Salpicón de marisco

Salpicón de marisco

Eva 13 mayo, 2019
This post is also available in English

Cuando va llegando el buen tiempo apetece disfrutar de recetas sencillas, frescas y ligeras. En casa solemos consumir muchas ensaladas durante el verano, que no tienen porqué ser aburridas o limitarse a lechuga, tomate, pepino… De hecho, siempre voy probando ideas nuevas y, muchas de ellas, se quedan para siempre. Hoy os voy a dejar un clásico, pero de esos que siempre gusta comer y es bueno cómo saber hacer. Salpicón de marisco.

Además, creo que es muy bueno saber cómo cocer marisco en casa. Sé que es muy cómodo comprarlo cocido, tan sencillo como limitarse a sacarlo del envase, cortarlo y servirlo. Pero, de este modo hay algo que se escapa totalmente a nuestro control y es la cantidad de sal que lleva cada alimento y el tiempo de cocción.

Seguro que muchas veces habéis comido langostinos súper salados y muy blandos… Vamos, que no puedes disfrutar de ellos como es debido en ningún caso. Por eso hoy, además de aprender a elaborar una receta tradicional y clásica, aprenderemos a cocinar pulpo, langostinos y mejillones. Indispensables durante todo el año, pero más aún en verano.

Salpicón de marisco
Inciso musical.

Cuanto tiempo sin dejaros música, pero ¿esto qué es??? Mira que pasarse una cosa así, con lo musical que soy yo. En fin. Hoy quiero dejaros una canción que me encanta y he conocido gracias a mi medio limón que, he de reconocer, tiene un gusto musical maravilloso.

¿Os he contado alguna vez que fue pincha de un local? ¡Pues sí! Es más. Era de esos muy bordes a los que le pedías música y siempre te decía que no o no te hacía ni caso, jajajaja. Yo le conocí bastante después, aunque me hubiera encantado conocerle en aquel m0mento! La canción que hoy os dejo es del grupo My Dear y se llama «Standing in this Dream» (link a YouTube) 🙂

Salpicón de marisco.

La receta de hoy no tiene nada de novedosa, es una tapa muy fresca hecha con mariscos como pulpo, mejillones y langostinos acompañados de verduras de nuestra elección. En mi caso utilizo pimientos verdes y rojos, tomate, cebolla roja y pepino. Todo ello acompañado con una vinagreta. Sencillo y delicioso, ¿verdad?

El salpicón, originalmente, era un plato muy humilde hecho con carnes troceadas de fácil acceso y económicas. Solía ir acompañado de una vinagreta y algunas verduras.

Pero, a lo largo del tiempo esta receta ha cambiado o evolucionado mucho desde su origen que se cree que comenzó a finales del siglo XVI. De hecho, es más común encontrar un salpicón de marisco que un salpicón hecho con carne.

La receta de este salpicón de marisco puede variar mucho dependiendo de la zona en la que se prepare o de la persona que lo lleve a cabo. Los ingredientes más utilizados son el pulpo, mejillones y gambas o langostinos. Aunque también se puede encontrar elaborado con rape y centollo.

Sin lugar a dudas es una receta perfecta para preparar y tener en cuenta en la temporada de calor. Es ideal para servirla como entrante o incluso a modo de tapa acompañando unas cervezas bien frías. De hecho, es una de esas elaboraciones que podemos preparar con antelación (te lo recomiendo porque los sabores maduran y mejoran) y sacarla justo en el momento que la vayamos a consumir.

Salpicón de marisco

Ingredientes

  • 350 g pulpo cocido, 3 patas más o menos
  • 1 kg de mejillones crudos
  • 450 g de langostinos medianos
  • 2 tomate Raf, firmes
  • 1 pimiento verde mediano
  • ½ pimiento rojo
  • ½ cebolla morada
  • 1 pepino
  • 100 g de aceite de oliva
  • 50 g de vinagre de manzana
  • sal y pimienta negra al gusto

Elaboración

Preparamos el pulpo.
  1. En mi caso compré un pulpo entero fresco que pesaba aproximadamente 2 kg. recordad que una vez que lo cocinemos, perderá más o menos la mitad de su peso.
  2. Antes de cocinar el pulpo, si es fresco, debemos ablandar su carne puesto que esta es muy dura. Para ello lo congelaremos durante 48 horas, de ese modo lograremos suavizar sus tejidos.
Cocinamos el pulpo.
  1. El día antes de cocinar el pulpo, lo sacaremos del congelador, colocamos dentro de un bol (soltará mucha agua) y colocamos en el frigorífico hasta el día siguiente.
  2. Llenamos una olla grande con agua, añadimos una pizca de sal y dos hojas de laurel. Colocamos a calor medio alto y dejamos que el agua tome temperatura.
  3. Una vez que el agua rompa a hervir, tenemos que "asustar" el pulpo antes de introducirlo dentro de la olla. esta técnica consiste en sujetar el pulpo por la cabeza e introducirlo y sacarlo dentro del agua 3 veces. Esto ayudará a que la textura de la carne sea firme y ayudará a prevenir que la piel se caiga durante la cocción.
  4. Después de realizar el último paso para "asustarlo", dejamos el pulpo dentro de la olla con el agua caliente y cocinamos durante 25-30 minutos. Lo pincharemos de vez en cuando para comprobar que está tierno.
  5. Una vez que esté cocinado, apagamos el calor y dejamos reposar en el agua durante 10 minutos.
  6. Sacamos e la olla, colocamos en el interior de un bol y dejamos enfriar por completo.
Cocinamos los langostinos.
  1. Llenamos un bol grande con agua y añadimos 4 cucharadas de sal.
  2. agitamos con una cuchara para disolverla por completo y añadimos varios cubos de hielo. Reservamos.
  3. Por otro lado, llenamos una olla grande con agua y colocamos a calor alto.
  4. Una vez que el agua rompa a hervir, incorporamos todos los langostinos de golpe. El punto de ebullición se cortará, pero no os preocupéis.
  5. Cocinamos durante 1- 1 y 1/2 minutos, observaréis que los langostinos cambian de color.
  6. en ese momento, sacamos los langostinos de la olla con ayuda de una espumadera y colocamos de seguido dentro del bol con agua y hielo.
  7. Dejamos sumergidas durante 15 minutos.
  8. Sacamos, escurrimos muy bien y reservamos.
Cocinamos los mejillones.
  1. Descartamos todos los mejillones que tengan las conchas rotas y los limpiamos. Retira las barbas y otros crustáceos que puedan haberse adherido a la concha.
  2. Lavamos muy bien los mejillones bajo agua fría.
  3. Preparamos una olla grande y llenamos con un poco más de un dedo de agua.
  4. Introducimos los mejillones junto con una hoja de laurel y tapamos.
  5. Colocamos a fuego medio-alto y dejamos que llegue a ebullición. Una vez en este punto, cocinamos durante 7-8 minutos, todas las conchas deben haberse abierto. Aquellas que no lo hayan hecho, deberemos descartar esos mejillones.
  6. Retiramos del fuego, escurrimos y dejamos enfriar por completo.
Preparamos el salpicón de marisco.
  1. Lava todas las verduras y cortarlas en cuadraditos.
    Salpicón de marisco
  2. A medida que las vamos cortando, las dispondremos en un bol grande.
    Salpicón de marisco
  3. Pela las gambas, córtalas por la mitad y añade al bol junto con las verduras.
  4. Retira las conchas de los mejillones e incorpóralos en el bol.
    salpicon-marisco-6
  5. Por último, corta el pulpo en rodajas y añade junto con el resto de los ingredientes.
Preparamos la vinagreta.
  1. En un bote de cristal añadimos el aceite junto con el vinagre, la sal y una pizca de pimienta negra recién molida.
  2. Cerramos bien y agitamos con fuerza para que se mezcle.
    Salpicón de marisco
  3. Vierte la mezcla sobre el salpicón y mezcla con ayuda de una cuchara.
  4. Cubre con film y refrigera durante 3-4 horas.
  5. Sirve en una fuente amplia o bien en platos individuales.
    Salpicón de marisco

Notas

  • El pulpo se puede utilizar fresco, congelado o cocido. Si lo compramos fresco, debemos proceder a cocinarlo del modo que os especifico en la receta. Si os sobra pulpo cocido, puedes congelarlo en una bolsa tipo zip. Si decides utilizar pulpo cocinado congelado, sólo debes tener en cuenta que hay que descongelarlo el día anterior. Y, si prefieres no complicarte demasiado, puedes utilizar pulpo ya cocido.
  • El tiempo de cocción del pulpo dependerá siempre del tamaño del pulpo.
  • Los langostinos se pueden comprar frescos, congelados o cocidos.
    Salpicón de marisco
  • Es muy importante que, para que nuestros langostinos se queden con la carne firme, sigas los pasos que te detallo en la receta. Cocínalos en agua hirviendo y corta la cocción con agua helada. Si al añadir los langostinos al agua con hielo, observas que el agua se calienta demasiado, no dudes en añadir más hielos.
  • Los mejillones podemos comprarlos crudos o cocidos. Lo dejo completamente a tu elección, pero recuerda que siempre es mejor hacerlo en casa. De ese modo podrás controlar la cantidad de sal y el punto de cocción.
  • El pulpo se corta tradicionalmente con tijeras, no con un cuchillo. Pero si las tijeras de cocina que tienes en tu casa no cortan muy bien, es preferible utilizar un cuchillo para evitar desgarrarlo.
  • Todas las verduras son opcionales y se pueden ajustar a tu elección. Aunque te recomiendo no omitir ninguna porque el resultado es excepcional.
    Salpicón de marisco
  • Los tomates deben ser de muy buena calidad, Raf o Tigre, de carne muy firme y con buen sabor.
  • Algunas recetas añaden surimi de cangrejo (yo prefiero no hacerlo, porque de cangrejo lleva poco o nada) o huevo duro. En mi caso no suelo hacerlo, pero sentíos libres de añadirlo si lo deseáis.
  • Lo ideal es consumir el salpicón de marisco muy frío, pero también puede tomarse a temperatura ambiente.
    Salpicón de marisco

Este salpicón de marisco no puede faltar en tu menú veraniego, no solo es fresco y ligero, sino que además es una absoluta maravilla en cuanto a ingredientes se refiere.

Si algún día decidís hacerlo en casa a modo de tapeo, podéis acompañarlo con unas buenas croquetas, una empanadao incluso un gazpacho. En casa hacemos varias versiones, incluido el salmorejo, pero sin duda mi preferido es este gazpacho verde con frutos secos.

¡Os deseo un maravilloso comienzo de semana!

Un abrazo,
Eva

Archivado en

relacionadas.

Comentarios