CAPÍTULO   1

Hoy comienza una pequeña saga en la que iremos desvelando cuales eran algunos de los dulces que formaban parte de la cesta de Caperucita Roja.
No solo podremos ver su contenido, si no que además veremos como reproducirlos fielmente en nuestros hogares.

A partir de ahora, lo dejo todo de su mano…
Durante estos días, será ella quien nos guie, enseñe y muestre como elaborarlos.

En su mayoría son recetas clásicas, las cuales algunas tienen un pequeño matiz diferente, pasa ligeramente desapercibido ya que son para disfrutar en compañía de mi abuela y como ya sabemos las personas de edad prefieren las cosas de siempre.

La primera receta que voy a preparar es bastante clásica, pero no por ello menos atractiva que otras, seguro que los hemos tomado en más de una ocasión.
Son unos Lazos de crema también conocidos como Mugis u Orejas.

La masa con que se elabora es hojaldre, pero en esta ocasión os dejo una manera más sencilla de elaborarlo. Lo tendremos listo en apenas 1 hora dando como resultado este maravilloso dulce.
Por supuesto, podemos optar por la elaboración más larga siempre y cuando nos apetezca y tengamos tiempo.
En mi caso y dado que no dispongo de mucho tiempo para elaborarlos, ya que he de ir a visitar a mi abuela esta misma tarde, he decidido hacerlos con esta masa más rápida pero la cual no deja indiferente en su resultado.
¿El relleno? un clásico en el mundo de la repostería, la crema pastelera. Rápida y sencilla de elaborar.
En muy poco tiempo tendremos listos unos lazos caseros y riquísimos, que estoy segura que os encantarán para disfrutar a media tarde.

Vamos con la elaboración y todo lo necesario para hacerlos…

INGREDIENTES PARA 10 MUGIS:

PARA LA MASA:

  • 250 g de harina de fuerza
  • 1 huevo M
  • 95 g de leche entera
  • 50 g de azúcar
  • 10 g de levadura seca
  • 100 g de mantequilla
  • pizca sal
  • 1 clara de huevo batida para pintar

PARA LA CREMA PASTELERA:

  • 250 ml de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (1 Tsp) o una vaina abierta en sentido longitudinal
  • 2 yemas de huevo
  • 60 g de azúcar
  • 1 y 1/2 cucharadas de harina (1 y 1/2 Tbsp)
  • 1 y 1/2 cucharadas de maicena (1 y 1/2 Tbsp)

PARA EL BRILLO:

  • 100 g de agua
  • 50 g de azúcar

ELABORACIÓN:

Comenzamos preparando la masa para los mugis.

Este tipo de masa es un tipo de hojaldre rápido, se elabora apenas en 1 hora y queda muy bien para este tipo de dulce. Si preferimos y no tenemos prisa podemos usar la receta más elaborada de hojaldre.

En el bol de la Kitchen Aid, o bien en un bol amplio si vamos a realizarlo a mano, incorporamos todos los ingredientes a excepción de la mantequilla. 

Mezclamos a la velocidad más baja con la mariposa durante 2 minutos o hasta que estén todos los ingredientes bien integrados. Sacamos del bol y trabajamos la masa durante 2 minutos más.

Introducimos en un bol y cubrimos con una paño, dejamos reposar durante 15 minutos en un lugar cálido y libre de corrientes.

Transcurrido este tiempo, estiramos la masa con ayuda de un rodillo. Formaremos un rectángulo de 30×26 cm aproximadamente. Colocaremos la mantequilla, la cual estará semi-dura y ligeramente aplastada, en la parte inferior de la masa y plegaremos la mitad superior sobre esta, cubriendo de este modo la mantequilla.

Sellamos bien los laterales y comenzamos a amasar con el rodillo.

Estiraremos hasta obtener un rectángulo de 45×26 cm aproximadamente.

Una vez que tengamos esta longitud, plegaremos la masa en 3 partes (como hacíamos con la masa de hojaldre), cubrimos de film e introducimos en el frigorífico durante 15 minutos.

Transcurrido este tiempo, sacamos y volvemos a estirar. Repitiendo el procedimiento anterior.

En total lo haremos esta operación 3 veces.

En el último plegado podemos mantener la masa en el frio hasta el momento que vayamos a utilizarla.

Preparamos la crema pastelera.

Aquí os dejo el enlace de como elaborar la crema pastelera. Las medidas que encontraréis son las mismas que necesitamos para elaborar esta receta.

Una vez que esté la masa lista, cubrimos con film para evitar que haga costra y reservamos.

Preparamos los lazos de crema.

Preparamos 2 bandejas forradas con 2 papeles de horno o una silpat más un papel de horno, reservamos.

Estiramos la masa nuevamente con ayuda de un rodillo hasta obtener un rectángulo de 30 cm de alto. Cortamos tiras en sentido vertical con un grosor de 2 -2,5 cm de ancho aproximadamente.

Para elaborar el lazo, cogeremos una de esas tiras y retorceremos sobre si mismas formando una especia de espiral.

Creamos la forma del lazo directamente sobre la bandeja dejando dos huecos a cada lado. Debemos dejar espacio entre ellas ya que levaran un poco y crecerán en el horno.

Repetimos el proceso con el resto de las tiras.

Una vez que tengamos todos los lazos procederemos a rellenarlos. Introducimos la crema pastelera en un manga y comenzamos a rellenar los huecos.

Bajo la crema no hay masa, durante el horneado queda perfecta y no se quema, formando parte totalmente del lazo.

Dejamos reposar en un lugar cálido y libre de corrientes durante 1,30 – 2 horas, estos doblarán su volumen.

Precalentamos el horno a 180º C con calor arriba y abajo.

Una vez tenga temperatura, pintamos la masa con clara de huevo batida e introduciremos en el horno durante 18-20 minutos. Estos tomarán un ligero color dorado.

Mientras se hornean prepararemos el almíbar ligero.

En un cazo incorporamos el agua junto con el azúcar y dejamos a fuego medio alto sin mover hasta que se reduzca ligeramente. Una vez comience a hervir dejaremos 2 minutos aproximadamente.

Retiramos del fuego.

Una vez que haya transcurrido el tiempo de horneado, sacamos y pintamos con el brillo recién salidos del horno. Pintaremos sobre la masa y la crema, teniendo cuidado en esta última de no llevárnosla en el pincel.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Uno de los dulces preferidos de mi abuelita, aunque en realidad ella adora cualquier postre que lleve crema… ¿Gustáis?

Para ver el inicio del cuento, podéis hacerlo aquí.






Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

30 ComentariosDeja un comentario

    • Muchas gracias!!! Me alegra muchísimo que te haya gustado 🙂
      La verdad que el bosque estaba precioso…vamos, para montarse allí una casita y vivir tranquilamente!!

      La verdad que no lleva a penas tiempo su elaboración y están muy muy ricos!

      Si te animas, ya me contarás que tal.

      Besos grandes guapa!!

  • Son perfectos! Me encantan! Es mi dulce preferido en repostería de la de siempre, bueno mención a parte los croissants…
    Fantástica receta, la haré y te contaré qué tal fueron 😉
    Las fotos maravillosas, la historia que has creado para soñar y el bosque precioso!
    Un besote!

    • Muchísimas gracias Lola!!!

      Aunque parezca mentira, la repostería de siempre es la que más termina gustando…Personalmente, me encanta todo aquello que lleve hojaldre!

      Me parece genial!! Ya me contarás que tal te ha ido con ellos.

      Me alegra mucho que te haya gustado 😉

      Besos grandes!!

    • Hola Roberto!!

      Muchas gracias!! La pinta la tienen y lo están también!

      La forma es la que conozco originariamente desde que era pequeña, igual se pueden encontrar en otro formato. Pero sea cual sea la forma, están riquísimos!!

      Besos!! 😀

  • Qué buenísima pinta tienen, han quedado absolutamente de lujo, me encanta los mugís o raquetas (como se llaman en Salamanca).

    Todo parece tan sencillo cuando se ve en blog.

    Enhorabuena, es una delicia de rincón.

    • Muchísimas gracias Carmen!!

      Me alegra conocer otro nombre más de este dulce, ya que curiosamente varia mucho de un lugar a otro.

      No solo lo parecen, créeme que también lo son!

      Muchas gracias de nuevo, besos grandes!! 😉

    • Jajaja, muchísimas gracias Laura!!

      Son fáciles de elaborar y en la misma tarde puedes estar disfrutando de ellos! Lo único, el último reposo que son 2 horas…

      Pues espero que os gusten los demás tanto como el primero!

      Gracias a ti!!

      Besos grandes!! 😉

    • Buenos días Noelia!!

      Me alegro mucho de haberte hecho recordar tu infancia, estos lazos acompañaron más de una merienda!!

      Pues ya puedes volver a rememorarlo cuando quieras porque son muy facilitos de hacer 😉

      Gracias a ti!!

      Besos grandes!!

  • Capítulo 1 terminado! Bajo la crema no hay masa, suerte que lo has comentado pq yo sí le hubiera puesto.. jijiji… Me encanta el inicio de la historia, la originalidad, las fotos y las recetas.

    Ahora me gusta más Caperu 🙂

    • Qué bien!! 😀

      Esa duda la tuve cuando los iba a elaborar, y estuve buscando y buscando hasta cerciorarme de que así era, por eso lo especifico para que a vosotros no os invada la misma duda 😉

      Muchísimas gracias!!! No sabéis que feliz me hacéis cada vez que os leo y me decís que os gusta tanto 😀

      MIL GRACIAS!!! Me alegro de acercarte un poquito más a Caperucita

      Besos grandes!!!

  • El otro día intenté hacer los muguis y fue un desastre total, por dos veces fui incapaz de hacer la masa. La primera vez usé levadura fresca, la masa me quedo pegajosa y harta de echar harina y no arreglarlo la tiré. La segunda empleé levadura de panadero, esta vez la masa estaba bien, aparentemente, porque al añadir la mantequilla y estirar se rompió por todas partes, y eso que yo no vi que le faltara hidratación …. de nuevo a la basura.

    Tengo una espina clavada con las masas hojaldradas, no me salen. He intentado hacer croissants cuatro veces y cuatro fracasos, ahora los mugis y fatal, está claro que necesito un cursillo. Yo no me rindo, quiero aprender sí o sí y lo voy a seguir intentando, pero de verdad que no se que hago mal. Perdón por el rollo, pero estoy muy frustada.

    Por cierto, tu blog me encanta es el primero que leo cada mañana para ver qué receta has puesto. Ojala tuviera tu mano.

    • Buenas noches Maria Luisa!! De rendirse nada!!!! Y no te preocupes, en absoluto me importa que me cuentes que es lo que te ha ocurrido, para nada es un rollo!!
      Estoy encantada de poder ayudarte, además estoy segura que lo vas a conseguir, porque no haya nada mejor que una persona con ganas de aprender 😉

      Vamos a ver si puedo echarte una mano, al contrario de lo que puede parecer no es una masa complicada, solo que a veces nos podemos cerrar un poco respecto a algo y nos bloqueamos, pero tranquila que todo tiene solución 😉

      En principio el tipo de levadura no debería influir en la textura final de la masa, lo único que puede hacer es variar un poco el sabor si es fresca, pero respecto a este ingrediente, utiliza el que te sea más cómodo.

      Respecto a la cantidad de harina, lo ideal es ajustarse a las medidas, solo que en alguna ocasión podemos observar que la masa necesite un poquito más de harina (incluso para espolvorear la superficie de trabajo) pero esta no debe ser una gran cantidad ya que cambiaríamos la textura y resultado final de la masa.

      Que se te rompiera la masa pudo deberse a que la estiraras demasiado, o a la hora de hacerlo las cantidades no fueran proporcionales por igual y tuvieras zonas con más masa que otras. Aún así, es una masa que debemos trabajar con cuidado ya que puede ocurrir que esta se raje y salga la mantequilla, lo que conlleva que todo se pone muy pringoso e imposible de trabajar.

      También ayuda el tiempo que pasa esta en el frio, ya que endurece la masa y la hace más fácil de trabajar.

      Sobretodo cuando empieces con ella, procura estar tranquila y no pienses que no va a salir.

      Si quieres, comienza por el hojaldre de los mugis, solo necesita un día y es más sencillo. Otra cosa que puedes hacer para facilitarte el trabajo, es introducirlo en el congelador en lugar del frigorífico, ya que además contamos con un enemigo y es el calor. Las altas temperaturas no se llevan muy bien con el hojaldre, ya que es una masa que debemos trabajar rápido para evitar posibles percances.

      Cuando vayas a lanzarte nuevamente con ellos, si te surge alguna duda antes de empezar, no dudes en preguntarme. Verás como al final lo conseguimos!!

      Muchos ánimos!!! Y muchas gracias!!! Me alegra muchísimo que te guste y que cada mañana dediques un pedacito de tu tiempo, mil gracias!!!

      Besos grandes!!! 😀

  • Gracias Mrs Hudson, eres muy amable, un encanto. Como sólo puedo dedicar tiempo a la cocina el fin de semana, mi intención es intentar de nuevo los mugis dentro de dos fines de semana, ya que este próximo me apetece hacer pan. Te prometo que te contaré qué tal me ha ido. Soy bastante cabezota y no me rindo fácilmente, el superar obstáculos me ayuda a crecer. Lo he dejado descansar un poco para no agobiarme, pero no he abandonado!.
    Un abrazo.

    • Buenas noches María Luisa!!

      Un placer ayudaros siempre que pueda hacerlo.
      Me parece muy acertado, a veces es bueno dejar unos días para evitar una posible saturación, y una vez lo retomamos va todo mucho más fluido.

      Estoy segura que lo conseguirás! Ya me contarás tu próxima experiencia. Y cualquier cosa que necesites cuenta conmigo 😉

      Besos grandes!!

  • Me encantan tus recetas y hay varias que quiero ir probando ha hacer.
    ¿Levadura seca cual seria?
    ¿De pan? ¿Química de repostería? ¿O fresca prensada? Termino liándome con todas las maneras que hay de llamarlas.

    • Buenos días Alba!!

      Muchísimas gracias!!! Me alegra mucho saber que t gustan y te animaras con ellas 🙂
      La levadura seca sería la levadura de panadería, tipo Maicena. Su color es amarillento y su textura como granulada. La levadura química es la tipo Royal, pero este tipo de levadura no es válida para masas levadas, solo para bizcochos o este tipo de elaboraciones sin fermento. Y la levadura fresca es aquella que encontramos en la zona de refrigerados tipo Levital, es un cuadradito de 25 gr y la función que desempeña es igual que la levadura seca de panadería, pero si te decantas por esta la proporción que debes utilizar es mayor que si usas levadura de panadería.
      Las proporciones son: cada gramo de levadura seca equivale a 3 gr de levadura fresca.

      Ya me contarás que tal te ha ido!!

      Besos!!

      • Bueeeenooooo, de momento ya la he cagado xD
        Sigo haciéndola (ahora la tengo reposando) pero en el primer paso de no mas de 10 minutos he tenido que estar liada una media hora. Lo mezcle todo en la Thermomix y no se porque en vez de quedar una masa más consistente, me salio un ”Blandinblu”. xDDDDDDDDDDDDDDDD
        Ya te dire

        • Uhmmm , al final lo deje solo en la masa
          No sé, si la día la paliza yo a ella, o fue al revés… No pensé que fuese tan complicada. Cuando tape con ella la mantequilla y empece a darle con el rodillo de nuevo, empezó a salirse la mantequilla pese ha haber sellado los bordes, y fue una tortura la dichosa masa. al final lo conseguí, pero la siento demasiado blanda para hacer los tirabuzones esos ¿que hago?

          • Buenas noches Alba!!
            Ha habido un pequeño problema en la elaboración que ha sido quien te ha dificultado y estropeado el resultado. Has sobreoxigenado la masa, te explico, cuando la masa estaba en la Thermomix que vendría a cumplir la misma función que una amasadora, ha estado tiempo de más amasándose. Este motivo ha hecho que el gluten de tu masa se desarrolle en exceso rompiendo su estructura. Por ese motivo tu masa se ha quedado como un “blandiblú”, indomable e inmanejable, como si no tuviera nada de cuerpo, porque de hecho no lo tiene. Es muy probable que incluso la masa tuviera un color blanquecino y brillante.
            Por eso daba igual cuanto la trabajaras con el rodillo, era una masa débil. Cuando te ocurra algo de este tipo, lo mejor que puedes hacer es comenzar de nuevo ya que no hay manera de salvar esa masa.
            Hay que tener cuidado cuando trabajamos con la amasadora, porque un exceso de amasado nos puede traer unos resultados catastróficos.

            La próxima vez que vuelvas a elaborarla, calcula bien el tiempo de amasado siguiendo bien los pasos que os doy y verás como no tendrás ningún problema 😉

            Besos grandes y ánimo!!!

  • Estos lacitos son la lecheeeeee!!!! (como puedes ver, estoy ojeando todos tus pines, jejeje) Pero qué super maravilla tan deliciosa, estoy flipando.
    Me ha asustado un poco el comentario anterior sobre el blandiblú y el exceso de amasado, pero puede que me anime con ella (¡al toro!)
    Jolín, se me ocurren tantas variaciones posibles (será también el hambre): ¿qué tal con orange o lemon curd? ¿y decorada con almendras fileteadas?
    MMmmmmmm!
    Gracias por la receta!
    +B

  • Buenas Mrs. Hudson.

    Estoy obsesionado con los mugis porque me recuerdan a mi niñez en Asturias. Donde vivo ahora cuesta encontrarlos un montón (aquí les llaman raquetas) y siempre que vuelvo a casa de mis padres los compro para desayunar. Así que me decidí a hacerlos en casa pero ha sido un desastre. He intentado hacer la masa hasta 3 veces, pero no hay forma. Efectivamente el frío ayuda a trabajarla mejor, y al final conseguí que no se saliese la mantequilla (eso sí, poniendo 50gr. porque no me quedaba más). El caso es que la masa parece poco esponjosa. Tras el horneado está como cruda. La última vez incluso los dejé más tiempo y al final tapados con un papel de aluminio para evitar que se quemasen, pero seguían poco hechos.

    De todas formas., la cantidad de crema pastelera me parece muy escasa para 10 uds. Sobre todo si se hacen del tamaño de los de las pastelerías. He seguido las cantidades al gramo, y las medidas de la masa las he medido con cinta métrica jejejeje! Pero ni así he conseguido que saliesen bien. Un vídeo sobre el amasado para ver cómo lo haces sin que se salga la mantequilla no estaría mal ;o)

    Por cierto, la web y las fotos están chulísimas! Gran diseño! Muy cuidado y elegante.

    Saludos!

    • ¡Buenas Ruben!

      Pues entonces ya somos dos 😉
      Es un dulce que me encanta desde que era pequeña solo que aquí, en Madrid, los llamaban lazos de crema.

      Vaya cuanto siento que haya ido mal. antes de anda, las masas hojaldradas se llevan fatal con el verano, de modo que es más que probable que la mantequilla al tener menor temperatura se saliera al plegarla y la masa no fuera en absoluto fácil de manejar. La masa no es como un bollo, tierna y mullida, es más bien hojaldrada, al morder deberías poder ver capas. Su textura es más tierna que un hojaldre pero no tanto como una masa esponjosa.

      El tiempo de horneado que os especifico es el justo para este tipo de bollo y el peso que tienen, pero no sé si cabe la posibilidad de que el horno no caliente como debiera. Imagino que precalentarás antes de introducir los mugis.

      La cantidad de crema, en mi caso, siempre me llega para esta cantidad que os doy en la receta. Estos bollos los hago con bastante frecuencia porque nos gustan mucho a nosotros y a nuestros amigos, solo que siempre doblo cantidades de todo para hacer más cantidad. Los mugis que salen no son grandes, de hecho si los ponemos en la palma de la mano puede sobrar espacio…

      A la hora de formar el bollo debemos crear la forma de orejas sin estirar más la masa, de lo contrario necesitaría más crema. Y es importante que trabajes con ella fría si hace mucho calor, porque al tener más temperatura se estirará con mayor facilidad y las proporciones cambiarán.

      Si!!! Lo pondremos en pendientes lo del vídeo, de hecho quiero subir vídeos de todos los procesos que hago (sobre todo en el tema de pan). Mil gracias!!! Me alegra mucho saber que te gusta 😉

      Para cualquier cosa que necesites, por aquí me tienes que ya estamos de vuelta 😀

      Saludos!!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *