Pastel de batata, membrillo y granada

Pastel de batata, membrillo y granada

Eva 15 enero, 2018
This post is also available in English

¡Qué ganas tenía de traer una receta con membrillos! Ya sabéis que mis padres tienen un membrillo enorme en su casa y todos los años nos premia con una cantidad desmesurada de ellos. Por supuesto, este año volví a traerme un cargamento a casa, pero hasta ahora no había tenido tiempo de cocinarlos. Menos mal que se conservan muy bien en un lugar fresco y seco. Mi primera receta de este año utilizándolos es este pastel de batata, membrillo y granada.

Me fascinan todos y cada uno de los ingredientes que forman parte de este pastel y, creo, que una de las principales razones es que se tratan de productos de temporada. Lo que hace que nos gusten más si cabe, porque no siempre podemos disfrutar de ellos.

El caso es que estaba deseando preparar un pastel con batata y membrillo. ¿Por qué? Por la combinación de ambos sabores. Uno es dulce, suave, cremoso frente al otro con un sabor más cítrico, fresco y de textura rugosa. Siendo tan diferentes tenían que dar muy buen resultado juntos. Y así fue.

Pastel de batata, membrillo y granada
¿Pastel o falso pastel?

La verdad que a primera vista vemos un pastel que debería llevar masa en la parte inferior, pero tan solo utilizaremos esta para cubrir el molde. Con ella terminaremos la cocción interior además de lograr una bonita presentación de nuestra elaboración. Y por supuesto, ¡se puede comer! Obtendremos una capa dorada y crujiente que será perfecta para acompañar el relleno. Por no hablar de la satisfacción de romper la capa superior para ver el interior 😉

¿Cómo podemos realzar todos estos sabores?

Con una salsa de yogur y tahini (maravillosa receta de Ottolenghi, de su libro «Plenty«) que aportará mucho sabor y vida a las verduras. Él nos sugiere utilizar un tahini de sésamo, pero si queréis ir un poco más allá, os recomiendo elaborar un tahini de mandarina y jengibre. Para ello necesitaremos elaborar, previamente, el tahini de sésamo para después mezclarlo con mandarina, jengibre, soja… Más abajo os dejo el proceso completo de elaboración.

A la hora de servir los platos decoraremos con más granada fresca, que aportará un toque crujiente y fresco, junto con cilantro fresco picado. Podemos tenerla preparada en un bol y a la hora de degustarlo cada uno pueda servirse a su gusto o bien hacerlo nosotros, esto lo dejo a vuestra elección.

Pastel de batata, membrillo y granada
¿Qué molde debo utilizar?

El molde que utilicemos para presentarlo puede ser cualquiera que tengáis en casa y con el que os sintáis cómodos a la hora de trabajar. La forma no tiene porqué ser rectangular. Recordad que la masa podemos ajustarla al tamaño del molde sin problemas. En mi caso he utilizado este molde cerámico de Emile Henry de 27 x 23 x 7 cm de lado para que podáis tener una referencia.

Con la receta de hoy participo en el concurso que Claudia&Julia hace junto con Emile Henry y, si tienes un blog, ¡te animo a participar también! De modo que no te lo pierdas y echa un vistazo a las bases 😉

Pastel de batata, membrillo y granada

Ingredientes

PARA EL RELLENO:

  • 650 g de batata pelada
  • 500 g de membrillo pelado y limpio
  • 1 granada
  • 1 naranja
  • 50 g de aceite de oliva
  • 3 g de cardamomo en vainas
  • 1 cucharadita de all spices
  • un puñado de cilantro fresco, solo las hojas
  • 1 chile verde fresco finamente laminado
  • sal de vainilla (receta en el enlace)

PARA LA MASA:

  • 500 g de harina de trigo de media fuerza
  • 150g de leche entera
  • 150g de aceite de girasol
  • 1 huevo L
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 huevo batido + pizca de sal para pintar

PARA LA SALSA DE YOGUR Y TAHINI:

  • 100 g de yogur griego sin azúcar
  • 40 g de tahini  o tahini de mandarina y jengibre si no os importa llevar a cabo un proceso un pelín más largo, os recomiendo este último (recetas en los enlaces)
  • zumo de 1/2 lima (en caso de elaborar el sésamo normal)
  • pizca de sal

Elaboración

Preparamos la masa.
  1. En el bol de la amasadora añadimos la harina junto con la leche, el huevo y la sal.
  2. Mezclamos con ayuda del gancho a velocidad 1, obtendremos una masa de textura arenosa.
  3. Añadimos el aceite en un en un hilo continuo a la vez que la amasadora sigue trabajando.
  4. Amasamos hasta obtener una masa completamente lisa, homogénea y con un gluten desarrollado. Nos llevará alrededor de 15 minutos.
  5. Formamos una bola, introducimos en un bol y dejamos reposar durante 2-3 horas a temperatura ambiente.
Preparamos la salsa.
  1. En un cuenco mezclamos el yogur griego junto con el tahini, el zumo de lima y la pizca de sal hasta homogeneizar.
  2. Si elaboramos el tahini de mandarina y jengibre, mezclamos todos los ingredientes a excepción del zumo de lima.
  3. Cubrimos con film y refrigeramos hasta el momento de su uso.
Preparamos el relleno.
  1. Precalentamos el horno a 190ºC con calor arriba y abajo.
  2. Forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado. Reservamos.
  3. En un mortero majamos el cardamomo, retiramos las vainas y molemos las semillas. Reservamos.
  4. En un bol mezclamos el aceite junto con el cardamomo y all spices. Mezclamos.
  5. Pelamos las batatas y cortamos en rodajas. Volcamos en la bandeja de horno.
  6. Pelamos los membrillos, retiramos la parte central con una cuchara parisina y cortamos en gajos. rociamos con un poco de zumo de lima para evitar que se oxide. Volcamos en la bandeja de horno junto con la batata.
  7. Espolvoreamos con sal de vainilla. Vertemos la mezcla de aceite y especias, mezclamos con ayuda de las manos para cubrirlas completamente con la mezcla.
  8. Introducimos en el horno a media altura y horneamos durante 15 minutos.
  9. Sacamos y enfriar por completo. Nos llevará alrededor de 20-30 minutos.
    Pastel de batata, membrillo y granada
Mientras, preformamos la masa.
  1. Dividimos la masa en dos piezas iguales.
  2. Formamos dos bolas y cubrimos con un film. Dejamos reposar durante 20 minutos.
Montamos el pastel en el molde Emile Henry.
  1. Cortamos la naranja en rodajas, cortamos la cáscara exterior y dividimos estas en mitades.
  2. Disponemos la batata y membrillo, previamente horneado, en el molde Emile Henry.
  3. Repartimos la mitad de la granada por la superficie junto con la mitad de cilantro fresco picado, la naranja y el chile verde en rodajas.
    Pastel de batata, membrillo y granada
Estiramos la masa y decoramos.
  1. Precalentamos el horno a 195ºC con aire.
  2. Estiramos una de las piezas con ayuda de un rodillo, debemos obtener una masa fina. Formaremos un rectángulo ligeramente superior al tamaño del molde. Mi molde mide 27 x 23 cm.
    Pastel de batata, membrillo y granada
  3. Colocamos la masa sobre el molde, nos ayudaremos del rodillo para llevar a cabo este paso.
    Pastel de batata, membrillo y granada
  4. Ajustamos los bordes al molde procurando sellarlo bien. En caso de que haya excedente de masa, lo recortaremos. Damos forma a los bordes creando surcos.
    Pastel de batata, membrillo y granada
  5. Estiramos la otra pieza de masa creando un rectángulo de las mismas dimensiones que el primero.
  6. Con ayuda de un cuchillo cortaremos hojas de diferentes tamaños para decorar el pastel. simularemos el relieve de la hoja haciendo marcas con el envés de un cuchillo.
    Pastel de batata, membrillo y granada
  7. Colocamos las hojas por la superficie del pastel a nuestros gusto.
  8. Pinchamos la superficie de la masa con un cuchillo, pincelamos la superficie con huevo batido y horneamos durante 40 minutos.
    Pastel de batata, membrillo y granada
  9. Sacamos y dejamos templar unos minutos sobre una rejilla.
  10. Servimos acompañando de la salsa de yogur y tahini. Decorar con más granada fresca y cilantro a la hora de emplatar.

Notas

  • Las verduras debemos cocinarlas solo ligeramente y favorecer que adquieran un punto ligeramente tostado. Recordad que las volveremos a hornear cubiertas con la masa.
  • Recordad utilizar solo las hojas del cilantro sin los tallos, estos siempre suelen amargar.
  • La granada, añadiremos la mitad junto con la batata y el membrillo para que se cocine en el horno, y la otra mitad la utilizaremos para terminar de decorar los platos cuando los sirvamos. Es curiosa la textura tan tierna que adquiere tras el tiempo de horneado, pero si no os convence, siempre podéis añadirla justo al servir los platos.
  • La masa no lleva levadura. Es un tipo de masa que no necesita levar, tan solo reposar para que el proceso de estirado sea mucho más fácil de llevar a cabo para nosotros.
  • La masa la elaboro con aceite de girasol en lugar de aceite de oliva puesto que, este último, posee un sabor más fuerte. Pero si lo deseáis, podéis utilizar el otro en su lugar.
  • Nos sobrará masa, esta se puede congelar envuelta en film o utilizarla para elaborar empanadillas o pasteles individuales. De hecho es la misma masa que utilizo para hacer empanada.
  • El yogur se puede sustituir por crème fraîche, nata de cocinar muy densa o yogur de coco.
  • He utilizado tahini de mandarina y jengibre, pero recordad que se puede sustituir por otras recetas de tahini como este de almendras o este tahini tradicional de sésamo.
    Pastel de batata, membrillo y granada

Recordad sacar el máximo partido a los productos de temporada, que es el momento en el que debemos consumirlos. Este pastel de batata, membrillo y granada es fantástico para servir como entrante, acompañamiento de un plato principal o incluso como cena.

¡Espero que comencéis la semana cargados de energía!

Un abrazo,
Eva

Archivado en

relacionadas.

Comentarios