Mantequilla de manzana y Bourbon

Mantequilla de manzana y Bourbon

Eva 8 noviembre, 2017
This post is also available in English

Llevaba mucho tiempo deseando hacer esta mantequilla de manzana y Bourbon, no veía el momento de ponerla en práctica y probarla. ¡Esto tenía que ser un espectáculo de sabor! Y con manzana…

La verdad que estaba esperando a que unos buenos amigos nuestros, gracias Bea y Rafa (I love you!), nos trajeran manzanas de Sebrayu (Asturias) que ellos cultivan para hacer sidra.  Sí, me las trajeron desde allí, y yo las he recibido con los brazos abiertos. Como todo lo que viene de aquella maravillosa tierra que me tiene robado el corazón.

Cuando las vi, me encantaron, tan diferentes de las que solemos encontrar en los mercados. Todas con un tamaño diferente, con ese toque rústico, incluso algunas de ellas magulladas de haber caído al suelo… Y, por supuesto, cultivadas de manera natural. Me encantan tal cual son sin ser perfectas.

Mantequilla de manzana y Bourbon
¿Por qué llamarla mantequilla de manzana si no lleva mantequilla?

Me atrevería a decir que esta definición le viene dada por su consistencia suave, sedosa y untable que tanto nos recuerda a la mantequilla, tal y como la conocemos (si os queréis animar a hacerla casera, no dudéis en pinchar este enlace!). Su sabor no es como una compota, con un gusto extremadamente dulce. Obtendremos una pasta con una consistencia cremosa de sabor ligeramente dulce y aromatizada del modo que prefiramos hacerlo. En este caso, Bourbon y naranja.

¿Cuándo fue mi primer encuentro con esta maravilla?

La primera vez que tuve conocimiento de la existencia de la mantequilla de manzana, fue a través del libro «Mastering Fermentation» hace ya un par de años. Flipe, os lo aseguro. La dejé en mi lista de pendientes, pero no la puse en práctica… Muchas veces se nos acumula el trabajo.

Mantequilla de manzana y Bourbon

Con el paso del tiempo, a través de Pinterest, volví a encontrármela. Ya me puse a investigar un poco más y vi varias maneras de llevarla a cabo. La inmensa mayoría con especias donde predominaba la canela. Pero una de todas esas recetas me enamoró de verdad; manzana, bourbon y naranja… ¡No puede haber una combinación más tentadora! De modo que esta fue mi elección, la receta que nos deja Marisa del blog «Food in Jars«. ¡Mil gracias por esta increíble combinación!

Poniendo la receta en práctica.

A diferencia del método que comparten en el libro «Mastering Fermentation», llevando a cabo un proceso de fermentación, he optado por cocinarla a fuego lento (durante una eternidad) para obtener un resultado fascinante. Cuando cocinamos a baja temperatura, cualquier alimento, favorecemos que sus sabores se concentren y amplifiquen, obteniendo texturas más suaves. Merece la pena de verdad.

No os preocupéis que en la receta os explico con detalle cómo llevar a cabo el proceso sin tener que quitarnos horas de sueño 😉

Mantequilla de manzana y Bourbon

Esta receta me traslada totalmente a una vida en el campo, una casa en la montaña, con prados verdes, amaneceres de colores cálidos… Y no puedo evitar recordar esta canción que es cómo me hace sentir. Muy ñona, pero es que es así XD

Ingredientes

Con estas cantidades, se obtienen 7 botes de 320 g cada uno.

  • 3,300 g de manzana limpia, pelada y descorazonada
  • 660 g de agua
  • 200 g de whiskey de Bourbon
  • 145 g de azúcar moscabado oscuro
  • ralladura de una naranja

Elaboración

Limpiamos las manzanas.
  1. Pelamos las manzanas, descorazonamos y cortamos en gajos. Al ser mucha cantidad, nos vendría bien un poco de ayuda... ;)
Preparamos la mantequilla de manzana al Bourbon.
  1. Añadimos toda la manzana cortada en una olla muy grande.
  2. Incorporamos el agua junto con el Bourbon y colocamos a calor medio bajo. Cocinamos durante 60 minutos removiendo de vez en cuando. La manzana deberá ablandarse y tomar una consistencia de puré.
  3. Retiramos del calor y procesamos con ayuda de una batidora de mano. Deberemos obtener una textura muy suave y lisa, similar a una crema.
  4. Añadimos el azúcar moscabado junto con la ralladura de naranja y mezclamos para ayudar que se integre bien con la manzana.
  5. Colocamos a calor bajo. Mi vitrocerámica tiene unos valores que van del 1-9, coloqué la posición 2.
  6. Cocinamos durante 17 horas removiendo de vez en cuando con la tapadera medio puesta. Suena a disparate, pero en las notas os cuento cómo hacerlo. Tranquilidad.
  7. En la segunda tanda de cocción, es decir, a mitad de tiempo retiraremos la tapadera.
  8. Retiramos del calor y envasamos.
Envasamos la mantequilla de manzana.
  1. Repartimos la mantequilla de manzana en botes, previamente esterilizados.
  2. Cerramos con su tapadera correspondiente y colocamos boca a abajo para que enfríen por completo.
  3. Conservamos en un lugar fresco y seco.

Notas

  • ¿Qué tipo de manzana puedo usar? Me atrevería a decir que cualquier variedad de manzana. En caso de que utilicemos una variedad ácida, es probable que el resultado sea algo más fuerte. En mi caso he utilizado manzanas, cuya finalidad es para hacer sidra.
  • ¿Es imprescindible utilizar azúcar? Probablemente no, pero ayuda a resaltar ligeramente el dulzor final. No hablamos de un dulzor muy pronunciado, todo lo contrario, es muy sutil.
  • ¿Puedo utilizar otra variedad de azúcar? Por supuesto, ya sea azúcar blanco, moreno... He usado esta variedad de azúcar sin refinar que es el que me gusta utilizar siempre que puedo.
  • ¿Es imprescindible añadir Bourbon? No, en absoluto. De todas las variedades de mantequilla de manzana que encontré, esta fue la que más llamó mi atención. Pero podéis hacer esta misma receta omitiendo este ingrediente y añadiendo especias, si lo deseáis.
    Mantequilla de manzana y Bourbon
  • ¿Puedo hacer menos cantidad de la que especificas en la receta? Por supuesto que sí. En mi caso hice gran cantidad porque me regalaron muchas manzanas, de hecho en esta receta no he utilizado ni 1/3 parte.. Además que, dado el tiempo que implica llevar a cabo al receta, creo que es bueno sacar todo el rendimiento posible.
  • ¿Cómo hago para cocinar tantas horas de seguido? Es muy complicado hacer todo el tiempo de cocción de una vez, por esa razón decidí hacerlo en dos partes de 8 y 1/2 horas cada una. Comencé a cocinarla a las 16:30 y lo apagué a la 1:00 de la madrugada. Al día siguiente, continue la cocción desde las 9:30 hasta las 18:00 de la tarde. Teniendo esto en cuenta, podéis cuadraros el horario para que os resulte más sencillo.
  • Si tengo Slow Cooker/Crock-Pot, ¿puedo hacerla ahí? Por supuesto, de hecho seguro que será mucho más sencillo y cómodo de llevar a cabo el proceso. Y sin necesidad de hacerlo en dos tandas.
  • ¿Cómo sabré cuándo está lista? Debéis observar su textura. Esta debe ser similar a una crema de castañas, es decir, ligeramente espesa. Cuando removemos con una cuchara, debe mantener su forma en la superficie. Además de que irá adquiriendo un color dorado más intenso debido al proceso de caramelización.
  • En las dos últimas horas, aproximadamente, la mantequilla tendrá una textura más densa y esta saltará de vez en cuando. Cuidado de no quemaros con estas gotas que saltan al remover la mantequilla. Por supuesto, los azulejos de la cocina acabarán preciosos.
  • ¿Cómo puedo conservarla en el tiempo? La mejor opción, sin duda, es guardarla en recipientes al vacío donde podrá aguantar meses en un lugar fresco y seco. Una vez que abrimos el recipiente, guardaremos en el frigorífico por un periodo máximo de 1 mes.
    Mantequilla de manzana y Bourbon

Esta mantequilla de manzana y Bourbon es un regalo de los Dioses... Creedme, nada mejor que esto para acompañar vuestras tostadas por las mañanas. Bueno, y esa es una de las combinaciones más sencillas y rápidas que se me ocurren. Porque imaginaos esta mantequilla formando parte del relleno de un pan, untado sobre un bizcocho, tortitas, gofres...

Eso sí, dado el tiempo de cocción que requiere, os recomendaría que el día que os animéis a probarla hagáis bastante cantidad. Podréis conservarla durante mucho tiempo si las envasáis al vacío, del mismo modo que una mermelada. Y ¡buscad ayuda para pelar tanta manzana! Yo lo hice. A decir verdad, fue mi medio limón quien peló ¡todas las manzanas! A cambio tiene esta maravilla para sus desayunos ;)

Un abrazo y deseando ver las vuestras,
Eva

Archivado en

relacionadas.

Comentarios