Helado de chocolate y guinness

Helado de chocolate y guinness

Eva 3 Junio, 2013

Parece que el calor va llegando tímidamente, viene a vernos, se va…por lo que cuesta terminar de arrancarse con recetas fresquitas ya que no sabes si van a ser acertadas o no.
Por lo que hoy, nos liamos la manta a la cabeza y probamos suerte!

De momento parece que la cosa va bien, en caso contrario, la dejaremos para cuando llegue ese tan esperado verano.

Hoy os traigo un helado de chocolate y guinness. Perfecto para los amantes del chocolate, pero además, acompañado de otro ingrediente que para mi es perfecto junto a este.
Hecho que ya  habréis notado a pesar de haberlo en dicho en más de una ocasión… la cerveza negra.
Qué maravillosa y fantástica pareja hacen!! ¿Y en helado? …  apenas tengo palabras para describirlo.

Si soy sincera, me gusta el chocolate y mucho, pero en helado no me terminaba de llamar la atención. A día de hoy, se cual era el problema, la calidad del chocolate con el que estaba elaborado.
Es realmente una maravilla, además de ser extremadamente cremoso. Podría asegurar que esta textura tan suave se la debemos a las yemas.

Cuando saboreas una cucharada, encontramos una textura fresca, suave, cremosa, de un sabor a chocolate intenso acompañado de un delicado matiz a cerveza negra…un sueño hecho tentación helada.
Aún no tengo demasiada experiencia en el mundo de los helados, pero aún llevando solo 2 recetas elaboradas, estoy increíblemente feliz con los resultados.

A la hora de presentarlo, queda a nuestra elección, incluso podemos combinarlo con otros helados si así lo creemos adecuado. En mi caso me he centrado en la esencia de la receta para poder degustar cada aroma y cada sabor. Una pequeña cantidad de nata montada es quien va unido a este helado.

Porque hay infinidad de maneras de disfrutar de la cerveza y el chocolate, y esta es una de ellas.

Deseando que la disfrutéis y os acompañe en vuestros días de sol.

Saludos,
Mrs Hudson.

INGREDIENTES PARA 1 TARRINA:

  • 175 g de chocolate negro 70% (en ambos casos he utilizado Valor)
  • 35 g de chocolate puro
  • 240 g de leche entera
  • 75 g de azúcar granulado
  • 25 g de azúcar invertido (receta a continuación)
  • pizca de sal 
  • 4 yemas de huevo grande
  • 220 g de nata líquida para montar
  • 180 g de Guinness 
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (1 Tsp)

AZÚCAR INVERTIDO:

La receta de azúcar invertido la tenemos gracias a Roberto de “Disfrutando con la comida“.

  • 350 g de azúcar granulado
  • 150 g de agua
  • 5 ml de zumo de limón
  • 5 g de bicarbonato sódico

ELABORACIÓN:

Comenzamos preparando el azúcar invertido.

En la anterior receta que os dejé de helado, os comenté la importancia de utilizar azúcar invertido en nuestras recetas con el fin de que este no cristalizara y su textura final fuera cremosa.

Os dejé las opciones de Golden syrup y miel, aunque hoy os voy a dejar una opción aún más económica, porque lo vamos a realizar en casa.

La receta es muy sencilla y fácil de elaborar, con ingredientes que siempre tenemos en casa y podemos conservarlo meses en un tarro a temperatura ambiente. Mucha gente la elabora con dos sobres de gasificantes, que en el fondo viene a ser ácidos los cuales de manera más natural nos lo aporta el limón.

Debemos tener en cuenta que su poder endulzante es un 33% mayor que el azúcar común.

Con esta receta tendremos para un bote y un poquito más (1/4 aproximadamente).

Incorporamos el agua, el azúcar y el zumo de limón en un cazo, mezclamos bien con las varillas. Colocamos a calor medio y dejamos hasta que alcance los 100º C.

Dejamos templar a temperatura ambiente hasta que alcance aproximadamente los 50º C. En ese momento añadimos el bicarbonato y mezclamos bien.

El bicarbonato lo que hará será equilibrar el PH.

Dejamos enfriar completamente.

Observaremos que se ha formado una capa blanquecina en la superficie, la retiraremos con ayuda de una cuchara y pasamos el azúcar invertido a un tarro hermético.

Ya tenemos listo nuestro azúcar invertido para preparar nuestras recetas!

Preparamos el helado de chocolate y guinness.

Preparamos el chocolate, lo troceamos lo más fino que nos seas posible. Incorporamos en un bol amplio, colocamos un colador sobre este y reservamos.

En una cacerola mediana, incorporamos la leche junto con el azúcar granulado, el azúcar invertido y la sal, colocamos a fuego medio y dejamos hasta llegar a ebullición.

Mientras batimos las yemas en un bol.

Una vez la leche rompa a hervir, dejamos durante unos segundos y retiramos del calor. Vertimos lentamente la leche a las yemas batidas mientras batimos con ayuda de unas varillas constantemente.

Pasamos la mezcla de nuevo a la cacerola y colocamos a calor medio sin dejar de remover. Dejaremos al calor hasta que notemos que adquiere espesor y parece que aumenta su volumen. Nos llevará alrededor de 4-5 minutos.

Retiramos del calor y vertimos sobre el bol con chocolate que teníamos reservado. Lo haremos a través del colador ya que observaréis que hay trocitos de yema cuajados. Mezclamos hasta derretir completamente el chocolate y obtener una mezcla homogénea.

Una vez en este punto, incorporamos la nata y mezclamos bien hasta homogeneizar. Añadimos la cerveza y el extracto de vainilla y volvemos a mezclar de nuevo hasta integrar todos los ingredientes.

Pasamos a un bol más pequeño y dejamos enfriar completamente. Una vez esté frío, introducimos en el frigorífico durante 3-4 horas.

Recomiendo hacer este paso ya que cuando lo introduzcamos a la heladora tardará menos tiempo en tomar consistencia de helado y el resultado será mucho mejor.

Una vez transcurrido este tiempo, preparamos nuestra heladera y seguimos las instrucciones apropiadas. En mi caso utilizo la heladera de la Kitchen Aid, que debe estar previamente enfriada un mínimo de 16 horas.

Vertimos el relleno en su interior y ponemos en marcha durante 15-20 minutos.

Notaréis que en la nevera ha tomado mucho cuerpo y la mezcla es bastante densa. Si habéis dejado reposar en el frío alrededor de los 12-15 minutos, nuestro helado tendrá la textura perfecta.

Pasamos a un recipiente en el que lo queramos congelar, cubrimos con film e introducimos en el congelador un mínimo de 4 horas.

Transcurrido este tiempo, tendremos nuestro delicioso helado listo para tomar!

Para presentarlo en esta ocasión, he congelado unas jarras y he dispuesto un poco de nata montada por encima, aunque a simples cucharadas directamente de la tarrina también está delicioso!!

Espero que os guste, buen provecho!!

relacionadas.

Comentarios