This post is also available in English

Llevo unos meses que no paro de comprar productos e ingredientes de la cocina asiática. Me estoy aficionando mucho a esta gastronomía, en lo que se refiere a probar recetas en casa, porque el amor por ella la tengo desde siempre. En esta ocasión os dejo como preparar una sopa Tailandesa de coco, curry rojo y gambas; Tom Yam Kung.

Qué maravilla de sopa, de verdad, un estallido de sabor increíble. Eso sí, pica y pica ¡mucho! Os lo aviso para aquellos a los que os guste este tipo de cocina pero no toleréis demasiado el picante. En el momento que tengáis que añadir tanto el curry rojo como la salsa Sriracha, hacedlo poco a poco. De este modo podréis probar y añadir más hasta llegar al total, si es que os gusta.

Por mi parte me encanta y me fascina el picante. Tanto es así, que cuando comemos comida japonesa cojo pequeñas porciones de wasabi, sin más, con los palillos y lo disfruto al máximo. Esa sensación de picante… es que me encanta, que le vamos a hacer.

La sopa Tom Yam Kung o Tom Yum Goong es uno de los platos más conocidos en la cocina tailandesa. Se caracteriza por la gran combinación de hierbas aromáticas empleadas para llevarla a cabo. Una buena base de caldo de verduras, preferiblemente casero siempre, galangal (jengibre azul o tailandés: es muy aromático pero con matices resinosos, con sabor a pino, eucalipto, clavo y no tan cítrico, por lo que es habitual combinarlo con lemon grass o hierba limón.), chalotas, lima, tamarindo, chile, hierba limón (citronella)… acompañados con noodles de huevo y gambas.

Esta sopa también puede servirse con pollo (tom yum gai), con pescado (tom yum pla) o con una mezcla de mariscos y setas (tom yum talay), espolvoreada con cilantro picado por encima. A la hora de prepararla podemos encontrar dos versiones; con o sin leche de coco. Personalmente prefiero la primera, de hecho es la que os mostraré cómo hacer. Pero como sé que muchos de vosotros no sois muy fan del coco, para que tengáis presente que se puede omitir sin más 😉

Tom Yam Kung, sopa Tailandesa de coco y curry

INGREDIENTES PARA TOM YAM KUNG:

Para 2 raciones generosas ó 4 medianas (no muy grandes).

  • 115 g de noodles secos de huevo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva suave
  • 1 chalota finamente cortada
  • 25 g de jengibre fresco rallado
  • 2 dientes de ajo grandes finamente cortados
  • 2 cucharadas de pasta de curry rojo 
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 vaina de cardamomo, solo las semillas majadas
  • 230 g de leche de coco
  • 235 g de caldo de verduras* (si es casero, mejor)
  • 1 pimiento rojo italiano
  • salsa de pescado, 2 cucharadas
  • Tamari, 2 cucharadas
  • 2 y 1/2 cucharadas de azúcar moscabado oscuro
  • 1/2 cucharada de chile rojo Sriracha
  • zumo de 1/2 lima
  • 8 gambones

*El caldo de pollo y verduras también le va bien.

PARA DECORAR:

  • albahaca fresca
  • cebollino finamente picado
  • gajos de lima

ELABORACIÓN:

Preparamos las verduras para saltear.

Tom Yam Kung, sopa Tailandesa de coco y curry

  1. Cortamos la chalota en cuadraditos muy finos y rallamos el jengibre, reservamos.
  2. En una sartén pequeña añadimos el aceite y colocamos a calor medio alto. Una vez que tenga temperatura, añadimos la chalota con el jengibre y salteamos durante 3 minutos.
  3. Incorporamos el ajo junto con el curry rojo, la salsa Sriracha y cocinamos a calor medio durante 2 minutos. Retiramos del calor.
Cocinamos los noodles.
  1. Llenamos una cacerola mediana con 1,5 l. de agua, colocamos a calor medio alto y dejamos hasta que llegue a ebullición.
  2. Una vez que rompa a hervir, retiramos del calor e introducimos los noodles. Dejamos durante 4 minutos.
  3. Escurrimos y reservamos.
Preparamos el caldo para la sopa.
  1. Pelamos las gambas, reservamos.
  2. Cortamos el pimiento rojo en tiras muy finas, reservamos.
  3. Pasamos el salteado a una cacerola mediana  colocamos a calor medio.
  4. Añadimos la leche de coco y el caldo de verduras, dejamos hasta que llegue a una suave ebullición.
  5. Incorporamos el pimiento rojo junto con la salsa de pescado, el tamari, azúcar moscabado, las semillas de cardamomo, la cúrcuma y las gambas peladas. Dejamos durante 4 minutos.
  6. Añadimos el zumo de lima, removemos y probamos para ajustar.
  7. Retiramos del calor.
Servimos la sopa.
  1. Repartimos los noodles en 2 boles.
  2. Vertemos la sopa sobre ellos con el pimiento rojo y las gambas.
  3. Decoramos con unas hojas de albahaca fresca, cebollino finamente picado y unos gajos de lima.
  4. Servimos enseguida.
    Tom Yam Kung, sopa Tailandesa de coco y curry

NOTAS :

  • El curry rojo podemos prepararlo casero. En esta ocasión utilicé una pasta comprada, pero os dejaré en un futuro cómo hacerla casera.
  • Si no os gustan los noodles de huevo o si preferís utilizar otros que os gusten más, hacedlo sin problemas. Por ejemplo los de arroz irían bien también.
  • Se suele terminar la sopa con cilantro fresco picado pero en esta ocasión he decidido acompañarla de hojas de albahaca fresca. El contraste es maravilloso.
  • El tamari es un tipo de salsa de soja pura y fermentada solo con agua y sal. En caso de que no tengáis, podéis usar en su lugar salsa de soja.
  • La cantidad de zumo de lima va un poco en gustos. En mi caso añado un poco más de la cantidad que os dejo, pero ya una vez servida. Probadla y ajustar a vuestro paladar 🙂

Tom Yam Kung, sopa Tailandesa de coco y curry

Esta sopa tailandesa pasará a ser una de vuestra sopas de cabecera, lo veo

Que me estoy aficionando a este tipo de cocina y, sobre todo, a las sopas. Qué buenas están, qué agradecidas son y ¡qué bien sientan con estos fríos!

Poder disfrutar de una sopa con un caldo tan sabroso, unos fideos, verduras y gambones… vamos, es que decirle que no sería de locos. Animaos a probarlos, os sorprenderán. Además es una sopa que tendremos lista en poco más de 15 minutos, puede ser una cena ideal que nos dejará muy buen sabor de boca 😉

Saludos,
Eva

Tom Yam Kung, sopa Tailandesa de coco y curry

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

6 ComentariosDeja un comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *