Hua-Juan, panecillos al vapor con cebollino {Vídeo receta}

Hua-Juan, panecillos al vapor con cebollino {Vídeo receta}

Eva 28 Abril, 2017
This post is also available in English

Esta versión de panecillos al vapor era totalmente desconocida para mi y el día que se cruzaron en mi camino quedé totalmente prendada de ellos. Los Hua-Juan son originarios de China y su traducción significa literalmente “rollos en forma de flor”. Esta variación de panecillos al vapor son una variante de los mantou (馒头), ambos se elaboran con el mismo tipo de masa aunque difieren en su aspecto exterior.

Tanto el mantou como los hua-juan, son una alternativa al arroz para acompañar los platos, especialmente en el norte de China. La masa del mantou se puede elaborar del modo que veremos a continuación o bien hidratar la masa con leche en lugar de agua y añadir un poco de azúcar, que es como se suele servir en el sur de China.

Su elaboración es bastante sencilla, tan solo debemos amasar bien para obtener un buen desarrollo del gluten y que este nos permita estirar y formar la masa de manera correcta. El relleno, en este caso, constará de Shichimi y cebollino picado pero, como os comento más abajo, podéis omitirlo o sustituirlo por otro que sea más acorde a vuestros gustos.

Hua-Juan, panecillos al vapor con cebollino

La verdad que las masas cocinadas al vapor tienen un encanto especial, el resultado siempre es una miga muy tierna y esponjosa con un exterior muy particular. El exterior queda brillante y con un tacto que puede parecer incluso plastificado, pero solo es una impresión. A la hora de saborearlo y disfrutarlo, es sencillamente espectacular.

No es la primera vez que elaboro masas al vapor, seguro que muchos de vosotros recordáis los Germknödel, unos bollitos al vapor rellenos de mermelada de ciruela casera que se consumen tanto en Austria como Alemania, y por supuesto los famosos Gua Bao. Esta receta es una de las más visitadas en el blog y una de las que más me escribís para comentarme que la habéis hecho.

No me extraña nada porque son adictivos… En casa los solemos preparar casi todas las semanas. Al peque le gustan así, con la carne especiada y estofada, o bien formando un bollo redondeado con el relleno dentro.

Cómo os podéis imaginar, cuando me los pide rellenos, nada tiene que ver con este tipo de cocina… van rellenos mayormente  con un porcentaje ordinario de mozzarella y quesos varios, jamón, bacon, orégano… vamos, lo que viene siendo una pizza dentro de un panecillo al vapor XD

Estos panecillos al vapor con cebollino se pueden consumir solos porque son una delicia pero, que duda cabe, que son el mejor acompañante de nuestras cenas o almuerzos.

INGREDIENTES PARA LOS HUA-JUAN:

16 panecillos

PARA LA MASA MANTOU:

  • 300 g de harina T-45 o harina para hojaldre
  • 190 g de agua*
  • 2 g de levadura seca de panadero
  • 3 g de sal

*La cantidad de agua puede variar dependiendo de la capacidad de absorción de vuestra harina. Esta puede rondar desde los 160-190 g en total.

PARA EL RELLENO:

  • aceite de oliva para pincelar
  • Shichimi
  • 25 g de cebollino finamente picado

ELABORACIÓN:

Preparamos la masa.
  1. En un bol añadimos la harina junto con el agua*, la levadura y la sal. Mezclamos con ayuda de una espátula hasta integrar medianamente los ingredientes.
  2. Volcamos a una superficie de trabajo limpia y comenzamos a amasar. Tendremos que trabajarla hasta obtener una masa lisa y homogénea, lo que significa que el gluten estará prácticamente desarrollado.
  3. Amasaremos combinando con reposos, recordad tapar la masa siempre para evitar que se encostre. el tiempo total de amasado puede rondar los 10-12 minutos.
  4. Introducimos la masa en un recipiente hermético o un bol, cubrimos y dejamos reposar hasta que la masa doble su volumen. En mi caso tardó 1 y 1/4 horas, leva muy rápido.

* Recordad que lo ideal es añadir el agua poco a poco para no sobrepasar la hidratación total de la masa. Podéis añadir de golpe unos 145 g de agua y el resto conforme vayáis trabajando la masa.

NOTAS:

  • Es importante que desarrollemos bien el gluten para que, posteriormente, podamos estirar la masa con facilidad y logrando un grosor muy fino.
  • La masa será ligeramente pegajosa pero fácil de manipular.
Formamos los hua-juan.
  1. Forramos la vaporera con papel de horno, reservamos.
  2. Volcamos la masa sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada y desgasificamos suavemente.
  3. Con ayuda de una rasqueta, dividimos la masa en dos partes iguales. Una de ellas la guardamos en el bol/recipiente y tapamos hasta que la formemos.
  4. Espolvoreamos ligeramente una superficie de trabajo y estiramos la masa. Formaremos un rectángulo de 35 x 25 cm aproximadamente.
  5. Pincelamos toda la superficie con aceite de oliva, a excepción de los bordes, espolvoreamos el cebollino picado y añadimos Shichimi al gusto.
  6. Enrollamos la masa por el lado más ancho procurando ejercer tensión para que no queden huecos. Al terminar de enrollar la masa, rodarla con delicadeza para ayudar a sellar la unión.
  7. Cortamos en 16 porciones iguales, medirán alrededor de 2,5 – 3 cm de grosor.
  8. Para formar los hua-juan necesitaremos dos porciones por panecillo. Colocamos una porción sobre la otra y prensamos suavemente con la palma de la mano.
  9. Con ayuda de un palillo, presionamos en el centro sin miedo. Levantamos el palillo y, con ayuda del dedo pulgar e índice, presionamos los extremos hacia el centro y por la parte inferior (esto se aprecia bien en el vídeo).
  10. Colocamos el hua-juan en una de las bandejas de la vaporera y repetimos el proceso con los siguientes. Os recomiendo poner 4 panecillos por bandeja.
  11. Una vez que tengamos formados todos, tapamos y dejamos reposar 15-20 minutos.
Hua-Juan, panecillos al vapor con cebollino
Hua-Juan, panecillos al vapor con cebollino

NOTAS:

  • Perforar el papel de horno de las bandejas para que el vapor se distribuya mejor por toda la vaporera cuando estemos cocinando los panecillos.
  • Si solo tenéis una vaporera, no cabrán todos los panecillos en las bandejas. Dejad la segunda tanda sobre papel de horno y cubrirlos con film hasta que llegue el momento de cocinarlos.
Hua-Juan, panecillos al vapor con cebollino
Cocinamos los hua-juan.
  1. Preparamos una cacerola con un tamaño acorde a nuestra vaporera. Llenamos de agua y colocamos a calor medio, que suelte vapor pero no llegue a una ebullición. Mi vitrocerámica tiene potencia de 1-9, la coloqué en el 7.
  2. Colocamos la vaporera sobre la cacerola, recordad que los hua-juan ya están dentro, y dejamos al vapor durante 15 minutos (no debemos apagar el calor, este debe estar encendido durante el tiempo de cocción).
  3. Retiramos la vaporera de la cacerola y dejamos reposar los hua-juan durante 5 minutos dentro de la vaporera sin abrir la tapadera.
  4. Sacamos y a disfrutar templaditos.

CONSERVACIÓN: Lo ideal es consumir estos panecillos el mismo día que los elaboramos y, si son recién hechos, mucho mejor. Pero en caso de que os sobren algunos podéis hacer lo siguiente:

  • Una vez que estén completamente fríos, guardadlos en un recipiente hermético dentro del frigorífico.
  • En el momento que os apetezca consumirlos, sacadlos del frío e introducid en el microondas junto con una taza llena de agua a la máxima potencia durante 30 segundos.
  • Saldrán súper tiernos y ¡listos para ser devorados!
  • No los dejéis en el frío por más de 2 días.
Hua-Juan, panecillos al vapor con cebollino

NOTAS:

  • ¿Por qué es importante utilizar una harina T-45 o especial para hojaldre? Porque necesitamos una masa que posea muy buena relación de elasticidad/tenacidad y, en este caso, será necesario para poder estirar la masa y que aguante el formado.
  • Si no tengo esta harina ¿puedo utilizar otra? Sí, por supuesto. Una harina panadera irá bien para elaborarlos. Si notáis que la masa se contrae durante el estirado, dejadla reposar unos minutos cubierta para evitar que se encostre.
  • ¿Es indispensable utilizar aceite? Sí, ayuda a que las capas no se adhieran y le aporta muchísima jugosidad.
  • Si no os gusta el cebollino podéis omitirlo, de hecho podéis elaborarlos solo con las especias o incluso sin ellas. Pero es cierto que quedarán unos panecillos menos sabrosos. Aunque siempre se pueden acompañar de alguna elaboración 😉
  • Otra buena opción puede ser rellenarlos con trozos de gambas, alguna verdura o incluso carne.
  • Estos panes se deben hacer en una vaporera, ya sea de bambú o metal. No se obtendrá el mismo resultado horneados, de hecho su acabado y textura se obtiene mediante una cocción al vapor. Os lo comento porque es una consulta que me soléis hacer mucho para este tipo de masas cocinadas al vapor.

Os aseguro que estos panecillos al vapor con cebollino o hua-juan son un verdadero manjar. Pequeños pedazos de algodón súper esponjosos, jugosos, tiernos, llenos de sabor y absolutamente deliciosos. Igual pensáis que me estoy pasando en mi descripción… ¡para nada! Todo lo contrario, probadlos y me contáis! 😉

¡Qué paséis un estupendo fin de semana! Nos vemos de nuevo tras el puente de Mayo 😉

Un abrazo,
Eva

Sources: Recettes chinoises

Hua-Juan, panecillos al vapor con cebollino

Archivado en

relacionadas.

Naan, pan indio

Naan, pan indio

Si hay un pan fácil, rápido y agradecido de hacer ese es el pan naan, una variedad de pan plano indio elaborado con muy poca levadura y cocinado en una...

Eva 13 Junio, 2017
Popovers

Popovers

La receta de hoy es sencilla, de fácil elaboración, rápida y muy resultona. ¿Mola, eh? Parece que lo tuviera todo...  ¡Pues casi! Estos popovers son unos bollitos muy ligeros con un exterior...

Eva 7 Junio, 2017

Comentarios