Berenjenas asadas con mermelada de tomate y cacahuetes

Berenjenas asadas con mermelada de tomate y cacahuetes

Eva 6 junio, 2018
This post is also available in English

Con lo que me gustan las berenjenas y la de tiempo que hacía que no os dejaba una receta con ellas. Cuando va llegando el buen tiempo, suelo tener berenjenas y pimientos asados en la nevera. Bueno, el resto del año también, pero en menos ocasiones. Son perfectos para improvisar una ensalada o incluso una cena ligera. La receta de hoy podremos disfrutarla tanto recién hecha como unas horas después, en ambos casos estará sensacional. Berenjenas asadas con mermelada de tomate y cacahuetes.

Es probable que al ver la lista de ingredientes os asustéis un poco por la cantidad de ellos… Pero, a pesar de utilizar un amplio surtido, el proceso no será nada laborioso. Prácticamente tendremos que añadir los ingredientes y dejar que se cocinen a fuego suave.

Berenjenas asadas con mermelada de tomate y cacahuetes
Una mermelada de tomate sorprendente.

He de reconocer que nunca he sido gran admiradora de la mermelada de tomate, al menos de las que había probado hasta el momento. Y eso que adoro el tomate en todos sus formatos, pero de este modo no me terminaba de convencer…

Al ver la receta del libro «Bar Tartine«, me llamó soberanamente la atención. Era una mermelada, pero en formato salado. Pensé que el resultado podría ser una mezcla interesante entre un chutney y una mermelada. De modo que decidí probarlo de este modo.

Para llevarla a cabo cambié algunos ingredientes, unos que no tenía y otros que me apeteció utilizar, al igual que el proceso de elaboración. Ellos deshidratan los tomates durante 18 horas y después proceden a cocinarla. En mi caso opté por buscar una alternativa más sencilla para que no os echase para atrás.

Estoy segura que el sabor debe ser realmente extraordinario de ese modo porque se concentrarán mucho los sabores. Lo probaré en alguna ocasión y os contaré que tal ha ido el resultado.

Montando el plato.

Los dos ingredientes principales en el plato son las berenjenas asadas y la mermelada de tomate. Pero para hacer el plato más atractivo y sabroso, los acompañaremos con algunos más.

En la base he utilizado crème fraîche, pero podéis utilizar en su lugar yogur griego sin azúcar como utilizan en el libro Tartine. Le dará un toque suave y cremoso. Daremos un toque crujiente utilizando frutos secos, en mi caso opté por cacahuetes tostados. Para terminar de aromatizar el plato, decoraremos con unas hierbas aromáticas junto con unos tomates secos en aceite. Y ya tendremos todo listo para disfrutar de un plato sensacional.

Berenjenas asadas con mermelada de tomate y cacahuetes

Ingredientes para 2 raciones

PARA LAS BERENJENAS:

  • 2 berenjenas grandes
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • sal y pimienta negra molida al gusto

PARA LA MERMELADA DE TOMATE:

  • 700 g de tomates rojos
  • 4 y 1/2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro, tostadas y majadas
  • 1 diente de ajo
  • 10 g de jengibre fresco, pelado
  • 2 tamarindos grandes, solo la pulpa
  • 1/2 chile serrano
  • 1/2 chile rojo
  • 3/4 cucharadita de amchoor
  • 1 y 1/2 hoja de lima kaffir
  • 1/2 cucharadita de flor de hibisco seco
  • sal y pimienta negra al gusto

PARA ACOMPAÑAR:

  • crème fraîche
  • cacahuetes tostados
  • cilantro fresco
  • hierbabuena fresca
  • eneldo fresco
  • tomates cherry secos en aceite
  • ralladura de lima

Elaboración

Escaldamos los tomates.
  1. Lavamos los tomates, reservamos.
  2. Llenamos una olla mediana con agua y colocamos a calor medio alto hasta que llegue a ebullición.
  3. Una vez que rompa a hervir, añadimos los tomates y escaldamos durante 2 minutos.
  4. Sacamos, escurrimos bien y reservamos.
  5. Retiramos la piel y troceamos.
Preparamos la mermelada de tomate.
  1. En una olla mediana añadimos el tomate troceado y colocamos a calor medio.
  2. Incorporamos el azúcar junto con los chiles troceados, el cilantro tostado y molido, el ajo laminado, el jengibre troceado, los tamarindos (solo la pulpa), la lima kaffir y la flor de hibisco, mezclamos.
  3. Cocinamos durante 40-45 minutos removiendo de vez en cuando. Debemos reducir considerablemente la cantidad de agua.
  4. Retiramos del calor y pasamos por un colador.
  5. Volcamos de nuevo la mermelada en la olla y cocinamos a calor bajo durante 10 minutos. Debemos reducirlo hasta obtener una consistencia de mermelada.
  6. Retiramos del calor y dejamos enfriar por completo.
Asamos las berenjenas.
  1. Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.
  2. Lavamos las berenjenas y cortamos, por la mitad, longitudinalmente sin retirar el tallo superior. Volvemos a cortar por la mitad, de modo que cada berenjena quede dividida en cuartos.
  3. Preparamos una bandeja de horno, forramos con papel y colocamos las berenjenas.
  4. En un cuenco mezclamos el aceite con el ajo picado.
  5. Pintamos generosamente con aceite de oliva y salpimentamos.
  6. Introducimos en el horno, a media altura, y horneamos durante 30 minutos. Al pincharlas deben estar tiernas.
  7. Abrimos el horno, pincelamos con miel, previamente calentada en el microondas, y horneamos durante 5 minutos más.
  8. Sacamos del horno y dejamos templar durante unos minutos.
Montamos el plato.
  1. Disponemos una base de crème fraîche y, sobre esta, mermelada de tomate al gusto.
  2. Colocamos las berenjenas asadas y decoramos con hierbas aromáticas, cacahuetes majados, ralladura de lima y tomatitos secos en aceite.
  3. Servimos enseguida.
Berenjenas asadas con mermelada de tomate y cacahuetes

Notas

  • Las berenjenas podemos cortarlas en el formato que más nos guste. Os he sugerido este, pero si preferís en rodajas o cuadrados, es perfecto también.
  • Si no queréis pincelar con miel las berenjenas, este paso se puede omitir.
  • Tened en cuenta que cuanta más cantidad de mermelada preparemos, mayor tiempo tardará en cocinarse. Pero sin duda merece la pena preparar más cantidad y envasarla al vacío para futuros usos.
  • Si sois veganos, podéis utilizar un yogur de coco o soja para la base.
  • Los tomates cherry secos en aceite los preparé en casa. Podéis hacerlos en el deshidratador de alimentos o en el horno. Después se guardan en un recipiente de cristal y se cubren de aceite. Añadid especias y ajos laminados. Debéis conservarlos siempre refrigerados.

Estas berenjenas asadas con mermelada de tomate y cacahuetes es un plato ideal para dejarlo preparado con antelación. si queremos que la berenjena no esté frío, solo tendremos que darles un golpe de calor suave antes de montar el plato. O bien consumirlo recién hecho.

Y la mermelada de tomate... ¡hice poca cantidad! Solo la necesaria para montar dos platos y me sobró un poquito más. Pero ya sé qué tipo de mermelada va a pasar a formar parte de mi despensa. Su sabor es increíble y se puede combinar con infinidad de cosas. Cuando la probéis, ya me contaréis ;)

¡Feliz miércoles!

Un abrazo,
Eva

Archivado en

relacionadas.

Comentarios