Ya estamos de puente, con un montón de días por delante para descansar, disfrutar de la familia, los amigos y para aquellos que les guste vivir el espíritu que rodea estos días, disfrutar de las distintas procesiones que encontramos en cada lugar. Nosotros también vamos a tomarnos unos días de descanso, pero no muchos!
Os dejaremos hasta que finalice el puente, pero no queríamos irnos sin dejaros una variación de un dulce que estos días está muy presente en nuestros hogares, las torrijas.
Normalmente son elaboradas con leche o vino, ambas una maravilla. Pero como ya sabemos que en la variedad está el gusto, pues hoy os dejo dos maneras más para elaborarlas que puedo decir que son una delicia también.
En mi caso he utilizado pan Challah para elaborarlas, porque me gustaba su sabor, su miga, consistencia y tenían un tamaño muy adecuado para hacerlas.
Pero podéis sustituirlo sin ningún problema por el pan que uséis normalmente para hacerlas. Como ya sabéis, las torrijas son tradicion en la época de Cuaresma y Semana Santa.

La torrija o torrejas, aparece documentada por primera vez en el siglo XV citada por Juan del Encina: “miel y muchos huevos para hacer torrejas”.
Al parecer se utilizaba como plato indicado para la recuperación de parturientas.
Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras (1607) y Arte de cozina, pastelería, vizcochería y conservería de Francisco Martínez Motiño (1611).
La torrija era a comienzos de siglo XX muy habitual en las tabernas de Madrid y se servía con vasos de vino (chatos).

Su asociación a la cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento de pan sobrante, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido aunque las familias elaboraban la misma cantidad.
Por lo que se podría decir que tienen un origen humilde.
Suelen consumirse con grandes cantidades de whisky durante el “domingo de resurrección” en algunas zonas del sur de Badajoz.
Existen múltiples variedades a la hora de elaborarlas, desde el tipo de pan, hasta las especias o frutas que utilizamos (canela, clavo, limón, naranja…) incluso la base principal para bañarlas como la leche, vino (en Málaga suelen utilizar moscatel) o incluso algún tipo de anís. Se pueden bañar en azúcar , miel o un almíbar elaborado por nosotros.
Las combinaciones con las que nos encontramos forman un gran abanico de posibilidades.

En Francia se prepara con similares características el “pain perdu” (pan perdido), solo que en lugar de freírse en aceite abundante se hace a la plancha, conociéndose en Reino Unido y países de habla inglesa como “French toast”.
En Portugal se preparan las “rabanadas”,de forma muy similar a la española. En Colombia, Chile y Ecuador se llaman “tostadas francesas”, en Guatemala se llaman “torrejas”, en la frontera norte de México “pan francés”…mucha diversidad para un mismo dulce.

Un dulce consumido en muchos lugares y adaptado a nuestras costumbres.
Ya que se nos ofrece gran variedad a la hora de disfrutarlas, aprovechemos esa posibilidad y hagámoslo para dar a conocer nuevas combinaciones a nuestro paladar. Os deseamos que tengáis un feliz puente y disfrutéis mucho en estos días.
Nos vemos a la vuelta!!

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Continue reading


Parece que le hemos cogido gusto a esto de realizar videos, disfrutamos con ello y pasamos muy buenos ratos juntos.
Además… ¡qué nos encanta poder compartirlo con todos vosotros!
Aún sigo con algo de temor a la cámara…no se que me pasa, en mi día a día hago las cosas normal, bien y cuando me plantan una cámara delante parece que se me olvida como tenía que hacerlas y no hago nada más que dudar…en fin, espero coger algo más de soltura para los próximos y futuros “Baking-Of”.

Hoy os mostramos como elaborar un pan Challah.
Os dejamos un video en el que podréis ver el proceso para realizar este pan y a continuación encontraréis toda la elaboración escrita en 2 formatos, para hacerlo de manera manual o bien con amasadora.
Siempre que os sea posible, realizar todo aquello que podáis a mano.
Sentir la textura de la harina, la masa, formar parte de su proceso y trabajar con ella, para obtener un bocado digno de los dioses!

Este pan es de origen judío, por costumbre suelen consumirlo la noche del viernes y las dos siguientes comidas del sábado (sabbath en la cultura hebrea) además de los días de vacaciones.
Respetando la regla judía de alimentación llamada Kasherut, el Challah nunca contendrá leche o mantequilla ya que dicha regla específica que no se pueden mezclar lácteos con carne, y a menudo el Challah es usado para dicho fin.

En nuestro caso, y rompiendo esta tradición judía, hemos elaborado el pan cambiando 2 ingredientes; leche por agua y aceite vegetal por mantequilla.
Sé que tras este cambio no se podría decir que sea un propio pan Challah y se aproximaría más a lo que normalemente conocemos como brioche, pero personalmente el resultado final me gusta mucho más, por lo que os muestro esta forma de hacerlo aunque vosotros podéis elaborar la receta original sustituyendo las mismas cantidades por los ingredientes anteriormente nombrados.

Antes de consumir dicho pan los judíos lo bendicen ya que conmemora el maná que cayo del cielo durante los 40 años que los israelitas vagaron por el desierto después del Éxodo de Egipto. El nombre de maná es el nombre bíblico que recibe el supuesto alimento que caía del cielo.

También se llama Challah a una pequeña porción de masa que se separa antes de elaborar la trenza, fruto de practicar una ley judía: hay que desechar una pequeña porción de masa que en tiempos bíblicos se reservaba como un impuesto para el sacerdocio judío,un diezmo para el Kohen.
Como la Biblia no especificaba que cantidad separar los rabinos llegaron a un acuerdo: los particulares deberían separar un 1/24 de masa mientras que los profesionales panaderos 1/48. Actualmente aún hay quien sigue este ritual pero la parte separada es desechada.
En año nuevo los Challah suelen ser en forma de espiral, cosa que simboliza el ciclo del año.
A veces, la parte superior se pinta con miel en honor del “año nuevo dulce”.
De acuerdo a la ley judía y la práctica, la salazón Jalá es un componente crítico de Hamotzi, la bendición sobre el pan.
La sal ha desempeñado siempre un papel indispensable en la vida judía y el ritual que se remonta a los tiempos bíblicos del antiguo Israel. Con grandes cantidades situadas en la región del Mar Muerto de la tierra histórica del pueblo judío, la sal era considerada la más esencial y común de todos los elementos, el cual no podía faltar tampoco en este pan.

Infinidad de costumbres, creencias y maneras de disfrutar y contemplar nuestros días, haciéndolos saludables y enriqueciéndolos gastronómicamente con sabores y texturas como las que nos brinda este pan.
Queríamos hacer llegar este maravillosa variedad y su história a vuestros hogares, para que podáis disfrutarlos de la manera que más os guste.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Continue reading


No sé si sabréis que hoy es el #diadelgofre, la verdad que yo no tenía ni idea hasta que ayer Carmen de Rezetas de Carmen, me lo comentó y me invitó a participar.
Claro, ¿como iba a decir que no a algo así? Con lo que me gustan los gofres y además la oportunidad de aportar recetas a los “días de”.
Por lo que ayer por la tarde me puse a trastear en la cocina y probé varias ideas que se me ocurrieron. Sin duda gano esta.

Si os gusta el café y el chocolate, este es vuestro gofre ideal, os doy mi palabra.
La masa más esponjosa que las que he realizado anteriormente.
Al saborear, percibimos el sabor del chocolate acompañado de un suave aroma a café…y ya no digo nada del acompañamiento. Habla por si solo, una auténtica maravilla!

Así que hoy os traigo esta riquísima receta de gofres y con ella doy mi pequeña aportación para el #diadelgofre.

Espero que os guste y os animéis con ella, ya que es sencilla y poco laboriosa, obteniendo como resultado una merienda o desayuno delicioso.
Os deseo un feliz día!

Saludos,
Mrs Hudson.

 

 

Continue reading


Buenos días en un maravilloso domingo!!
Ayer tarde os comenté que en agradecimiento a todos los que ya estabais y a los nuevos que llegasteis, prepararía un buen desayuno para celebrarlo.
Me alegra muchísimo que cada día seamos más los que paseamos por aquí para leer, disfrutar, observar y cocinar estas dulces recetas, y alguna otra que no lo es. Me hacéis realmente feliz por ello y quería despertaros con un desayuno algo diferente.

Los donuts es un tipo de bollo que gusta a la gran mayoría y lo que más me gusta de ellos es que teniendo su base esponjosa y tierna, nos permite crear infinidad de combinaciones buenísimas e inesperadas.
Estuve pensando varias opciones y sus posibles rellenos, y al final me decidí por este ya que sabía que el resultado sería dulce, ligero y lleno de sabor.

Unos donuts de Piña Colada, son verdaderamente una maravilla y recomiendo sin lugar a dudas que los probéis.
En la masa e incorporado una pequeña cantidad de leche condensada, ya que este cocktail lleva en su elaboración un parte de ella.
El relleno es un delicioso curd de piña y ron, hasta ayer no había probado a hacer curd con esta fruta y he de decir que me encantó y volveremos a repetir.
En su elaboración he tenido que añadir una pequeña cantidad de maicena, ya que la piña es una fruta que por su tipo de acidez no espesa. Este problema nos lo encontraríamos también si elaboráramos un curd de kiwi.
Como toque final, porque la cobertura marca un paso en el mundo de los donuts, cubriremos de un delicioso glaseado de Malibu y coco rallado…sin palabras.
Así es como quedaréis cuando saboreéis estas pequeñas tentaciones clásicas con notas tropicales.
Esperamos que os gusten, disfrutéis de ellos y por supuesto, que os animéis a probarlos!!

Muchas gracias a todos por estar ahí.
Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

 

 

Continue reading


Creo que en más de una ocasión he comentado que me encanta el queso, como podéis imaginar las tartas de queso son uno de mis postres favoritos.
Pero, ¿qué me decís de una tarta de queso con aguacate?

La primera vez que lo leí me quede sorprendida, había visto varias recetas dulces con aguacates, la mayoría de ellas combinadas con chocolate pero esta me dejo intrigadísima. Por lo que no me quedo más remedio que ponerme manos a la obra con ella.
El aguacate es un ingrediente que me encanta, lo tomamos mucho en guacamole, ensaladas…pero nunca había formado parte del postre.
Decidí añadirle un poco de chocolate a la base ya que por todo que que he leído y visto, parece que combinan bien.
El relleno es más facil de lo que os podéis imaginar, no necesita horno, es una tarta que solidifica en frio por lo que con unas simples varillas o batidora de vaso habréis hecho la mitad de la receta.
La he acompañado con mermelada de cerezas, porque pensé que le aportaría un sabor que realzaría el resto y así fue.
Como ya sabéis si no os gusta esta mermelada o no podéis conseguirla, podemos variarla por otras como frambuesa o incluso arándanos, la decisión final siempre la dicta nuestro paladar. Que puedo decir del conjunto…ha sido toda una aventura repostera la cual merece la pena probar.
Una pequeña variedad en el mundo de las tartas de queso que no solo nos aportará antioxidantes y nutrientes beneficiosos para nuestro organismo, si no que además nos dejará sorprendidos con su fascinante sabor.

Esperamos que os guste y disfrutéis de ella.

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

 

 

Continue reading