Curso de pan casero

Donuts con cobertura de queso y miel rellenos de mermelada de higos

cabecera-provisional

Buenos días!!
Hay que ver lo que me gusta preparar el desayuno y es que es uno de los momentos del día que más me gustan.
Comienza el día y eso no se puede realizar de cualquier forma, hay que saber como empezar a rodarlo para que todo vaya sobre ruedas.

Lo más importante es empezar disfrutando de un buen desayuno casero, de esos que cuando terminas piensas que ya no necesitas nada más.
Sientes que el día es perfecto y que todo va a salir bien, parece una tontería…pero no lo es.

Si uno se mima desde por la mañana, cuando llega la noche te das cuenta que han estado contigo todo el día, lo cual desemboca en días maravillosos, a pesar de las cosas externas que nos puedan venir.

Bueno pues os voy a dar una idea para empezar a mimaros, unos donuts increíblemente tiernos cubiertos con una ligera y dulce capa de Ricotta con toques de miel y rellenos de mermelada de higos…Es simplemente espectacular!!!

La mermelada en esta ocasión, no es casera, pero no por falta de ganas!! Desgraciadamente no estamos en temporada de higos…pero puedo asegurar que estoy deseando que llegue ya que tengo un montón de recetas en mente.

Hasta que llegue el momento nos tendremos que conformar y cuando llegue la temporada habrá que hacer una buena reserva de mermelada para el resto del año.

Os deseo un feliz desayuno y que comencéis el mejor de vuestros días!

Saludos,
Mrs Hudson.

 

Leer mas

A macaron story: Baking-Of

cabecera-provisional

Buenas tardes, hoy tenemos una sorpresa para todos vosotros. Estoy muy ilusionada a la vez que nerviosa, ya que todo esto es nuevo para nosotros.

Estrenamos una nueva faceta en Bake-Street, a partir de este momento, disfrutaremos de videos en los que enseñaremos como realizar algunas recetas o simplemente lo que nos inspira.

La edición de videos era un mundo por descubrir para Mr Hudson y para mi, hemos puesto toda nuestra ilusión y esfuerzo, aunque queda mucho camino por mejorar, esperamos que os sirva como apoyo.

Es nuestra primera creación visual, nuestra intención es aclarar ciertas dudas, en este caso de la elaboración de los macarons, ya que muchos de vosotros me preguntabais acerca de ellos.

Como podéis imaginar, es la primera vez que me pongo frente a una cámara en la que tras ella ibais a estar todos vosotros. He sido un manojo de nervios, y me falta cierta soltura ya que la cámara podía conmigo…a pesar de que en ese momento estábamos solos Mr Hudson y yo.

Me es difícil expresar la acumulación de emociones que llevo dentro, aunque son todas buenas. Esperamos que os guste y que disfrutéis de el tanto como lo hemos hecho nosotros.

Muchas gracias por estar siempre ahí.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.


Leer mas

Croissants con mermelada de Cava y fresas braisés

croissants-cava

Buenos días!! ¿Os apetece comenzar el día como si fueseis los protagonistas de Desayuno con Diamantes?
Por supuesto que si, pero claro, todo con nuestro estilo personal.

Hoy queríamos preparaos un desayuno clásico, pero con notas elegantes y porque no…glamourosas!!
Por lo que el desayuno de hoy consta de croissants con una delicada mermelada de Cava y fresas braisés.

Últimamente ando pensando en combinaciones que tengan una base conocida pero que el modo de presentación sea original. La verdad que tras una velada especial, cuando amanece el día siguiente, el desayuno es un momento mágico…pero es difícil, por lo menos para mí, comenzar el día bebiendo Cava.
Así que se me ocurrió esta combinación dulce y perfecta para un desayuno.

El origen del cruasán o croissant, a pesar de que la mayoría pensamos que proviene de Francia, en realidad tiene su nacimiento en Austria.
Su nombre en francés, significa creciente, y hace referencia a “cuarto creciente lunar” por su semejanza con la luna.

La palabra “croissant” aparece por primera vez en el francés diccionario Littré  en 1863 y la primera receta se publicó en 1891 con otro tipo de masa.
La receta del primer cruasán hojaldrado se publicó en Francia en 1905 y se divulgará en los años 1920.
El Larousse gastronómico la incluye por primera vez en 1938.

Leer mas

Pan Candeal

cabecera-provisional

¿Recordáis cuando éramos pequeños e íbamos de visita a casa de nuestros abuelos?, llegaba la hora de merendar y que era lo que nos esperaba…un trozo de chocolate pero de los de onza grande acompañado de un trozo de pan candeal.

¡Qué recuerdos! y que rico estaba…creo sin duda que era la mejor merienda del mundo. Te sentabas con tus primos en la terraza, al sol de la tarde y disfrutabas de tu maravillosa y sencilla merienda mientras planeabas aventuras geniales para pasar la tarde.

Bien, pues puedo deciros que podemos volver a disfrutar de esa miga tan tierna, tan rica y tan…de pan!

El pan candeal o pan sobao, como también se denomina en algunas localidades, debe este nombre a que antiguamente el amasado se realizaba manualmente tocándose mucho la mezcla de ingredientes, por lo que se decía que “se sobaba”.
Se hacía con la harina del trigo candeal, un tipo de trigo antiguo, con alto contenido en proteínas pero menos gluten que el trigo que se comercializa actualmente.
Su corteza es ligeramente dura y crujiente cuando se hace presión sobre ella y su miga es muy densa, de alveolado pequeño y textura suave.

Es un pan que debe consumirse en 1 ó 2 días, pero no creo que sea problema ya que según salga del horno y enfrie si os gusta el pan es probable que apenas llegue a la cena.

Es una receta que os recomiendo a pesar del esfuerzo que requiere porque merece la pena solo por el riquísimo sabor y textura.
Todo sea por recuperar recuerdos de la infancia.

Saludos,
Mrs Hudson.

Leer mas

Glögi juustokakku – Tarta de queso y especias con coulis de vino tinto aromatizado

cabecera-provisional

Buenos y muy muy frios días! Según volvía para casa esta mañana ha comenzado a nevar, me encanta ir andando por la calle mientras caen pequeños copos de nieve…Pero lo que más me gusta es llegar a casa, todo calentito y mirar por la ventana como nieva.

Hoy os voy a dejar la receta de una tarta con origen finlandés, de la cual puedo decir que está exquisitamente deliciosa. Se trata de una tarta de queso acompañado de una salsa de vino caliente, y no es de extrañar porque con el frio que hace por sus tierras hasta los postres apetecen tomarlos con ingredientes que nos ayuden a entrar en calor.

La receta la he adaptado un poco ya que se utilizan ingredientes que aquí no podemos encontrar.
La base original es una mezcla de galletas de avena y pan de jengibre, esto si estaría a nuestro alcance facilmente solo que yo lo he sustituido por galletas tipo Digestive, que sé que en las bases de tartas dan muy buenos resultados, junto con unas notas de azúcar moscabado, jengibre, nuez moscada y canela, ingredientes que encontramos en el pan de jengibre.
El relleno se compone de crema de queso y crème fraîche, la receta que seguí utilizaba queso Quark pero preferí darle este toque de suavidad. No lleva huevos, espesa con una pequeña cantidad de maizena, por lo que si personalizamos la base con ingredientes adecuados, podría ser un postre apto tanto para celíacos como para personas con intolerancia al huevo.
El toque especial se lo otorga la salsa de vino caliente. Ellos utilizan un vino aromatizado y que se debe consumir preferiblemente caliente, se llama glögitiivistettä.
Este componente es dificil de encontrar pero nada nos impide realizar uno muy parecido y casero, en la receta os dejo como elaborarlo. Por tradición se suele consumir en Navidad, pero me pareció tan increíblemente tentadora que no podía esperar hasta las próximas para compartirla con vosotros.

Además que con el frio que nos acompaña estos días, esta tarta se convierte en un postre ideal.
Espero que os guste y la disfrutéis en estos días tan hibernales.

Saludos,
Mrs Hudson.

Leer mas

Pizza de pera, queso de cabra y pistachos

cabecera-provisional

Me estoy aficionando más de lo que yo pensaba a la elaboración de masas en casa. Sin duda son los resultados que estamos obteniendo.
El sabor magnífico, las texturas insuperables sin hablar de su esponjosidad, y en este caso la gran combinación de crujiente por fuera y tierno por dentro… He realizado varias recetas de masa de pizza antes de decidirme por una, y tras varias pruebas os dejo la que más nos ha gustado de todas. Tanto en sabor como en textura y color, es la que más ha gustado en casa y la que más se aproxima a mi masa “ideal”.

La palabra “pizza” que se utilizaba en el año 997 en la ciudad de Gaeta y posteriormente fue hallada en el pueblo Penne D’Abrazo en el 1195, procede de Alemania. En el antiguo alemán “bizzopizzo”, Bissen en el idioma alemán actual, significaba “mordisco y trozo de pan”. En el S. XII “pizzo” se convierte en “pizza” e indica “un pequeño pan redondo y tierno”, típico de los pueblos lombardos.

El origen de la pizza más aceptado se sitúa en la antigua Italia, donde se acostumbraba hacer pan de forma circular y solían cortarlo en porciones como las pizzas actuales.

Los antiguos griegos cubrían el pan plano con aceite, hierbas aromáticas y queso y los romanos desarrollaron la “placenta”, un pan plano untado con queso y miel saborizado con hojas de laurel el cual horneaban sobre piedra.

Se han encontrado evidencias posteriores que datan del 79 d.C. en los restos de Pompeya cuyas excavaciones arqueológicas han sacado a la luz tiendas con una gran similitud a las pizzerías modernas.

La pizza moderna se desarrolló hacia el siglo XVII en la ciudad de Nápoles, lugar donde se hace referencia a los primeros orígenes de una especie de tarta con tomate. Fue en 1889 cuando se le agregó el queso.

Se dice que en la época del rey Fernando I de Borbón (1751-1825), la reina había prohibido la pizza en la corte, pero el rey a quien le fascinaba, burlaba la orden disfrazándose de plebeyo para visitar a escondidas un barrio pobre de Nápoles donde se preparaba esta comida. Con el tiempo confesó su gusto por la pizza y se convirtió en un gran éxito en toda Italia. Y no es de extrañar porque ingredientes tan básicos pueden sorprendernos gratamente.

En la receta que os traigo no veréis ni mozzarella, ni tomate, nada de orégano…lo mismo pensáis que sin ninguno de estos ingredientes puede decirse que no tiene mucho de pizza, pero creo que lo bueno de cocinar en casa es poder innovar y probar sabores realmente sorprendentes. Así que nuestra base de ingredientes serán pera (se que ultimamente la incorporo en todas las recetas, pero es que es realmente sorprendente el sabor que nos aporta!!), queso de cabra, pistachos y miel.
Sabores dulces y salados como estos, casan a la perfección en nuestro paladar…y si no, ya me lo diréis.

Saludos,
Mrs Hudson.

Leer mas