¡Feliz año nuevo! ¿Qué tal habéis pasado estas fiestas? Espero que muy bien, felices y en muy buena compañía. Aún nos queda por disfrutar una de las más bonitas de todas, la noche mágica con la visita de sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.

Por mi parte no puedo estar más contenta, este año ha finalizado de la mejor manera posible y fue con un viaje inesperado a París por nuestro aniversario. Cuatro días fabulosos que pasaron como una única hora.

Nos volvemos con un gran recuerdo de sus calles, luces, paisajes, su impresionante torre Eiffel que enamora en cualquiera de sus planos, Montmartre de noche acompañado por artistas inmortalizando retratos de desconocidos, su impresionante Notre Dame alzándose frente al Sena, su idioma tan elegante y seductor que captura todos tus sentidos… Una ciudad preciosa, mágica, extraordinaria e increíblemente cautivadora. Sin duda volveremos, nos ha robado el corazón.

De modo que este año lo hemos empezado con mucha ilusión, muchos proyectos nuevos, energía, felicidad y metas que, lleguen o no, nos harán disfrutar del camino sin lugar a dudas.

Y como no queremos que la noche de Reyes pase sin que sus Majestades no disfruten de un buen tentempié, antes de partir a otro hogar, voy a dejaros mi última receta de Roscón de Reyes a la que he decidido llamar Roscón de Reyes 2.0 puesto que ya hay otra receta en el blog que se llama así.

Esta receta es la que comparto en mis talleres presenciales, la más actualizada de todas la que he realizado hasta el momento y, la que espero, disfrutéis mucho en vuestros hogares. Siempre ando en constante evolución, mejorando y perfeccionando este tipo de elaboraciones y, antes de continuar mejorando un poco más esta, os la dejo para que podáis disfrutarla.

Siempre me gusta mucho compartir con vosotros la historia sobre las elaboraciones que comparto pero, en esta ocasión ya lo hice. Podréis encontrarla en la primera receta que elaboré para el blog (da la casualidad que la publiqué un 4 de enero también pero hace tres años ya!), de modo que si queréis saber un poco sobre su origen, su significado y evolución, podréis hacerlo a través de este enlace.

Espero que os animéis con ella y me contéis que tal os ha ido. Desde aquí os deseamos que paséis una noche estupenda y que , además de regalos, os traigan un año extraordinario.

¡Feliz noche de Reyes!
Eva {Mrs Hudson}

Roscón de Reyes 2.0

INGREDIENTES PARA 2 ROSCONES MEDIANOS ó 1 GRANDE:

PREFERMENTO:

PARA LA MASA:

  • 350 g de harina de trigo Shipton Mill (equivale a harina de fuerza)
  • 200 g de harina 1878 o harina pani (equivale a harina panadera)
  • 100 g de leche entera a temperatura ambiente
  • 3,6 g de levadura seca ó 10,8 g de levadura fresca 
  • 3 huevos (160 g)
  • ralladura de dos naranjas y un limón  
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 35 g de esencia de Azahar (no concentrado, en ese caso, menos cantidad)
  • 12 g de Cointreau
  • 10 g de ron añejo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 5 gotas de esencia natural de naranja
  • 5 gotas de esencia natural de limón
  • 220 g de azúcar  
  • 1/2 cucharadita de sal 

PARA DECORAR:

  • 1 Huevo
  • 100 g de azúcar
  • 2 cucharadas de agua o agua de azahar
  • 150 g de crocanti de almendras o almendra laminada
  • frutas confitadas (opcional)
  • naranjas confitadas (receta a continuación)

NARANJAS CONFITADAS

INGREDIENTES:

  • 2 naranjas de mesa firmes
  • 1 litro de agua + 350 g de azúcar
  • agua, sin medida específica, para las 3 primeras cocciones

ELABORACIÓN:

Comenzamos confitando las naranjas.

Lavamos las naranjas y secamos. Cortamos en rodajas finas y reservamos.

En una olla amplia añadimos agua suficiente para cubrir las naranjas, colocamos a fuego medio-alto y dejamos hasta llegar a ebullición. Escurrimos el agua, volvemos a cubrir con agua nueva y repetimos el mismo proceso.Lo haremos un total de 3 veces.

Este proceso nos ayudará a retirar el amargor de la corteza.

Escurrimos toda el agua de la última cocción y vertemos el litro de agua junto con los 350 g de azúcar y las rodajas de naranja. Colocamos a fuego medio y dejamos hasta obtener un almíbar espeso. Debemos tenerlas hasta que el almíbar alcance el “punto de hebra”.

Podemos comprobarlo cogiendo un poco de almíbar con la yema de los dedos (previamente mojados en agua fría) y que al separar ambos dedos se forme una pequeña hebra o hilo.

Retiramos del fuego, sacamos las naranjas con ayuda de unas pinzas y escurriéndolas,. Podemos colocarlas sobre una rejilla de chocolate o una bandeja forrada con papel sulfurizado. Dejamos enfriar completamente.

Roscón de Reyes 2.0

Preparamos el roscón de reyes.

Comenzamos preparando el prefermento.

En un bol añadimos la leche a temperatura ambiente junto con la levadura, en mi caso utilizo seca, y la harina. Mezclamos bien con ayuda de una cuchara para homogeneizar la masa. Una vez que tengamos los ingredientes más o menos integrados, terminamos amasando con las manos hasta amalgamarla por completo.

Debemos conseguir una masa lisa y homogénea. Formamos una bola y realizamos una cruz en la parte superior con ayuda de un cuchillo afilado o de sierra.

Llenamos un bol con agua tibia, pero no demasiado caliente, y sumergimos la bola de prefermento. Esta caerá al fondo del bol pero transcurridos alrededor de 5-10 minutos (si la leche que hemos empleado está fría tardará algo más en subir) flotará a la superficie. Esto ocurre debido a la creación de aire en su interior.

Este método nos ayudará para conocer cuando el prefermento está listo para utilizar.

Observaremos que habrá aumentado su tamaño considerablemente. Retiramos del bol, escurrimos ligeramente y reservamos en un cuenco para añadirla a la masa del roscón (su textura será similar al de una esponja).

Comenzamos a preparar la masa del roscón.

Este paso podemos adelantarlo mientras esperamos que el prefermento, que está en el agua, flote.

Lavamos bien el limón y la naranja, secamos y rallamos sin llegar a la parte blanca. Reservamos.

En un bol grande incorporamos la leche junto con los huevos, las esencias y los licores. Mezclamos con ayuda de unas varillas para integrar todos los ingredientes.

Una vez que tengamos el prefermento listo, troceamos y añadimos a la mezcla de ingredientes líquidos. Mezclamos de nuevo con ayuda de las varillas hasta disolverla por completo. Este paso nos ayudará a que se integre sin problemas en la masa evitando que se formen grumos en ella.

Incorporamos el azúcar, la sal y las ralladuras, volvemos a mezclar.

Comenzamos a añadir poco a poco la harina e integramos con ayuda de una espátula de silicona. Una vez que tengamos la harina integrada añadimos la levadura y mezclamos de nuevo.

Pasamos la masa a una superficie de trabajo limpia, y sin nada de harina, y comenzamos a amasar realizando el amasado francés. Trabajamos la masa durante unos 15-20 minutos en total alternando con reposos, de este modo el proceso será mucho más sencillo y menos laborioso hasta que desarrollemos la malla de gluten por completo.

Consejo para observar el estado de la malla de gluten: Para comprobar el estado de la malla de gluten deberemos hacerlo siempre tras un reposo. La razón principal es que si comprobamos tras amasar, la masa estará muy tensa y se rajará al estirar de ella. Pero si dejamos que repose, se relajará y podremos estirarla comprobando de manera correcta su estado.

Una vez que tengamos desarrollado el gluten (recordad comprobarlo realizando la prueba de la membrana), añadimos la mantequilla a temperatura ambiente. Lo haremos poco a poco de modo que nos resulte más sencillo integrarla y no añadiremos más hasta que se haya integrado la anterior por completo.

Cuando la mantequilla esté integrada por completo amasaremos durante unos minutos más realizando el amasado francés. Deberemos obtener una masa lisa, tersa y brillante.

Engrasamos un recipiente con aceite e introducimos la masa en su interior. Tapamos con su tapa o bien con film de plástico y dejamos levar durante 4 ó 4 y 1/4 horas a unos 21º-22ºC. El tiempo es orientativo, recordad siempre que esta deberá doblar su volumen.

Y ¿si quiero retardar mi masa en frío para hacerla en dos pasos?

En caso de que queráis organizaos la preparación del roscón en dos días para evitar dedicarle demasiadas horas en un mismo día, podréis retardarla en frío. Deberéis hacerlo justo en este punto, una vez que la masa esté en el recipiente, dejáis que leve a temperatura ambiente hasta crecer 1/3 de su volumen. En ese momento introducís en el frigorífico y dejáis levar toda la noche.

A la mañana siguiente sacáis del frío y dejáis atemperar la masa alrededor de 2 horas. En caso de que no haya levado del todo hasta doblar su volumen, dejáis que alcance este punto.

¿Y si no puedo sacarlo a la mañana siguiente porque trabajo hasta medio día?

En ese caso podéis dejar la masa en el frío hasta medio día sin mayor temor. Tan solo debéis aseguraos que cuando dejéis la masa fuera, una vez en el bol/tupper antes de introducirla en el frío, esta no leve más de lo que os especificó en el párrafo anterior. Aguantará sin problemas y no se sobrefermentará, de modo que podéis hacer la masa la tarde anterior y dejarla preparada para cuando regreséis al día siguiente a la hora de comer.

En mi casa hace mucho frío ¿qué puedo hacer para acelerar ligeramente el proceso de fermentación y que la temperatura sea más adecuada para los levados?

En muchas ocasiones me preguntáis sobre la temperatura y tiempos de levado, sobre todo en invierno. Muchas cocinas de vuestros hogares son muy frías y las masas tardan mucho en levar.

En mi caso cuando quiero acelerar ligeramente el proceso de levado lo que hago es lo siguiente; enciendo la luz del horno, solo la luz, sin encender este incluso a temperaturas bajas, aunque podáis controlarlas a 30ºC, introducimos la masa en su interior (si tenéis termostato para medir la temperatura, fenomenal! Yo vivo pegada a él 😉 ), cerráis el horno y dejáis levar la masa. El interior llegará a alcanzar los 28ºC incluso puede que algo más, en ese caso os recomiendo apagar al luz y mantener la puerta cerrada. No conviene sobrepasar los 30ºC para no perjudicar su sabor final.

Preformamos el roscón.

En una superficie de trabajo limpia espolvoreamos ligeramente con harina. Volcamos la masa y desgasificamos muy suavemente, preformamos y dejamos reposar cubierto con un paño de algodón durante 15 minutos.

Preparamos una bandeja de horno y forramos con papel sulfurizado. Nos engrasamos las manos ligeramente con aceite y formamos el roscón. Introducimos los dedos en el centro y cogemos la masa, levantamos en el aire y giramos para ir agrandándolo. Debemos tener cuidado al manipularla y procurar mantener el mismo grosor en toda la superficie.
Dejaremos un agujero amplio puesto que tras el levado y horneado este se cerrará.

Introducimos la sorpresa envuelta en film (si optáis por hacerlo) por la parte inferior del roscón y selláis con la masa.

Cubrimos con un paño de algodón y dejamos levar durante 4-5 horas a 21-22ºC, deberá casi duplicar su tamaño.

Procedemos a hornear.

Precalentamos el horno a 195ºC con calor arriba y abajo.

Batimos el huevo y pincelamos la superficie del roscón suavemente con ayuda de una brocha de silicona. Colocamos las frutas escarchadas, si es que hemos optado por ponerlas, o las naranjas confitadas.

Roscón de Reyes 2.0

Preparamos el azúcar humedecido.

Incorporamos en un cuenco el azúcar y vamos añadiendo gotitas de agua de azahar o agua (a nuestra elección), mezclamos con la yema de los dedos. Una vez que tenga una textura apelmazada, dispondremos sobre el roscón. Espolvoreamos el crocanti de almendra por la superficie.

Roscón de Reyes 2.0

Introducimos en el horno en la segunda posición comenzando por abajo y horneamos durante 23-25 minutos. Tomará un ligero color dorado.

Si hacemos dos roscones el tiempo de horneado serán unos 16 minutos.

Para comprobar que está hecho pinchamos con un termómetro de horno en el roscón, este deberá marcar 96º-97ºC.

Sacamos del horno, colocamos sobre una rejilla y dejamos enfriar completamente.

Podemos rellenarlos de nata montada, trufa, crema pastelera, cabello de ángel…las combinaciones son infinitas aunque este dulce se deja comer muy bien por si solo y sin añadidos.

¡Buen provecho y felices Reyes!

Roscón de Reyes 2.0

Roscón de Reyes 2.0

Roscón de Reyes 2.0

                           

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

10 ComentariosDeja un comentario

  • Aunque yo ya tengo tu receta, gracias al maravilloso taller presencial, me sigue encantando leerte y disfrutar de tus elaboraciones. Estoy maquinando uno yo también y, como se parece mucho al tuyo, lo tendré que llamar 3.0, 😉?
    Un beso y felices Reyes!
    Berta

    • Si!!! Y ya ha pasado un año… mil gracias Berta, me alegra mucho leerte y saber que te gustó tanto! La verdad que siempre lo pasamos fenomenal! 😀
      Jajaja pues perfecto! Estoy segura que te quedará muy bien y estará extraordinario!!

      Besos gigantes y qué paséis muy felices Reyes!!! 😉

    • ¡Mil gracias guapa!

      Tranquila! Si es que hay muchas recetas estupendas por probar 😉
      Genial! Me alegra mucho saber que te animarás a probarlo! Ya me contarás que tal te ha ido con la receta.

      Feliz año para ti también y besos inmensos!!!!

  • Ya lo tengo en el horno, para desayunarlo mañana con chocolate, como está mandado. Es una receta infalible, nunca me alegraré lo bastante de haber disfrutado de tu taller hace ya un añito, ¡qué bien aprovechado! mis roscones son celebradísimos y el trabajo merece totalmente la pena. Espero no tardar en hacer otro taller contigo, en cualquier caso, que este año sea pleno de felicidad y cosas buenas para ti y los tuyos! Un beso,
    Victoria

  • Estupendo pan, maravillosa fotografía, explicación de profesiobal, voy hacer el pan espero me salga tan bueno. Me encanta haberte encontrado, voy a seguir tus recetas. Saludos

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *