Rabanitos encurtidos

Rabanitos encurtidos

Eva 5 febrero, 2018
This post is also available in English

Sé que esta receta de rabanitos encurtidos era muy deseada por algunos de vosotros ya que, en más de una ocasión, me habéis escrito para que la compartiera. Así que hoy aumentamos un poquito más el recetario de alimentos encurtidos añadiendo esta maravilla que os resultará muy versátil.

Podremos utilizarlos para condimentar sandwiches, tostas, ensaladas, tacos o cualquier tipo de plato con verduras, noodles… Además de poder consumirlos tal cual como si se tratase de cualquier otro encurtido.

¿Qué son los rábanos?

Los rábanos son raíces comestibles que provienen de la familia de las Brassicaceae. Se pueden encontrar diferentes tipos de rábanos, estos son algunos de los más comunes:

  • 1. R. sativus var. sativus: Engloba los rábanos que son alargados o redondos, y con una gama de color que varía de blanco, rosa o rojo.
  • 2. R. sativus var. niger: Se cultiva con un hipocótilo (parte de una planta que germina de una semilla) de mayor tamaño, generalmente alargado y de color blanco o rojo, aunque también se pueden encontrar de color negro y redondeados.
  • 3. R. sativus var. longipinnatus: Producidos en el sudeste asiático. Son híbridos caracterizados por un hipocótilo largo y grueso. Poseen un sabor más suave que el grupo anterior y se denominan “Rábanos Daikon” (rábanos japoneses).

Este ingrediente puede ser un tanto particular según para qué paladar. Posee un sabor fuerte y ligeramente picante, que no agrada a todo el mundo, unido a una textura extremadamente crujiente. Para mi es un indispensable en mis ensaladas.

Rabanitos encurtidos
Beneficios de los rábanos.

Este pequeño ingrediente, al que mucha gente no presta atención, en realidad es una fuente de nutrientes y beneficios para nuestro organismo. Antiguamente se utilizaba como un alimento medicinal ya que posee usos digestivos.

Es muy rico en fibra, vitamina B y C, yodo, magnesio y azufre. Además de contar con 20 aminoácidos.

Rabanitos encurtidos

Es un aliado natural para nuestro hígado y vesícula, gracias a los glucosinolatos. Estos son compuestos orgánicos azufrados responsables del sabor picante y amargo característicos de este ingrediente y otros que lo poseen como la rúcula, berros, nabos, mostaza, col, brocoli, coliflor o repollo morado. Además se le otorga una fuerte importancia para ayudar a prevenir el cáncer.

Para beneficiarnos de todas sus cualidades debemos consumirlas en crudo, al vapor, fermentadas o en conserva.

Poseen efectos diuréticos y previenen el almacenamiento de sustancias en los riñones evitando la formación de cálculos renales. Además es un fantástico antiséptico que nos ayuda a limpiar el intestino y el colón.

Rabanitos encurtidos
Buscando un método para introducirlo en nuestra dieta.

Sé que muchos de vosotros no podéis consumir este ingrediente en crudo, en mi casa esto ocurre excepto conmigo, por esa razón este modo de prepararlos y consumirlos os puede resultar muy interesante.

Lograremos potenciar su sabor mucho aportando matices dulces, ácidos y picantes (yo y mi obsesión por el picante!), además de preservar su maravillosa textura.

He visto muchas recetas en las redes, pero una de las combinaciones que más llamó mi atención fue la del blog The Sea Salt 😉

El método para elaborarlos no puede ser más sencillo y tan solo necesitaremos unos días de reposo para que madure el sabor y logremos que alcancen su máximo esplendor. Seguro que vuestros sandwiches y ensaladas lucirán mucho mejor añadiendo este ingrediente.

También quería compartir con vosotros que estoy muy contenta de haber podido estrenar mis nuevos cuchillos que me envió Kamikoto hace unos días con esta receta. ¡Mil gracias! Me tienen enamorada 😀

Rabanitos encurtidos

Hoy quiero compartir con vosotros una canción que siempre que la escucho consigue ponerme lo pelos de punta. Es del mismo compositor de la BSO de una serie que me encanta (todo, menos el último episodio) “Penny Dreadful”. Sí, ¡también soy adicta a las series! Quienes me sigáis por Instagram, lo sabréis porque siempre voy compartiendo en Stories lo que voy viendo. Ahora he empezado a ver “Altered Carbon”, ¡es muy buena! Si os gusta el Cyberpunk, no la dejéis de ver.

 A ver, que me lío, esta canción es de Abel Korzeniowski “Dance for me Wallis” y no puedo evitar sentir una conexión con la serie que os comento. Link a Youtube 🙂

Ingredientes

  • 1 ramillete de rábanos largos, 5-6 piezas
  • 230 g de agua
  • 240 g de vinagre de manzana
  • 20 g de sal
  • 50 g de miel
  • 2 dientes de ajo grandes laminados
  • 2 chiles de Cobán u otra variedad de chile seco pequeño
  • 2 chiles largos rojos secos
  • un puñado de cilantro fresco picado, solo las hojas

Elaboración

Preparamos la salmuera.
  1. En un cazo añadimos todos el agua junto con el vinagre, la sal y la miel.
  2. Colocamos a calor medio y dejamos hasta que alcance una ligera ebullición.
  3. Retiramos del calor, añadimos los chiles de Cobán desmigados y dejamos que la mezcla repose unos minutos para que atempere.
Mientras, preparamos los rábanos.
  1. Retiramos los tallos de los rábanos, lavamos muy bien bajo agua fría y secamos.
  2. Con ayuda de un cuchillo afilado o una mandolina, cortamos los rábanos en rodajas muy finas.
    Rabanitos encurtidos
Preparamos el encurtido.
  1. En un bote tipo Fido con una capacidad de 3/4 l., introducimos los rábanos laminados dentro alternando con los ajos, los chiles largos y el cilantro troceado.
    Rabanitos encurtidos
  2. Vertemos la salmuera sobre los rábanos y dejamos que termine de enfriar por completo, sin cerrar el recipiente, a temperatura ambiente.
    Rabanitos encurtidos
  3. Una vez que ha enfriado, cerramos el bote y dejamos reposar 24 horas a temperatura ambiente.
  4. Refrigeramos durante 3 días antes de consumir.
    Rabanitos encurtidos

Notas

  • Podemos utilizar rábanos largos o pequeños redondos. En mi caso utilicé estos que son los que compré, pero puede hacerse con la variedad que deseéis.
  • ¿Puedo sustituir el vinagre de manzana por vinagre de vino blanco? Sí, también se puede variar. Personalmente me gusta más el de manzana porque el de vino me resulta demasiado intenso, de hecho lo tengo en casa solo para hacer boquerones en vinagre...
    Rabanitos encurtidos
  • Las especias o aderezos son todos facultativos. Si hay alguna que no os guste, podéis omitirla, al igual que si queréis añadir alguna nueva como cilantro en grano, mostaza, hinojo... O incluso podéis utilizar otras hierbas aromáticas.
  • Si no os gusta mucho el picante, reducid la cantidad de chile. El sabor no es muy picante a mi parecer, pero esto puede variar en gustos.
  • Los rabanitos encurtidos podemos conservarlos refrigerados durante 1 mes. Tal vez aguanten más tiempo, pero no lo he probado y no podría deciros con seguridad.
    Rabanitos encurtidos

Estos rabanitos encurtidos son un vicio más para añadir a vuestras futuras elaboraciones. Para mi ya es otro indispensable en mi nevera, junto con otros que siempre suelo tener para acompañar o condimentar platos.

Al final logramos crear un abanico de sabores y texturas increíble, que solo nos llevará unos pocos minutos de elaboración. Además, os adelanto que no estaría nada mal que los preparaseis porque igual dentro de poco los necesitaremos para otra receta ;)

¡Feliz comienzo de semana!

Un abrazo,
Eva

Fuentes:Frutas & Hortalizas, Botanical online

Archivado en

relacionadas.

Comentarios