¡Buenos días! hoy me he despertado muy feliz porque… ¡¡cumplimos 2 años!!
Como pasa el tiempo de deprisa… imagino que además el hecho de hacer lo que más te gusta cada día, hace que apenas seamos conscientes que este sigue avanzando a pasos agigantados…
Pero me quedo con lo bueno, a pesar de que este pase muy rápido y a veces nos haga desear pararlo, el camino viene de la mano de grandes personas, maravillosos momentos, fantásticas oportunidades y grandes satisfacciones que no cambiaría por nada.

Como ya sabréis hoy comunico quien ha ganado la plaza para el taller de Repostería alemana online y el lote de productos de la tienda Talleres de Repostería. ¿Estáis nerviosos? ¡¡¡Porque yo si y mucho!!!
Quería dar las gracias a todos los que habéis participado en el sorteo y gracias por vuestros maravillosos comentarios, es el mejor regalo que puedo recibir en un día como hoy :D
Me encantaría poder regalaros a todos lo mismo, pero no es posible… por lo que en seguida os decimos quien ha sido el/la agraciado/a ;)

Como estamos de celebración os traigo estos pretzels-donuts que son una auténtica maravilla!! Una combinación de dulce y salado; un bollo muy tierno y algo más ligero que un donut ya que va al horno, con un suave toque a regaliz gracias al Jägermeister, una cobertura de chocolate (este gran aliado en los dulces) acompañado de escamas de sal negra y pimienta rosa… ¡¡una tentación pecaminosa!!
Ideal para celebrar estos 2 años a vuestro lado y que sean muchos más.

La idea de la receta se la debo a V.K. Rees Photgraphy. Un día navegando por internet me encontré con ella, pensé que era fantástica y no dude ni un segundo en hacerla. La receta de la elaboración os la dejé hace tiempo para hacer los pretzels y la cobertura de chocolate es la misma que utilicé en los donuts brioche para el helado de naranja y chocolate.

Ahora si, vamos a ver como elaborarlos. Para ver quién es el ganador del sorteo tendréis que ir al post en el que dejasteis los comentarios, podéis hacerlo pinchando aquí.

Saludos y besos enormes,
Mrs Hudson.

Continue reading


Aún no ha llegado el verano, pero prácticamente lo tenemos a la vuelta de la esquina! Por lo que hay que ir practicando recetas que nos ayuden a sobrellevar la época estival.
Aunque no os lo creáis, es la primera vez en mi vida que hago un helado, y no sería por falta de ganas. Pero me faltaba lo fundamental, la heladera.

En más de una ocasión me plantee el elaborar helado a mano, pero dudaba de si los resultados serían buenos, porque temía que se me cristalizara y que después de todo el trabajo y la cantidad de ingredientes terminara en cualquier sitio menos nuestro estómago.
Pero he debido de portarme bien porque me han regalado una!
Y claro, he tardado en hacer un helado el tiempo que tuvo que estar en el congelador, porque si lo pudiera haber hecho según la sacaba de la caja no lo hubiera dudado ni un momento!

Tenía cientos de miles de ideas en la cabeza, pero al final me decidí por este.
¿Recordáis qué os avise sobre las recetas chocolateadas?, pues aquí comienza un largo y delicioso camino.

El verdadero comienzo de este postre helado, tiene sus orígenes poco claros, ya que ha habido muchas modificaciones debida a los avances tecnológicos.
Pese a esto, si tomamos como referencia la presencia de bebidas heladas o enfriadas con hielo o nieve, se remontaría antes de la era cristiana.

En el año 400 a.C. en Persia se elaboraba un plato enfriado similar a un pudín o flan, elaborado con agua de rosas y cabello de angel, que se asemejaba a una mezcla de sorbete y pudín de arroz, el cual se servía a la realeza durante el verano.

Los persas dominaban la técnica de almacenar hielo dentro de grandes refrigeradores naturales, conocidos como “Yakhdan”. Estos almacenes mantenían el hielo recogido durante el invierno o traído de las montañas durante el verano. Trabajaban usando altos receptores de viento que mantenían el espacio de almacenado subterráneo a temperaturas frías.
El hielo era luego mezclado con azafrán, frutas y otros sabores variados.

Por otra parte se dice que el rey de Macedonia, Alejandro Magno y el emperador romano Nerón, enfriaban sus zumos de fruta y sus vinos con hielo o nieve traídos de las montañas por sus esclavos.

Pero la história no acaba aquí, aún queda mucho tiempo hasta que llegue de nuevo el frio, por lo que en las siguientes recetas os seguiré contando un poquito más acerca de este postre.
Por el momento, vamos con esta receta…

Un helado cremoso de naranja, con pedacitos de chocolate relleno de mousse de naranja (a un a riesgo de parecer redundante), acompañado de un salsa de esta misma fruta y para decorar nada de guindas, ni nata ni galleta de helado…mini donuts de brioche!!!

De este modo, al ser tan pequeños y no estar fritos, pues como que ayudamos a la línea a mantenerse como esta además de darle una alegría.
Últimamente hago en casa muchas pruebas con brioche, porque nos encanta, y para no cansarnos intento darle una forma diferente.
Esta, les ha encantado! No sabían por donde empezar, si meter la cuchara o comerse los mini donuts.
La combinación ha quedado muy rica y además bastante ligera, acompañado al sabor protagonista “la naranja”, de su inseparable amigo “el chocolate”.

Espero que os guste ya que es la primera vez que hago algo de este tipo, aunque no la última!!
Buen fin de semana!

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Continue reading


Buenos días en un maravilloso domingo!!
Ayer tarde os comenté que en agradecimiento a todos los que ya estabais y a los nuevos que llegasteis, prepararía un buen desayuno para celebrarlo.
Me alegra muchísimo que cada día seamos más los que paseamos por aquí para leer, disfrutar, observar y cocinar estas dulces recetas, y alguna otra que no lo es. Me hacéis realmente feliz por ello y quería despertaros con un desayuno algo diferente.

Los donuts es un tipo de bollo que gusta a la gran mayoría y lo que más me gusta de ellos es que teniendo su base esponjosa y tierna, nos permite crear infinidad de combinaciones buenísimas e inesperadas.
Estuve pensando varias opciones y sus posibles rellenos, y al final me decidí por este ya que sabía que el resultado sería dulce, ligero y lleno de sabor.

Unos donuts de Piña Colada, son verdaderamente una maravilla y recomiendo sin lugar a dudas que los probéis.
En la masa e incorporado una pequeña cantidad de leche condensada, ya que este cocktail lleva en su elaboración un parte de ella.
El relleno es un delicioso curd de piña y ron, hasta ayer no había probado a hacer curd con esta fruta y he de decir que me encantó y volveremos a repetir.
En su elaboración he tenido que añadir una pequeña cantidad de maicena, ya que la piña es una fruta que por su tipo de acidez no espesa. Este problema nos lo encontraríamos también si elaboráramos un curd de kiwi.
Como toque final, porque la cobertura marca un paso en el mundo de los donuts, cubriremos de un delicioso glaseado de Malibu y coco rallado…sin palabras.
Así es como quedaréis cuando saboreéis estas pequeñas tentaciones clásicas con notas tropicales.
Esperamos que os gusten, disfrutéis de ellos y por supuesto, que os animéis a probarlos!!

Muchas gracias a todos por estar ahí.
Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

 

 

Continue reading


Buenos días!!
Hay que ver lo que me gusta preparar el desayuno y es que es uno de los momentos del día que más me gustan.
Comienza el día y eso no se puede realizar de cualquier forma, hay que saber como empezar a rodarlo para que todo vaya sobre ruedas.

Lo más importante es empezar disfrutando de un buen desayuno casero, de esos que cuando terminas piensas que ya no necesitas nada más.
Sientes que el día es perfecto y que todo va a salir bien, parece una tontería…pero no lo es.

Si uno se mima desde por la mañana, cuando llega la noche te das cuenta que han estado contigo todo el día, lo cual desemboca en días maravillosos, a pesar de las cosas externas que nos puedan venir.

Bueno pues os voy a dar una idea para empezar a mimaros, unos donuts increíblemente tiernos cubiertos con una ligera y dulce capa de Ricotta con toques de miel y rellenos de mermelada de higos…Es simplemente espectacular!!!

La mermelada en esta ocasión, no es casera, pero no por falta de ganas!! Desgraciadamente no estamos en temporada de higos…pero puedo asegurar que estoy deseando que llegue ya que tengo un montón de recetas en mente.

Hasta que llegue el momento nos tendremos que conformar y cuando llegue la temporada habrá que hacer una buena reserva de mermelada para el resto del año.

Os deseo un feliz desayuno y que comencéis el mejor de vuestros días!

Saludos,
Mrs Hudson.

 

Continue reading


Me encantan las recetas con un aire rústico, tanto en su elaboración como en el momento de presentarlas.
Y es que los gustos van cambiando, sobretodo creo que se van perfeccionando, puliendo esa parte de nosotros que con el paso del tiempo nos premia con todo lo mejor que hemos captado con el paso de los años.
Y obtenemos un resultado final que para nuestros objetivos roza lo esperado.
En el mundo culinario ocurre lo mismo, comenzamos con una pequeña base que por ese momento creemos es suficiente y a medida que investigamos, leemos, observamos, nos inspiramos de otras personas…nos damos cuenta que nos queda mucho camino por recorrer.
Pero no hay que tener prisa, hay que disfrutar del camino hasta que lleguemos a nuestra deseada meta, que aún ahí querremos continuar y mejorar aún más.
Lo más importante de todo para conseguir nuestros objetivos es la dedicación plena, el esfuerzo, interés por lo que se hace, equivocarnos y aprender de ello, superarlo y no creer que lo tenemos todo ganado, hay que mantener una constante porque solo aquello que se cuida es lo que prevalece.
Llevo días pensando en como comencé hace unos meses y últimamente me encuentro analizando un poco el trayecto.
Mi evolución en este tiempo, gracias a mucha gente que para mí es digna de admiración ya que me ha servido de inspiración y han hecho que de lo mejor de mí para mejorar y aprender. Sin olvidar por supuesto a todos aquellos que estáis ahí día tras día.
Esta receta es un pequeño ejemplo, un donut de los de siempre, una masa sencilla y básica que se presenta con personalidad propia, rellena de una exquisita mermelada y un ligero glaseado de limón y vainilla. Ese toque rústico y personal que hace que resalte entre los demás.
Esta receta se la debemos a Chasing Delicious, un precioso blog de los que se puede aprender y disfrutar de delicias como esta.
Ahora me retiro a hacer un pequeño descanso y disfrutar de uno de estos donuts con un café calentito…

Saludos,
Mrs Hudson.

Continue reading