Cerveza de mantequilla de Harry Potter

Cerveza de mantequilla de Harry Potter

Eva 29 octubre, 2020
This post is also available in English

Sé que normalmente no publico entre semana, pero no podía dejar esperar esta receta hasta el año que viene. Bueno, estuve mucho tiempo haciéndolo, pero por exceso de trabajo tuve que reducir el ritmo de las publicaciones semanales. Espero poder retomarlas tal cual las hacía en algún momento. Aunque con esta vida loca, no sé, jajajaja. El caso, esta Cerveza de mantequilla de Harry Potter os la tenía que dejar sí o sí para este Halloween.

Es una absoluta y completa maravilla, os lo prometo. No podéis dejar de ver vuestra peli preferida (En mi caso, “El Retorno de las Brujas“, no hay Halloween que no la vea) con vuestra mantita, picoteo a vuestra elección y este maravilloso y reconfortante refrigerio. En realidad es una bebida templada, al menos este formato que voy a compartir con vosotros. De modo que eso la hace doblemente recomendable para este momento del año, más frío.

¿Bebida de magos?

La cerveza de mantequilla es la bebida preferida de los magos más jóvenes. Puede servirse tanto fría como caliente y, en ambos casos, tendrá un efecto reconfortante y hará que entremos en calor. Aunque es cierto que los miembros de la casa pueden llegar a intoxicarse con Butterbeer, la cantidad de alcohol que contiene tiene un efecto insignificante en los brujos y magos.

La cantidad de alcohol, mucha o poca, que posee la cerveza de mantequilla está abierta a debate entre los estudiosos y aficionados de esta bebida, pero la mayoría está de acuerdo en que contiene algo de alcohol. No demasiada cantidad. De hecho, es más probable que tengamos una reacción debido a la cantidad de azúcar, antes de que el alcohol ejerza algún efecto en el cuerpo.

Cerveza de mantequilla de Harry Potter
Pero,¿existe una variante sin alcohol de la cerveza de mantequilla?

Si, existe.

De hecho, fue creada especialmente para los parques temáticos de Harry Potter (existen 4 actualmente) y revisada por la propia autora, J.K. Rowling. Antes de crearla, le preguntaron a la propia autora cómo describiría ella el sabor de la cerveza de mantequilla, a lo que respondió que sería dulce.

De ese modo, crearon la famosa Butterbeer que puede consumirse en todos sus parques y, cuya receta, es secreta. Solo se sabe que no contiene alcohol ni ingredientes lácteos. Puede encontrarse en dos formatos; helada y normal. La gente la define como una mezcla entre cream soda (bebida gaseosa con sabor a vainilla) y butterscotch (caramelo de azúcar con mantequilla),  aunque también hay opiniones que la definen como una mezcla de shortbread y butterscotch.

Tal vez debamos ir un día a probarla para salir de dudas…

Vale, necesitamos algo de música para este post…

Todas las opiniones coinciden en que se trata de una bebida muy dulce, de color tostado y con una capa de espuma en la parte superior de consistencia espesa.

Para aquellas personas que quieran hacer la receta sin alcohol, pueden usar cream soda (aunque no es un producto fácil de encontrar en España, a excepción de tiendas online especializadas). Se me ocurre hacer una variante con helado o batido de vainilla y sifón, para darle un toque gaseoso. Y, en este caso, omitiremos el huevo.

Para crear la “espuma” en la cerveza de mantequilla sin alcohol, podemos coronarlo con nata montada o incluso un merengue italiano.

¿Cuál es el verdadero origen de la cerveza de mantequilla?

Seguramente muchos de nosotros vinculamos, como es lógico, su origen a la película de Harry Potter. Y en una cosa sí estamos todos de acuerdo y es que de no ser por la película, muchos de nosotros (muy probablemente, casi seguramente) jamás la hubiéramos conocido. Esto es una realidad.

Pero su origen data mucho más atrás de las películas de J.K. Rowling.

La cerveza de mantequilla o “Buttered beere” como fue descrita en el año 1594, ha existido a lo largo de muchos siglos. En la época de los Tudor, la cerveza ya era una bebida típica y habitualmente consumida. De hecho había una cerveza tipo Ale, muy suave, conocida como “cerveza pequeña” que era consumida por todos, incluso los niños. La razón era que el agua no se consideraba muy segura para el consumo, puesto que las aguas fluviales estaban contaminadas y hacían enfermar a la gente.

Se llevaba a cabo mezclando la cerveza con mantequilla, azúcar, especias y huevo. La receta puede verse en el libro “The Good Huswifes Handmaide for the Kitchin“.

La receta se detallaba así:

Para hacer cerveza con mantequilla: Coger tres pintas de cerveza, poner cinco yemas de huevo, colarlo junto y colocarlo en una olla de estaño en el fuego. Añadir media libra de azúcar, un penique de nuez moscada molida, un penique de clavo molido y medio penique de jengibre molido. Cuando esté todo dentro, toma otra olla de estaño y únelas. Poner al fuego de nuevo, y cuando esté lista para hervir, retíralo del fuego, ponle un plato de mantequilla dulce y pásalas de una olla a otra.

Existe otra receta posterior, publicada en el 1664 por Robert May en su libro de recetas “The Accomplisht Cook“, en la que además se añade regaliz y anís.

¿De qué se compone esta bebida?

La cerveza de mantequilla tiene una composición bastante sencilla y solo uno de sus ingredientes posee contenido alcohólico.

  • Cerveza negra tipo lager: Están hechas de malta tostada, lo que les da su color oscuro tan característico. Su sabor recuerda al café o chocolate. Normalmente la cerveza negra es tipo lager. Esta clasificación indica que la cerveza fermentan a temperaturas bajas (entre 0º a 4ºC) y suelen ser ligeras, espumosas, suaves, de color ambarino o negro. Su nombre significa “almacén” en alemán, lugar donde antiguamente se guardaban para que se conservaran frescas. Estos son algunos tipos:

    ·Porter
    : Probablemente la cerveza negra más popular del mundo, gracias a que posee un sabor malteado y color fuerte. Su ingrediente principal es la cebada y su fermentación es propia de las cervezas ale.
    · Imperial Stout: Corresponde con las cervezas negras más fuertes, de sabor intenso y un porcentaje alcohólico de aproximadamente 10%
    · Cream Stout: En esta variedad la cebada no se maltea, sino que se carameliza. El resultado es una cerveza con un sabor ligeramente dulce y un color algo más claro que la porter
    · Bock: Elaborada con malta, dando como resultado una cerveza con mucho cuerpo y sabor suave
    · Schwarzbier: Se trata de una cerveza alemana de fermentación baja, con un contenido alcohólico que puede alcanzar el 5%
  • Cerveza negra tipo ale: Esta denominación abarca a todas las cervezas de fermentación alta, lo que las diferencia de las lager que son de fermentación baja. Esto quiere decir que el proceso de fermentación ocurre en la superficie del líquido, mientras que en las cervezas lager ocurre cerca del fondo. En otras palabras, la levadura que cumple el proceso de fermentación flota en la superficie del líquido durante varios días antes de descender al fondo. Para esto se usa principalmente levadura del tipo Saccharomyces cerevisiae. Las ales fermentan rápidamente a temperaturas entre 15 y 25 °C y se sirven, por lo general, a una temperatura de 12 °C o superior.
  • Azúcar moscovado o mascabado oscuro: Se trata de un azúcar no refinado o parcialmente refinado. Para elaborarlo se extrae el jugo de la caña de azúcar y se deja evaporar hasta conseguir un residuo seco que, posteriormente, se molerá. Su sabor recuerda a regaliz, café y caramelo.
  • Mantequilla: Producto lácteo elaborado a partir de la leche de vaca. Es la parte grasa de la leche en la que se ha aislado la proteína y los carbohidratos. Está compuesta en un 80% de grasa y el resto es principalmente agua.
  • Yema de huevo: Parte central del huevo de color amarillo que se caracteriza por ser más grasa. Fue el emulsionante preferido desde la antigüedad y hasta mediados del siglo XIX para confeccionar las pinturas de temple o témpera.
  • Especias: Gracias a ellas aromatizamos la bebida. En nuestro caso haremos uso de canela, jengibre, nuez moscada y clavo de olor.
  • Extracto de Butterscotch: Originariamente se trata de un caramelo elaborado, principalmente, con azúcar moreno y mantequilla. Otros ingredientes utilizados son jarabe de maíz, nata, vainilla y sal. Su sabor o aspecto, pueden recordarnos mucho al toffee. En este caso lo usaremos en formato de extracto para potenciar aún más el sabor en la cerveza de mantequilla.
Cerveza de mantequilla de Harry Potter

Receta Cerveza de mantequilla de Harry Potter

Ingredientes para 1 consumición

Receta adaptada de In Literature

  • 1 cerveza negra tipo Ale (también la hemos probado con lagers y nos ha gustado mucho)
  • 35 g de azúcar moscovado oscuro
  • 45 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 2 yemas de huevo L
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/8 cucharadita de clavo de olor majado
  • pizca de nuez moscada
  • 1/8 cucharadita de extracto Butterscotch (facultativo, pero recomendable)

