Curso de Macarons Madrid
cabecera-provisional

Buenos días, ¿qué tal va la semana? Menos mal que ya vuelven esos rayos de sol que parecen que nos llenan de alegría.
Hoy tenía ganas de preparar un postre un poco más veraniego, para acompañar este calorcito y por que no, para darnos un capricho después de comer.
El Sr Hudson ahora mismo se encuentra trabajando, y parece que el año ya va pesando…necesitamos unas pequeñas vacaciones!!
Por lo que he decidido tenerle esta pequeña sorpresa. Parece que no, pero los pequeños detalles son los que nos ayudan a llevar mejor cada día y si lo acabas con un bocado así, estoy segura que mañana comenzará mucho mejor.
Así que aquí os dejo esta sencilla receta para esos días que parecen que vienen cuesta arriba.

Saludos,
Mrs Hudson


Esta receta la he visto en Glorious treats.

Ingredientes para 4 vasos:

  • 500 ml de nata líquida para montar
  • 10 cucharadas de azúcar
  • 2 plátanos 

 

Para la base crujiente:

  • 10 galletas tipo digestive
  • 65 gr de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de azúcar granulado

 

Para la crema pastelera:

  • 500 ml de leche
  • 2 cucharadita de extracto de vainilla o una vaina abierta en sentido longitudinal
  • 4 yemas de huevo
  • 120 gr de azúcar
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de maicena

 

Salsa de caramelo:

  • 100 gr de azúcar granulado
  • 20 gr de mantequilla
  • 150 ml de nata líquida para montar

 

Elaboración:

Comenzamos preparando la crema pastelera. Podéis ver como elaborarla aquí, tened en cuenta que las medidas que os doy en esta receta son el doble de las que se muestran en el monográfico.

Una vez tengamos lista la crema pastelera, reservamos. Si la hacéis el día de antes, debéis conservarla en el frigorífico.

Preparamos la salsa de caramelo.

En un cazo incorporamos el azúcar y dejamos al fuego medio-alto hasta que empiece a tomar color dorado, removiendo de vez en cuando. No dejéis que adquiera un color muy oscuro porque entonces el caramelo amargará.

Una vez en este punto, retiramos del fuego (sin apagarlo) e incorporamos la mantequilla y la nata (en la mano con la que sujetéis la cuchara, poneros una manopla o un paño ya que los vapores que sueltan al tener el contraste calor-frio queman) y no paréis de remover. Veréis que toma una textura más sólida.

Volvemos a colocar sobre el fuego bajo y no dejamos de remover hasta disolver por completo los grumos, sin dejar que llegue a hervir.

Retiramos, pasamos a un bol o tarro y dejamos enfriar.

Preparamos la base crujiente de galletas.

Precalentamos el horno a 175º C con ambas placas.

Introducimos las galletas en una picadora y las trituramos. Disponemos sobre una bandeja pequeña de horno.

Damos un golpe de calor a la mantequilla en el microondas y se la incorporamos junto con el azúcar a las galletas. Mezclamos bien hasta integrar los ingredientes e introducimos en el horno durante 10-12 minutos, con esto conseguiremos que pierdan humedad y no nos cale la crema del postre.

Una vez transcurrido el tiempo, sacamos y reservamos.

Preparamos la nata montada.

En un bol que previamente habremos introducido unos minutos en el frigorífico (nos ayudará a montar mejor la nata) incorporamos la nata líquida que debe estar muy fría. Comenzamos  a batir a la velocidad más baja. Esto tomará alrededor de 4 minutos.

Cuando observemos que está casi montada, incorporamos el azúcar poco a poco batiendo bien tras cada adicción. El punto en el que sabréis que está montada, será cuando volteéis el bol y se quede firme. No debéis pasaros batiendo ya que se convertirá en mantequilla.

Una vez lista, la introducimos en el frigorífico hasta el momento en el que la necesitemos.

Preparamos los vasitos.

Cortamos los plátanos a rodajitas.

Incorporamos en cada vasito dos cucharadas de crujiente de galleta y prensamos con un vasito pequeño.

Introducimos la crema pastelera en una manga y disponemos una espiral por toda la superficie de la galleta.

Colocamos 3 rodajitas de plátano sobre la crema.

Cubrimos con una capa de nata montada.

Espolvoreamos un poco de crujiente de galleta y echamos un poco de salsa de caramelo.

Repetimos la operación con la crema pastelera y las rodajitas de plátano.

Por último, introducimos la nata en una manga pastelera y decoramos la superficie de los vasitos. Espolvoreamos de nuevo con el crujiente de galleta y la salsa de caramelo (la he introducido en una bolsita pequeña para poder delinear mejor). Colocamos una rodajita de plátano y…Voilà!!

Tenemos un postre delicioso y fresquito para estos días de calor.

Deseo que os guste!!

 


Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

10 ComentariosDeja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *