Tarta Circo del Terror

Tarta Circo del Terror

Eva 26 abril, 2020
This post is also available in English

Sé que ahora mismo no es un momento en el que nos dispongamos a preparar tartas en casa… O sí, quién sabe. Depende de la situación. el caso es que llevo unas semanas (casi desde que empezó la cuarentena) con esta tarta en mente. Si hay algo que adore hacer, además de cocinar y fotografiar, es crear cosas. Por eso creí que compartir esta Tarta Circo del Terror, además de aprender a hacerla para algún momento de nuestras vidas, también nos ayudará a desconectar un rato de esta situación.

Me pasa muchas veces, hay temporadas que me ocurre más que otras. Me vienen de repente ideas y necesito plasmarlas en algo físico. Cuando era más pequeña, necesitaba dibujarlas, siendo algo más mayor me gustaba hacer vídeos y, ahora, necesito hacerlas comestibles. Para después fotografiarlas.

El Circo de los Horrores.

Siempre me ha gustado el circo, pero no desde el punto de vista de trabajar con animales, sino más enfocado al «Circo del Sol«. Me parece mágico ver cómo se expresan estas personas a través de acrobacias, bailes… Y con esos vestuarios y maquillajes tan fascinantes. Pero si vamos más allá, si me leéis hace tiempo lo sabréis, todo lo que tiene que ver con el terror me vuelve loca. Me gusta mucho, muchísimo.

Tarta Circo del Terror

Por eso me siento muy atraída por espectáculos como «El Circo de los Horrores» que combina teatro, circo y cabaret.  La puesta en escena, la idea, la manera de llevar a cabo cada personaje… Es absolutamente fantástico. Allí puedes encontrar un show en el que se combina el terror, con la comedia negra, rock and roll y un vestuario que se crea a través de una fusión de steampunk y estilo gótico. Además de hacer referencia a los espectáculos de fenómenos victorianos y al burlesco. Es decir, lo tiene todo para captar tu atención. al menos la mía.

De todo ese barullo de ideas surgió esta tarta que hoy comparto con vosotros. También debo decir una cosa… En mi cabeza siempre es infinitamente mejor que como termina siendo, jajaja. Muchas veces me faltan medios para hacer cosas, además de tener que usar toneladas de chocolate… Por esa razón veréis partes de la tarta (más bien de la parte superior de la carpa), que están mezcladas con cartón (base y columna central) para poder sostenerla. Lo ideal hubiera sido hacer todo de chocolate, pero hubiera tenido que usar mucha cantidad. Tal vez en otro momento la repita modificando ese detalle.

Creando el interior de la Tarta Circo del Terror.

Había una cosa que tenía clara y era que el interior no podía ser de cualquier forma… Debía tener algo que nos recordase a este maravilloso show. De modo que decidí combinar dos tipos de bizcochos para crear un efecto de cuadros en su interior. Un bizcocho de chocolate y plátano, que es el mismo que os dejé en este post, y el clásico bizcocho de vainilla que ya he usado en muchas de mis tartas y que es de Julián de «Historias del Ciervo«. Da un resultado maravilloso y no veo la necesidad de cambiarlo 😉

Lo que hice fue intercalar capas de bizcocho de chocolate y vainilla, pero además, corté círculos en el interior para lograr un efecto intercalado con ellos. De ese modo al cortarlo encontraremos algo que nos recordará a un tablero de ajedrez. El método para hacer esto se lo vi hace un millón de años a Sugar Geek School en su archifamosa tarta «Lumberjack Cake«. Recuerdo que me fascinó lo increíblemente original que era esta tarta. Y, unos cuantos años después, me ha servido para poder crear esta tarta Circo del Terror.

Para el relleno he utilizado una ganache montada de chocolate negro. Nunca antes había trabajado con un relleno de este tipo y, la verdad, me ha sorprendido mucho en cuanto a sabor, textura y versatilidad. Veo un montón de posibilidades con sabores diferentes, de modo que este relleno lo veréis en más de una ocasión.

Tarta Circo del Terror
Dando forma al exterior.

Para cubrir el exterior, he utilizado una ganache de chocolate con leche. La misma que elaboré para hacer esta Tarta de Otoño. en aquel momento, era de mis primeras tartas, dejé una cobertura exterior mucho más gruesa… Lo ideal es que nos quede una capa finita como en esta ocasión.

Ahora tocaba dar forma a la carpa, tan peculiar, del Circo. Seguramente hecha con fondant hubiera quedado mucho mejor porque es más fácil de modelar. Pero ya sabéis que a mí no me gusta mucho (bueno, no me gusta nada) por esa razón modelé todo el exterior con chocolate moldeable. No es la primera vez que trabajo con él, ya os he dejado otras tartas como esta Calabaza Monstruosa o esta Galleta Libro de Hocus Pocus.

Tarta Circo del Terror

Me gusta mucho porque el sabor es mejor, la textura, el acabado… Solo que modelarlo puede ser un poco más laborioso. Para pintarlo utilicé colorante en polvo disuelto en vodka (de este modo no aporta sabor y se puede disolver muy bien). Finalmente algún detalle hecho con chocolate fundido y escudillado, como el cartel de «Circus», decorado con sprinkles dorados.

Es una tarta laboriosa, no tanto por su complejidad, sino porque se tarda varios días en hacer. De hecho fueron 3 días para poder hacerla entera. El chocolate moldeable debemos trabajarlo y dejarlo secar al aire durante 12 horas como mínimo para que endurezca y poder pintarlo sin problemas.

Pero todo tiene su recompensa y es que, después de todo este trabajo,podremos disfrutarla 😉

Damas y caballeros, ¡bienvenidos al Circo del Terror!

Receta Tarta Circo del Terror

Ingredientes para una tarta de 15 cm de diámetro

PARA EL BIZCOCHO DE PLÁTANO Y CHOCOLATE:

  • 170 g de harina floja de repostería
  • 20 g de cacao en polvo
  • 130 g de azúcar
  • 2 huevos L
  • 95 g de crème fraîche
  • 68 g de mantequilla fundida y enfriada
  • 1 plátano maduro, 85 g aproximadamente
  • 5 g de levadura química, impulsor
  • pizca de sal

PARA EL BIZCOCHO DE VAINILLA:

  • 180 g de harina floja de repostería
  • 110 g de azúcar
  • 135 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 135 g de claras (3 huevos L, aproximadamente)
  • 110 g de leche entera
  • 8,5 g de impulsor o levadura química
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • pizca de sal

PARA EL RELLENO DE GANACHE MONTADA DE CHOCOLATE NEGRO:

  • 350 g de nata líquida para montar, muy fría + 2 cucharadas de azúcar glas
  • 130 g de nata líquida para montar, caliente
  • 135 g de chocolate negro 70%

PARA LA GANACHE DE CHOCOLATE CON LECHE (COBERTURA):

  • 300 g de chocolate con leche
  • 200 g de nata líquida para montar

PARA LA DECORACIÓN DE CHOCOLATE MOLDEABLE:

  • 200 g de chocolate negro para cobertura o chocolate negro 70%
  • 100 g de glucosa o corn syrup

PARA PINTAR Y DECORAR:

  • un poco de vodka para disolver los colorantes
  • colorante en polvo blanco
  • colorante en pasta rojo
  • sprinkles perlados y dorados

Elaboración Tarta Circo del Terror

PRIMER DÍA

Preparamos el chocolate moldeable.
  1. Añadimos el chocolate en un bol resistente al agua y fundimos al baño maria.
  2. Retiramos del calor y añadimos el sirope de maíz. Mezclamos muy bien hasta integrar por completo.
  3. Obtendremos una pasta densa y ligeramente aceitosa. No os preocupéis por esto último.
  4. Guardamos la pasta en una bolsa para congelar. Estiramos ligeramente, sacamos todo el aire de su interior y refrigeramos durante 2-3 horas o hasta el día siguiente.
Modelamos la decoración de la tarta, empezamos con la parte superior de la carpa.
  1. Cogemos, más o menos, 1/3 de chocolate moldeable. El resto lo mantenemos guardado en la bolsa para evitar que se reseque.
  2. Colocamos dentro de una lámina de teflón y estiramos con ayuda de un rodillo. Procurad estirar la pasta de chocolate hasta que tenga el diámetro de la tarta (15 cm). La masa no debe quedar gruesa, más bien fina.
  3. Cortamos un círculo, podemos ayudarnos de la base del molde. Y cortamos triángulos, del mismo modo que si cortásemos un pastel.
  4. Damos forma a la carpa, este paso os lo muestro en el vídeo. En mi caso me costó que los triángulos se quedasen unidos entre sí, pero no os preocupéis por esto. Lo solucionaremos más adelante.
  5. Colocamos en un plato y dejamos secar durante 12 horas.
Modelamos las cortinas, los laterales de la carpa.
  1. Cogemos, más o menos, 1/3 de chocolate moldeable. El resto lo mantenemos guardado en la bolsa para evitar que se reseque.
  2. Colocamos dentro de una lámina de teflón y estiramos con ayuda de un rodillo. Procurad estirar la pasta de chocolate hasta que tenga casi la altura de la tarta. en mi caso media 11 cm de altura, lo ideal es que queden un poco más cortas.
  3. Modelamos las cortinas a nuestro gusto. En mi caso quise hacer trozos de cortina hecha jirones. Como si estuvieran rotas.
  4. Para hacer el faldón de la carpa, cortaremos tiras y con ayuda de una boquilla de 2 cm de diámetro, crearemos el efecto ondulado.
  5. Colocamos en un plato y dejamos secar durante 12 horas.

SEGUNDO DÍA

Pintamos las decoraciones de chocolate moldeable.
  1. Preparamos dos vasitos de chupito y añadimos un poco de vodka (o un licor blanco que no aporte sabor).
  2. En un disolvemos la punta de un cuchillo de colorante blanco en polvo y disolvemos.
  3. En el otro, añadimos un poco de colorante en pasta en rojo y disolvemos también.
  4. Pintamos toda la decoración con una base blanca, de ese modo el rojo quedará más brillante e intenso.
  5. Dejamos secar por completo.
  6. Una vez que esté seco, pintamos la parte correspondiente en rojo. Las cortinas con tiras rojas y la carpa superior alternando triángulos rojos y blancos.
  7. Dejamos secar por completo.
Preparamos la masa del bizcocho de chocolate y plátano.
  1. Precalentamos el horno a 160ºC con calor arriba y abajo.
  2. Engrasamos y forramos con papel de horno un molde Push-Pan de 15 cm de diámetro. Reservamos.
  3. En un bol tamizamos la harina junto con el cacao en polvo, la levadura química y la sal, mezclamos con ayuda de una espátula de silicona. Reservamos.
  4. Cortamos y majamos el plátano hasta hacer un puré.
  5. En el bol de la amasadora añadimos el azúcar junto con los huevos, batimos con las varillas a velocidad 1 hasta que monten.
  6. Añadimos el plátano majado junto con la crème fraîche, mezclamos de nuevo con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea.
  7. Cambiamos la varilla por la pala y añadimos la mezcla de harina. Lo haremos en tres tandas y esperando a añadir la siguiente cuando la primera se haya integrado. Es muy importante mezclar solo hasta que la harina se integre en la masa, no durante más tiempo porque compactaremos su textura.
  8. Por último añadimos la mantequilla fundida en un hilo fino y continuo a la vez que mezclamos.
  9. Vertemos la mezcla en el molde, golpeamos suavemente para asentar la masa e introducimos en el horno durante 60-65 minutos o hasta que insertando un palillo en el centro, este salga limpio.
  10. Sacamos, dejamos reposar durante 5 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
  11. Una vez que haya enfriado por completo, lo envolvemos en film y refrigeramos hasta el día siguiente.
Preparamos el bizcocho de vainilla.
  1. Precalentamos el horno a 160ºC con calor arriba y abajo.
  2. Engrasamos con mantequilla y espolvoreamos con harina, retirando el exceso, un molde Push-Pan de 15 cm de diámetro, reservamos.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura química y la sal. Reservamos.
  4. En un bol añadimos las claras junto con la vainilla y la leche, batimos con ayuda de unas varillas hasta homogeneizar la mezcla.
  5. En el bol de la KA o de una amasadora, añadimos la mantequilla junto con el azúcar. Batimos con la pala, a velocidad media, hasta lograr una textura cremosa, aireada y blanca.
  6. Comenzamos a integrar los ingredientes secos alternándolos con los líquidos.
  7. Añadimos 1/3 de la mezcla de claras y batimos a la velocidad más baja durante unos segundos. Paramos, bajamos la mezcla de los lados y añadimos 1/3 más de la mezcla de ingredientes secos. Volvemos a batir a velocidad baja durante unos segundos.
  8. Repetimos el mismo proceso con el resto de mezcla de claras y mezcla de ingredientes secos. Mezclamos a velocidad baja solo hasta homogeneizar la mezcla.
  9. Vertemos la mezcla en el molde e introducimos en el horno a media altura.
  10. Horneamos durante 55-60 minutos o hasta que pinchando con un palillo, este salga limpio.
  11. Sacamos y dejamos reposar 5 minutos en el molde.
  12. Desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
  13. Una vez que esté completamente frío, envolvemos en film de plástico y refrigeramos hasta el día siguiente.

TERCER DÍA

Preparamos el ganache de chocolate con leche.
  • Para poder trabajar con él necesitaremos que haya enfriado por completo pero que no esté sacado directamente del frío. Debe tener una textura similar a la Nutella®. Por esa razón, me gusta elaborarlo a primera hora de la mañana y dejar que vaya enfriando a lo largo de esta. En unas 5-6 horas tendrá la textura perfecta para decorar la tarta.
  1. Troceamos muy finamente el chocolate con leche, reservamos.
  2. En un cazo añadimos la nata y colocamos a calor medio hasta que tome temperatura pero sin llegar a hervir.
  3. Retiramos del calor e incorporamos el chocolate picado, mezclamos con ayuda de unas varillas hasta homogeneizar por completo.
  4. Vertemos en un bol y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente.
  5. A medida que vaya enfriando y no suelte mucho calor, tapamos dejando una pequeña abertura para que no condense.
Preparamos el relleno.
  • Antes de disponernos a montar la nata debemos asegurarnos de dos cosas:
  1. La nata debe estar al menos 24 horas en el frío
  2. El bol donde montemos la nata debe estar frío. Os recomiendo utilizar uno de aluminio e introducirlo en el congelador 20 minutos antes de disponernos a montar la nata.
  3. Vertemos la nata (350 g) en el bol frío y comenzamos a montar con unas varillas eléctricas a velocidad 1.
  4. Una vez que comience a tomar cuerpo, añadimos el azúcar poco a poco y sin dejar de batir. Aumentaremos la velocidad de manera gradual pero sin llegar nunca a la máxima. Lo ideal es una velocidad media.
  5. Antes de que termine de montar del todo, añadimos la vainilla y batimos hasta que obtengamos una nata con mucho cuerpo. Cuidado de no sobre batirla o haremos mantequilla…
  6. Cubrimos el bol con film y refrigeramos hasta el momento que vayamos a utilizarla.
  7. Por otro lado, en un cazo añadimos 130 g de nata líquida y colocamos a calor medio. Dejamos hasta que llegue a una ebullición suave.
  8. Retiramos del calor, añadimos el chocolate troceado y mezclamos con unas varillas hasta lograr una mezcla homogénea.
  9. Pasamos la mezcla a un bol amplio y dejamos reposar durante 20 minutos para que pierda calor.
  10. Añadimos un poco de nata montada y mezclamos, realizando movimientos suaves y envolventes, con ayuda de una espátula de silicona.
  11. Continuamos añadiendo nata montada, poco a poco, e integrando siguiendo el mismo proceso.
  12. Pasamos a un bol más pequeño, cubrimos con film y refrigeramos hasta el momento de su uso.
Cortamos los bizcochos.
  1. Con ayuda de una lira cortamos cada bizcocho en 3 partes iguales. En esta ocasión, os recomiendo empezar por abajo y, a partir de aquí, proceded a cortar las capas.
  2. Con ayuda de dos cortadores lisos, cortamos cada capa de bizcocho en 3 círculos de distinto tamaño (4,5 cm y 9,5 cm de diámetro). La idea es intercalar bizcocho de chocolate y plátano con bizcocho de vainilla.
  3. Una vez que tengamos todos los discos cortados y separados, procedemos a intercalarlos.
  4. Cogemos un disco grande de vainilla y colocamos en su interior un disco mediano de chocolate. Rellenamos el hueco central con un círculo de bizcocho de vainilla.
  5. Repetimos el mismo proceso con el resto de bizcochos.
  6. Envolvemos en film y refrigeramos durante 30 minutos.
    Tarta Circo del Terror
Montamos la tarta.
  1. Colocamos en la base de nuestra base giratoria para tartas un antideslizante para fijar el disco para tartas.
  2. Ponemos el disco y una pequeña cantidad de crema de relleno sobre él, esto nos ayudará a fijar el bizcocho.
  3. Colocamos uno de los bizcochos bicolores y presionamos ligeramente. Aseguraos de colocar en la base un bizocho que tenga la parte inferior de la base cocida, al igual de reservar el otro para colocarlo en la parte superior.
  4. Disponemos una capa del relleno de chocolate y alisamos con ayuda de una pala.
  5. Colocamos otro bizcocho bicolor, este debe tener los colores colocados al contrario que el que pusimos con anterioridad, y presionamos ligeramente.
  6. Disponemos una capa del relleno de chocolate y alisamos con ayuda de una pala.
  7. Repetimos este mismo proceso con el resto de bizcochos.
  8. Colocamos la última capa de bizcocho y lo haremos colocando la parte más dorada hacia arriba (lo mismo que hicimos en la base solo que este, estaba colocado hacia abajo). Presionamos con cuidado.
Cubrimos el exterior de la tarta con lo que nos sobra de relleno.
  1. Repartimos el relleno de chocolate con una pala por toda la superficie de la tarta y retiramos el exceso ayudándonos de un alisador de bordes. Esta capa nos ayudará a “recoger” posibles migas del bizcocho que podrían salir a la superficie cuando la decoremos.
  2. Refrigeramos durante 30 minutos para que el exterior endurezca.
Cubrimos el exterior con la ganache de chocolate con leche.
  1. Disponemos la ganache por toda la superficie. Comenzamos por la parte superior y continuamos por los laterales.
  2. Alisamos, retirando el exceso, y refrigeramos durante 30 minutos.
  3. Disponemos otra capa más de ganache. Alisamos toda la superficie y refrigeramos hasta el momento que la vayamos a decorar. Lo ideal es que nos quede una capa fina de ganache.
Montamos la parte superior de la carpa.
  1. Para montar la parte superior de la carpa utilicé un disco de tarta del mismo tamaño que esta. Además, me hice con cartón, os será de utilidad el rollo de cartón de un rollo de cocina, (forrado posteriormente con papel de aluminio) un pilar central que pudiera contener la carpa.
  2. Untamos un poco de ganache en el borde del disco de tarta, nos ayudará a sujetar las piezas de la carpa, y colocamos el pilar de cartón en el centro.
  3. Colocamos las piezas de la carpa alrededor del disco.
  4. Refrigeramos durante 30 minutos.
  5. Escudillamos un cordón de ganache en el filo de la carpa y colocamos el faldón. En esta ocasión, colocaremos la carpa sobre un bol para poder refrigerarla y no estropearla.
  6. Dejamos en el frigorífico durante 30 minutos.
Decoramos la tarta.
  1. Para pegar las cortinas de los laterales, nos ayudaremos con un poco de ganache de chocolate con leche.
  2. Disponemos pequeños puntos y colocamos las cortinas a nuestro gusto.
  3. Colocamos la parte superior de la carpa y el letrero de "Circus".
  4. Servimos nuestra terrorífica tarta del Circo del Terror.
    Tarta Circo del Terror

Notas

  • He utilizado este molde Push-Pan de 15 cm de diámetro,
  • El tiempo de cocción de cada bizcocho variará dependiendo del tamaño del molde que utilicéis.
  • La créme fraîche se puede sustituir por yogurt griego sin azúcar.
  • Refrigerar el bizcocho durante toda la noche, ayuda a la hora de cortarlo con la lira porque no se desmigará o lo hará en menor proporción.
  • Para cortar los discos interiores de bizcocho he utilizado dos cortadores lisos de 4,5 cm y 9,5 cm de diámetro.
    Tarta Circo del Terror
  • Para hacer el chocolate moldeable podéis utilizar chocolate para postres o cobertura.
  • Respetad el tiempo de reposo del chocolate moldeable para poder trabajar con él. En caso de que esté muy frío, podéis darle calor con las manos o un ligero golpe de calor en el microondas (1 ó 2 segundos).
  • Recordad tapar todos los retales de pasta de chocolate que vayan saliendo. Al estar mucho tiempo en contacto con el aire comienzan a resecarse.
  • El chocolate moldeable podemos estirarlo entre dos láminas de teflón para trabajar mejor con él. Además nos ayudará a aportar textura final. En caso de no tener teflón, estiradlo con papel de hornear o algún material que nos permita trabajar de este modo.
  • Debemos dejar secar el chocolate moldeable para poder pintarlo bien, de lo contrario la superficie repelerá la pintura.
  • La decoración puede ser totalmente a vuestra elección, en mi caso he elegido esta opción que espero que os guste.
  • Para conservar la tarta debemos mantenerla refrigerada durante 3-4 días.
  • Lo ideal antes de consumirla es atemperarla durante un rato, dependerá de la temperatura exterior.
    Tarta Circo del Terror

Espero que hayáis disfrutado de la receta Tarta Circo del Terror leyéndola y viéndola, tanto como yo llevándola a cabo. Para mí este tipo de tartas siempre son un reto, aún me queda mucho por mejorar y perfeccionar. Pero me quedo con lo bueno y es todo lo que me permite aprender, mejorar y perfeccionar.

Espero poder ir haciendo muchas más tartas de este tipo porque son sin duda una manera nueva de expresarme y compartir con vosotros todo aquello que me pasa por la cabeza.

¡Os deseo un domingo maravilloso!

Un abrazo,
Eva

Este post contiene enlaces afiliados

Archivado en

relacionadas.

Comentarios