Princess Semla - Bake-Street.com
Princess Semla

Princess Semla

Eva 14 febrero, 2020
This post is also available in English

Hoy vengo con cosas de princesas. Sí, lo sé, igual no me pega nada, pero sabed que es algo que me gusta mucho. Siempre me han gustado los cuentos de hadas, las historias y leyendas de seres fantásticos, hadas, duendes y todo lo relacionado con el mundo de la fantasía. Ya veis, todos tenemos nuestras cosas y yo tengo mi lado cursi, de color de rosa y brilli brilli. Jajaja. Pero, eso también tiene su lado bueno y es que me llena de orgullo y satisfacción poder traeros estos maravillosos dulces. Princess Semla.

¿Puede haber en el mundo algo más bonito que esto? Sé que la decoración es muy sencilla, incluso antigua con un aire muy vintage. Pero es justo eso lo que hace que el dulce sea mucho más encantador.

Princess Semla
¿ Qué son los semlor o semla?

Los semlor son unos bollos tradicionales de Suecia muy típicos de la Cuaresma. De hecho se consumen el martes de Carnaval, día que denominan “martes gordo”, “martes graso” o día del Semla, Semmeldagen. Sin lugar a dudas uno de los días nacionales más celebrados en Suecia. Este año 2020 cae en 25 de febrero, de modo que tomad nota en la agenda para celebrar este día ¡como bien se merece!

Se tratan de unos bollitos, muy tiernos, aromatizados con cardamomo, rellenos de una pasta de almendras y decorados con nata montada. Con esta descripción no es de extrañar que se vendan seis millones de semlor en un solo día durante el “martes gordo”. Claro, a mí me lo venden así y compro 3 kilos con los ojos cerrados.

A lo largo del tiempo han tenido muchos nombres muy populares desde que comenzaron a  hacer acto de presencia en los hogares a partir del s. XIII.

Fettisdagbulle, bollito de martes graso o fastlagsbulle, bollito de carnaval… En el año 1689 aparece otro nombre popular, hetvägg. Nombre que, a día de hoy, se sigue haciendo uso de él para hacer referencia a un semla que se toma con leche caliente.

Esa era la forma original de comerlo aunque, posteriormente, se incorporó la nata y más tarde la pasta de almendras a partir del siglo XIX. El nombre actual semla vienen del latín simila que se empleaba para definir “calidad de laharina de trigo“.

La crema junto con la tapa superior, no se añadieron hasta después de la Segunda Guerra Mundial. Junto con estos cambios también llego el nombre que se utiliza hoy en día para denominarlos, semla.

A día de hoy se pueden encontrar y degustar semlor en Suecia no solo en el Semmeldagen, sino también a partir del 6 de enero, día de Reyes.

Cada año se crean nuevas variedades, cada cual más creativa y diferente; semla con forma de salchicha, wrap, con distintos rellenos y sabores…

Princess Semla
Origen del Semla y el concepto del “martes gordo”.

En el s. XIV hacer un ayuno de 40 días antes de la Pascua era algo muy importante para lo suecos. Para poder sobrevivir sin comer de manera adecuada durante un largo periodo de tiempo, se instituyó una nueva ley que establecía un banquete obligatorio. En él, se podía comer toda la comida que se pudiera asimilar y tendría que tener lugar 3 días antes del ayuno de 40 días.

La iglesia sueca, que en aquel momento tenía el poder de imponer leyes, nombró la “Ley del ayuno.

Cada uno de los 3 días tendría su propio tema y nombre:

  • Domingo de cerdo
  • Lunes de bollos
  • Martes de tortitas, que más adelante se convertiría en el “martes gordo o martes de la grasa”, semmeldagen

Durante estos tres días, no todo giraba en torno a comer. También se disfrazaban y hacían juegos.

Princess Semla
Tradición.

Antes de que Gustav Vasa se convirtiera en rey, Suecia no sólo era católica, sino que sólo permitía comer  semla el “martes de la grasa”. Después de que Gustav Vasa subiera al trono y se despidiera del Papa y de la Iglesia Católica, decidió, para deleite de toda la población, que la semla podía ser consumida entre diciembre y febrero.

Otras maneras de consumirlo.

En la época medieval era habitual servir los semlor con leche caliente. Se colocaba el bollo en un cuenco y se vertía leche caliente alrededor. Probablemente la razón de consumirlo así fuera por la necesidad de ablandar un bollo o pan seco, de hace días. Hoy en día sigue habiendo un gran número de personas que prefieren consumirlo de ese modo, pero con un bollo tierno, claro.

Princess Semla

En mi caso os puedo decir que los he comido de las dos maneras y, con leche caliente, es un verdadero manjar… De verdad. No hay desayuno ¡más perfecto que este!

Tanto es así que el rey de Suecia Adolf Fredrik (1710-1771), murió de un derrame cerebral. Supuestamente se cree que pudiera estar ocasionado o vinculado con el hecho de comer la friolera de 14 semla de una sentada, servidos en tazón con leche, durante el “martes de la grasa” y como postre. Antes de este pequeño broche hubo langosta, caviar, arenques ahumados y champán. Qué festín.

Princess Semla
Pero… Este que nos dejas no es el original.

¡No, no lo es! Doy por supuesto que conocéis y tenéis a mano cientos de miles de recetas de semla. Y no me cabe al menor duda de que todas ellas serán espectaculares. Por esa misma razón, cuando vi este Princess Semla caí rendida a sus pies.

La receta de hoy es un híbrido de Semla y Prinsesstårta.

¿Prinsesstårta?

Se trata de una tarta tradicional sueca que consistente en capas alternas de bizcocho, crema pastelera y mermelada. Todo ello se cubre con una capa de mazapán verde y se espolvorea con azúcar glas. Finalmente se decora con una rosa de mazapán rosa o roja. La receta original apareció por primera vez en el libro de recetas Prinsessornas kokbok en los años 1930. El pastel se llamaba originalmente grön tårta (tarta verde), pero recibió el nombre prinsesstårta porque se decía que las princesas estaban especialmente orgullosas de él.

La idea de llevar a cabo esta combinación tan atrevida surgió de la mano de Markus Ekelund, dueño de la pastelería Thimons, en el año 2017. Por lo visto fue un éxito absoluto y no me extraña nada. Combinó dos de los dulces más vendidos y el resultado fue esta maravilla que hoy os traigo.

Un bollo semla aromatizado con cardamomo (y basado en una mezcla de dos de mis recetas, Maritozzi y conchas), un relleno de crema de almendras y mermelada de frambuesa, cubierto por un mazapán verde que haremos en casa, todo ello coronado con nata montada y rosas secas. No hay kilómetros en este mundo para quemar todo lo que os acabo de presentar.

Ingredientes para 14 unidades

PARA LA MASA DE LOS SEMLA:

  • 500 g de harina Multicereali, W=290
  • 225 g de leche entera
  • 90 g de azúcar
  • 30 g de miel
  • 1 huevo L
  • 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharada de cardamomo molido (6 g cardamomo con vainas)
  • 3 g de levadura seca osmotolerante
  • 8 g de sal
  • 1 huevo batido para pincelar

PARA EL MAZAPÁN VERDE:

  • 250 g de almendra molida
  • 240 g de azúcar glas
  • 10 g de miel
  • 30 g de agua + colorante verde en pasta "Party Green"

PARA EL RELLENO DE ALMENDRA:

  • 125 g de almendra molida
  • 60 g de leche entera
  • 50 g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de vainilla

PARA LA NATA: 

  • 300 g de nata líquida para montar
  • 3 cucharadas de azúcar glas

PARA RELLENAR Y DECORAR:

Elaboración

PRIMER DÍA

Preparamos el mazapán.
  1. Disolvemos un poco de colorante en pasta verde en el agua. Reservamos.
  2. En un bol amplio mezclamos la almendra molida junto con el azúcar glas, la miel y el agua.
  3. Comenzamos a mezclar los ingredientes con ayuda de una espátula de silicona. Una vez que comience a adquirir una consistencia más sólida, pasamos a trabajar con las manos.
  4. Amasamos muy bien la mezcla hasta lograr  una consistencia uniforme, suave y manejable. Nos llevará un rato.
  5. Formamos un cilindro, envolvemos muy bien en film y dejamos reposar en el frigorífico durante 24 horas.
Preparamos la masa para los semla.
  1. En el bol de la amasadora añadimos la harina junto con la leche, la levadura seca, el huevo y el azúcar. Amasamos a velocidad 1 durante unos 8-10 minutos. Tendremos que tener una masa semi-desarrollada.
  2. Incorporamos la miel junto con la sal y la vainilla. Amasamos de nuevo hasta que se integren por completo.
  3. Paramos la amasadora y comenzamos a añadir la mantequilla poco a poco. Dejaremos que esta se integre por completo en la masa antes de añadir más cantidad.
  4. Trabajamos la masa hasta obtener un buen desarrollo del gluten. Debe ser elástica, suave, lisa y no quebrarse.
  5. Añadimos el cardamomo molido y amasamos de nuevo, durante 2-3 minutos, para favorecer que se distribuya de manera homogénea.
  6. Boleamos la masa e introducimos en un bol o recipiente hermético. Cubrimos con film o con su tapadera correspondiente.
  7. Dejamos levar hasta que crezca 1/3 de su volumen. En mi caso fueron 3 horas y 15 minutos a 21ºC.
  8. Refrigeramos hasta el día siguiente.

SEGUNDO DÍA

Atemperamos la masa y formamos.
  1. La masa debe triplicar su volumen. En caso de que no lo haya hecho en el frigorífico, dejamos a temperatura ambiente hasta que alcance ese tamaño. Si la masa ha triplicado, atemperamos 1-2 horas antes de trabajar con ella.
  2. Dependiendo de la temperatura puede llevarnos más o menos tiempo. En mi caso fueron 3 y 1/2 horas a 28ºC controlados.
  3. Dividimos la masa en 14 piezas de 70-75 g cada una.
  4. Formamos de manera suave, sin ejercer mucha tensión. Cuanto más suave manipuléis  la masa, más tierno será el resultado final. Recordad que si al dividir la masa se han creado retales, estos siempre deben quedar en el centro de la pieza.
  5. En este caso decidí no preformar la masa, sino formar directamente.
  6. Colocamos las piezas sobre una bandeja perforada forrada con papel de horno. Necesitaréis dos bandejas.
  7. Cubrimos con film y dejamos levar hasta que tripliquen su tamaño. En mi caso fueron 3 horas a 28ºC controlados. Si hace menos calor, les llevará más tiempo levar.
Horneamos.
  1. Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Pincelamos la superficie con huevo batido.
  3. Horneamos a media altura durante 12 minutos. Recordad que la temperatura interior debe alcanzar los 88-90ºC para que su cocción haya finalizado.
  4. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
  5. En el apartado NOTAS, os digo cómo conservarlos durante mucho tiempo.
Preparamos la nata montada (decoración superior).
  1. Vertemos la nata en el bol frío, comenzamos a montar con unas varillas eléctricas a velocidad 1.
  2. Una vez que comience a tomar cuerpo, añadimos el azúcar poco a poco y sin dejar de batir. Aumentaremos la velocidad de manera gradual pero sin llegar nunca a la máxima. Lo ideal es una velocidad media. Cuidado de no sobre batirla o haremos mantequilla…
  3. Cubrimos el bol con film y refrigeramos hasta el momento que vayamos a utilizarla.
Preparamos el relleno de almendra.
  1. En un bol mezclamos la almendra junto con el azúcar glas, la vainilla y la leche.
  2. Mezclamos hasta obtener una pasta.
  3. Introducimos dentro de una manga pastelera. Reservamos.
Cubrimos los bollos con el mazapán verde.
  1. Cogemos 50 g de mazapán verde y estiramos con ayuda de un rodillo. Para evitar que se adhiera a la superficie de trabajo y el rodillo, espolvoreamos con un poco de azúcar glas.
  2. Debemos estirarlo hasta lograr un diámetro mayor al tamaño del bollo. Cuidado con estirar demasiado el mazapán, al colocarlo sobre el bollo se verá traslúcido y no quedará bien.
  3. Para favorecer que el mazapán se adhiera al bollo, humedecemos ligeramente con agua la superficie del mazapán. Colocamos sobre el bollo con cuidado y ajustamos bien.
  4. Recortamos el excedente de mazapán y doblamos los pliegues hacia la base.
  5. Los retales se pueden unir con el resto de mazapán para seguir cubriendo los bollos.
  6. Repetimos el mismo proceso con el resto de piezas.
  7. En caso de que los vayáis a dejar preparados con antelación, pero sin rellenar, una vez que coloquéis el mazapán, envolvedlo con film de manera individual y refrigeradlo.
Montamos los Princess Semla.
  1. Introducimos la nata montada en una manga pastelera con una boquilla 1M.
  2. Con ayuda de un cuchillo, cortamos la parte superior del bollo. Podemos hacerlo en forma de triángulo o en círculo. Como más os guste.
  3. Cuando cortéis la "tapa", debéis inclinar el cuchillo para cortar en ángulo.
  4. Retiramos la parte que hemos cortado y reservamos.
  5. Vaciamos un poco los bollos, retirando un poco de miga.
  6. Disponemos una cucharadita de mermelada de frambuesa en la base.
  7. Escudillamos el relleno de almendra en el interior del semla hasta llegar a la superficie.
  8. Decoramos con nata montada.
  9. Colocamos la tapa que hemos cortado, espolvoreamos con azúcar glas y decoramos con una rosa seca.
  10. Repetimos el mismo proceso con el resto de Princess Semla.
  11. Para servirlo, lo ideal es colocar un Princess Semla en un plato hondo o un bol. Vertemos leche templada en la base y disfrutamos.
    Princess Semla

Notas

  • Respetad todos los pasos, reposos y tiempos de levado para obtener un buen resultado tanto en sabor como en textura y esponjosidad. Si dejamos triplicar el volumen  de las piezas, obtendremos unos bollos súper tiernos.
  • Os recomiendo utilizar una mantequilla de buena calidad porque esta repercutirá en el sabor final de la masa.
  • No es la primera vez que os las recomiendo, pero me gusta mucho hornear sobre "Bandejas perforadas". Favorecen una cocción uniforme sin quemar la base de lo que horneéis. Si utilizáis bandejas de Ikea, seguro que esto os ha pasado en más de una ocasión.
  • Aguantan en perfecto estado durante 4 días guardados en una bolsa tipo zip a temperatura ambiente (si no hace mucho calor) y sin el mazapán puesto en la superficie. A partir de aquí, comenzará a perder ternura.
  • Si queremos conservar los bollos sin relleno y mazapán durante varios días/semanas manteniendo la misma frescura que el día que los horneamos, haremos lo siguiente. Una vez que hayan enfriado por completo, guardamos en bolsas tipo zip para congelar de 2 en 2 (o más cantidad si lo deseáis) y congelamos. Cuando los queramos consumir, sacamos la noche anterior y dejamos a temperatura ambiente. A la mañana siguiente estarán como recién horneados, muy tiernos.
  • Si es un momento del año que hace mucho calor, en 2-3 horas estarán descongelados y listos para consumir.
  • El mazapán verde, en esta ocasión, lo he hecho casero. Queda muy rico de sabor y con una textura perfecta. Pero, si lo preferís, podéis comprarlo hecho.
  • Si queréis que la nata quede más densa, podéis añadir mascarpone. De ese modo lograréis una consistencia mucho más firme. En este post podéis ver cómo hacerlo.
  • Se pueden mantener refrigerados, una vez que están montados, durante 2 días.
    Princess Semla

Sé que este fin de semana es especial y hay muchas recetas espectaculares que podréis preparar, pero si de verdad queréis sorprender a alguien, no dejéis de probar este Princess Semla. No solo su aspecto te cautiva, al menos a mí. Su sabor, su esponjosidad, la mezcla de texturas... ¡Es formidable!

Reconozco que la receta del bollo puede no ser la clásica puesto que es una receta que he desarrollado para hacerlos. Buscaba un bollo muy tierno, suave y aromático. De hecho en mi casa se los comen tal cual salen del horno, jajaja. Ha pasado la prueba con creces.

Una cosa sí debo decirte y es que debe gustarte el mazapán. Puesto que forma parte del relleno y de la cobertura exterior... Aquí no hay más. Pero si te gusta, lo vas a disfrutar ¡inmensamente!

¡Os deseo un maravilloso fin de semana y feliz San Valentín!

Un abrazo,
Eva

Fuentes:Sweet Sweden, Wiki, Swedes in the States

Este post contiene enlaces afiliados.

Archivado en

relacionadas.

Comentarios