Caldero de bruja con M&Ms Mega

Caldero de bruja con M&Ms Mega

Eva 23 octubre, 2015

Cuando se aproximan estas fechas me siento como una niña pequeña, reconozco que me chifla Halloween tanto o más que a mi enano 😀

Sé que mucha gente es contraria a esta festividad porque la ven fuera de lugar respecto a nuestra cultura. De hecho el otro día leí una frase que me hizo mucha gracia, decía «Que celebremos Halloween es como si en Wisconsin bajasen de romería por el Mississippi al Cristo de los Faroles» XD (¡no se me va a olvidar en la vida!)

Pero creo que si hay algo que no debemos dejar de hacer es disfrutar, y mucho más aún si con ello nuestros hijos son felices. Es un día más al año para compartir con ellos, disfrazarnos (o no, en mi caso siempre lo hago!), decorar un poco la casa y hacer dulces algo diferentes que despierten su imaginación y las ganas de crear cosas con sus propias manos.

Todo lo que  a ellos les llene de ilusión y haga que, un día más del año, se convierta en algo especial sin duda merece la pena. Por estas razones, y porque adoro este tipo de fiestas, es un día que no dejamos de celebrar en casa.

Caldero de bruja con M&Ms Mega

De modo que este año ya andamos con Halloween en mode ON y os dejo como elaborar este caldero de bruja con M&Ms Mega.

Llevaba tiempo pensando como hacer este caldero pero, como el tiempo no es algo que abunde en mi casa, un poco más y casi no llego a mostrároslo! El año pasado elaboré estas galletas de calabaza basándome en una receta anterior con las que elaboré estas Mushrooms Lebkuchen Cookies.

Caldero de bruja con M&Ms Mega

Tuve presente el poder hacerlo con esta misma receta pero tenía miedo que al hornearlo me perdiera mucho la forma. Por esa razón opté por elaborarlo con mazapán, es muy fácil de modelar y conserva muy bien la forma.

Que el mazapán queda genial con el chocolate es algo sabido por todos, pero no tenía muy claro como se comportaría este a temperatura ambiente y si se terminaría estropeando. Así que opté por la cobertura de azúcar que usé tanto para las calabazas como para las setas.

Caldero de bruja con M&Ms Mega

A un caldero, repleto hasta arriba de M&Ms Mega, no le pueden faltar ¡sus llamas de fuego! aquí tuve claro desde el principio que las elaboraría con merengue. Permite trabajarlo muy bien, mantiene la forma, se puede secar y pintar después. Además que ¿a quién no le gusta un pequeño bocado tan dulce?

Caldero de bruja con M&Ms Mega

Este año podremos montar nuestro pequeño bosque encantado con casi todo ¡comestible! el caldero, el brebaje maravilloso de M&Ms Mega, las calabazas y hasta el fuego. Si queremos ir más allá, podemos incluso hacer las maderas del fuego con galletas, palitos de bretzels… lo que nuestra imaginación nos traiga.

Ya podéis ir practicando esta maravillosa receta para esta terrorífica ¡noche de Brujas!

Caldero de bruja con M&Ms Mega

 

Ingredientes

PARA UN CALDERO:

  • 100 g de mazapán (receta a continuación)
  • 45 g de azúcar glas
  • 10-12 g de agua
  • punta de colorante en pasta negro Extra Black
  • 100 g de M&Ms Mega

PARA 6 CALABAZAS:

  • 120-130 g de mazapán (receta a continuación)
  • 100 g de azúcar glas
  • 15-20 g de agua
  • punta de colorante en pasta Peach
  • cacao en polvo sin azúcar

PARA LAS LLAMAS DE FUEGO: 

  • 1 clara de huevo L
  • 65 g de azúcar glas
  • pizca de cremor tártaro
  • pizca de colorante en pasta Peach
  • polvo de Rubí, colorante en polvo rojo metalizado, para pintar el exterior

PARA EL MAZAPÁN:

  • 175 g de almendra molida
  • 58 g de azúcar glas
  • 3 g de mantequilla
  • ½ huevo L
  • ¼ cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración

Comenzamos preparando el mazapán.
  1. En un bol añadimos la almendra molida junto con el azúcar glas, la mantequilla y la vainilla. Mezclamos ligeramente con ayuda de una espátula.
  2. Incorporamos el huevo y trabajamos la mezcla a mano hasta obtener una masa homogénea y manejable. Si observamos que es demasiado seca y, al manipularla se agrieta demasiado, añadimos unos gramos más de huevo pero sin excedernos.
  3. Formamos una bola y cubrimos con film para evitar que se reseque.
Formamos el caldero.
  1. Cogemos 100 g de mazapán, el resto lo cubrimos bien para evitar que se reseque. Formamos una bola y comenzamos a dar forma de caldero.
  2. Crearemos una cavidad interior e iremos torneando hasta conseguir la forma deseada. Reservamos, podemos dejarlo al aire sin problemas.
Formamos las calabazas.
  1. Cada una de ellas tendrá un peso entre 18-20 g aproximadamente, podremos hacer unas ligeramente más grandes que otras para que quede más “realista”.
  2. Dividimos las 6 piezas y formamos bolas con ellas.
  3. Una vez que tengamos las 6 piezas redondeadas, aplastaremos ligeramente para darle un aspecto achatado, pero solo ligeramente. Ahora tendremos que dar volumen para conseguir el aspecto de las calabazas.
  4. Para ello nos ayudaremos de un palillo o una brocheta de madera.
  5. Colocamos en un lateral de la pieza y presionamos ligeramente hacia adelante y hacia atrás, de este modo iremos formando los surcos. Podemos realizar unas más marcadas que otras.
  6. Para terminar hundiremos ligeramente la parte central de la calabaza, donde colocaremos posteriormente el rabito.
Horneamos.
  1. Precalentamos el horno a 140ºC con calor arriba y abajo.
  2. Colocamos el caldero y las calabazas sobre una bandeja forrada con papel de horno e introducimos, a media altura, durante 10-12 minutos. Observaréis que se vuelven blanquecinos.
  3. Sacamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
Preparamos la cobertura de azúcar.

Primero bañaremos el caldero.

  1. En un bol añadimos los 45 g de azúcar glas y comenzamos a incorporar agua poco a poco con ayuda de un biberón. Añadimos el colorante en pasta, la punta de un cuchillo, y mezclamos bien para homogeneizar.
  2. Debemos obtener una textura que pueda cubrir el caldero pero sin ser demasiado densa, debe caer sobre él sin tener una textura basta.
  3. Bañamos, ayudándonos de una cuchara para repartirlo tanto por el exterior como por el interior. Dejamos escurrir ligeramente y colocamos sobre una rejilla, forrada con papel de horno, y dejamos secando.

Bañamos las calabazas

  1. Preparamos el glaseado naranja del mismo modo que el anterior.
  2. Bañamos las calabazas, escurrimos ayudamos de dos tenedores, y dejamos sobre la rejilla forrada con papel.
  3. Podemos dejarlas secar al aire o bien en el horno con aire a una temperatura de 45-48ºC. Llevará alrededor de 1 hora ó 1 y ½ horas.
Cuando nuestras calabazas hayan secado por completo, formaremos los rabitos.
  1. Para modelarlos utilizaremos el mazapán restante.
  2. Cogeremos una pequeña porción y les daremos forma. Para que parezcan más naturales podemos darles diversas formas; unos más largos, otros más anchos... Colocamos directamente sobre la calabaza, al ser una pasta con un alto contenido en azúcar se quedará adherida sin mayor problema.
  3. Con ayuda de palillo dibujaremos líneas para simular relieve. Terminamos pintando en seco con cacao en polvo ayudándonos de un pincel (que usaremos exclusivamente para uso alimentario). Lo haremos tanto en los rabitos como en los surcos de la calabaza.
Preparamos las llamas de fuego de merengue.
  1. Preparamos un cazo con agua, la suficiente para calentar el bol que colocaremos sobre el pero observando que el agua no toque el recipiente.
  2. En un bol resistente al calor añadimos la clara junto con una pizca de crémor tártaro. Comenzamos a batir con varillas eléctricas a la velocidad más baja.
  3. Una vez que comience a espumar añadiremos el azúcar glas poco a poco y montando a la vez hasta que comience a adquirir volumen.
  4. Colocamos el bol sobre el cazo a calor medio, el agua no debe llegar a ebullición, y seguimos montando las claras. Nos llevará alrededor de 5-6 minutos.
  5. Obtendremos un merengue muy firme. Retiramos del calor y añadimos el colorante en pasta y la vainilla y mezclamos hasta integrar por completo.
  6. Colocamos un papel de horno sobre una bandeja y preparamos la manga pastelera con una boquilla de 10 mm estrellada.
  7. Escudillamos pequeños merengues sobre el papel procurando simular llamas de fuego, unos con 2-3 llamas, otros con 4-5 llamas… a nuestra elección :D
  8. Introducimos en el horno a 45ºC con aire y dejamos secar alrededor de 1 y 1/2 – 2 horas.
  9. Una vez que estén completamente secos pintaremos en seco con el polvo de Rubí para simular el color de las llamas y darle brillo.
¡Montamos el caldero!
  1. Para recrear nuestro bosque encantado siempre debemos dejar que nuestra imaginación nos guíe. Podemos utilizar algunas ramas y hojas o bien hacerlos con galletas, palitos de chocolate…
  2. Antes de nada rellenaremos el caldero de M&Ms Mega ¡hasta el borde! Aquí sé de unos cuantos ayudantes que estarán muy dispuestos.
  3. Para la hoguera colocaremos unos palitos y el caldero encima. Alrededor nuestras pequeñas llamas de fuego comestibles y terminaremos con las pequeñas calabazas.

Ahora solo os queda poneros vuestro mejor disfraz y disfrutar de esta noche de brujas con este caldero de bruja de galleta.

¡Feliz Halloween! :D

Archivado en

relacionadas.

Comentarios