Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas

Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas

Eva 18 junio, 2018
This post is also available in English

Siempre me han gustado las recetas muy laboriosas o con muchos pasos en su proceso de elaboración. Para mí suponen un reto, además de una minuciosa organización que me gusta mucho llevar a cabo. Después es muy gratificante poder observar los resultados. Pero también es cierto que siempre son de agradecer las recetas sencillas, esas que podemos preparar en menos de 1 hora y disfrutarlas como más nos guste. Un ejemplo de ello son los scones.

Es difícil que alguno de nosotros no conozca a estas alturas estos increíbles panecillos típicos del Reino Unido y originarios de Escocia. Pero, para aquellos que aún no habéis oido hablar de ellos, os contaré un poco más.

Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas
Origen del scone.

Este panecillo se elaboraba con harina de avena y sin levadura química o impulsores y se cocía sobre una plancha. Originariamente era redondo y plano con un tamaño similar a un plato mediano y se acostumbraba cortarlo en porciones triangulares para servirlo más cómodamente.

Antiguamente a este scone redondo grande solía llamársele bannockaunque hoy en día se les denomina scone indistintamente al formato redondo o triangular.

En el momento en el que las levaduras o impulsores llegaron al mercado, estos comenzaron también a formar parte de los scones. Y de ahí, que comenzaran a hornearse en lugar de ser cocinados en una sartén o plancha.

Diferentes tipos de scones.

Hoy en día podemos encontrar scones de muchos tipos, tanto salados como dulces. Elaborados con un amplio abanico de harinas, azúcar, miel,  frutos en su interior, hierbas aromáticos, queso… Se trata de una elaboración muy versátil y admite gran variedad de ingredientes y combinaciones.

En Escocia, a este tipo de panecillo en formato salado, se le denominasoda farls y a los scones de patata se les llama tattie scones. Estos últimos suelen freírse en lugar de hornearse o hacerse en una plancha, además de formar parte del desayuno.

Existe otro tipo de scone, “lemonade scone”, hecho con limonada y nata en lugar de mantequilla y leche. Este no lo conocía y me pareció bastante curioso.

Como podéis ver los ingredientes varían mucho, pero lo que todos ellos mantienen entre sí es el método de llevarlos a cabo. Mezclar los ingredientes sin trabajar la masa en exceso, hacer varios plegados con la masa para lograr un efecto laminado o de capas, formarlos y cocinarlos.

La manera de presentarlos queda totalmente a nuestra elección. en mi caso opté por hacer una versión salada y servirlos con un poco de queso mascarpone, espárragos frescos y cerezas.

Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas

Ingredientes para 4 piezas

PARA LOS SCONES:

  • 345 g de harina de trigo media fuerza
  • 170 g de mantequilla fría sin sal
  • 115 g de buttermilk (lo obtengo cuando hago mantequilla)
  • 4 g de levadura química tipo Royal
  • 2 g de bicarbonato
  • 5 g de sal
  • pimienta negra al gusto

PARA RELLENAR:

  • queso mascarpone
  • espárragos verdes frescos
  • cerezas
  • cilantro fresco

PARA LA SALSA:

  • 8 g de tamari
  • 15 g de agua
  • 10 g de miel
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 5 g de vinagre de arroz

 

Elaboración

Preparamos los scones.
  1. Rallamos la mantequilla fría, reservamos.
  2. En un bol amplio añadimos la harina junto con la mantequilla rallada, el impulsor, el bicarbonato, pimienta negra molida y la sal. Comenzamos a mezclar con ayuda de una espátula de silicona hasta obtener una mezcla arenosa.
    Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas
  3. Vertemos el buttermilk y mezclamos de nuevo.
  4. Vertemos sobre una superficie de trabajo limpia y comenzamos a plegar sobre sí mismo. A la vez que procuramos que los ingredientes se amalgamen, pero sin trabajar en exceso.
    Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas
  5. Damos forma redonda con un diámetro de 18 cm aproximadamente y aplanamos.
  6. Colocamos en una bandeja perforada forrada con papel de horno. Con ayuda de un cuchillo, dividimos el disco en 4 partes y los separamos.
  7. Introducimos en el frigorífico durante 30 minutos.
    Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas
Preparamos la salsa.
  1. En un cuenco mediano mezclamos todos los ingredientes.
  2. Refrigeramos hasta el momento de su uso.
Horneamos.
  1. Precalentamos el horno a 220ºC con calor arriba y abajo.
  2. Pincelamos la superficie con un poco de mantequilla fundida y enfriada.
  3. Horneamos a media altura durante 25-30 minutos. Si comienzan a dorarse en exceso, podemos cubrirlos con papel de aluminio.
  4. Sacamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
Rellenamos y servimos.
  1. Con ayuda de una mandolina cortamos los espárragos verdes longitudinalmente.
  2. Cortamos los scones por la mitad longitudinalmente.
  3. Untamos con queso mascarpone, decoramos con espárragos verdes, cerezas y cilantro fresco picado.
  4. Servimos acompañados de la salsa.
    Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas

Notas

  • Podemos utilizar el tipo de harina que deseemos; trigo integral, trigo, avena, centeno, garbanzo... Teniendo en cuenta que cada una de ellas nos dejará un resultado diferente.
  • El buttermilk se puede sustituir por leche o bebida vegetal, si lo preferís.
  • Es importante que la mantequilla esté siempre bien fría cuando trabajemos con ella.
  • No amaséis la mezcla demasiado, lo suficiente para amalgamar los ingredientes, pero sin llegar a obtener una masa homogénea y lisa. Observad en las fotos cómo debe quedaros la textura de estos.
    Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas
  • Podéis hacerlos del tamaño y forma que más os guste. En mi caso eran grandes y gruesos, de ahí que el tiempo de horneado fuera algo superior que cuando hacemos cones más pequeños.
  • Si queréis una versión dulce, reducid el añadido de sal y añadid un poco de azúcar o miel. También podéis añadir especias si lo deseáis.
  • El relleno es totalmente facultativo y podéis adaptarlo a vuestro gusto.
  • Una vez que estén completamente fríos, podemos conservarlos e un recipiente hermético durante 2 días.
    Scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas

Estos scones salados con mascarpone, espárragos y cerezas podemos disfrutarlos tanto en el desayuno como a media mañana  o incluso en una merienda-cena.

Son muy resultones y nos permiten prepararlos en poco tiempo improvisando un picoteo diferente y muy versátil. Puesto que cada uno puede acompañarlo de lo que más le guste, incluso unos huevos revueltos con bacon ;)

Os deseo un maravilloso lunes y comienzo de semana.

Un abrazo,
Eva

Fuente: Wiki

Archivado en

relacionadas.

Naan, pan indio

Naan, pan indio

Si hay un pan fácil, rápido y agradecido de hacer ese es el pan naan, una variedad de pan plano indio elaborado con muy poca levadura y cocinado en una...

Eva 13 junio, 2017

Comentarios