Curso de pan casero
cabecera-provisional

Buenos y muy muy frios días! Según volvía para casa esta mañana ha comenzado a nevar, me encanta ir andando por la calle mientras caen pequeños copos de nieve…Pero lo que más me gusta es llegar a casa, todo calentito y mirar por la ventana como nieva.

Hoy os voy a dejar la receta de una tarta con origen finlandés, de la cual puedo decir que está exquisitamente deliciosa. Se trata de una tarta de queso acompañado de una salsa de vino caliente, y no es de extrañar porque con el frio que hace por sus tierras hasta los postres apetecen tomarlos con ingredientes que nos ayuden a entrar en calor.

La receta la he adaptado un poco ya que se utilizan ingredientes que aquí no podemos encontrar.
La base original es una mezcla de galletas de avena y pan de jengibre, esto si estaría a nuestro alcance facilmente solo que yo lo he sustituido por galletas tipo Digestive, que sé que en las bases de tartas dan muy buenos resultados, junto con unas notas de azúcar moscabado, jengibre, nuez moscada y canela, ingredientes que encontramos en el pan de jengibre.
El relleno se compone de crema de queso y crème fraîche, la receta que seguí utilizaba queso Quark pero preferí darle este toque de suavidad. No lleva huevos, espesa con una pequeña cantidad de maizena, por lo que si personalizamos la base con ingredientes adecuados, podría ser un postre apto tanto para celíacos como para personas con intolerancia al huevo.
El toque especial se lo otorga la salsa de vino caliente. Ellos utilizan un vino aromatizado y que se debe consumir preferiblemente caliente, se llama glögitiivistettä.
Este componente es dificil de encontrar pero nada nos impide realizar uno muy parecido y casero, en la receta os dejo como elaborarlo. Por tradición se suele consumir en Navidad, pero me pareció tan increíblemente tentadora que no podía esperar hasta las próximas para compartirla con vosotros.

Además que con el frio que nos acompaña estos días, esta tarta se convierte en un postre ideal.
Espero que os guste y la disfrutéis en estos días tan hibernales.

Saludos,
Mrs Hudson.

La receta es una adaptación de Kotivinkki.

ingredientes:

para la base crujiente:

  • 200 gr de galletas de tipo Digestive
  • 100 gr de mantequilla fundida y enfriada
  • 15 gr de azúcar moscabado
  • 1 cucharadita de canela (1 Tsp)
  • 1 cucharadita de jengibre recién rallado (1 Tsp)
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada (1/2 Tsp)

para el relleno:

  • 300 gr de crema de queso tipo Philadelphia
  • 125 gr de crème fraîche
  • 12,5 gr de mantequilla fundida
  • 85 gr de azúcar granulado
  • 35 gr de maizena

para el coulis de vino aromatizado:

  • 100 gr de vino tinto
  • 85 gr de azúcar granulado
  • 1/2 cucharadita de jengibre recién rallado (1/2 Tsp)
  • 1 cucharadita de canela (1 Tsp)
  • 3 clavos de olor

elaboración:

Preparamos la base crujiente.

Fundimos la mantequilla, reservamos.

En un procesador de alimentos trituramos las galletas. Pasamos a un bol pequeño las migas que hemos obtenido e incorporamos el azúcar moscabado, la canela, el jengibre y la nuez moscada mezclamos.

Añadimos la mantequilla y mezclamos hasta integrar completamente con las migas de galleta.

Preparamos los moldes.

He utilizado 2 moldes de 12 cm de diámetro aproximadamente.

Engrasamos con mantequilla y forramos los laterales con papel de horno. Repartimos la mezcla de galleta y mantequilla en ambos moldes. Rellenaremos primero la base y después los laterales procurando que sea uniforme, presionaremos ligeramente para compactar la mezcla.

Introducimos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

Precalentamos el horno a 175º C con ambas placas.

En el bol de la Kitchen Aid o en u bol amplio si lo realizamos a mano, incorporamos el queso, la crème fraîche, el azúcar y la maizena. Mezclamos con la mariposa o con las varillas, a velocidad baja hasta que los ingredientes se integren completamente.

Añadimos la mantequilla fundida y volvemos a mezclar.

Repartimos la mezcla en ambos moldes, alisamos la superficie e introducimos en el horno durante 45 minutos aproximadamente. Tomará un ligero color dorado por la superficie y al tacto notaremos que está cuajado.

Como cada horno es un mundo, si en los últimos minutos la superficie a tomado un color ligeramente dorado, apagaremos la placa de arriba.

Sacamos y dejamos enfriar completamente en el molde.

Preparamos el coulis de vino tinto aromatizado.

En un cazo incorporamos el vino tinto junto co el azúcar y las especias, colocamos a fuego medio y dejamos sin remover hasta llegar a ebullición. Una vez rompa a hervir removeremos de vez en cuando hasta que espese ligeramente, nos llevará aproximadamente 10-15 minutos.

Retiramos del fuego e incorporamos en un recipiente de cristal, dejamos enfriar completamente.

Una vez haya enfriado la tarta de queso, desmoldamos con cuidado.

Rociamos por la superficie con el coulis de vino tinto o bien servimos en una pequeña salsera acompañando el pastel.

Ya tendremos listo para degustar un postre deliciosamente sorprendente. Porque el último brindis no tiene porque ser con una copa…por vosotros!

Buen provecho!!

 

Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

9 ComentariosDeja un comentario

    • Muchas gracias!!!!
      Entonces ya somos dos…la tarta de queso es uno de mis postres preferidos y te puedo asegurar que esta es una maravilla, si te animas me cuentas tu experiencia!!!

      Besos grandes Blog Appétit!!

    • Jajaja, joba…muchísimas gracias!!!

      Me alegra mucho saber que te gustan nuestras recetas y que valoráis tanto lo que hacemos, ETERNAMENTE AGRADECIDOS!!!

      Pues en cuanto la pruebes, cuéntame que me encantaría saber que tal!!

      Besos grandes Manzana&Canela!! :)

  • Que lo sepas: he hecho esta tarta de queso y debo decir que me han hecho la ola :-)) Deliciosa! Además me recuerda a los dulces con los que me he criado yo (norte de Alemania). Sobre todo el coulis es muy parecido al ponche navideño (Glühwein), aunque más denso claro. En resumidas cuentas: una receta estupenda receta. Animo a todo el mundo a que la haga!

    • Jajajajaja qué bien!!!! No sabes cuanto me alegro!! :D
      No sabes como me alegra saber que te has animado con ella y ha gustado en tu casa, pero mucho más aún sabiendo que eres de Alemania y he podido transportarte momentáneamente a tu infancia ;)
      Me alegra muchísimo y me ha encantado que lo hayas compartido conmigo, mil gracias!!!

      Estuve buscando información de como elaborar el coulis, porque sé que por allí lo venden ya elaborado. Procuré ser lo más fiel a su elaboración, aunque en aquel momento aún no había probado el original.

      Muchísimas gracias por hacerla y por compartirlo conmigo!!

      Besos muy grandes!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *