Que maravillosa sensación nos aporta saborear un delicioso helado en verano. Y es que es casi imposible concebir el paso de este sin ellos.

En casa adoramos probar nuevos sabores, nos encantan los helados y desde que podemos elaborarlos en casa aún más. Tenemos la posibilidad de crear todas aquellas combinaciones contando con los ingredientes que más nos gustan.

En esta ocasión la receta es una adaptación del libro Spice dreams, una combinación de chocolate blanco y delicadas notas de pimienta de Jamaica…maravilloso!!
Para elaborar la receta he variado algunos de los ingredientes; en la receta original no utiliza azúcar invertido, en mi caso he sustituido una parte del azúcar total por este para evitar la cristalización del mismo y además obtener una textura mejor.

En lugar de utilizar nata líquida para montar he optado por sustituirla por crème fraîche, realice una prueba anterior a este para ver que resultados daba y la textura final cambia ligeramente, es más cremosa y suave al paladar.
Por lo cual no dude ni un instante en utilizarla para esta ocasión.

Por último la pasta de vainilla en lugar de esencia, me gusta apreciar la presencia de las semillas además de su sabor más natural que el de una esencia o aroma. Aunque si lo preferimos podemos utilizar vainas de vainilla natural en lugar de esta.

Como resultado obtenemos un helado suave, aromático y delicado.

¿Para acompañar? Que mejor que unos sticks de chocolate negro. Os dejo dos variantes que son una verdadera perdición… Uno bañado en chocolate blanco y espolvoreado con pistachos y otro bañado en chocolate 70% espolvoreado con cacahuetes de miel salados.

Una pequeña tentación para acompañar nuestras tardes de verano. Esperamos que os animéis con ella y la disfrutéis!

Saludos,
Mrs Hudson.

Continue reading


Hoy venimos con una receta refrescante y de temporada, hay que aprovechar mientras se pueda ya que esta fruta tiene un duración muy breve.

Si eso es, repetimos ingrediente pero es que es tan sumamente delicioso que no podía dejar pasar un helado sin el!
Hay que disfrutarlo en todas sus versiones y esta además de refrescarnos el paladar es absolutamente deliciosa.

Los ingredientes principales de hoy son 3; mascarpone, miel e higos.
Me cuesta expresar con palabras el resultado porque me ha robado todas…es fantástico!!
Su textura es muy cremosa, las notas de miel son perceptibles al saborearlo y el acompañamiento de higos le otorga el toque final que hace que sea un helado realmente delicioso.

En mi primera receta de helado os comencé a contar un poco sobre el origen de este, pero su evolución ha sido tan extensa que hoy continuaremos un poco con su história.
Durante la Edad Media en las cortes árabes, se servían productos azucarados con frutas y especias enfriado con hielo de las montañas, a la cual se le llamaba “charbet” o “sherbet”, palabra que al llegar a Turquía pasó a ser “chorbet” de la cual tiene su origen la palabra “sorbete”.

En China en el año 618-697 a.C., el emperador Tang tenía un método para utilizar mezclas de hielo con leche, el cual pasó a la India, Persia y después a Grecia y Roma.
Fue en Italia, en la Baja Edad Media, cuando el helado toma gran protagonismo gracias a Marco Polo quien tras su viajes a Oriente trajo cientos de recetas utilizadas durantes cientos de años en Asia, las cuales tuvieron una maravillosa aceptación en las cortes italianas.

Poco a poco fue evolucionado su expansión, al igual que los ingredientes utilizados, por ejemplo fue en Francia donde se introdujo por primera vez el huevo.
En el año 1660 el siciliano Francisco Procope, abrió en París un establecimiento llamado “Cafe Procope”, el cual alcanzó gran fama gracias a sus helados.
Por lo que podríamos considerar que esta sería la primera heladería que existió.
En 1913 se inventó la primera máquina para elaborar helados, ya que hasta el momento se elaboraban a mano introduciendo un balde (recipiente) rodeado de hielo, agua y sal para evitar que la mezcla se congelaran durante el batido.

A veces cuesta creer como han llegado a nuestros días recetas tan exquisitas como lo es un helado, su evolución ha tenido un largo recorrido, pero el resultado final merece la pena.
Hoy os dejamos esta variedad y esperamos que lo disfrutéis en estas tardes de verano.

Saludos,
Mrs Hudson.

 

Continue reading


¿A quién no le gusta disfrutar de un buen helado? Sentarte tranquilamente, admirar tu alrededor mientras tu paladar disfruta de sabores frescos, dulces, sanos y…exquisitos!

Uno de los motivos por los que adoro el verano son los helados, en cucurucho, tarrina, al corte, en sorbete, copa, con palo, a cucharadas…de todas las formas que puedas concebir saborearlos.
Pero si además de eso le damos un aspecto de tarta, no como la tomamos normalmente tipo helado y bizcocho, sino como una cheesecake por ejemplo; con su base de galleta, su crema de queso…pero en helado!! Qué maravilla!!!! Según lo pensaba ya saboreaba esos matices.

Para elaborar la receta he realizado más cantidad de helado que la que necesitaríamos para elaborar solo la tarta, ya que sus dimensiones son pequeñas. En total tendríamos para realizar una tarrina de helado o una tarta con unas dimensiones 20 cm de diámetro o bien hacer una tarta más pequeña (como esta de 12 cm de diámetro) y una tarrina.El ingrediente principal son las cerezas, ahora que estamos en temporada tenemos que aprovechar y realizar con ellas todas las recetas posibles.

Para la elaboración del helado he utilizado cerezas de cosecha propia, más bien son cosecha de mis padres pero siento como si lo fueran.
Tienen la suerte de poder disfrutar en su propia casa de muchísimos árboles frutales, entre ellos un cerezo y un guindo.
La última vez que fui a verles recolecté unas pocas y me las traje para casa…es una gozada!!!

La base principal está elaborada con cerezas, son más grandes y aportan más color, y para decorar he utilizado guindas, más pequeñitas pero no por ello menos deliciosas.

A la base crujiente le he dado un toque de chocolate, pero además está aromatizada ligeramente con pimienta de Jamaica, también conocida como; Pimienta Gorda, Guayabita, Dulce, Inglesa, Malagueta, Pimienta de Chapa o Tabasca. No se trata de una pimienta como estamos acostumbrados, es decir picante.
Su aroma recuerda al calvo, canela, pimienta negra y nuez moscada, de ahí que en inglés se la denomine “allspice” debido a su combinación.
En la cocina caribeña es un ingrediente muy utilizado sobretodo para la elaboración de salsas como el curry o salsas mole. Se utiliza tanto en elaboraciones saldas como dulces, por eso pensé que sería un condimento ideal.

El relleno es un helado de queso y cerezas naturales, las cuales incorporaremos de dos formas: frescas y en mermelada.
Para finalizar un poco de pistacho triturado y unas cerezas congeladas…un pedacito de cielo “helado” para terminar una comida o cena.

Si os gustan los helados, este no podéis dejar de probarlo, además de disfrutar de el de una manera más atractiva a la tradicional.
Espero que os guste y lo disfrutéis.

Saludos,
Mrs Hudson.

Continue reading


Parece que el calor va llegando tímidamente, viene a vernos, se va…por lo que cuesta terminar de arrancarse con recetas fresquitas ya que no sabes si van a ser acertadas o no.
Por lo que hoy, nos liamos la manta a la cabeza y probamos suerte!

De momento parece que la cosa va bien, en caso contrario, la dejaremos para cuando llegue ese tan esperado verano.

Hoy os traigo un helado para los amantes del chocolate, pero además acompañado de otro ingrediente que para mi es perfecto junto a este.
Hecho que ya  habréis notado a pesar de haberlo en dicho en más de una ocasión… la cerveza negra.
Qué maravillosa y fantástica pareja hacen!! ¿Y en helado? …  apenas tengo palabras para describirlo.

Si soy sincera, me gusta el chocolate y mucho, pero en helado no me terminaba de llamar la atención. A día de hoy, se cual era el problema, la calidad del chocolate con el que estaba elaborado.
Es realmente una maravilla, además de ser extremadamente cremoso. Podría asegurar que esta textura tan suave se la debemos a las yemas.

Cuando saboreas una cucharada, encontramos una textura fresca, suave, cremosa, de un sabor a chocolate intenso acompañado de un delicado matiz a cerveza negra…un sueño hecho tentación helada.
Aún no tengo demasiada experiencia en el mundo de los helados, pero aún llevando solo 2 recetas elaboradas, estoy increíblemente feliz con los resultados.

A la hora de presentarlo, queda a nuestra elección, incluso podemos combinarlo con otros helados si así lo creemos adecuado. En mi caso me he centrado en la esencia de la receta para poder degustar cada aroma y cada sabor. Una pequeña cantidad de nata montada es quien va unido a este helado.

Porque hay infinidad de maneras de disfrutar de la cerveza y el chocolate, y esta es una de ellas.

Deseando que la disfrutéis y os acompañe en vuestros días de sol.

Saludos,
Mrs Hudson.

Continue reading


Aún no ha llegado el verano, pero prácticamente lo tenemos a la vuelta de la esquina! Por lo que hay que ir practicando recetas que nos ayuden a sobrellevar la época estival.
Aunque no os lo creáis, es la primera vez en mi vida que hago un helado, y no sería por falta de ganas. Pero me faltaba lo fundamental, la heladera.

En más de una ocasión me plantee el elaborar helado a mano, pero dudaba de si los resultados serían buenos, porque temía que se me cristalizara y que después de todo el trabajo y la cantidad de ingredientes terminara en cualquier sitio menos nuestro estómago.
Pero he debido de portarme bien porque me han regalado una!
Y claro, he tardado en hacer un helado el tiempo que tuvo que estar en el congelador, porque si lo pudiera haber hecho según la sacaba de la caja no lo hubiera dudado ni un momento!

Tenía cientos de miles de ideas en la cabeza, pero al final me decidí por este.
¿Recordáis qué os avise sobre las recetas chocolateadas?, pues aquí comienza un largo y delicioso camino.

El verdadero comienzo de este postre helado, tiene sus orígenes poco claros, ya que ha habido muchas modificaciones debida a los avances tecnológicos.
Pese a esto, si tomamos como referencia la presencia de bebidas heladas o enfriadas con hielo o nieve, se remontaría antes de la era cristiana.

En el año 400 a.C. en Persia se elaboraba un plato enfriado similar a un pudín o flan, elaborado con agua de rosas y cabello de angel, que se asemejaba a una mezcla de sorbete y pudín de arroz, el cual se servía a la realeza durante el verano.

Los persas dominaban la técnica de almacenar hielo dentro de grandes refrigeradores naturales, conocidos como “Yakhdan”. Estos almacenes mantenían el hielo recogido durante el invierno o traído de las montañas durante el verano. Trabajaban usando altos receptores de viento que mantenían el espacio de almacenado subterráneo a temperaturas frías.
El hielo era luego mezclado con azafrán, frutas y otros sabores variados.

Por otra parte se dice que el rey de Macedonia, Alejandro Magno y el emperador romano Nerón, enfriaban sus zumos de fruta y sus vinos con hielo o nieve traídos de las montañas por sus esclavos.

Pero la história no acaba aquí, aún queda mucho tiempo hasta que llegue de nuevo el frio, por lo que en las siguientes recetas os seguiré contando un poquito más acerca de este postre.
Por el momento, vamos con esta receta…

Un helado cremoso de naranja, con pedacitos de chocolate relleno de mousse de naranja (a un a riesgo de parecer redundante), acompañado de un salsa de esta misma fruta y para decorar nada de guindas, ni nata ni galleta de helado…mini donuts de brioche!!!

De este modo, al ser tan pequeños y no estar fritos, pues como que ayudamos a la línea a mantenerse como esta además de darle una alegría.
Últimamente hago en casa muchas pruebas con brioche, porque nos encanta, y para no cansarnos intento darle una forma diferente.
Esta, les ha encantado! No sabían por donde empezar, si meter la cuchara o comerse los mini donuts.
La combinación ha quedado muy rica y además bastante ligera, acompañado al sabor protagonista “la naranja”, de su inseparable amigo “el chocolate”.

Espero que os guste ya que es la primera vez que hago algo de este tipo, aunque no la última!!
Buen fin de semana!

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Continue reading