Retomamos de nuevo la marcha tras una maravillosa semana sumidos en un cuento.
Hoy venimos con energía y dispuestos a endulzaros el día desde primera hora de la mañana.
El responsable de animar el primer día de la semana será esta Cheesecake de Cointreau y mousse de chocolate, una verdadera delicia y una terrible tentación…

Me enamore de esta receta en cuanto la vi, su presentación es sencilla y preciosa, no necesita mucho más para hacer que caigamos rendida a sus pies.
Lo único que he añadido algunos cambios que pensé que le vendrían bien.
En la base sustituí parte de crema de queso por crème fraîche, para añadir un poco de su sabor suave al igual que su textura y ligereza, y además elegí como compañero inseparable de la mousse, un ligero aroma a Cointreau…
El cheesecake por si solo ya es una auténtica maravilla, pero la cosa no queda ahí.

Cubrimos con una deliciosa mousse de chocolate, en mi caso me gusta mucho la proporción del 70%, es la que suelo utilizar normalmente.
La receta de la mousse, la cambié completamente de la original de la receta. Reduje la cantidad de huevo, azúcar (ya que considero que la base lleva suficiente gracias a la leche condensada), la cantidad de mantequilla y la de nata.

He realizado antes otras mousses y nunca había añadido mantequilla en ella, en esta ocasión lo hice para intentar igualar texturas, de modo que cuando nuestra cuchara recorriera su camino desde la mousse hacia la tarta de queso, encontrásemos el mismo tipo de textura y esponjosidad hasta el punto que pareciera solo una. Y así fue.
Por lo cual, al saborear esta mousse observaremos que es un poco más densa que una mousse normal.

El origen de la mousse remonta a un recetario del año 1755, “Les soupers de la cour” del cocinero francés Menon.
En el describía  3 tipos de mousses; de café, de chocolate y de azafrán, las cuales  se hacían con nata batida a la que se podía añadir claras de huevo.
Se servían en unos vasitos de plata o vidrio que recomendaba guardar en hielo un par de horas hasta el momento de consumirlas o en un recipiente de hojalata específico para este uso.
El término francés “mousse” significa “espuma”, la cual toma su nombre gracias a la textura de diminutas burbujas de aire que le confiere el merengue (según el tipo de mousse que elaboremos) y la nata montada.

Un postre que va siendo un buen aliado tras la sobremesa, ya que lo consumimos recién salido del frio que además cuenta con dos magníficos protagonistas, ¿podrás resistirte?…

Nosotros no pudimos…Deseamos que los disfrutéis!!

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

La receta es una adaptación de Kwestias Maku.

INGREDIENTES PARA 2 TARTAS DE 11 CM DE DIÁMETRO:

PARA LA CHEESECAKE:

  • 350 g de crema de queso
  • 150 g de crème fraîche
  • 1 y 1/2 cucharadas de harina de trigo (1 y 1/2 Tbsp)
  • 265 g de leche condensada 
  • 1 huevo grande
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 y 1/2 cucharada de Cointreau (1 y 1/2 Tbsp)

PARA LA MOUSSE DE CHOCOLATE:

  •  40 grde azúcar granulado
  • 2 yemas
  • 1/2 cucharada de cacao en polvo sin azúcar tipo Valor (1/2 Tbsp)
  • 200 ml de nata líquida para montar
  • 30 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 125 g de chocolate negro 70%

PARA DECORAR:

  • Chocolate rallado o virutas de chocolate negro

ELABORACIÓN:

Comenzamos elaborando la base de Cheesecake.

Precalentamos el horno a 175º C calor arriba y abajo.

Engrasamos los moldes, a ser posible desmontables, con mantequilla y forramos con papel de horno. Reservamos.

En el bol de la Kitchen Aid o bien en un bol amplio si vamos a realizarlo a mano, incorporamos todos los ingredientes. Con ayuda de la mariposa mezclaremos a la velocidad más baja, lo haremos hasta que observemos que todos los ingredientes están completamente integrados.

Si lo hacemos a mano, nos ayudaremos de unas varillas eléctricas para integrar los ingredientes.

Obtendremos una mezcla muy líquida.

Una vez que tengamos una mezcla homogénea, repartimos entre los 2 moldes. Introducimos en el horno durante 45-50 minutos.

Para comprobar que está totalmente cuajado, podemos insertar un palillo en el centro del cheesecake, este deberá salir limpio.

Una vez que haya transcurrido ese tiempo, sacamos y dejamos enfriar completamente en el molde.

Preparamos la mousse de chocolate.

Preparamos la montura con la base de cheesecake para cuando tengamos la mousse lista. Desmoldamos las bases y retiramos el papel de los laterales.

Con ayuda de un nivelador de tartas o, si no tenemos, con un cuchillo muy afilado nivelaremos la superficie.

Para dar forma redonda a la mousse, he utilizado unas láminas de acetato. Cortamos al tamaño adecuado, recubrimos alrededor del cheesecake y unimos con celofán. Reservamos.

Comenzamos con la mousse.

Empezamos montando la nata.

En un bol, preferiblemente enfriado previamente, incorporamos la nata. Comenzamos a montar con ayuda de unas varillas eléctricas a la velocidad más baja.

Cuando comience a espumar, incorporamos la mitad del azúcar (20 gr) poco a poco. Seguimos montando y aumentaremos progresivamente la velocidad hasta llegar a la mitad de potencia. Montaremos hasta observar que toma una consistencia firme.

Debemos tender cuidado de no pasarnos a la hora de batir ya que corremos el riego de licuarla.

Una vez que esté lista, introduciremos en el frigorífico hasta el momento que vayamos a utilizarla.

Fundimos el chocolate e incorporamos la mantequilla. Mezclamos bien para integrar ambos ingredientes, reservamos.

Blanqueamos las yemas.

Colocamos un cazo con agua al calor.

En un recipiente resistente al calor, incorporamos las yemas junto con el azúcar restante (20 gr). Colocamos sobre el cazo con agua y comenzamos a batir con las varillas eléctricas.

El agua no debe llegar a hervir, ya que no queremos cocer las yemas, solo ayudarnos a disolver el azúcar. Batiremos hasta obtener una color blanquecino, observaremos que estas han aumentado su volumén.

Una vez que estén listas y con el bol aún sobre el calor, añadimos el cacao en polvo con ayuda de un colador para evitar la formación de grumos. Mezclamos hasta integrar completamente con las varillas.

Incorporamos el chocolate fundido que teníamos reservado, volvemos a mezclar hasta obtener una mezcla homogénea.

Observaremos que la mezcla se vuelve más compacta.

Retiramos del calor.

Sacamos la nata del frio y terminamos de elaborar la mousse.

En un bol amplio incorporamos la mezcla de yemas y chocolate, añadimos una pequeña cantidad de nata montada y comenzamos a unir con ayuda de una espátula.

Lo haremos con movimientos suaves y envolventes, sin remover la mezcla ya que no la queremos licuar.

Una vez que esté integrada, añadimos otra pequeña cantidad de nata montada y repetimos la misma operación. Añadiremos la nata en 4 tandas y no añadiremos la siguiente hasta que esta última esté completamente integrada.


Una vez que esté lista, repartimos la mezcla en las dos bases previamente forradas con acetato. Intentaremos rellenar bien sin dejar huecos y alisaremos la superficie en medida de lo posible.

Introduciremos en el frio durante un mínimo de 4 horas.

Cuanto más fría esté la mousse, más sencillo será desmoldar. Podemos elaborarla con un día de antelación.

Transcurrido ese tiempo, procedemos a desmoldar.

Retiraremos el plástico con mucho cuidado.

Finalmente, decoramos con un poco de chocolate rallado o virutas de chocolate por la superficie y ya tenemos lista nuestra deliciosa y fresquita tarta.

Un postre suave e ideal tanto para aquellos que adoran las cheesecakes como para los amantes del chocolate…Deseamos que os guste.

¡Buen provecho!






Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

22 ComentariosDeja un comentario

  • Con la boca abierta me he quedado!! 😀
    Fantástica ésta versión de cheesecake, debe de ser una delicia!!
    Estupendas las fotos del paso a paso, que buen trabajo haces!! Enhorabuena!

    • Jajajaja, muchas gracias Lola!!!

      Tengo que darte la razón…está riquísima!

      Me alegra mucho que te haya gustado, de verdad que es un placer traeros cosas!!

      Muchas gracias!! Besos grandes!! ;D

  • Buen comienzo de semana gracias al cheesecake, los lunes con sus recetas son mejores. Mañana fiesta de mi comunidad lo haré. Te contaré cuanto ha durado en la mesa. Un abrazo

    • Muchísimas gracias Margarita!!

      No sabes cuanto me alegra ayudaros a comenzar la semana con buen pie 😉

      Me parece fantástico!!! Si!! Cuéntame que tal y si ha llegado a tocar la mesa 😀

      Besos grandes y disfruta tu día de fiesta!!

  • Qué delicia! Esta también me la apunto, a ver si la puedo hacer en breve. Se puede prescindir del cointreau? Entiendo que sí, que solo afecta al sabor.
    Gracias y feliz semana!! Besos!

    • Muchas gracias Cris!!!

      Toda tuya entonces! Estoy segura que os va a encantar.

      Si, puedes prescindir del Cointreau sin ningún problema. Únicamente afecta al sabor del cheesecake, al igual que puedes sustituirlo por otro que os guste más o incluso algún aroma como vainilla, caramelo…Ya sabes que quien manda son vuestros paladares!!

      Muchas gracias a ti e igualmente!! Que tengas una feliz semana!

      Besos grandes!!! 😀

  • Me encantan tus recetas Mr. Hudson! Además de ser dulces apetecibles, tienen las medidas adecuadas para mi ya que somos dos en casa y nos encanta saborear pedacitos de tartas.
    Besos

    • Muchas gracias Noelia!!!

      En nuestro caso ocurre algo similar, al pequeño Hudson no le gustan todos los dulces, nos ha salido con un paladar un tanto sibarita…;) a lo que sumamos que en casa hay mucho dulce cada día, por lo que si hiciera cantidades grandes tendría que montar una pastelería!!

      Me alegra mucho saber que se ajusta a vuestras necesidades y si quisiéramos algo más grande, solo debemos unir las medidas de ambos moldes 😀

      Besos grandes!!

    • Buenas noches Aurelie!!

      Muchas gracias!! La combinación es ideal y si además lo unimos a la textura tan suave…es una delicia!

      Besos grandes!!

  • Qué receta más buena! Con lo fans que son en mi casa del chocolate, seguro que les encantaría que hiciera una receta así algún día 🙂 Aunque suelen ser más de bombones, la verdad es que disfrutan un montón de los bombones Caja Roja… más que de cualquier bizcocho u otra cosa que haya en casa!
    Eva

    • Jajaja pues nada, échale un poco de creatividad y hables una mousse de sus bombones preferidos en lugar de utilizar chocolate normal. Seguro que al ser tan “fans” de estos, notan su sabor y caen rendidos ante el.

      Buenas noches, besos grandes!! 🙂

  • ¡Que espectacular! ¡Que recetas más originales! ¡Que instrucciones más claras! ¡!Que fotografías! He llegado al blog por facebook y todo me ha gustado. Muchas felicidades y gracias por compartirlo. Libra.

    • Madre mía…muchísimas gracias Libra!!
      De verdad que me dejáis encantada y rebosante de felicidad!

      Me alegra mucho que te haya gustado tanto todo lo que compartimos con vosotros, es un placer encontrar personas tan agradecidas y que valoran tan positivamente nuestro trabajo.

      Mil gracias!!

      Besos grandes y bienvenida!!

  • Creo que no hay palabras para describir las sensaciones que transmiten las fotos y la tarta en sí, deberíamos enviaros fotos de nuestras caras y bocas abiertas de par en par.

    Absolutamente maravillosa tiene que estar, si señora, FELICIDADESSSSSS¡¡¡¡¡¡¡¡ y gracias por descubrirnos semejantes placeres.

    • Madre mía…muchísimas gracias Carmen!!!

      Jajaja de ser asi, me encantaría poder veros por un agujerito! 🙂

      Es un verdadero placer compartir con vosotros todas estas recetas y las que quedan por llegar! Y me hace realmente feliz lograr transmitiros lo que siento, lo he comentado en varias ocasiones, pero de verdad que lo siento así.

      Buenas noches y besos grandes!!

  • Es maravillosa, los ingredientes son los que me gustan, me gustaría hacer una pregunta,yo no tengo dos moldes,se puede hacer solo en uno no? y que medida sería? gracias….

    • Muchísimas gracias Isa!!

      Para hacer esta tarta no te hacen falta dos moldes, solo necesitas uno en el que horneas la cheesecake. Yo utilicé dos para hacer dos tartas pequeñas, pero puedes hacerlo en uno de 22-24 cm de diámetro.
      Para hacer la mousse necesitaras una lámina de acetato que te garantice que cuaje y quede de forma circular mientras está en el frio 😉

      Ya me contarás que tal te ah ido!!

      Besos!!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *