Donuts con cobertura de queso y miel rellenos de mermelada de higos

Eva 6 Marzo, 2013

¡Buenos días!
Hay que ver lo que me gusta preparar el desayuno y es que es uno de los momentos del día que más me gustan.
Comienza el día y eso no se puede realizar de cualquier forma, hay que saber como empezar a rodarlo para que todo vaya sobre ruedas.

Lo más importante es empezar disfrutando de un buen desayuno casero, de esos que cuando terminas piensas que ya no necesitas nada más.
Sientes que el día es perfecto y que todo va a salir bien, parece una tontería…pero no lo es.

Si uno se mima desde por la mañana, cuando llega la noche te das cuenta que han estado contigo todo el día, lo cual desemboca en días maravillosos, a pesar de las cosas externas que nos puedan venir.

Bueno pues os voy a dar una idea para empezar a mimaros, unos donuts increíblemente tiernos cubiertos con una ligera y dulce capa de Ricotta con toques de miel y rellenos de mermelada de higos… ¡Es simplemente espectacular!

La mermelada en esta ocasión, no es casera, pero no por falta de ganas!! Desgraciadamente no estamos en temporada de higos…pero puedo asegurar que estoy deseando que llegue ya que tengo un montón de recetas en mente.

Hasta que llegue el momento nos tendremos que conformar y cuando llegue la temporada habrá que hacer una buena reserva de mermelada para el resto del año.

Os deseo un feliz desayuno y ¡qué comencéis el mejor de vuestros días!

Saludos,
Mrs Hudson.

 

INGREDIENTES PARA 21 DONUTS + AGUJEROS:

PARA LOS DONUTS:

  • 240 g de leche entera
  • 350 g de harina de fuerza
  • 1,2 g de levadura seca de panadero
  • 30 g de azúcar glas 
  • 1/2 cucharadita de sal (1/2 Tsp)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (1 Tsp)
  • 3 yemas grandes de huevo
  • 60 g de mantequilla a temperatura ambiente 
  • Aceite de girasol para freír

PARA EL GLASEADO DE RICOTTA:

  • 240 g de azúcar glas
  • 3 ó 4 cucharadas de leche (3 ó 4 Tbsp)
  • 70 g de queso Ricotta
  • 1 cucharada de crema de queso (1 Tbsp)
  • miel

RELLENO:

  • 240 g de mermelada de higos

 

ELABORACIÓN:

Preparamos  la masa de los donuts.

En el bol de la amasadora añadimos la harina junto con el azúcar, y la sal, mezclamos con ayuda de una espátula de silicona. Incorporamos la leche junto con las yemas y mezclamos con ayuda del gancho hasta homogeneizar los ingredientes.

Añadimos la levadura y continuamos amasando a la velocidad más baja durante unos 6-8 minutos. Incorporamos la vainilla y volvemos a mezclar. Deberemos obtener una masa desarrollada y elástica. En ese momento añadimos la mantequilla y amasamos durante 4-5 minutos más.

El resultado debe ser una masa suave, elástica pero ligeramente pegajosa al tacto.

Engrasamos un bol con aceite, boleamos la masa e introducimos en él. Cubrimos con film y dejamos levar 1 hora a temperatura ambiente. Transcurrido ese tiempo, introducimos el bol en el frigorífico y dejamos alrededor de 2 y ½ – 3 horas.

Una vez transcurrido este tiempo, al sacar la masa observaremos que ha duplicado su tamaño o incluso puede que algo más.

Espolvoreamos una superficie de trabajo con harina y trabajamos la masa durante un minuto más o menos. Comenzamos a estirar la masa con ayuda de un rodillo hasta dejarla de algo menos de 1 cm de espesor.

Con ayuda de cortadores redondos realizaremos nuestros donuts. Para la parte exterior he utilizado un cortador de 7 cm de diámetro y para el agujero interior un cortador de 3 cm de diámetro.

Podemos reservar los agujeros o bien volver a incorporarlos a la masa para hacer más donuts.

Tras cortar, volvemos a amasar un par de veces, estiramos de nuevo y cortamos. Nos saldrán aproximadamente 21 donuts.

Preparamos una bandeja con papel de horno y colocamos los donuts dejando un poco de espacio entre ellos.

Dejamos reposar durante 30 minutos aproximadamente en un lugar cálido. Sabremos que están listos cuando hayan doblado su tamaño y además al tocarlos se hundirán y volverán rápidamente a su ser.

Calentamos el aceite en un sartén amplia. Una vez haya tomado temperatura, pero sin dejar que se queme el aceite, iremos incorporando los donuts en la sartén y freiremos durante unos 30 segundos aproximadamente por cada lado o hasta que observemos que toman un ligero color dorado.

Sacamos y dejamos escurrir en papel de cocina.

Mientras que enfrían los donuts preparamos la cobertura de queso.

En un bol pequeño incorporamos el azúcar glass junto con las cucharadas de leche, mezclamos hasta integrar completamente. Añadimos el queso Ricotta y la cucharada de crema de queso. Mezclamos con ayuda de unas varillas hasta integrar completamente.

Para facilitar la integración, podemos colocar el bol sobre un cazo con un poco de agua al calor, y batimos con unas varillas durante 1 ó 2 minutos.

Retiramos del calor y reservamos.

Rellenamos los donuts con la mermelada.

Introducimos la mermelada en una manga pastelera y colocamos una boquilla de relleno.

Rellenaremos los donuts por un lateral, primero dirigimos la boquilla hacia la derecha y presionamos, después la dirigimos hacia la izquierda y volvemos a presionar. Repetimos el proceso con todos los donuts.

Glaseamos los donuts.

Preparamos una rejilla con papel de horno debajo.

Bañamos los donuts en la cobertura y pasamos a una rejilla para escurrirlos. Repetimos la operación con el resto de los donuts y agujeros en caso de que los hayáis realizado.

Y ya están listos para ser saboreados como se merecen, en una fantástica merienda, maravillosa desayuno…o simplemente en ese momento del día que encajan a la perfección.

Si os gustan los sabores clásicos y rústicos, estos donuts os van a encantar.

Buen provecho!!

relacionadas.

Comentarios