Curso de pan casero

Tantos días de lluvia dan para pasar mucho rato en la cocina entre otras cosas, así que me decidí a hacer un dulce que me encanta, por su olor, aroma y su tacto tan tierno.
Exige tiempo de elaboración aunque quizás más de reposo, pero una vez sale del horno …¡ se nos olvida todo !.
Se cree que su origen procede de 1404 de una tradicional receta normanda. Se sirve a menudo como pastel o base de postres, ya que se le pueden añadir ingredientes, rellenos o condimentos.
Por ejemplo, el Panettone dulce tradicional de Italia, es un brioche con forma de campana relleno de uvas pasas y frutas escarchadas.
En la autobiografia de Jean-Jacques Rousseau “Las confesiones”, aparece una princesa que tras hacerla saber que los campesinos no tenían pan ella dijo – ¡ Qué coman brioche !- frase popularmente otorgada a Maria Antonieta.
Por lo que a falta de pan…Comer brioche!

Saludos,
Mrs Hudson.
 

 

Ingredientes:

  • 500 gr de harina
  • 25 gr de levadura prensada
  • 120 ml de leche templada
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 180 gr de mantequilla en pomada
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de azúcar extra
  • 1 yema de huevo 
  • 1 cucharada de leche

 

Glaseado (opcional):

  • 140 gr de azúcar glass
  • 3 cucharadas de leche

 

Elaboración:

Templamos la leche y disolvemos la cucharadita de azúcar y la levadura, removemos bien para disolver y tapamos con film transparente.

Dejamos reposar 5 minutos para que espume.

En un bol amplio tamizamos la harina junto con la sal y las 2 cucharadas de azúcar, mezclamos los ingredientes secos y hacemos un volcán en el centro.

Incorporamos los huevos y la mezcla con la levadura.

Batimos bien hasta formar una bola irregular.

Trabajamos la masa durante 5 minutos o hasta que observemos que la masa se vuelve firme y homogénea.

Disponemos la mantequilla en pomada y vamos incorporandola gradualmente a la masa, trabajándola muy bien después de cada adición.

Nos llevará alrededor de 15 minutos este proceso. La masa se volverá pegajosa.

Debemos coger la masa, elevarla un poco y golpearla contra la superficie de trabajo dejándola caer con un poco de fuerza  y sujetando de los extremos. Doblamos sobre si misma y volvemos a elevar para repetir este proceso hasta que nuestra masa se vuelva elástica y homogénea.

Limpiamos la superficie de trabajo y espolvoreamos con harina al igual que las manos y un poco sobre la masa.

Trabajamos de nuevo la masa durante 10 minutos.

Formando una bola, aplastamos la masa con las manos y plegamos sobre si misma, presionamos con la base de la mano hacia adelante. Giramos 90º y volvemos a plegarla, siguiendo este proceso varias veces.

Pasamos la masa a un plato amplio o cuenco y pintamos la superficie con un poco de aceite, cubrimos con film transparente y dejamos reposar en un lugar templado durante 2 horas.

Observaremos que la masa duplica su tamaño.

Engrasamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina para evitar que se nos pegue el brioche. Reservamos.

Transcurrido este tiempo golpeamos la masa  para desgasificarla, veremos que baja el volumen.

Formamos bolas del mismo tamaño y nos disponemos a colocarlas en la superficie de nuestro molde. Recomiendo empezar del centro hacia fuera, ya que no será más sencillo organizar la disposición de estas.

Para hacer el lustre, batimos la yema con una cucharada de leche. Pintamos el brioche y lo tapamos con un paño. Dejamos reposar 1 hora. durante este tiempo volverá a aumentar su tamaño.

Precalentamos el horno a 210º C ( si es de gas a 190º C será suficiente ) con la placa de abajo.

Una vez tenga temperatura, introducimos en el horno. El tiempo total de horneado es 25 minutos.

A los 15 minutos de horneado bajamos la temperatura a 180º C, ponemos ambas placas y dejamos terminar la cocción durante 10 minutos, siempre dependiendo de nuestro horno.

Sacamos el brioche y tan pronto como se pueda pasamos a enfriar sobre una rejilla.

Para preparar el glaseado disolvemos el azúcar glass con 3 cucharadas de leche, removemos bien hasta obtener una mezcla homogénea.

Así os mostraremos ambas sugerencias de presentación…

Disponemos sobre la superficie y dejamos secar.

Ya está listo nuestro delicado brioche.

¡¡ Deseando que os guste tanto como a nosotros !!

O con mantequilla y una deliciosa mermelada de arándanos…

Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

4 ComentariosDeja un comentario

  • Acabo de descubrir tu blog, es genial lo que he podido ver hasta ahora. El brioche es el bollo que más me gusta, aunque el que yo hago apenas lleva mantequilla (por aquello de la gordura), este tuyo lo probaré ya que tiene una pinta bárbara. Mil gracias, te seguiré desde ahora, aunque hay días que ni toco el ordenador por falta de tiempo. De nuevo felicidades y muchas gracias.

    • Buenos días Mª José!!
      muchísimas gracias por tu apoyo!! Me alegra enormemente saber que te ha gustado.
      El brioche es un bollo que está delicioso, este lleva bastante mantequilla aunque es cierto que el sabor y textura que le da es…sin palabras! De vez en cuando no esta mal darse un capricho!
      Tengo otros en mente a los que quiero añadirles ingredientes,iremos probando!
      Gracias a ti por estar ahí y encantada de recibirte siempre que quieras!
      Besos!

    • No me molestas en absoluto, todo lo contrario, es un placer poder ayudaros ;)
      Para elaborarlo puedes hacerlo tanto con harina de fuerza (W 320) como con harina panificable o de media fuerza (W 180), en ambos casos obtendrás buenos resultados.

      Gracias a ti de nuevo!!

      Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *