This post is also available in English

Hace un par de meses vi una tarta de un chef que me gusta mucho, Royale Brat, en sus redes sociales y me fascinó. Era una tarta salada de pepino y cilantro con flores de pepino fresco maceradas en ginebra. Espectacular, tanto la idea de la tarta como la presentación, no dejéis de echarle un ojo. Puesto que su trabajo es diseñar platos, además de trabajar como consultor, sus recetas no están compartidas. Lógico.

Me quedé con la idea de su elaboración y presentación, que me resulta increíblemente inspiradora, y elaboré mi propia tarta de pepino y cilantro. Eso sí, sin la ginebra… no me va nada, aunque seguro que le da su punto. Todo será probar un día.

Tarta salada de pepino y cilantro

¿Cómo decidí llevarla a cabo?

Me base en la tradicional sopa de pepino, que podemos y debemos tomar en verano, pero llevándola a la versión tarta y trabajando con ella del mismo modo con el que haríamos una panna cotta.

La textura de la tarta debe ser cremosa, sin grumos o trozos en su interior. De modo que el pepino lo incorporaremos en zumo, procesando la pulpa y dejándola escurrir bien (cómo os mostré en este pan de pepino o en este maravilloso helado de pepino). Procesaremos bien todos los ingredientes para que no quede ningún grumo o pequeña porción en la mezcla.

Tarta salada de pepino y cilantro

¿Base de cacao o base tradicional?

Decidí hacer una base con cacao en polvo, que podéis sustituir por algarroba si lo preferís. La tarta original está elaborada con una masa blanca, como puede ser una clásica sablée, pero pensé que un color más oscuro y un sabor más marcado le iría bien. Por supuesto sois libres de variarla y elaborar la que prefiráis.

Para elaborarla utilicé este aro perforado de Buyer, me resulta muy práctico y fácil trabajar con él. La bandeja sobre la que lo horneo, también está perforada al igual que el aro, permitiendo una buena distribución del calor por la base y dejándonos una masa muy crujiente.

Tarta salada de pepino y cilantro

Boles de Tokio Design, librador de madera de Berard y tabla de acacia de T&G.

Y ¡mis maravillosos pesos o bolas de cerámica para hornear! Que las legumbres son prácticas, no digo lo contrario, pero tenía ganas de tenerlas. Son muy cómodas, limpias y reutilizables para mucho tiempo (o siempre si las cuidamos).

Tarta salada de pepino y cilantro

Haciéndonos el camino más fácil

Lo bueno de este tipo de tartas es que podemos dejarlas preparadas con antelación y decorar justo en el momento que vayamos a servirla, para que no se nos estropeen las flores o se resequen las láminas de pepino, en este caso. La decoración podemos adaptarla a nuestros gustos siempre, dejar volar nuestra imaginación y plasmarla en nuestras elaboraciones.

Tarta salada de pepino y cilantro

Hubiera sido genial poder decorarla con flores de cilantro, pero es realmente complicado encontrarlas. Tendré que cultivarlas. De hecho tengo varias semillas compradas para hacerme un mini huerto urbano… ya os contaré.

Sin duda esta tarta salada de pepino y cilantro es una manera diferente de sorprender en casa, que no solo tenemos que hacer cosas bonitas cuándo tengamos invitados. Podemos servirlo cómo entrante y disfrutar de nuestro primer plato como si fuera el postre… Si queréis ver cómo elaborarla, podréis hacerlo en el blog de Claudia & Julia 🙂

¡Buen provecho y feliz fin de semana!
Eva

Tarta salada de pepino y cilantro

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

4 ComentariosDeja un comentario

  • Original es un rato… No me hago a la idea de la combinación de sabor de base y relleno, pero cuando tenga tiempo pienso probarla; aunque en versión más pequeña, porque me da que en casa no va a motivar mucho 😀
    Besos!

    • ¡Muchas gracias Aisha!

      Es cierto que es peculiar y el primer bocado sorprende porque no esperamos encontrarnos un sabor salado. Pero es de esas recetas que son muy diferentes a lo que solemos hacer, si te animas ya me contarás que te ha parecido! Jajaja en eso te doy la razón, en casa encontré opiniones de ambos lados (me gusta y no me gusta) XD

      Besazos y feliz finde!

  • Bueno chica, me quito el sombrero y no por las fotos que como siempre son de 20 sobre 10 sino por la originalidad y la capacidad de crear de la nada una tarta así. La presentación es simplemente preciosa. Y me quedo con las bolas! que maravilla! Un beso!

    • ¡Hola Sonia!

      Mil gracias guapa!! Me ha hecho mucha ilusión leerte! 😉
      Sin duda una de las cosas que más me gusta hacer, es crear cosas a partir de una idea. Es más fácil cuando nos dejan el “camino hecho” (y tenemos una receta que seguir), pero estos retos de vez en cuando, molan! 😀 GRACIAS!!

      Jajaja yo también! Qué útiles y limpias son, un mundo nuevo partiendo de las legumbres! XD

      Besazos!!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *