Nos despertamos en viernes y ya estamos en una cuenta atrás hacia las Navidades.
Parece mentira que los años pasen tan deprisa, recuerdo como si fuera ayer cuando nos estábamos atragantando con las uvas, ya que soy incapaz de tomarme más de 4 sin que me entre la risa, y nos encontramos a escasos días de revivir de nuevo ese maravilloso momento…por lo menos comenzamos el año con una buena sonrisa!
Bueno, como vienen días de pasar muchas horas en la cocina preparando comidas y cenas, voy a intentar seguir trayendo recetas de postres de fácil elaboración y de ese modo nos quitamos un peso de encima.
Esta tarta es una versión del clásico Black Forest, de origen alemán cuyo nombre original lo tomo de una sierra al suroeste de Alemania, Schwarzwald (Selva Negra). Relleno elaborado de cerezas, nata y con un toque de Kirsch.
El confitero Josef Keller (1887-1981) afirmó haber inventado “Kirschtorte Schwarzwälder” en su forma actual en 1915 en el Café Agner, entonces prominente en Bad Godesberg, hoy en día es un suburbio de Bonn a unos 500 km al norte de la Selva Negra. Dicha afirmación nunca ha sido demostrada.
Schwarzwälder Kirschtorte” fue mencionada por primera vez por escrito en 1934. Fue asociada a Berlín pero también estaba presente en las pastelerías de clase alta de Alemania, Austria y Suiza. En 1949 ocupó el lugar número 13 en la lista de las tartas alemanas más conocidos y desde entonces “Schwarzwälder Kirschtorte” fue mundialmente conocida.

En esta ocasión he variado el ingrediente principal sustituyéndolo por frambuesas y licor de frambuesa, aunque siempre podréis realizar la que más os guste.
Su elaboración es tan sencilla como preparar un bizcocho y montar un poco de nata, para obtener un resultado muy vistoso.
Porque la esencia de la elegancia está en las cosas sencillas.
Os deseo un día perfecto.

Saludos,
Mrs Hudson.

La receta es una adaptación de BBC Good Food.

ingredientes:

para el bizcocho (3 moldes de 12-13 cm de diámetro):

  • 175 gr de mantequilla 
  • 150 gr de chocolate negro
  • 300 gr de harina
  • 375 gr de azúcar granulado
  • 25 gr de cacao en polvo tipo Valor
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 2 huevos medianos
  • 200 gr de yogur natural azucarado (puede ser sin edulcorar)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • una pizca de sal
  • 100 ml de agua

para el relleno y la decoración:

  • 2 cucharadas de licor de frambuesa
  • 100 gr de mermelada de frambuesa
  • 250 ml de nata líquida para montar
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 200 gr de frambuesas

elaboración:

Comenzamos elaborando el bizcocho.

La cantidad de ingredientes que os doy para realizar el bizcocho es perfecta para un molde de 20 cm de diámetro, pero en mi caso preferí usar moldes algo más pequeños. Con el resto de masa elaboré 5 magdalenas de chocolate.

Engrasamos y forramos con papel de horno los 3 moldes, reservamos.

En un bol resistente al calor, incorporamos 75 gr de chocolate negro junto con la mantequilla y colocamos al baño maria removiendo de vez en cuando, hasta que se fundan por completo.

Mientras preparamos los ingredientes secos. En un bol amplio incorporamos la harina junto con el azúcar, el bicarbonato, la sal y el cacao en polvo. Reservamos.

Una vez fundidos los ingredientes, retiramos del calor y removemos bien hasta obtener una mezcla homogénea.

En un bol a parte incorporamos los huevos junto con el yogur, mezclamos hasta integrar por completo.

Añadimos el extracto de vainilla y la mezcla de chocolate. Volvemos a batir hasta homogeneizar completamente.

Precalentamos el horno a 180ºC con ambas placas.

Incorporamos la mezcla líquida a los ingredientes secos y mezclamos hasta obtener una mezcla sin grumos. Añadimos 100 ml de agua y volvemos a mezclar con cuidado hasta integrar completamente.

Repartimos la mezcla entre los 3 moldes, rellenamos un poco más de la mitad ya que la masa sube y si nos pasamos rebosaría durante la cocción. Introducimos en el horno durante 35-40 minutos o hasta que comprobemos pinchando con un palillo que este salga limpio.

Una vez transcurrido este tiempo, sacamos y dejamos enfriar completamente antes de proceder a rellenar.

Rellenamos y decoramos.

Preparamos la nata montada.

Recomiendo dejar todos los ingredientes preparados (nata montada y mezcla de mermelada con frambuesas) y montarla justo antes de servir.

En un bol que previamente habremos introducido unos minutos en el frigorífico (nos ayudará a montar mejor la nata) incorporamos la nata líquida que debe estar muy fría. Comenzamos  a batir a la velocidad más baja. Esto tomará alrededor de 4 minutos.

Cuando observemos que está casi montada, incorporamos el azúcar poco a poco batiendo bien tras cada adición. El punto en el que sabréis que está montada, será cuando volteéis el bol y se quede firme. No debéis pasaros batiendo ya que se convertirá en mantequilla.

 

Una vez lista, la introducimos en el frigorífico hasta el momento en el que la necesitemos.

Fundimos los 75 gr de chocolate restante y reservamos mientras enfria un poco para evitar que esté demasiado líquido.

Mezclamos algunas frambuesas con la mermelada, reservamos.

Nivelamos los bizcochos con un cortador de tartas. Humedecemos ligeramente cada bizcocho con licor de frambuesa.

Disponemos una capa de nata montada, unas cucharadas de la mezcla de mermelada de frambuesa y frambuesas. Cubrimos con otra capa de bizcocho y repetimos la operación.

Al colocar la última capa de bizcocho extendemos el fundido de chocolate y decoramos con algunas frambuesas.

Una tarta de tamaño pequeño pero ideal para compartir y darle el toque justo de dulzor a un postre o acompañamiento de café.

Buen provecho!!

 


One Comment

  1. Erika Robles Torres
    Posted 16 diciembre, 2012 at 14:10 | Permalink

    Que manos!!!

    Un besin..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>