Skolebrød – Skoleboller

Skolebrød – Skoleboller

Eva 20 Mayo, 2013

Dado que el frío parece que nos acompaña por más tiempo del que quisiéramos, debemos sobrellevarlo de la mejor manera posible.
Además que no sé si os pasará a vosotros también, pero cuando los días se vuelven grises y no para de llover hay dos cosas que me encanta hacer; cocinar y escribir.
A parte de estar en el sofá con tu mantita y disfrutando de una peli…

Pero y si os dijera que tengo la receta perfecta para acompañar estas tardes tan frias ¿que me diríais?.
Creo que lo puedo imaginar, por eso voy a compartirla con todos vosotros.

La receta de hoy es un pequeño pastel de la gastronomía de Noruega y es muy popular entre los niños. Al “skolebrød” se lo conoce también como “skoleboller”, cuya traducción en noruego significa “pan dulce de la escuela”.

En 2009, se realizó un concurso a nivel nacional en Noruega, involucrando a alumnos de escuelas de todo el país con el propósito de incitar a los jóvenes a crear nuevas recetas de “skolebrød” y elegir las mejores.
El concurso se denominaba “Fremtidens skolebrød” – “El skolebrød del futuro” y consiguió reunir más de 80 recetas.

A continuación veréis porque es tan popular y tiene tanta aceptación.

En su masa introducen una especia muy utilizada allí, el cardamomo, el cual da un aroma increíble a este bollo. Se rellena con una crema pastelera y finalmente se le decora con un poco de glaseado de azúcar y coco rallado.

Una verdadera maravilla no solo para los paladares de los más pequeños, si no que también los más adultos lo consideran una auténtica maravilla.

Si os animáis con ellos ya me lo diréis.

Saludos,
Mrs Hudson.

La receta de la masa es de Mojewypieki.

INGREDIENTES PARA 8 UNIDADES:

PARA LA MASA:

  • 163 g de leche entera
  • 25 g de mantequilla sin sal
  • 295 g de harina de trigo
  • 37,5 g de azúcar glas
  • 3/4 cucharadita de cardamomo molido o 1/2 cucharadita de semillas de cardamomo (3/4 Tsp o 1/2 Tsp)
  • 1/4 cucharadita de sal (1/4 Tsp)
  • 2 g de levadura seca instantánea o 6 g de levadura fresca prensada
  • 1/2 huevo batido

PARA LA CREMA PASTELERA:

  • 250 g de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o 1 vaina abierta longitudinalmente
  • 60 g de azúcar granulado
  • 2 yemas de huevo grande
  • 1 y 1/2 cucharadas de harina de trigo (1 y 1/2 Tbsp)
  • 1 y 1/2 cucharadas de maicena (1 y 1/2 Tbsp)

PARA DECORAR:

  • 105 g de azúcar glas
  • 1 y 1/2 cucharadas de agua (1 y 1/2 Tbsp)
  • coco rallado para espolvorear

ELABORACIÓN:

Comenzamos elaborando la masa de los skollebrød.

Incorporamos la leche en un cazo y la templamos, no debe llegar a hervir ni coger una temperatura muy elevada, simplemente la templamos.

Mientras en un bol amplio incorporamos la harina junto con la sal, la levadura (en mi caso he utilizado levadura seca instantánea) y el cardamomo. Reservamos.

Una vez que tengamos la leche templada, retiramos del calor e incorporamos la mantequilla cortada a cuadraditos junto con el azúcar y el 1/2 huevo batido, mezclamos con unas varillas hasta homogeneizar completamente.

Incorporamos los ingredientes líquidos a los secos y comenzamos a integrar unos ingredientes con otros con ayuda de una espátula.

Una vez que estén integrados comenzamos a trabajar con la espátula hasta obtener una masa suave y elástica, alrededor de 5 minutos.

Espolvoreamos un bol con harina, colocamos la masa y espolvoreamos la superficie ligeramente con harina. Cubrimos con film y dejamos reposar en un lugar cálido y libre de corrientes hasta que doble su tamaño, nos llevará aproximadamente 2 y 1/2 – 3 horas dependiendo de la temperatura de vuestra casa.

>
Mientras leva la masa realizaremos la crema pastelera.

La receta original traía otra forma de elaborar la crema pastelera, pero he preferido utilizar la que hago siempre ya que me gustan sus resultados y su sabor, al no ser extremadamente dulce se integra muy bien con el resto de ingredientes.

Podéis ver su elaboración aquí.

Una vez que la tengáis elaborada, cubrimos con film tocando la crema para evitar que forme costra y dejamos enfriar completamente.

Transcurrido el tiempo de levado, formaremos los bollos.

Forramos una bandeja con dos papeles de horno o una silpat + un papel de hornear, reservamos.

Comenzamos a formar bolas con la masa, nos saldrán un total de 8 unidades. Para que nos queden más o menos iguales deben tener un peso aproximado de 65 g.

Es una masa que se adhiere a las manos con mucha facilidad por lo que lo mejor es espolvorearnos las manos bien con harina para poder formarlas. Vamos colocando en la bandeja dejando amplitud entre ellas ya que posteriormente levaran.

Una vez que tengamos todas los bollos formados, cubrimos con un paño y dejamos levar de nuevo hasta que doble su tamaño. Aproximadamente 45-60 minutos.

Ttranscurrido este tiempo, procederemos a rellenarlos y hornearlos.

Precalentamos el horno a 190º C con calor arriba y abajo.

Introduciremos la crema pastelera en una manga para facilitarnos el disponer la crema sobre los bollos.

En el centro de cada bollo, presionaremos con un vaso de chupito para formar un hueco y posteriormente terminaremos presionando con la yema de los dedos para terminar de dar forma al hueco. Rellenaremos con crema pastelera e introduciremos en el horno durante 15 minutos.

Para hornearlos apagamos la placa de arriba y bajamos la temperatura a 180º C. En los últimos 2 minutos de horneado, encendemos la placa superior para que le de un ligero color dorado.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez que estén completamente fríos, elaboraremos el glaseado.

En un cuenco incorporamos el azúcar glas junto con el agua y mezclamos bien hasta disolver completamente.

Bañamos los laterales de cada Skoleboller ayudándonos de una cuchara y espolvoreamos con coco rallado.

Ya solo nos queda disfrutar, disfrutar y disfrutar de cada bocado de este maravilloso dulce que nos llega desde los países nórdicos.

¡Buen provecho!

relacionadas.

Comentarios