Tirokafteri, crema picante de queso griega

Tirokafteri, crema picante de queso griega

Eva 9 julio, 2018
This post is also available in English

Hace un par de semanas comimos en un restaurante griego y probamos diferentes platos de su estupenda gastronomía. Muchos ya los conocíamos, pero uno de ellos no lo habíamos probado antes, que es el que hoy os comparto con vosotros. Sí, lo sé, es una de sus salsas/dip más populares junto con el tzatziki. Pero ya sabemos que nunca es tarde si la dicha es buena. Hoy os dejo como elaborar un entrante o aperitivo súper sencillo y maravilloso de la cocina griega. Tirokafteri con pan de pita griego.

Se trata de una salsa tipo dip elaborada con queso feta, yogur griego, ajo, chiles, orégano y aceite de oliva. Todo ello se procesa y se sirve decorado con pimentón dulce y aceitunas. Fácil, fresquito y absolutamente delicioso.

Tirokafteri, crema picante de queso griega
Aceitera de Claudia & Julia (afiliado)
Origen del Tirokafteri.

«Tiri» o «Tyri« en griego significa «queso» y «kafteri» «picante». Por lo que la traducción de Tirokafteri sería «queso picante». Suele servirse tradicionalmente como entrante (meze) acompañado de pan de pita o crudités de verduras, pero también es habitual servirlo como guarnición para algún plato; carne, verduras…

El queso feta tiene una peculiaridad y es que posee una textura muy densa y craquelosa. Para obtener una textura cremosa y untable, tendremos que procesar el queso feta junto con el yogur griego. Este ayudará a suavizar su textura y convertirlo en una salsa cremosa y muy suave. No olvidéis que tras refrigerarla, se volverá un poco más densa.

En muchas recetas utilizan leche fresca entera en lugar de yogur. Podéis utilizar ambas indistintamente, pero en mi caso preferí utilizar yogur para que también aportará un poco de suavidad.

Otro factor que debemos tener en mente es que, tanto el yogur como la leche, reducen el picor del chile. Por lo que no temáis por la cantidad que os especifico aunque siempre podéis añadir una pequeña cantidad, procesar la salsa y probarla. de este modo podréis ir ajustando los sabores acorde a vuestros gustos.

Acompañando la salsa.

Cuando comimos en el restaurante nos sirvieron la salsa de queso picante con panes de pita pequeños. Estos panes eran algo más esponjosos que a los que he tomado en otras ocasiones. Nos gustó mucho muchísimo. Por esa razón super que cuando compartiera con vosotros esta receta, lo haría acompañándola de unos panes de pita.

La receta es muy básica solo que lleva una pequeña cantidad más de hidratación, dado que quería lograr un resultado más esponjoso, además de un añadido importante de miel. Y no hace falta encender el horno, los haremos en sartén 😉

¡El resultado es absolutamente extraordinario! Una receta súper sencilla de llevar a cabo con la que podremos abrir los aperitivos de una cena, almuerzo, barbacoa… Irá bien en cualquier ocasión. Incluso una cena rápida de verano acompañado de alguna ensalada u otra salsa tipo dip o crema.

Tirokafteri, crema picante de queso griega

Ingredientes

PARA EL KIROKAFTERI:

  • 350 g de queso feta
  • 85 g de yogurt griego sin azúcar
  • 1 diente de ajo grande, 8 g
  • 15 g de aceite de oliva
  • 7 g de vinagre de vino blanco
  • 10 g de chile verde Serrano encurtido con semillas incluidas
  • 3/4 cucharadita de orégano seco
  • pimienta negra molida al gusto
  • 1 cucharadita de pimentón dulce, para decorar
  • aceitunas negras laminadas
  • cilantro fresco picado

PARA EL PAN DE PITA GRIEGO (19-20 UNIDADES):

  • 500 g de harina de media fuerza
  • 2 g de levadura seca de panadero + 10 g de agua
  • 115 g de leche entera
  • 185 g de agua
  • 30 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 50 g de miel
  • 7 g de sal

Elaboración

Preparamos el kirokafteri.
  1. En un procesador de alimentos añadimos el queso feta desmigado junto con el yogurt, el aceite de oliva, el vinagre, el ajo troceado, el chile troceado, la pimienta negra molida y el orégano.
  2. Procesamos hasta obtener una pasta suave y cremosa. Probamos y rectificamos, en caso necesario, de algún ingrediente que consideremos que podemos potenciar más.
  3. Vertemos en un plato hondo o bol, cubrimos con film y refrigeramos durante mínimo 2 horas.
Preparamos el pan de pita griego.
  1. En el bol de la amasadora añadimos la harina junto con la leche, el agua y la miel.
  2. Mezclamos con ayuda del gancho a velocidad 1 hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Añadimos la sal junto con la mantequilla y volvemos a amasar hasta obtener una textura lisa y suave.
  4. Disolvemos la levadura en un poco de agua e incorporamos a la masa. Continuamos amasando hasta obtener una masa lisa y suave.
Hacemos la primera fermentación.
  1. Una vez que tengamos nuestra masa perfectamente desarrollada, boleamos.
  2. Engrasamos un tupper o recipiente hermético, introducimos la masa en su interior y dejamos levar hasta que haya duplicado su volumen. En mi caso tardó 3 horas a 26ºC.
Preformamos.
  1. Volcamos la masa sobre una superficie limpia y sin harina. Dividimos la masa en 19-20 piezas iguales, alrededor de 45 g cada una.
  2. Boleamos cada pieza, tapamos con un paño de algodón y dejamos reposar durante 15 minutos.
Formamos y cocinamos.
  1. Colocamos una sartén de hierro fundido* a calor medio alto.
  2. Con ayuda de un rodillo estiramos una de las piezas hasta formar un disco de 10-12 cm de diámetro aproximadamente.
    Tirokafteri, crema picante de queso griega
  3. Colocamos sobre la sartén y cocinamos 1 minuto por cada lado, observaremos como aparecen pompas por la superficie.
  4. Sacamos y colocamos sobre un paño. Repetimos con el resto de piezas.
  5. Conforme vayamos sacando los panes, los iremos apilando uno encima de otros.
  6. Se pueden consumir recién hechos o una vez que estén fríos como tortillas de maíz.
Servimos.
  1. Sacamos el kirokafteri del frío.
  2. Espolvoreamos con pimentón dulce y decoramos con aceitunas negras laminadas y cilantro fresco picado.
  3. Servimos acompañado de los panes de pita recién hechos.
    Tirokafteri, crema picante de queso griega

* Enlace afiliado

Notas

  • Todas las cantidades del kirokafteri se pueden ajustar a vuestros gustos personales.
  • Si vuestra harina de media fuerza es más floja que la que os dejo en los ingredientes, necesitará un poco menos de hidratación para lograr la misma consistencia que esta. En ese caso, os recomiendo ir añadiendo la leche poco a poco y observando a la vez hasta lograr la consistencia deseada. Esperad a que la masa absorba bien el líquido antes de añadir más.
  • No es necesario engrasar la sartén para cocinarlos. Es importante asegurarse que la sartén (preferiblemente de hierro) esté caliente para que la masa no se quede pegada y la cocción se haga de manera adecuada.
  • Podemos servir el kirokafteri con pan de pita y/o crudités, como más os guste.
  • Estos panes se pueden conservar durante varios días guardados en una bolsa de congelar o con zip. Si lo deseáis, se le puede dar un golpe de calor antes de consumirlo.
  • Si nos sobra kirokafteri, podemos conservarlo en un recipiente hermético en el frigorífico durante 3 días.

Este Kirokafteri con pan de pita griego es una elaboración súper sencilla que nos sacará en más de una ocasión de un apuro. Un picoteo diferente y perfecto para acompañar con un buen vino.

Si no tenéis muchas ganas de poneros a elaborar el pan de pita, que no se hace en le horno sino en sartén, siempre podéis servirlo con crudités o pan tostado, grissinis... comprados. No es lo mismo, pero según el momento, nos puede valer.

Espero que os animéis con esta delicia de la gastronomía griega y me contéis que os ha parecido.

¡Os deseo un maravilloso comienzo de semana!

Un abrazo,
Eva

Archivado en

relacionadas.

Comentarios