Crema de tomate con Toban-Djan

Crema de tomate con Toban-Djan

Eva 20 septiembre, 2017
This post is also available in English

Parece que el tiempo ya nos va pidiendo cremas y sopas para sobrellevarlo mejor. Eso o que las echaba tanto de menos que mi cuerpo es ¡lo que me hace creer! En cualquier caso ya he retomado al 100% la cocina de horno y cuchara, comenzando esta nueva temporada con esta crema de tomate con Toban-Djan.

Seguro que lo primero que estáis pensando es ¿qué es Toban-Djan? Ya estamos con los inventos raros… No os preocupéis que ahora os detallo bien de qué se trata este ingrediente. La verdad que por mi parte, hasta hace un par de meses escasos, era absoluta desconocedora de esta salsa salsa. Supe de ella gracias a un libro de cocina asiática que me compré el invierno pasado y claro, me picó la curiosidad. Tuve que buscarla.

El toban-djan o dou ban jiang es una salsa picante de origen chino elaborada con judías fermentadas, soja, sal, arroz, guindillas y especias. Se pueden encontrar dos versiones: normal y picante. Ya sabéis de mi pasión desenfrenada por el picante… No tuve dudas de cual elegir.

Se usa especialmente en la gastronomía de Sichuan, de hecho es considerada «el alma de su cocina». Una de las variedades más reconocidas es Pixian dou ban jiang, denominada así por la ciudad de Pixian (Sichuan).

La cocina coreana tiene una salsa similar llamada gochujang.

Crema de tomate con Toban-Djan
¿Cómo utilizar esta salsa picante de judías?

La verdad que como ingrediente de cocina que es, podemos darle el uso que deseemos o consideremos. En mi caso es lo que he hecho, aderezar una crema con esta maravillosa salsa. Es muy habitual servir esta salsa acompañando arroces o fideos y platos elaborados con tofu.

Elaborando la crema de tomate.

Cualquier crema de verduras se puede elaborar o bien cociendo las verduras, salteándolas o asándolas. Estas dos últimas opciones nos permiten resaltar aromas y sabores muy interesantes que surgen durante su cocción. Además de aportar toques tostados e incluso caramelizados. Por esa razón asaremos tanto los tomates como el pimiento.

Aquí hago un pequeño inciso y os comento. Para elaborar la crema no necesitaremos gran cantidad de pimientos o tomates, pero ya que encendemos el horno os recomiendo aprovechar y asar mayor cantidad para sacarle el máximo partido. Continuamos.

Para aligerar la crema y darle una textura cremosa, he utilizado leche de coco. No la que podemos encontrar en bricks, sino la que venden enlatada y con un alto contenido graso. Solo de este modo lograremos una textura sedosa.

El resto de especias y salsas fueron surgiendo sobre la marcha. Probaba, añadía, probaba de nuevo, rectificaba… Hasta dar con el sabor que tenía en mente y buscaba. De modo que no dudéis en reajustar algunas cantidades si así lo consideráis. Lo ideal es probar conforme vamos preparándola para llegar al punto exacto que hará feliz a nuestro paladar.

Crema de tomate con Toban-Djan

Ingredientes para 2 raciones

PARA LA CREMA DE TOMATE:

  • 600 g de tomates rojos asados
  • 140 g de pimiento rojo asado (1 pieza mediana aprox.)
  • 2 dientes de ajo negro
  • 215 g de leche de coco
  • 2 y 1/2 cucharadita de pasta Toban-Djan
  • 2 cucharaditas de aceite thai (semillas de uva y citronela)
  • 3 cucharaditas de tamari
  • 2 cucharaditas de vinagre rojo
  • 1/4 cucharadita de salsa Sriracha (si quieres hacerla casera, pincha aquí)
  • 1 cucharadita de salsa Worcestershire
  • pizca de shichimi togarashi
  • zumo de lima al gusto
  • pizca de pimienta negra 
  • sal para rectificar, si se desea

PARA DECORAR:

  • albahaca fresca
  • cilantro fresco
  • rodajas de chile verde y rojo

Elaboración

Asamos los tomates y el pimiento rojo.
  1. Precalentamos el horno a 180ºCcon calor arriba y abajo.
  2. Lavamos el pimiento y colocamos en una bandeja de horno, previamente forrada con papel de aluminio si lo deseáis.
  3. Horneamos durante 30 minutos.
  4. Lavamos los tomates e introducimos en el horno junto con el pimiento. Aprovechamos para dar la vuelta a este y que finalice su cocción por el otro lado.
  5. Cocinamos durante 20-25 minutos más.
  6. Sacamos y dejamos templar hasta que podamos manipularnos sin quemarnos.
    Crema de tomate con Toban-Djan
Preparamos la crema de tomate.
  1. Retiramos la piel a los tomates y la parte superior de este (donde se encuentra el tallo). Añadimos en un procesador de alimentos.
  2. Retiramos la piel y las semillas al pimiento, incorporamos junto con los tomates y el ajo negro.
  3. Procesamos hasta obtener una crema suave y homogénea.
  4. Añadimos la leche de coco junto con la pasta Toban-Djan y el aceite thai. Procesamos de nuevo hasta homogeneizar por completo.
  5. Incorporamos el resto de salsas, especias y procesamos para favorecer que se integren por completo.
  6. Probamos y rectificamos de sal y pimienta en caso de ser necesario.
  7. Vertemos la crema en una cacerola mediana y cocinamos a fuego muy suave durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando.
  8. Añadimos un poco de zumo de lima, removemos y probamos para terminar de ajustar.
Servimos la crema de tomate.
  1. Repartimos la crema de tomate en dos boles individuales.
  2. Decoramos con albahaca fresca, cilantro picado y unas rodajas de chile rojo y verde.
  3. Servimos enseguida.
Crema de tomate con Toban-Djan

Notas

  • ¿Puedo utilizar tomate envasado en lugar de asarlos en casa? Por poder, podéis, por supuesto. Pero el sabor nada tendrá que ver con el que obtendréis preparándolos en casa.
  • Y ¿el pimiento asado? Os pasaría igual. Los pimientos asados envasados, que encontramos en las tiendas, no tienen el mismo sabor ni textura que cuando los hacemos en casa.
  • ¿Puedo sustituir el ajo negro por ajo normal? Sí, podéis. La diferencia entre ambos es el sabor tan particular que obtiene el ajo tras sufrir un proceso de fermentación. Personalmente le encuentro matices a regaliz. Os aconsejaría que en caso de usar ajo normal, lo integréis asado. El sabor será mucho más suave y menos pesado tras comerlo.
  • Muchas salsas se pueden sustituir por otras similares, si lo deseáis. Pero no descartéis la pasta Toban-Djan que es uno de los elementos principales de esta crema.
  • Las raciones que salen son dos generosas, en casa somos muy de sopas y cremas. Si os animáis a hacer más cantidad, podéis congelarla sin problemas en recipientes individuales.
Crema de tomate con Toban-Djan

Esta crema de tomate con Toban-Djan es perfecta para tomar tanto en el almuerzo como la cena. Además que podemos dejarla preparada con antelación y, al llegar a casa, calentarla, decorarla un poco con unas hierbas aromáticas (me gustan mucho) y lista para disfrutar.

Si queremos pedir más, ya os digo que acompañada con unos hua-juan o incluso pan naan es amor verdadero... pero no os voy a liar más de lo debido.

Un abrazo,
Eva

Fuentes: Wikipedia

Archivado en

relacionadas.

Comentarios