Trenza semi-integral de anacardos y dátiles

Trenza semi-integral de anacardos y dátiles

Eva 13 Noviembre, 2013

Cuantos días sin venir a veros… espero que me perdonéis. Si no vengo, recordad que no es por falta de ganas, últimamente ando con muchos proyectos y a pesar de tener recetas hechas para vosotros me falta tiempo para escribirlas.
Pero bueno, aplicaremos el dicho… “todo sea por una buena causa” 😉

Hoy os traigo un pan dulce que hice hace varios días y hemos vuelto a repetir en casa porque es sencillamente maravilloso, una trenza semi-integral de anacardos y dátiles. Es una receta del libro de Ibán Yarza, Pan Casero, el cual os recomendé recientemente pero vuelvo a hacerlo. Creer si os digo que es un indispensable en casa! Además viene todo detalladamente explicado con ejecuciones muy sencillas al alcance de todos.

Se trata de un pan de masa dulce, ligeramente, relleno con frutos secos. Ibán en su libro nos propone unos ingredientes dando lugar a una combinación riquísima, pero la segunda vez que la elaboré decidí cambiar el relleno. La variante que os dejo lleva anacardos, dátiles y ralladura de naranja, sabores con un ligero aire árabe que hacen de el una verdadera maravilla para el paladar. Claro está, que siempre podemos variar su relleno acorde a nuestros gustos para disfrutar de el plenamente.

Como resultado obtendremos un pan rústico, de aspecto tradicional y sencillo, con ingredientes que colmarán de sabor nuestros sentidos a cambio de poco esfuerzo.
Creo que la repostería es un punto que debemos fomentar más en casa y disfrutarla, ya que además de saber que ingredientes incorporamos también sabemos los que no lo están, como conservantes e ingredientes vanos que nos roban la verdadera esencia de la repostería eliminando su verdadero sabor.

Todo está a nuestro alcance y aquí os dejo una prueba de ello, estoy segura que el día que os animéis a elaborar vuestras propios panes, bollos… entraréis en una dinámica de la que no querréis salir, si es que no os ha ocurrido ya! Si la probáis, ya me contaréis…

Saludos,
Mrs Hudson.

INGREDIENTES:

PARA LA MASA:

  • 225 gr de harina de fuerza
  • 50 gr de harina integral
  • 12 gr de levadura fresca o 4 gr de levadura seca instantanea tipo Maicena
  • 80 gr de leche entera
  • 1 huevo L
  • 15 gr de miel
  • 10 gr de azúcar blanco granulado
  • 25 gr de mantequilla sin sal
  • 15 gr de anacardos muy finamente triturados
  • 3 gr de sal *

PARA EL RELLENO:

  • 150 gr de anacardos
  • 40 gr de dátiles
  • ralladura de una naranja
  • 40 gr de mantequilla sin sal
  • 30 gr de miel

PARA EL GLASEADO:

  • 50 gr de agua
  • 1 cucharadita de café de zumo de limón recién exprimido
  • 100 gr de azúcar blanco granulado

* Gracias a Ruth Domenech por avisarme de la fe de erratas del libro 😉 En la receta no añadí la sal pero podéis incorporarla cuando la realicéis, os ayudará a realzar ligeramente el sabor.

ELABORACIÓN:

En un procesador de alimentos, trituramos los anacardos. Reservamos.

Anacardos

Preparamos la masa.

En el bol de la Kitchen Aid, o bien en un bol amplio si vamos a realizarlo a mano, incorporamos todos los ingredientes de la masa. Mezclamos ligeramente y dejamos reposar durante 10 minutos.

Transcurrido ese tiempo, comenzamos a trabajar la masa. Si lo realizamos en la KA, amasaremos con ayuda del gancho a velocidad 1 durante 8 minutos. Pasado ese tiempo, sacamos del bol, espolvoreamos ligeramente con harina una superficie de trabajo y trabajamos durante 2 minutos con la técnica de plegado.

Debemos obtener una masa homogénea, lisa y suave al tacto.

Plegado

Formamos una bola, cubrimos con un paño y dejamos reposar durante 1 hora en un lugar cálido y libre de corrientes.

Si la realizamos a mano, trabajaremos la masa durante 8-9 minutos con la técnica de plegado. Al principio trabajaremos una masa muy pegajosa. Tapamos y dejamos reposar.

Podéis ver como trabajar la masa con esta técnica en este video en el que elaboré Pan Challah.

Mientras prepararemos el relleno.

En un bol mediano incorporamos los anacardos triturados junto con los dátiles troceados, la ralladura, la mantequilla y la miel. Mezclaremos hasta obtener una pasta. Reservamos.

Relleno

Transcurrido ese tiempo, desgasificaremos con las yemas de los dedos y la estiraremos en una superficie de trabajo con ayuda de un rodillo. Formaremos un rectángulo de 25 x 50 cm aproximadamente.

Distribuimos la mezcla por toda la superficie de la masa. Enrollaremos sobre si misma por el lado más ancho.

Una vez tengamos el rollo, dividiremos este en dos mitades con ayuda de un cuchillo muy afilado.

Nos recordará a la receta del Krantz Cake a la hora de presentarlo, ya que lo realizaremos del mismo modo.

Trenzaremos las dos mitades procurando dejar la parte estriada hacia arriba. Sellaremos bien los extremos para evitar que la trenza se abra durante el fermento y la cocción. Tapamos con un paño y dejamos reposar durante 1 y 1/2 horas – 3 horas.

El tiempo de levado dependerá de la temperatura que tengamos en casa, debemos observar que esta crece aunque no llega a doblar su tamaño. En mi caso estuvo 2 y 1/2 horas.

Precalentamos el horno a 210ºC con ambas placas.

Hornearemos en la segunda bandeja comenzando por abajo.

Introducimos y horneamos durante 30 minutos.

Es una masa que toma bastante color, os recomiendo que cuando observéis que tiene un bonito color dorado, la cubráis con papel de aluminio hasta terminar su cocción. Será alrededor de los 15-18 minutos.

A mitad de cocción preparamos el glaseado.

En un cazo incorporamos el agua junto con el zumo de limón y el azúcar, mezclamos y colocamos a calor medio-alto. Una vez rompa a hervir, dejaremos durante 2 minutos para que espese. Reservamos.

Si observáis que el almíbar ha enfriado demasiado para pintar la trenza, justo un par de minutos antes de sacarla le volvéis a dar un golpe de calor, ya que debemos pintar con el almíbar caliente y según la saquemos del horno para que esta brille.

Sacamos del horno y pintamos de manera generosa, dejamos enfriar completamente sobre una rejilla antes de consumirla.

Una nueva manera de disfrutar de un pan dulce casero, jugoso y repleto de sabor! Además de ser perfecto para comenzar el día gracias a sus ingredientes de relleno.

Buen provecho!!

Trenza semi-integral de anacardos, dátiles y naranja
Trenza semi-integral de anacardos, dátiles y naranja
Trenza semi-integral de anacardos, dátiles y naranja
Trenza semi-integral de anacardos, dátiles y naranja
Trenza semi-integral de anacardos, dátiles y naranja
Trenza semi-integral de anacardos, dátiles y naranja
Trenza semi-integral de anacardos, dátiles y naranja
Café...

relacionadas.

Comentarios