Crema de hinojo, aguacate y mandarina

Crema de hinojo, aguacate y mandarina

Eva 8 enero, 2018
This post is also available in English

Qué rápido se han pasado las vacaciones de Navidad… Si os soy sincera, me da un poco de pena porque es una época del año que disfruto y me gusta mucho. Pero ya sabemos que «lo bueno, si breve, dos veces bueno». Tras estas fiestas parece que el cuerpo pide elaboraciones más ligeras, ¡después de tanta comilona!, de modo que arrancamos la vuelta a la rutina con esta crema de hinojo, aguacate y mandarina.

El hinojo es una planta herbácea con un sabor muy peculiar, una mezcla entre menta y anís. Es cierto que puede ser un sabor que no guste a todo el mundo, personalmente me resulta maravillosa y con un sabor muy refrescante. También es cierto que mi madre solía preparar una ensalada de hinojo y naranja, por lo que estoy acostumbrada a este sabor desde muy pequeña.

Una crema suave y de sabores diferentes.

La elaboración de esta crema no tiene mayor complicación, de hecho podremos elaborarla mientras preparamos otras cosas en la cocina. Tan solo tendremos que saltear un poco algunos ingredientes, después cocinar con el caldo y, finalmente, procesarlo.

Cuando pensé en prepararla, al principio, solo tenía claro que iba a utilizar el hinojo y la mandarina. Idea que me vino directamente gracias a esa maravillosa ensalada que he comido tantas veces y que os aseguro es riquísima. Después comencé a pensar en ingredientes que le irían bien para dar lugar a una crema.

Crema de hinojo, aguacate y mandarina
Llevando a cabo la idea sobre cómo elaborarla.

La base necesitaba otro ingrediente que aportase consistencia, es ahí donde entra a formar parte el calabacín. Que, por supuesto, se puede sustituir por otro elemento que os guste más si lo preferís.

Los dos ingredientes principales, por alguna extraña razón, me inspiraban sabores orientales. De modo que decidí usar un caldo Dashi acompañado de yuzu kosho (una pasta de yuzu, chile y sal) para aderezarla. El resto de ingredientes fueron viniendo sobre la marcha.

El resultado es una crema muy suave, cremosa, con sabores frescos, dulces y un toque ligeramente picante. La combinación de hinojo/mandarina es increíble. Dos ingredientes de temporada que darán lugar a un plato que apetece mucho disfrutar en estos días de frío.

El aguacate aportará mucha textura, un punto suave y cremoso que hará que la crema cambie completamente en caso de no utilizarlo.

Terminando la crema.

A la hora de presentar una crema podemos servirla tal cual, sin mayores complicaciones, o bien terminar de darle un toque que hará que sea una crema fantástica. En mi caso decidí decorarla con un poco de leche de coco y aceite de hierbas aromáticas.

Sin duda os lo recomiendo, a cada cucharada disfrutaréis de un sabor muy fresco con ese punto picante que tanto me gusta.

Crema de hinojo, aguacate y mandarina

Vamos a empezar la vuelta a la normalidad con un poco de música que siempre viene muy bien. Mi recomendación de hoy es de un grupo que me encanta (N.E.R.D) e hizo un remix con otro de mis grupos favoritos (Zero 7), «N.E.R.D /Zero 7 Remix Edit – Provider» Link Youtube.

Ingredientes para 4-6 raciones

PARA LA CREMA:

  • 1 bulbo de hinojo grande, troceado
  • 125 g de aguacate
  • 1 calabacín, 360 g aproximadamente, cortado en cuadraditos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cebolla dulce, 65 g, finamente cortada
  • 2 dientes de ajo, 7 g, finamente cortados
  • zumo de 2 mandarinas grandes y dulces
  • 100 g de leche de coco de alto contenido graso
  • 300 g de caldo Konbu Dashi
  • 1/4 cucharadita de pasta de yuzu picante (yuzu kosho)
  • sal y pimienta negra al gusto

PARA EL ACEITE DE HIERBAS AROMÁTICAS:

  • 4 g de perejil rizado
  • 3 g de cilantro, solo las hojas
  • 4 g de albahaca, solo las hojas
  • unas hojas de eneldo al gusto
  • 4 g de chile serrano
  • 1 diente de ajo
  • 10 g de zumo de limón
  • 50 g de aceite de oliva
  • sal al gusto

PARA DECORAR:

  • Leche de coco, nata líquida o crème fraîche
  • hojas de hinojo

 

Elaboración

Preparamos el caldo Konbu Dashi.
  1. Seguimos las indicaciones de esta receta para preparar el caldo.
  2. Reservamos.
Preparamos la crema.
  1. En una cacerola mediana vertemos las 3 cucharadas de aceite de oliva y colocamos a calor medio.
  2. Añadimos el ajo junto con la cebolla, cocinamos a calor medio bajo hasta que adquiera una textura ligeramente transparente.
  3. Incorporamos el calabacín troceado junto con el hinojo. Cocinamos durante 5 minutos más, removiendo de vez en cuando.
  4. Vertemos el caldo Dashi, subimos la temperatura hasta que rompa a hervir y, en ese momento,  reducimos a calor medio. Cocinamos durante 20 minutos.
  5. Retiramos del calor y trituramos con ayuda de un batidor de mano o bien pasando la mezcla a un vaso batidor.
  6. Añadimos la leche de coco junto con el aguacate en trozos, la sal y pimienta. Procesamos de nuevo.
  7. Finalmente vertemos el zumo de mandarina, recién exprimido, junto con la pasta de yuzu. Procesamos una vez más hasta homogeneizar por completo.
  8. Colocamos de nuevo a calor medio bajo y dejamos durante 5 minutos. Retiramos del calor y dejamos reposar unos minutos.
Preparamos el aceite de aromáticos.
  1. En un procesador de alimentos incorporamos todas las hierbas aromáticas, recordad solo las hojas, junto con el aceite, el chile, el ajo, zumo de limón y sal.
  2. Procesamos hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Vertemos en un recipiente o cuenco pequeño para servir.
Servimos la crema.
  1. Repartimos la crema en boles individuales.
  2. Decoramos la superficie con un poco de leche de coco (podemos sustituirla por nata densa o crème fraîche), un poco de aceite de aromáticos y unas hojas de hinojo.
  3. Servimos enseguida.

Notas

  • El caldo Konbu Dashi podemos hacerlo en casa, tal y como os muestro en la elaboración, o bien utilizar un preparado deshidratado. Lo dejo a vuestra elección.
  • Si no os gusta este tipo de caldo o no encontráis los ingredientes para llevarlo a cabo, siempre podéis utilizar un caldo de verduras, pollo, huesos...
  • El aceite de oliva se puede sustituir por aceite de semilla de uva o de girasol.
  • La leche de coco debe ser de alto contenido graso, la que encontramos envasadas en latas con una textura muy densa.
  • El calabacín lo he integrado en la crema sin retirarle la piel, pero si no os gusta o lo preferís, podéis retirarla.
  • No es necesario rociar el aguacate con un cítrico para evitar que se oxide. Al integrarlo con la crema, conservaremos su color. Incluso con el paso de un par de días refrigerando la crema, no oscurece.
  • Recordad que debemos utilizar solo las hojas de las hierbas aromáticas porque los tallos aportan un sabor amargo.
  • Podemos conservar la crema refrigerada durante 2 días.
    Crema de hinojo, aguacate y mandarina

Seguro que muchos de vosotros estáis buscando recetas ligeras para rebajar todo lo que hemos tomado estos días. Esta crema de hinojo, aguacate y mandarina puede ser una opción fantástica para tomar como primer plato o como cena.

En casa acostumbro a preparar cremas o sopas todas las semanas y, sin duda, esta va a pasar a formar parte de las cremas de temporada.

Os deseo que tengáis un feliz comienzo de semana y ¡vuelta a la normalidad!

Un abrazo,
Eva

 

Archivado en

relacionadas.

Comentarios