This post is also available in English

Reconozco que muchas veces me da por hacer recetas por temporadas. En algunas ocasiones hago pan constantemente, otras masas enriquecidas, galletas… y ahora llevo una temporada que no paro de hacer hojaldre y bizcochos. Os puedo asegurar que, en casa, a más de uno le tengo bailando por los rincones.

De modo que hoy os traigo un bizcocho de coco y lichis que, os garantizo, es uno de los bizcochos más suaves, jugosos y tiernos que he probado en mucho tiempo. Esta combinación de ingredientes, coco y lichis, ya la he usado en más ocasiones. Considero que son dos ingredientes que funcionan muy bien juntos y se pueden integrar en muchas elaboraciones. Además, mi pareja es un amante del coco y sabía que este bizcocho iba a ser todo un acierto.


¿Qué tiene de bueno los bizcochos?

Se hacen enseguida y si nos da el antojo, podemos tenerlo en poco más de una hora. Por no decir que es una elaboración que gusta a todo el mundo y es perfecto para tomar en cualquier momento del día. El único inconveniente que podemos encontrar es que los ingredientes utilizados no sean de agrado.

A la hora de disponeos a hacer el bizcocho de coco y lichis, veréis que utilizo leche de coco. Bien, esta leche de coco no es la que compramos en bricks sino aquella que podemos adquirir en un envase metálico. En mi caso he utilizado esta de Blue Dragon, la podéis encontrar en muchos supermercados y suele rondar los 3€. Cuando vayáis a abrirla, no la agitéis, nos interesa quedarnos solo con la parte sólida. Veréis que es muy densa, casi como mantequilla. El agua no la desechéis, podéis refrigerarla por 2-3 días y utilizarla para hidratar alguna masa o incluso un pan.

Los lichis que he usado son frescos, pero soy consciente de que no es sencillo encontrarlos en el mercado. De modo que no hay mayor problema en utilizar lichis en almíbar, estos son mucho más fáciles de encontrar. A la hora de decorar el bizcocho, si no tenéis lichis naturales, podéis utilizar otro tipo de decoración o incluso los propios lichis en almíbar.

Sino siempre podéis optar por merengues secos, frutos rojos, lascas de coco naturales… Aquí podemos hacer los ajustes que sean necesarios o utilizar aquellos ingredientes que tengamos a mano. Aunque si no os queréis complicar mucho, con la cobertura de chocolate blanco está sensacional 😉

Bizcocho de coco y lichis con chocolate blanco

Hoy os traigo esta canción, que me encanta y me parece súper divertida, de una película de Hugh Grant (adoro a este hombre!) Canción “POP! Goes my heart”  🙂 (Youtube link).

INGREDIENTES PARA UN MOLDE DE 20.5 x10.5 x9.5  CM:

PARA EL BIZCOCHO DE COCO Y LICHIS:

  • 170 g de harina floja de repostería
  • 30 g de coco rallado
  • 130 g de azúcar
  • 2 huevos L
  • 95 g de crème fraîche
  • 68 g de mantequilla fundida y enfriada
  • 85 g de leche de coco (solo la parte sólida, sin mezclar con la líquida)
  • 5 g de levadura química, impulsor
  • pizca de sal
  • 7-8 lichis naturales troceados (en su defecto, lichis en almíbar)

PARA LA COBERTURA DE CHOCOLATE BLANCO:

  • 280 g de chocolate blanco de cobertura
  • 20 g de aceite de girasol

PARA DECORAR:

* En el enlace podréis ver cómo hacerlos en casa.

Bizcocho de coco y lichis con chocolate blanco

ELABORACIÓN:

Preparamos la masa del bizcocho de coco y lichis.
  1. Precalentamos el horno a 160ºC con calor arriba y abajo.
  2. Engrasamos y forramos con papel de horno, o bien pulverizamos con un spray desmoldante, el molde. Reservamos.
  3. En un bol tamizamos la harina junto con la levadura química y la sal, mezclamos con ayuda de una espátula de silicona.
  4. Añadimos el coco rallado y mezclamos de nuevo. Reservamos.
  5. En el bol de la amasadora añadimos el azúcar junto con los huevos, batimos con las varillas a velocidad 1 hasta que monten ligeramente.
  6. Añadimos la leche de coco junto con la crème fraîche, mezclamos de nuevo con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea.
  7. Cambiamos la varilla por la pala y añadimos la mezcla de harina. Lo haremos en tres tandas y esperando a añadir la siguiente cuando la primera se haya integrado. Es muy importante mezclar solo hasta que la harina se integre en la masa, no durante más tiempo porque compactaremos su textura.
  8. Por último añadimos la mantequilla fundida en un hilo fino y continuo a la vez que mezclamos.
  9. Cortamos los lichis en trozos, enharinamos lligeramente e incorporamos a la masa.
  10. Mezclamos con ayuda de una espátula de silicona para repartirlos de manera uniforme.
  11. Vertemos la mezcla en el molde, golpeamos suavemente para asentar la masa e introducimos en el horno durante 60 minutos o hasta que insertando un palillo en el centro, este salga limpio.
  12. Sacamos, desmoldamos a los 3-4 minutos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
NOTA:

Es mejor preparar el bizcocho un día antes y bañarlo con la cobertura al día siguiente. Una vez que haya enfriado por completo, envolvemos muy bien en film y dejamos a temperatura ambiente hasta el día siguiente.

También se puede refrigerar si lo deseáis o si vais a tardar un par de días en bañarlo.

Preparamos la cobertura de chocolate.
  1. Troceamos el chocolate blanco e incorporamos en un bol resistente al calor.
  2. Colocamos al baño maria, sin que el agua toque la base del bol, y dejamos hasta que se funda por completo.
  3. Retiramos del calor, añadimos el aceite y mezclamos de nuevo hasta homogeneizar.
  4. Dejamos templar hasta que la temperatura se reduzca a 43-45ºC. De ese modo nos aseguramos que la cobertura cubra perfectamente el bizcocho.
  5. Colocamos una rejilla sobre una bandeja con un poco de altura y sobre ella una rejilla donde colocaremos el bizcocho.
  6. Volcamos el chocolate en una jarra y bañamos el bizcocho.
Decoramos la parte superior.
  1. Esperamos unos minutos para que la cobertura tome algo de cuerpo, pero sin llegar a solidificar.
  2. Disponemos los pétalos de rosa cristalizados para que queden adheridos al bizcocho. Dejamos que solidifique por completo.
  3. Antes de servir disponemos unos lichis frescos y unas grosellas (en mi caso estaban congeladas).
  4. Servimos.
    Bizcocho de coco y lichis con chocolate blanco

CONSERVACIÓN: Podemos guardarlo en una campana de cristal y aguantará en perfecto estado durante 5-6 días.

Bizcocho de coco y lichis con chocolate blanco

Este bizcocho de coco y lichis podría ser el desayuno ideal para este fin de semana o para sorprender a vuestro medio limón en el día de los enamorados. En realidad es un día que deberíamos celebrar a diario, pero, si queréis tener un detalle especial seguro que será todo un acierto.

Bizcocho de coco y lichis con chocolate blanco

Pasad un fin de semana estupendo, nos vemos el lunes 😉
Eva

Bizcocho de coco y lichis con chocolate blanco

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

8 ComentariosDeja un comentario

  • Hola Eva, quería preguntarte qué marca/tipo de coco rallado compras porque las bolsitas que venden en los supermercados está el coco taaaaannn seco que al comerlo parece q te estás comiendo el papel.

    Ah !!!

    c o n g r a t u l a t i o n s

    x tu blog tan bonito.

    • ¡Hola Ana María!

      Muchas gracias! Me alegra que te guste lo que comparto con vosotros 😉
      Pues el último que compré creo recordar que era de Itac, son bolsas de 1 Kg. Imagino que también dependerá de la marca, habrá algunos menos secos que otros…

      Igual alguna marca como Borges da buen resultado 😀

      Un abrazo y feliz fin de semana!

    • ¡Hola Sheila!

      siempre me gusta especificar qué ingredientes utilizo en concreto porque a pesar de haber muchos similares, no son lo mismo. De modo que el resultado, en algunos casos, podría no ser el mismo que el que comparto con vosotros.
      Harina floja de repostería es la harina que se utiliza para hacer bizcochos, galletas… Suele venir especificada en el envase como harina de repostería.

      Crème fraîche es un tipo de nata muy densa (https://es.wikipedia.org/wiki/Cr%C3%A8me_fra%C3%AEche), en caso de noter, puedes utilizar en su lugar yogurt griego natural.

      Saludos!

  • Ayer hice tu bizcocho..me encantó el sabor… aunq me falló la cobertura. Ahora lo colgaré en fb pero quería q supieses q me ha gustado mucho la mezcla de coco y lichis

    • ¡Hola Mon!

      Muchas gracias! Cuanto me alegro!! Gracias por animarte con él y compartirlo conmigo 😉

      Te leí en IG, el chocolate blanco es delicado… Lo ideal es fundirlo al baño maria porque directamente en el calor, se puede pegar a la base y hacerse una pasta sólida. El baño maria permite hacerlo de manera más progresiva y sin que se nos pegue. También me comentaste que al añadir el colorante se volvió duro, si este no es apto para chocolate, se hace una bola durísima!

      Me alegra mucho que te haya gustado! La verdad que queda muy jugoso y con un sabor estupendo. En casa duró nada! XD

      Un besazo!!

  • Hola, después del resultado tan bueno del cake de limón este finde hice el de avellanas y caramelo y el de coco y lichis. Han quedado muy muy bien. La crema de caramelo me ha parecido increíble sobre todo porque no es excesivamente dulce y con la ayuda de la gelatina se queda muy bien agarrada al bizcocho en el relleno y la cobertura. Me la apunto para futuras recetas. Al de coco la próxima vez le pondré más lichis quizás, tienen un sabor u y una textura tan sutil que sabe a poco. Me ha gustado hasta la cobertura de chocolate blanco (del que no soy gran entusiasta). Gracias por estas recetas tan redondas.

    • ¡Hola Silvia!

      Qué bien!! Has cogido buen ritmo con los bizcochos! 😉
      La crema de caramelo es del libro de Caramel de Christophe Adam, y para mi es sencillamente increíble. La he utilizado en varias recetas porque tanto el sabor como el resultado es muy bueno.

      Respecto al bizcocho de lichis, no añadí más porque en casa no son grandes entusiastas de esta fruta (aunque a mi me chifla y me tomaba algunos de ellos pelados junto con un trozo del bizcocho XD). Aún así les gustó mucho el bizcocho. Estoy segura que añadiendo unos pocos más, el resultado será fantástico 😉

      La verdad que el chocolate blanco resulta tan dulce que puede llegar a ser empalagoso. Al menos a mi es lo que me suele pasar con él. Pero en este bizcocho al cubrirlo con una capa muy fina y combinado con el resto de sabores, queda muy sutil y agradable.

      ¡Muchas gracias! Me alegra que te guste lo que os voy dejando 😉

      Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *