Hoy vuelvo a hacer buen uso de una verdura que me chifla, la berenjena, y os dejo cómo preparar berenjenas glaseadas con pak choy. Sí, glaseadas, un manjar como pocos.

El acompañante de ellas es el pak choy, no hace mucho os dejé otra receta en la que lo utilizaba y os hablaba un poco sobre él, en estos noodles con curry verde y pak choy. Aquellos que ya lo conocéis y habéis probado, sabéis que se trata de una verdura con muy poco sabor, debemos aderezarla bien para que luzca un poco. Pero sí que es cierto que aporta textura, color y muchos beneficios para nuestra salud.

Así que si no le distéis una oportunidad, quizás en esta ocasión os animéis más.

Para preparar las berenjenas lo que haremos será asarlas junto con las chalotas, creo que de estas últimas asé pocas… de modo que si os gustan, os recomiendo, que añadáis el doble de lo que os especifico. Quedan exquisitas con la salsa para glasear de naranja, hoisin y miel. Un dulzor y ternura… muy buenas.

El proceso de glaseado lo haremos en un par de tandas, mientras están se hornean, de modo que conseguiremos caramelizar sutilmente la superficie y que los sabores penetren bien.

Las pak choy los prepararemos en dos pasos, primero ligeramente escaldados para que pierdan un poco de dureza y se vuelvan más tiernos y finalmente, los saltearemos para que adquieran un ligero sabor tostado. Los rematamos con una salsa aparte que haremos para ellos con soja, aceite de sésamo, vinagre de arroz y salsa de cacahuete y coco, a grandes rasgos (que lleva alguna cosilla más).

Acabaremos el plato con dos tipos de sésamo tostado y cebollino. La verdad que no necesita mucha presentación a pesar de que sí que lo he hecho, pero de este modo os termino de convencer por si tuvierais alguna duda a la hora de probarlo 😀

Berenjenas glaseadas con pak choy

INGREDIENTES PARA 2 RACIONES:

Receta adaptada del libro Seven Spoons.

  • 2 berenjenas grandes
  • 4-6 chalotas, dependiendo del tamaño
  • 2 bulbos de pak choy
  • 1 cucharada de sésamo negro
  • 1 cucharada de sésamo blanco
  • sal en escamas
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva para pintar
  • 2-3 ramas de cebollino picado (facultativo)

PARA EL GLASEADO DE LAS BERENJENAS Y LAS CHALOTAS:

  • 30 g de Mirin
  • 15 g de zumo de naranja recién exprimido
  • 30 g de salsa Hoisin
  • 15 g de miel

PARA LA SALSA DE LOS PAK CHOY:

  • 30 g de soja
  • 30 g de vinagre de arroz
  • 15 g de salsa de cacahuete y coco
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de aceite de oliva suave
  • 2 cucharaditas de azúcar moscabado oscuro

ELABORACIÓN:

Horneamos las berenjenas y las chalotas.
  1. Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.
  2. Lavamos las berenjenas y cortamos, por la mitad, longitudinalmente sin retirar el tallo superior. Realizamos cortes transversales de 1 cm de separación aprox., sin llegar al exterior de la berenjena, creando un patrón de rombos. Reservamos.
  3. Retiramos las capas externas de las chalotas y cortamos longitudinalmente en mitades. Reservamos.
  4. Preparamos una bandeja de horno, forramos con papel y colocamos las chalotas y las berenjenas. Pintamos generosamente con aceite de oliva y salpimentamos.
    Berenjenas glaseadas con pak choy
  5. Introducimos en el horno, a media altura, y horneamos durante 25-30 minutos. Al pincharlas deben estar tiernas.
Mientras, preparamos el glaseado de las berenjenas.
  1. En un cazo añadimos todos los ingredientes del glaseado, colocamos a calor medio y dejamos alrededor de 2 minutos. Hervirá suavemente.
  2. Retiramos del calor y reservamos.
Preparamos la salsa de los pak choy.

Para asegurarnos de que mezclamos bien todos los ingredientes de la salsa, podemos introducirlos en un frasco de cristal y agitarlo con energía. Aunque si lo preferís, podéis hacerlo en un cuenco y con unas varillas.

  1. Añadimos todos los ingredientes en un frasco de cristal, tapamos y agitamos con muchas ganas 😉
  2. Una vez que observemos que el azúcar se ha disuelto, paramos y reservamos.
Escaldamos los pak choy.

Berenjenas glaseadas con pak choy

  1. Preparamos una olla mediana, llenamos de agua y colocamos a calor alto. Dejamos hasta que llegue a ebullición.
  2. Cortamos los bulbos de pak choy por la mitad y longitudinalmente. Si son muy grandes podemos hacer cuartos.
  3. Preparamos un bol con agua fría y hielo, lo usaremos para introducir las verduras al salir del agua hirviendo y cortar la cocción. Reservamos.
  4. Una vez que el agua llegue a ebullición, introducimos el pak choy en la cacerola y dejamos durante 1 minuto.
  5. Pasado este tiempo sacamos, con ayuda de un escurridor, e introducimos en el bol de agua con hielos. Dejamos durante 2-3 minutos. Sacamos, escurrimos bien y reservamos en un plato.
Tostamos las semillas de sésamo.
  1. Colocamos una sartén mediana a calor medio.
  2. Una vez que tome temperatura, añadimos las semillas de sésamo. Dejamos al calor, removiendo de vez en cuando para evitar que se tuesten en exceso, hasta que adquieran un color dorado.
  3. Retiramos del calor y volcamos en un cuenco para evitar que sigan tostándose en contacto con el calor. Reservamos.
Glaseamos las berenjenas.
  1. Sacamos la bandeja del horno, si es de carro extraíble no será necesario, y con ayuda de un pincel pintamos generosamente con el glaseado las berenjenas y las chalotas.
  2. Metemos de nueva la bandeja en el horno y dejamos durante 5-7 minutos. Deben adquirir una tonalidad ligeramente dorada.
  3. Sacamos la bandeja y volvemos a pintar con el glaseado.

Berenjenas glaseadas con pak choy

Salteamos el pak choy.
  1. En una sartén mediana, puede ser la misma que utilizamos para tostar el sésamo, vertemos un par de cucharadas de aceite de oliva.
  2. Una vez que tenga temperatura, colocamos las mitades de pak choy y dejamos alrededor de 2-3 minutos. Les daremos la vuelta de vez en cuando para evitar que se tuesten en exceso.
  3. Sacamos y reservamos.
Montamos el plato.
  1. Colocamos una berenjena por persona, las chalotas pertinentes (dependiendo de la cantidad que hayáis elaborado) y un bulbo de pak choy, que serán 2 mitades.
  2. Espolvoreamos con los dos tipos de sésamo tostado y un poco de cebollino picado, si os habéis animado a añadirlo.
  3. Servimos acompañado de la salsa para los pak choy en un cuenco pequeño a parte.

Este plato, os aseguro y garantizo, que es una delicia. Las berenjenas me gustan muchísimo, ya lo sabéis porque lo he comentado muchas veces, pero desde que descubrí el proceso de glaseado y horneado… es que ¡las hago a todas horas! De verdad que es maravilloso.

Así que os animo a preparar estas berenjenas glaseadas con pak choy, fáciles, riquísimas y que nos permiten tomar verdura disfrutando de un plato lleno de sabor. Además de ayudarnos a rebajar los excesos del fin de semana… ¡o de la semana entera! Aunque ahora que lo pienso… no nos hace falta, que estamos ¡fenomenal! 😉

Saludos,

Eva

Berenjenas glaseadas con pak choy

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *