Pan de chocolate y cerveza negra
Volvemos de nuevo con las pilas cargadas tras estos meses de calor. ¿Y cómo lo hacemos? Con este maravilloso pan de chocolate y cerveza negra.
Últimamente he estado desaparecida pero ha sido por una buena causa… ¡tenemos nuevo taller online! Ha sido, sin duda, el taller más largo en realizar. Mucho tiempo invertido en él, varios meses de pruebas, lectura, escritura, cursos realizados para aprender aún más y al final hemos sacado un taller de “Iniciación al Pan Casero“. Sabéis que siempre nos gusta hacer un pequeño vídeo tipo trailer de nuestros talleres, os lo dejo más abajo por si queréis echarle un vistazo 😉

Estamos muy pero que muy contentos con los resultados. Siempre que hago un taller nuevo disfruto mucho en toda su evolución y desarrollo, pero este ha sido realmente satisfactorio en todos los sentidos. Es cierto que he pasado unos meses en los que horneaba varios panes a diario, los peores han sido estos dos últimos meses de verano, pero también es cierto que tanto nosotros como nuestros amigos y familiares hemos disfrutado de toneladas de pan ¡en todas sus variedades!

La recompensa ha sido inmensa y por fin puedo compartirla con todos vosotros. Comenzaremos con el el día 1 de octubre y, si estáis interesados, ya podéis inscribiros.
La mejor manera de celebrarlo y comunicároslo tenía que ser con un pan, decidí elegir esta variedad que vi en instagram a una de las personas que sigo, @ianabenschoen. Fue un auténtico flechazo lo que sentí cuando vi este pan. Ese color, sus ingredientes, la combinación de sabores… había que probarlo sin lugar a dudas.

El resultado es espectacular. Su sabor es suave e increíblemente aromático, acompañado de matices que realzan a cada bocado como la canela, la cerveza, el chocolate y las avellanas.Su miga es muy tierna y suave, cuando coincide un trozo de chocolate en el trozo de pan podría asegurar que estoy cometiendo un pecado capital… o varios. Solo haré un pequeño cambio en su elaboración para la próxima ocasión y es fermentar en frío en la última fermentación. Tiene mucha hidratación y creo que le puede aportar grandes beneficios.
Por lo demás, os animo a que lo probéis porque estoy segura que ¡os va a encantar!

Besos enormes para todos y encantada de estar de vuelta,
Mrs Hudson.

Pan de chocolate y cerveza negra

 

INGREDIENTES PARA UN PAN DE CHOCOLATE Y CERVEZA NEGRA:

MASA MADRE:

  • 135 g de MaMa hidratada al 100% y refrescada con harina de fuerza 

Aquí tenéis un paso a paso de como elaborar Masa Madre (MaMa): No es necesario añadir las pasas, se pueden omitir sin problemas.

RESTO DE MASA:

INGREDIENTES % PANADERO MASA MADRERESTO TOTAL
Harina de fuerza78%67 g433 g500 g
Centeno semi-integral12%75 g 75 g
Harina de trigo integral4%25 g25 g
Cacao6%40 g40 g
Agua65%67 g349 g416 g
Cerveza negra20%128 g128 g
Sal1,8%11,5 g11,5 g
Chocolate negro18%115 g115 g
Avellanas9%58 g58 g
Canela0,8%5 g5 g

 

ELABORACIÓN: 

Partimos de una masa madre hidratada al 100% de harina de fuerza bien activa.

En un bol mezclamos 433 g de harina de fuerza junto con los 75 g centeno y los 25 g de harina de trigo integral, mezclamos ligeramente con una espátula de silicona. Añadimos la cerveza negra y 290 g de agua, mezclamos de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea, cubrimos con un paño de algodón y hacemos autolisis durante 30 minutos.

Añadimos los 135 g de MaMa e integramos bien amasando mezclando en el propio bol ayudándonos de una rasqueta flexible. Incorporamos el cacao en polvo junto con la canela y volvemos a mezclar. Pasamos a una superficie de trabajo limpia y sin nada de harina y comenzamos a amasar. Por comodidad durante este os será muy práctico el amasado francés o de Bertinet.A medida que vamos amasando añadiremos el resto de agua (59 g) poco a poco, obtendréis una masa muy hidratada.

La cantidad de agua final añadida dependerá de la capacidad de absorción que tenga vuestra harina, puede aceptar mayor cantidad o, por el contrario, admitir un poco menos

Cuando llevemos alrededor de 3-4 minutos amasando, cubrimos tapándolo con un bol amplio y dejamos reposar unos minutos 3-4 minutos. Los reposos nos ayudarán a mejorar el desarrollo de la masa sin necesidad de amasar todo el tiempo.

Añadimos la sal esparciéndola por la superficie, integramos con cuidado para no perder la sal por la mesa y amasamos de nuevo. La masa irá tomando cuerpo poco a poco. Es una masa con mucha hidratación, puede resultar un tanto laboriosa de manejar pero combinando amasado y reposos conseguiremos que obtenga el desarrollo que buscamos.

Cuando observemos que al amasar esta muestra cuerpo, está lisa y de aspecto suave, la tendremos lista. Troceamos el chocolate, de una onza sacamos como 3 trocitos, y machacamos ligeramente las avellanas.

Pasamos a incorporarlos a la masa, lo haremos en 3 ó 4 tandas y realizando plegados en cada una de ellas. No debemos trabajar mucho la masa cuando estemos integrando estos ingredientes ya que podríamos dañar la malla de gluten. Una vez hayamos integrado todos los ingredientes prepararemos un recipiente hermético amplio o un bol grande, engrasamos con aceite e introducimos la masa en su interior y tapamos. En el caso de utilizar un bol cubriremos con film.

Dejaremos una fermentación en bloque de 3 horas con 2 plegados, uno cada 50 minutos. Una vez finalicemos el tiempo de plegado, dejamos reposar hasta que haya crecido 1/3 de su volumen (aproximadamente 1 hora mas).

El tiempo de levado dependerá de la temperatura que haga en nuestra casa y de lo activa que esté nuestra MaMa

Transcurrido el tiempo de reposo preparamos el banneton, he utilizado este. Espolvorearemos generosamente el banneton con harina de centeno, tened en cuenta que es una masa muy hidratada y debemos ser precavidos para evitar que durante el reposo la masa se adhiera a este.

Hacemos el preformado

Preformamos una bola, procurando no desgasificar demasiado, dejamos reposar 15 min tapando la masa con un paño. Formamos un batard, metemos la masa en el banneton y lo tapamos con un paño de algodón. Dejamos levar durante 2 horas ó 2 y 1/2 horas.

El tiempo final de fermentación dependerá de muchos factores, deberemos observar nuestra masa para ajustar el tiempo más adecuado.

Transcurrido ese tiempo horneamos el pan.

Precalentamos el horno a 250ºC con calor arriba y abajo. Colocamos la bandeja, piedra o chapón de acero en la parte más baja del horno. Lo ideal es precalentar  de 30 a 45 minutos antes, tenedlo en cuenta cuando esté el pan en la último fermentación.

Cinco minutos antes de introducir el pan en el horno calentamos agua, podemos hacerlo en el microondas. Colocamos una bandeja con piedras volcánicas (o sin ellas también nos valdría) bajo la placa que horneamos o bien justo en un lateral de esta, dejando espacio para el pan.

Volcamos con mucho cuidado la masa del pan que está dentro del banneton sobre una tabla previamente forrada con papel de horno.

Realizamos el corte sobre la masa con una cuchilla, no hay que realizar un corte profundo, más bien es superficial. Al ser una masa hidratada es probable que se expanda un poco al realizar el corte.

Introducimos el pan en el horno ayudándonos con la tabla (deslizando el pan sobre el chapón) y cerramos la puerta. No debemos tardar mucho en introducir el pan para procurar perder el menor calor posible. Vertemos el agua hirviendo sobre la bandeja con piedras o sin ellas y cerramos la puerta.

Dejamos 5 minutos a 250ºC. Pasado este tiempo abrimos ligeramente la puerta y pulverizamos con agua en el interior, cerramos y dejamos otros 10 minutos más.

Después de estos 15 primeros minutos, abrimos la puerta ligeramente para liberar todo el vapor del interior, cerramos de nuevo y bajamos la temperatura a 230ºC. Pasados 10 minutos más, reducimos el calor a 190ºC y terminamos la cocción, alrededor de 20-25 minutos más.

En total el tiempo de horneado son 50 minutos.

Una vez terminemos la cocción, apagamos el horno y dejamos unos minutos dentro del horno con la puerta entreabierta. Después sacamos y dejamos enfriar completamente en un rejilla antes de abrirlo.

Pan de chocolate y cerveza negra

CONSERVACIÓN: Este tipo de pan aguanta perfectamente tierno entre 3-4 días. Bastará con ponerlo boca abajo en una tabla de madera, por el lado donde habéis realizado el corte, para preservarlo del aire o cubrirlo con un paño de algodón. Si se reseca esta zona, solo tendremos que cortar una rebanada fina y el interior seguirá tierno.

Es perfecto para acompañarlo de un buen vaso de leche fresca y, porque no, un trozo de chocolate. ¿Os apuntáis?

Aquí tenéis el pequeño trailer de nuestro nuevo taller online “Iniciación al Pan Casero”, esperamos que os guste.

Pan de chocolate y cerveza negra

Pan de chocolate y cerveza negra

Pan de chocolate y cerveza negra

Pan de chocolate y cerveza negra

Pan de chocolate y cerveza negra

 

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

10 ComentariosDeja un comentario

  • Impresionante Eva! Que buena pinta tiene ese pan, aun tengo pendiente probar la combinación de chocolate y cerveza pero después de ver este pan creo que no voy a tardar en probarlo.

    Y que fotos! Te voy a tener que fichar para que vengas a hacerme las fotos de lo que preparo en mi blog jeje,…yo todavía estoy en fase de aprendizaje y me encanta el modo en que tiras las fotos, son espectaculares! Por cierto en estas fotos utilizaste luz natural o artificial?

    Un abrazo.

    • Mil gracias Roberto!!!

      Es una maravilla de pan y muy adictivo, por cierto! Pues tienes que animarte con ella, es más, con las maravillas que haces (que a pesar de no poder comentarte todo lo que quisiera por falta de tiempo, te leo siempre) estoy segura que harías un postre realmente espectacular!

      Muchas gracias! Me alegra mucho que te gusten 🙂
      Jajaja cuando quieras! Estaría encantada de poder fotografiar las maravillas que haces, tan delicadas y elegantes. No te preocupes, todos aprendemos. Yo al principio hacía unas fotografías espantosas! y poco a poco te vas metiendo en este mundo (que engancha un montón) y terminas cogiendo el punto de lo que realmente quieres transmitir 🙂
      Son todas con luz natural, siempre aprovecho las horas de luz para hacer fotos, me encanta como quedan y creo que no necesitan de nada más 🙂

      Besos grandes!!!

  • Ay mi niña, ese pan tuyo, definitivamente es un pecado capital….y yo de eso entiendo un rato, jajaja!!! Es increíble, que color y que textura…ojalá no me impusiese tanto todo el tema masas, pues me encantaría hacerlos en casa con ese arte y ese don que tienes tu.

    El vídeo es sencillamente delicioso, me gusta todo de el…la música que te invita, las imágenes que te hacen la boca agua y la textura de tus panes que me vuelven loca!!! Enhorabuena chicos, de verdad que sois un ejemplo en todo y para mi, una inspiración! Un besote grande!

    • ¡Hola guapa! Jolín que he tardado un montón en responderte… pero es que vaya días que llevo!
      Jajajaja lo sé! Eres toda una experta 😀

      Muchas gracias! Pues no debe imponerte para nada porque son más sencillas de lo que puedan parecer, solo que de primeras nos pueden parecer más complejas de lo que son en realidad.
      Me alegra mucho que te haya gustado! De verdad que contigo da gusto, así se anima el día que no veas!

      Mil gracias Patry!!! eres un pedazo de sol!

      Besos muy grandes!!!

    • ¡Muchas gracias Isabel!

      Me alegra mucho que te gusten mis panes. La verdad es que solo los hago para casa, lo siento. Si eres de Madrid puedes encontrar algunas panaderías estupendas que elaboran pan de masa madre como por ejemplo “El horno de Babette” o “Panadario” 😉

      Saludos!!

  • Excelente pan, ya lo hice con pequeñas variantes y resultó todo un éxito.

    Seguiré probando haciendo otros panes que veo en tu recetario, aunque acá no tengo de todas las harinas que mencionas.

    Saludos desde México

    • ¡Muchas gracias Alfredo!

      Me alegra mucho que te hayas animado con él y haya ido bien, gracias por compartirlo conmigo! 😀
      Estupendo! Espero que te gusten mucho!

      Por las harinas no te preocupes, siempre se pueden usar variantes muy similares. Lo importante es que sean similares en cuanto fuerza y/o tipo (si es centeno, espelta…) principalemnte por la hidratación del pan y las fermentaciones.

      Saludos!!!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *