Una de las temporadas más esperadas por mi es la de los higos. Me chiflan, de todas las maneras que se puedan preparar. Y una de ellas es en estas berenjenas asadas con higos y ricotta.

La berenjena es un ingrediente que nunca falta en mi casa, nos gusta mucho y siempre encontramos la forma de integrarla en infinidad de platos. Una de las maneras que nunca falla es cortada en mitades y asada, ya sea con aceite, sal y pimienta o condimentada y acompañada. En este caso pensé en estrenar los primeros higos de la temporada con esta receta. Bueno… antes me comí alguno que otro, todo sea dicho.

Una salsa de yuzu con una base de ricotta, higos,un toque de tomillo y un golpe de horno… Esto es para no hablar durante toda la hora de la comida, que es lo que nos pasó en casa.

Para elaborar la salsa de yuzu hubiera sido mucho mejor tener el fruto en sí. Por desgracia, no fue mi caso y utilicé una pasta concentrada de esta. Aún no he encontrado un lugar donde conseguirla, de modo que si conocéis alguno, ¡soy toda oídos! La salsa de cacahuete y coco la compré porque fue un capricho, una salsa ¿con cacahuetes? no me pude resistir. Es de la marca deSIAM, la verdad que la adquirí por Amazon Prime pero he visto que la tienen en algunas tiendas online. Habrá que buscar la manera de hacerla casera, pero por el momento os dejo esta opción.

El resultado es un plato muy ligero, con sabores agridulces y coronado con frutos de temporada. Nada mejor para cenar un día entre semana y acabarlo como bien se merece.

Berenjenas asadas con higos y ricottaenas-higos-2

INGREDIENTES PARA 2 RACIONES:

  • 2 berenjenas
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1/2 chalota cortada muy finamente
  • aceite de oliva para pintar las berenjenas
  • 2-3 higos cortados en cuartos
  • 8 moras (facultativo)
  • 120-150 g de queso Ricotta
  • ramas tomillo fresco
  • 4 nueces pecanas ligeramente troceadas
  • sal en escamas

PARA LA SALSA DE YUZU:

  • 15 g de salsa Hoisin
  • 18 g de salsa de cacahuete y coco
  • 7 g de vinagre de arroz
  • 6 g de pasta de yuzu
  • 12 g de miel
  • pizca de sal

ELABORACIÓN:

Asamos las berenjenas.
  1. Precalentamos el horno 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Cortamos en brunoise los dientes de ajo, reservamos.
  3. Lavamos y secamos las berenjenas. Cortamos longitudinalmente por la mitad, sin retirar los tallos, y realizamos cortes transversales. Crearemos un patrón de rombos sin llegar a cortar la parte exterior de la berenjena.
  4. Colocamos sobre una bandeja con papel de horno, pincelamos generosamente con aceite de oliva y salamos al gusto.
  5. Repartimos los ajos finamente cortados por las berenjenas e introducimos en el horno a media altura.
  6. Horneamos durante 40-45 minutos o hasta que al pincharlas estén tiernas.
Mientras se hornean las berenjenas, preparamos la salsa de yuzu.
  1. En un bol añadimos todos los ingredientes, mezclamos muy bien hasta homogeneizar por completo. Reservamos.
Preparamos el resto de ingredientes.
  1. Cortamos la chalota, en rodajas, muy fina. Reservamos.
  2. Majamos ligeramente las nueces pecanas. Reservamos.
  3. Lavamos los higos, secamos y cortamos en cuartos. Reservamos.
  4. Lavamos las moras, reservamos.
Una vez que las berenjenas estén tiernas…
  1. Con cuidado de no quemarnos sacamos la bandeja con las berenjenas del horno, pero no lo apagamos.
  2. Pincelamos con la salsa de yuzu, generosamente, por la superficie de las berenjenas. Introducimos en el horno durante 5 minutos.
  3. Sacamos de nuevo la bandeja, untamos queso ricotta (a nuestro gusto) por la superficie.
  4. Repartimos los higos en cuartos por la superficie de las berenjenas. Hacemos lo mismo con la chalota, las nueces troceadas y las moras.
  5. Disponemos unas ramas de tomillo fresco e introducimos en el horno, a media altura, durante 8 minutos.
  6. Sacamos y dejamos templar ligeramente.

Estas berenjenas asadas con higos y ricotta son una buena opción para disfrutar sin complicarnos demasiado. Además salimos un poco de la rutina a la hora de preparar nuestro menú diario.

Por supuesto podéis variar el tipo de queso, los frutos secos o incluso las frutas si no las encontráis en ese momento o no son de vuestro agrado. La receta cambia por completo, sí, pero partimos de una base que puede ayudarnos a crear nuestra propia combinación perfecta 😉

Saludos,
Eva

Berenjenas asadas con higos y ricotta

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

6 ComentariosDeja un comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *