Curso de pan casero
Cheesecake de Oreo

Tras un fin de semana muy ajetreado aunque fantástico, volvemos a la carga comenzando una nueva semana.
Como el tiempo ultimamente está que no sabemos ni lo que nos va a deparar en cuestión de pocas horas, pues quizás el postre de hoy no es de lo más acertado, ya que os tenía preparada una receta más bien orientada al buen tiempo…aunque tampoco nos pone ninguna inconveniente para disfrutarla sentaditos en el sofá con una mantita y una buena película.
Por lo que aquí si que podríamos decir aquello de – al mal tiempo, buena cara!! -.

Hoy traigo otra variante de Cheesecake, pero más sencilla aún! La única parte que tendremos que hornear será la base de brownie, ya que el relleno se encarga de dejárnoslo perfecto el frio en cuestión de unas horas.

¿Vamos a introducirle alguna variedad diferente? Claro que si!!

Para asegurar 100% que está hecha en casa, vamos a realizar unos sellos de chocolate “Homemade”.
Recientemente, Ibili me envió unos detalles magníficos por los que estoy realmente agradecida, entre ellos venían estos fantásticos sellos que en realidad son para estampar sus dibujos sobre galletas o pan.
Pero yo pensé que seguramente podrían dar mucho más de si, y así fue. Me vino a la cabeza la idea de esta cheesecake, de versión más veraniega e individual, solo que en lugar de encontrar en la parte superior la marca de galleta Oreo, encontrásemos la marca de estos sellos.
Tras alguna prueba, el resultado fue como me esperaba, por eso no he dudado en compartirlo con vosotros para que podáis disfrutarlo en casa también.

Muchas veces no caemos en la cuenta de la cantidad de posibilidades que nos ofrecen todos los objetos que tenemos en casa y forman parte de nuestra vida diaria. A partir de ahora también podremos hacer sellos en nuestros postres y “lacrar” en chocolate para dejar nuestra huella.
Antiguamente, el lacre se utilizaba para sellar cartas entre el S. XVI y XVII.
Su finalidad era dejar la impresión de los sellos sobre los documentos importantes, o crear un sello hermético de los contenedores en su mayoría con los escudos heráldicos de la familia.
A diferencia de hoy, que es utilizado principalmente con fines decorativos. Puesto que todo aquello que realizamos a mano y con cariño, que nos lleva tiempo y dedicación, se merece una marca personal y que mejor manera de dejar constancia de algo que ha salido de nuestro tiempo y esfuerzo que con estos sellos caseros.
Claro está, que nuestra imaginación no tiene límites y podemos crear nuestros propios sellos para dar un toque más personal a nuestros postres o dulces.
Esperamos que os guste y os animéis con ellas.

Saludos,
Mrs Hudson.

La receta del cheesecake de Oreo es de Bakers Royale.

INGREDIENTES PARA 3-4 CHEESECAKES:

(Dependiendo del tamaño de nuestros moldes)

PARA LA BASE DEL BROWNIE:

  • 100 g de chocolate negro
  • 125 g de mantequilla
  • 190 g de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 95 g de harina para repostería
  • 1 cucharada de cacao en polvo, he utilizado Valor
  • pizca de sal

PARA LA CHEESECAKE:

  • 250 g de nata líquida pra montar
  • 250 g de crema de queso
  • 63 g de azúcar 
  • 1/4 cucharadita de sal (1/4 Tsp)
  • 1/2 cucharada de zumo de limón (1/2 Tbsp)
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla (1/2 Tsp)
  • 55 g de galletas Oreo trituradas

PARA LOS SELLOS DE CHOCOLATE:

  • 100 g de chocolate negro 70%

ELABORACIÓN:

Comenzamos elaborando el brownie.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Preparamos una fuente pequeña, engrasamos ligeramente y forramos con papel de horno, reservamos.

He utilizado un molde de 21×21 cm.

En un cazo incorporamos el chocolate negro junto con la mantequilla a fuego medio y dejamos hasta fundir ambos, removeremos de vez en cuando para evitar que se queme y estos se fundan correctamente.

Mientras preparamos el resto de los ingredientes. En un bol amplio disponemos el azúcar moreno, los huevos, la harina, la cucharada de cacao y la pizca de sal. Mezclamos con ayuda de unas varillas hasta integrar completamente, reservamos.

Una vez tengamos fundido el chocolate y la mantequilla, incorporamos al bol que teníamos reservado y mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea.

Vertemos la mezcla en la fuente y horneamos durante 30-35 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar completamente.

Preparamos las placas de chocolate.

Introducimos el tampón en el congelador durante 30 minutos.

Mientras fundimos el chocolate, podemos hacerlo al baño maria o bien en pequeñas tandas en el microondas.

Preparamos una bandeja o placa y forramos con papel de horno. Dibujamos círculos con un rotulador comestible del tamaño del molde que vamos a utilizar para cortar el brownie.

Disponemos el chocolate dentro de cada círculo hasta obtener el tamaño deseado. Dejamos templar a temperatura ambiente durante 15 minutos.

Transcurrido ese tiempo, sacamos el tampón y engrasamos con desmoldante en spray o bien podemos pulverizar con un poco de aceite.

Recortaremos cada círculo de chocolate ya que los realizaremos de 1 en 1. Colocamos el tampón sobre uno de los discos de chocolate y con cuidado introduciremos en el congelador durante 6-7 minutos.

Transcurrido ese tiempo, sacamos y procedemos a desmoldar.

Debemos hacerlo con mucho cuidado para no romper el disco de chocolate.

Con ayuda de un cuchillo de plástico comenzaremos a separar el sello de caucho del tampón. Una vez tengamos el disco unido solamente al caucho, comenzaremos a separar con mucho cuidado.

Una vez desmoldado observaremos que aún quedan restos de grasa, con ayuda de un poco de papel absorvente retiraremos el exceso.

Repetimos el proceso con el resto de los discos y guardamos en el frio hasta el momento que vayamos a utilizarlos.

Elaboramos la cheesecake de Oreo.

Para la elaboración de hoy voy a mostraros otra manera de montarla para aquellos que no dispongáis de láminas de acetato. Utilizaremos el mismo molde con el que cortemos la base de brownie. No quedará tan perfecto pero si nos aproximaremos mucho.

Preparamos el molde en el que vamos a enfriar la cheesecake. Forraremos completamente con film, reservamos.

He utilizado un molde de 25×12 cm.

En un procesador de alimentos trituramos las galletas Oreo, reservamos.

Montamos la nata.

En un bol amplio, previamente enfriado, incorporamos la nata que debe estar fria también. Comenzamos a batir con ayuda de las varillas hasta montar.

No debemos montar en exceso, ha de estar firme pero sin excedernos.

Reservamos en el frio hasta el momento que vayamos a utilizarla. En el bol de la Kitchen Aid, o bien en un bol amplio si vamos a realizarlo a mano, incorporamos la crema de queso junto con el azúcar, la sal, la esencia de vainilla y el zumo de limón, mezclamos con ayuda de la mariposa o la pala a la velocidad más baja hasta obtener una mezcla muy suave, nos llevará alrededor de 4-5 minutos.

Si lo realizamos a mano, nos ayudaremos de unas varillas eléctricas y batiremos hasta obtener una mezcla muy suavizada.

Una vez tengamos la mezcla de crema de queso lista, incorporaremos poco a poco la nata montada que teníamos reservada. Lo haremos en 3-4 tandas, no añadiremos la siguiente hasta haber incorporado completamente la primera. Mezclaremos con movimientos suaves y envolventes.

Una vez incorporada toda la nata, comenzaremos a añadir las galletas trituradas que teníamos reservadas.

Lo haremos poco a poco e incorporando con movimientos suaves y envolventes.

Vertimos la mezcla en el molde que teníamos reservado e introducimos en el frigorífico durante un mínimo de 6 horas.

En mi caso lo realicé la tarde anterior y lo dejé durante toda la noche.

También tenemos la opción de montarlos directamente sobre el brownie con láminas de acetato, tal y como os muestro en esta receta.

Montamos las cheesecakes de Oreo.

Comenzamos cortando el brownie.

He utilizado el cortador que venía junto al tampón ya que tienen las mismas medidas.

Cortamos dos discos de brownie para cada cheesecake e igualamos con una lira de repostería o un nivelador de tartas.

Sacamos la cheesecake del frio y cortamos con ayuda del mismo cortador.

Colocamos sobre una base de brownie. Con ayuda de un alisador para tartas o en su defecto una espátula pequeña, igualamos en el caso que haya quedado desigual. Cubrimos con otra mitad de brownie.

Finalmente, decoramos con la placa de chocolate en la superficie y ya tenemos nuestra “Homemade Cheesecake Oreo” para disfrutar en casa tras una maravillosa comida.

Esperamos que os guste, buen provecho!!







Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

21 ComentariosDeja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *