Buenos días queridos lector@s,
he estado unos días un tanto liada y con apenas tiempo de meterme en la cocina, ¡con lo que me gusta!.
Estuve ordenando un poco el desván y encontre entre otras cosas fotos, cartas y unos diarios, los cuales tienen mucho tiempo. Recorde momentos fantásticos.
Los diarios recogen nuestras vivencias y aventuras en cada viaje que realizamos y también recetas de cada lugar en el que hemos estado. Pues bien, encontre una receta de lo más sencilla y deliciosa.
Es típica de Cantabría, especialmente de Vega del Pas y Selaya.
Su receta originaria estaba hecha con masa de pan, la cual se modernizó en 1896, cuando una cocinera,Eusebia Hernández Martín, sustituyó la masa de pan por harina.
Con pocos ingredientes de los cuales solemos tener en casa, podemos hacer este exquisito dulce. Aquí os dejo como elaborarla.

Saludos,
Mrs Hudson.


Ingredientes:

  • 250 gr de mantequilla sin sal
  • 250 gr de harina
  • 250 gr de azúcar granulado
  • pizca de sal
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de esencia de limón 
  • 1 cucharadita de anís 
  • 1 cucharadita de miel 

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º C con ambas placas.

En un bol amplio incorporamos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, y la cortamos a cuadraditos.

Añadimos el azúcar y la sal y mezclamos los ingredientes.

Una vez hayamos homogeneizado la mezcla, incorporamos los huevos de uno en uno, mezclando bien tras cada adicción.

Incorporamos la esencia, el anís y la miel (estos ingredientes pueden ser opcionales, a mi me gusta darles este toque), mezclamos bien para unificar los ingredientes.

Añadimos la harina con la levadura y mezclamos con las manos. Es una masa muy pegajosa.

Preparamos moldes individuales para sobaos o en su defecto podemos hacerlos en una bandeja de horno forrada previamente con papel sulfurizado.

Extendemos la masa por toda la superficie e introducimos en el horno durante 20 minutos. Cuando este hecho veremos que toma un color dorado.

Es importante no pasarnos de cocción para que no queden secos.

Una vez transcurrido ese tiempo, sacamos y dejamos enfriar en la bandeja antes de desmoldar.

Lo cortamos en cuadraditos y ya tenemos un desayuno perfecto o una merienda ideal.

Buen provecho!!

 

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

2 ComentariosDeja un comentario

  • Hola, he hecho tu receta y de sabor a quedado bastante buena pero los he dejado enfriar y cuando he vuelto( han pasado unas 4 horas) se ha quedado muy seco, podrías darme algún consejo para que no se seque tanto?

    • Buenas tardes Emma!!

      Pues solo se me ocurre que se te haya pasado un poquito el tiempo de horneado, aunque respetemos los tiempos de cocción ya sabemos que cada horno es un mundo. En principio debería estar listo en 20 minutos, pero igual tu horno tiene más potencia que el mio y solo con 18 minutos hubiera sido suficiente.
      Es importante fijarnos en la tonalidad dorada de encima, ya que nos avisa que los sobaos están listos.
      Puedes probar la próxima vez con 1 ó 2 minutos menos, que seguramente son los que les están robando la esponjosidad a tus sobaos, aunque lo que más te recomiendo es vigilarlos a partir de los 15 minutos y en cuanto les veas con un color dorado los sacas del horno 😉

      Espero haberte ayudado, cualquier duda aquí me tienes!
      Besos grandes!!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *