Todo sea por recuperar recuerdos de la infancia.

Saludos,
Mrs Hudson.

Leer mas

Glögi juustokakku – Tarta de queso y especias con coulis de vino tinto aromatizado

cabecera-provisional

Buenos y muy muy frios días! Según volvía para casa esta mañana ha comenzado a nevar, me encanta ir andando por la calle mientras caen pequeños copos de nieve…Pero lo que más me gusta es llegar a casa, todo calentito y mirar por la ventana como nieva.

Hoy os voy a dejar la receta de una tarta con origen finlandés, de la cual puedo decir que está exquisitamente deliciosa. Se trata de una tarta de queso acompañado de una salsa de vino caliente, y no es de extrañar porque con el frio que hace por sus tierras hasta los postres apetecen tomarlos con ingredientes que nos ayuden a entrar en calor.

La receta la he adaptado un poco ya que se utilizan ingredientes que aquí no podemos encontrar.
La base original es una mezcla de galletas de avena y pan de jengibre, esto si estaría a nuestro alcance facilmente solo que yo lo he sustituido por galletas tipo Digestive, que sé que en las bases de tartas dan muy buenos resultados, junto con unas notas de azúcar moscabado, jengibre, nuez moscada y canela, ingredientes que encontramos en el pan de jengibre.
El relleno se compone de crema de queso y crème fraîche, la receta que seguí utilizaba queso Quark pero preferí darle este toque de suavidad. No lleva huevos, espesa con una pequeña cantidad de maizena, por lo que si personalizamos la base con ingredientes adecuados, podría ser un postre apto tanto para celíacos como para personas con intolerancia al huevo.
El toque especial se lo otorga la salsa de vino caliente. Ellos utilizan un vino aromatizado y que se debe consumir preferiblemente caliente, se llama glögitiivistettä.
Este componente es dificil de encontrar pero nada nos impide realizar uno muy parecido y casero, en la receta os dejo como elaborarlo. Por tradición se suele consumir en Navidad, pero me pareció tan increíblemente tentadora que no podía esperar hasta las próximas para compartirla con vosotros.

Además que con el frio que nos acompaña estos días, esta tarta se convierte en un postre ideal.
Espero que os guste y la disfrutéis en estos días tan hibernales.

Saludos,
Mrs Hudson.

Leer mas

Pizza de pera, queso de cabra y pistachos

cabecera-provisional

Me estoy aficionando más de lo que yo pensaba a la elaboración de masas en casa. Sin duda son los resultados que estamos obteniendo.
El sabor magnífico, las texturas insuperables sin hablar de su esponjosidad, y en este caso la gran combinación de crujiente por fuera y tierno por dentro… He realizado varias recetas de masa de pizza antes de decidirme por una, y tras varias pruebas os dejo la que más nos ha gustado de todas. Tanto en sabor como en textura y color, es la que más ha gustado en casa y la que más se aproxima a mi masa “ideal”.

La palabra “pizza” que se utilizaba en el año 997 en la ciudad de Gaeta y posteriormente fue hallada en el pueblo Penne D’Abrazo en el 1195, procede de Alemania. En el antiguo alemán “bizzopizzo”, Bissen en el idioma alemán actual, significaba “mordisco y trozo de pan”. En el S. XII “pizzo” se convierte en “pizza” e indica “un pequeño pan redondo y tierno”, típico de los pueblos lombardos.

El origen de la pizza más aceptado se sitúa en la antigua Italia, donde se acostumbraba hacer pan de forma circular y solían cortarlo en porciones como las pizzas actuales.

Los antiguos griegos cubrían el pan plano con aceite, hierbas aromáticas y queso y los romanos desarrollaron la “placenta”, un pan plano untado con queso y miel saborizado con hojas de laurel el cual horneaban sobre piedra.

Se han encontrado evidencias posteriores que datan del 79 d.C. en los restos de Pompeya cuyas excavaciones arqueológicas han sacado a la luz tiendas con una gran similitud a las pizzerías modernas.

La pizza moderna se desarrolló hacia el siglo XVII en la ciudad de Nápoles, lugar donde se hace referencia a los primeros orígenes de una especie de tarta con tomate. Fue en 1889 cuando se le agregó el queso.

Se dice que en la época del rey Fernando I de Borbón (1751-1825), la reina había prohibido la pizza en la corte, pero el rey a quien le fascinaba, burlaba la orden disfrazándose de plebeyo para visitar a escondidas un barrio pobre de Nápoles donde se preparaba esta comida. Con el tiempo confesó su gusto por la pizza y se convirtió en un gran éxito en toda Italia. Y no es de extrañar porque ingredientes tan básicos pueden sorprendernos gratamente.

En la receta que os traigo no veréis ni mozzarella, ni tomate, nada de orégano…lo mismo pensáis que sin ninguno de estos ingredientes puede decirse que no tiene mucho de pizza, pero creo que lo bueno de cocinar en casa es poder innovar y probar sabores realmente sorprendentes. Así que nuestra base de ingredientes serán pera (se que ultimamente la incorporo en todas las recetas, pero es que es realmente sorprendente el sabor que nos aporta!!), queso de cabra, pistachos y miel.
Sabores dulces y salados como estos, casan a la perfección en nuestro paladar…y si no, ya me lo diréis.

Saludos,
Mrs Hudson.

Leer mas

Brioches con pera y chocolate

cabecera-provisional

La receta de hoy es sencilla, clásica acompañada de notas dulces y frescas y muy muy satisfactoria.
Os encantará su textura tan tierna y esponjosa, el aroma que desprenden mientras se hornean y lo sensacionalmente apetecibles que harán nuestros desayunos o meriendas.
En esta ocasión he elegido dos ingredientes para el relleno que personalmente me encantan, pera y chocolate, desde que me anime a hacer la mermelada con estos 2 ingredientes quedé prendada de ellos…pero podéis variarlos sin ningún problema por otros que os gusten más, incluso una crema pastelera.

Como ya sabéis la imaginación es nuestra mejor compañera de cocina, ya que nos guiará por el mejor camino hacia nuestros gustos. Solo requieren de un poco de paciencia para el levado, pero no excesivo como podemos encontrarnos en muchas otras recetas.

Deseamos hacer de vuestros desayunos de fin de semana un fantástico momento, y así comenzar el día perfecto para disfrutar de nuestro tiempo de ocio y descanso como se merecen.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Leer mas

Red-Velvet truffles & Coconut Red-Velvet Bites

cabecera-provisional

Me encantan los postres con color, con mucho color!!
Por eso creo que el bizcocho Red-Velvet era un candidato ideal para elaborar estas trufas, algo diferentes a las que conocemos de chocolate.

El pastel Red-Velvet o terciopelo rojo, surge durante la Segunda Guerra Mundial cuando había racionamientos de comida. Los panaderos para mejorar el aspecto de sus bizcochos utilizaban remolachas hervidas.
Hay diversas historias que envuelven a modo de mito este pastel, una de ellas habla de una mujer de principios de los años 50 que se hospedaba en el hotel Waldor Astoria en Nueva York, quedo fascinada por la receta y la pidió al hotel,  el cual se la dio. El día que la mujer partía del hotel, tuvo un cobro por la receta por parte del chef.
Y la última habla de la cadena Eaton, la cual obligó a los empleados que conocían la receta a jurar silencio creyendo que esta era invención de la matriarca Mrs Eaton.
Esas anécdotas son particularmente poco novedosas, siempre que alguien invente algo extraordinario, será copiado y realizado por diversas personas, hecho al cual el paso del tiempo podrá dejar dudas sobre su verdadero origen.

Lo que podemos agradecer es el hecho de poder disfrutar de ella, ya que es uno de los pocos bizcochos que conozco que sea tan esponjoso y sobretodo vistoso.
De este delicioso bizcocho surgen estos pequeños bocados tentadores bajo dos versiones: chocolate blanco o coco.

¿Tú de cual eres?

Leer mas