* Haz un consumo responsable

Elaboración

Preparamos la cerveza de mantequilla.
  1. Dejamos preparado el vaso donde vamos a presentar la cerveza. En mi caso he usado un vaso de cerveza negra de Luigi Bormioli.
  2. En un cazo vertemos la cerveza y colocamos a calor medio.
  3. Añadimos las especias junto con el azúcar moscabado, removemos y dejamos a fuego suave durante 3-4 minutos. La cerveza nunca debe llegar a ebullición, siempre debe mantenerse con un calor medio suave y constante.
  4. Batimos las yemas.
  5. Bajamos a calor bajo y comenzamos a integrar las yemas en un hilo fino batiendo a la vez con unas varillas para evitar que esta cuaje y nos podamos encontrar grumos.
  6. Una vez que hayamos integrado toda la yema, removemos durante 1-2 minutos.
  7. Añadimos la mantequilla y batimos con las varillas para integrarla por completo en la mezcla.
  8. Retiramos del calor y vertemos la mezcla en el bol de la KitchenAid.
  9. Batimos con la varilla a velocidad media alta durante 1-2 minutos. Nuestra finalidad es crear espumar que simulará la espuma de la cerveza.
Servimos.
  1. Vertemos la cerveza de mantequilla en un vaso o jarra.
  2. Mientras que vertemos la cerveza, nos ayudaremos de una cuchara para evitar que la espuma caiga. Debemos dejar esta para el final.
  3. Una vez que tenemos toda la cerveza en el vaso, disponemos la espuma sobre esta.
  4. Servimos enseguida.
    Cerveza de mantequilla de Harry Potter

Notas

  • Idealmente debe prepararse con una variedad de cerveza Ale, ya sea rubia o negra (en mi caso prefiero, siempre, la cerveza negra). En casa también hemos probado a hacerlo con una variedad lager negra y el resultado nos ha gustado mucho (¡un montón!). Lo dejo a vuestros gustos personales.
  • La yema de huevo aporta una cremosidad y textura indescriptible, os recomiendo no omitirla a no ser que no la podáis consumir. En ese caso procurad añadir algún ingrediente que aporte suavidad y cremosidad, tal vez un poco de nata de alto contenido graso.
  • Debéis añadir la yema de huevo con mucho cuidado en la cerveza, al igual que no dejar de batir mientras la integráis. De lo contrario cuajara y se formarán grumos, en lugar de integrarse en la mezcla. En caso de que se os formen grumos, podéis colar la cerveza.
  • El punto de dulzor se puede variar acorde a vuestro gusto. Si no os gusta mucho la cerveza tal vez queráis aumentar la cantidad. Eso sí, os aconsejo usar azúcar moscabado oscuro puesto que aportará matices acaramelados.
  • En caso de no tener extracto de Butterscotch, podéis usar vainilla.
  • Para espumar la cerveza podéis usar la KitchenAid o bien un batidor de mano eléctrico.
  • Os aconsejo consumirla justo en el momento que termináis de prepararla. El sabor, la textura y la temperatura (delicadamente templada) será muy agradable para el paladar.
  • Recuerda hacer un consumo responsable.
    Cerveza de mantequilla de Harry Potter

Yo tengo claro que este Halloween pienso hacer esta Cerveza de mantequilla de Harry Potter en casa. Y, seguramente, también caiga algún chocolate a la taza de pan de jengibre. Lo celebraremos solo mi hijo, mi pareja y yo debido a las circunstancias que estamos viviendo actualmente. Pero seguro lo pasaremos bien, ya tengo planeadas un montón de cosas, jajaja

De verdad que os animo a probarla, el sabor, incluso la textura, sorprenden mucho. No tenía muy claro si gustaría en casa, y puedo deciros que todos me dijeron que estaba increíblemente buena. Si, me quieren, pero cuando algo no les gusta, me lo dicen sin rodeos. Algo que me gusta mucho porque puedo confiar en su criterio.

Por cierto, la publicación semanal del viernes la pasaré al sábado porque la temática está relacionada con Halloween.

¡Un abrazo y feliz jueves!
Eva

Fuentes: In Literature, Quora, Scholars Commons, Santa Cecilia

Este post contiene enlaces afiliados

Recuerda hacer un consumo responsable

Archivado en

relacionadas.

Comentarios