Curso de pan casero
cabecera-provisional

Amanece un nuevo día.
La luz del sol comienza a asomar por los grandes ventanales, noto su calor a través del frio cristal.
Me siento a la mesa dispuesta a disfrutar de mi desayuno.
Olor a café recién hecho y un dulce aroma a naranja y canela envuelve mis sentidos…una fina capa de dulce caramelo y tras el primer bocado embriago mi paladar con un estallido de sabor.

Buenas tardes,
así de resplandeciente despertó el viernes en Bake-Street y lo comenzamos como se merece, desayunando unos Cinnamon buns.
También conocidos como  Cinnamon rolls o swirls (rollos o bollos de canela), se cree que su origen parte de Suecia, al cual se le llamaba “kanelbulle”.
Tan grande era el gusto por este dulce que incluso le dedicaron un día, el 4 de Octubre, el cual comenzó a ser promovido como ” kanelbullens dag “, día del Cinnamon roll.
Y no es de extrañar, ya que son una auténtica delicia.
Tradicionalmente su base es de azúcar y canela, pero permite incluirle pequeñas variaciones que hagan que resalten más sus sabores.
Un ligero aroma a mandarina y naranja, una pincelada de azúcar moscabado y un toque de avellanas tostadas harán de nuestros rolls la envidia de cualquier desayuno que se precie.
Feliz comienzo de fin de semana.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Receta creada y adaptada a partir de 17 and Baking y Chasing Delicious, con pequeñas variaciones.

ingredientes:

para la masa de miel y naranja mandarina:

  • 7,5 gr de levadura seca activa
  • 240 ml de leche entera a 53ºC
  • 30 gr de miel 
  • 30 gr de azúcar moscabado
  • 30 gr de azúcar granulado
  • 2 cucharadas (30 ml) de zumo de naranja (2 Tbsp)
  • 1 cucharada (15 ml) de zumo de mandarina (1 Tbsp)
  • ralladura de 1/2 naranja 
  • ralladura de 1 mandarina
  • 2 huevos a temperatura ambiente. 
  • 630 gr de  harina de fuerza
  • 120 gr de mantequilla sin sal derretida 
  • 1 cucharadita de sal (1 Tsp)

para el glaseado de mantequilla y miel:

  • 60 gr de mantequilla 
  • 240 gr azúcar granulado (dividido en 150 y 90 gr) 
  • 60 gr de miel 
  • 45 gr de Corn Syrup
  • 1 cucharada de agua, 15 ml (1Tbsp)

para el relleno:

  • 1 cucharada de canela, 15 gr (1 Tbsp)
  • 1 y 1/2 cucharadita de ralladura de naranja (1 y 1/2 Tsp)
  • 1 huevo ligeramente batido 
  • 90 gr de avellanas picadas

elaboración:

Preparamos la masa.

Calentamos la leche hasta alcanzar la temperatura de 53ºC, vertimos la leche en el bol de la Kitchen Aid o si la hacemos manualmente en un bol amplio, y añadimos la levadura en polvo. Observaremos que espumea y sube, mezclamos.

Es mejor mezclarlo en el bol, porque de hacerlo en un vaso se nos puede salir la mezcla.

Incorporamos la miel, los 2 tipos de azúcar, el zumo de naranja y mandarina, la ralladura de naranja  mandarina, los huevos y la harina.

Mezclamos con aydua del gancho a velocidad baja hasta obtener una masa. Si lo hacemos a mano, amasaremos hasta integrar los ingredientes completamente.

No debemos amasar en exceso, solo hasta incorporarlos.

Cubrimos el recipiente con un paño y dejamos reposar la masa durante 20 minutos.

Transcurrido este tiempo, añadimos la mantequilla derretida junto con la sal y amasamos unos segundos en la Kitchen Aid hasta incorporar medianamente la mantequilla.

Pasamos a una superficie de trabajo y amasamos manualmente durante 5 minutos hasta obtener una masa elástica y fácil de trabajar.

Al principio la masa será pegajosa pero iremos cambiando su textura a medida que la trabajamos.

Incorporamos la masa en un bol y cubrimos con un paño. Colocamos el recipiente en un lugar cálido y dejamos reposar ara que suba la masa hasta doblar su volumen, nos llevará aproximadamente entre 1 y 1/2 – 2 horas.

Preparamos el glaseado de mantequilla y miel.

En una olla incorporamos la mantequilla junto 150 gr de azúcar, la miel, el corn syrup y el agua. Colocamos a fuego alto hasta llevar a ebullición mientras removemos. Mezclamos bien y retirar del calor. Reservamos.

Preparamos el relleno.

Precalentamos el horno a 175ºC.

Engrasamos el molde con abundante mantequilla, reservamos. En mi caso también he utilizado una cocottes pequeñas.

Mezclamos en un bol los 90 gr de azúcar restante junto con la canela, las avellanas trituradas y la ralladura de naranja. Reservamos.

Estiramos la masa, que ya habrá levado, sobre una superficie ligeramente enharinada.

Procuraremos utilizar la menor cantidad de harina posible.

Extendemos la masa para formar un rectángulo de 23 x 40 cm aproximadamente.

Pintamos la parte superior de la masa con el huevo batido. Espolvoreamos con la mezcla de azúcar y la canela, dejando sin cubrir 1 cm de la parte superior de la masa.

Desde la parte más cerca a nosotros, enrollaremos la masa hacia arriba cerrándolo con la parte que habíamos dejado sin cubrir con la mezcla de azúcar.

Cortamos el rollo en 10 bollos aproximadamente de igual tamaño, más o menos 3 dedos de grosor.

Colocamos los bollos en la bandeja previamente engrasada con mantequilla. Dejamos reposar para que aumenten un poco su volumen.

Vertimos la mitad del glaseado de mantequilla y miel sobre ellos.

Introducimos en el horno durante 35-45 minutos o hasta que el centro tenga un dorado uniforme.

Sacamos y dejamos enfriar completamente antes de servir.

En el momento que vayamos a degustarlos, vertimos un poco de mantequilla con miel templado previamente sobre ellos.

Buen provecho!!

 

 

Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

7 ComentariosDeja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *