Hacía tiempo que no dedicaba un rato a los cupcakes, pero es que en verano parece que apetecen algo menos a parte de que el exceso de calor no es un buen aliado…Bueno pues se acabó! llego el momento de retomar un poco el camino con estas pequeñas tentaciones que nos alegran el día.
La receta que traigo ya la conocéis de dos recetas anteriores,
las Hi-Hat Cupcakes clásicas y las Hi-Hat After Eight Cupcakes. Pero como es una receta que me encanta, pues he pensado en darle mucho color y traerla en este formato tan llamativo y exquisitamente delicioso.
Si sois adeptos de las Red Velvet, esta sin duda os va a encantar!
Además podemos aprovechar que se acerca Halloween y presentarlas en nuestra mesa como Sorbetes de Vampiro, estoy segura que serán todo un éxito!

Saludos,
Mrs Hudson.

La idea la vi en I am baker, aunque he hecho una adaptación entera de la receta.

Ingredientes para 14 cupcakes:

  • 210 gr de harina de repostería
  • 1 cucharada de polvo de cacao sin azúcar (yo utilizo Valor)
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 280 gr de azúcar
  • 240 ml de suero de leche (si no tenéis, podéis utilizar 240 ml de leche y le añadís una cucharadita de zumo de limón, dejáis reposar 5 minutos para que se corte)
  • 1 y 1/2  cucharadita de esencia de vainilla
  • 95 gr de mantequilla sin sal
  • 1/2 cucharadita de colorante en pasta rojo
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

 

Para el frosting de merengue:

  • 3 claras
  • 240 gr de azúcar
  • 1/4 cucharadita de cremor tártaro
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • unas gotitas de extracto de caramelo

 

Cobertura de chocolate:

  • 340 gr de chocolate blanco
  • 6 cucharadas de aceite de girasol
  • colorante en pasta rojo

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 170º C.

En un vaso ponemos la leche y añadimos una cucharadita de zumo de limón, dejamos reposar 5 minutos para que se corte.

En esta ocasión he elaborado la receta en la Kitchen Aid, aunque podemos hacerla manualmente como os mostré en la receta de Red Velvet Cupcakes.

En el bol de la Kitchen Aid incorporamos la mantequilla y el azúcar, batimos con la mariposa a velocidad cuchara hasta que ambos ingredientes estén bien integrados.

Por otra parte batimos los huevos individualmente  junto con la esencia de vainilla y añadimos con cuidado al bol de la mantequilla sin dejar de batir la mezcla.

En un bol grande tamizamos la harina, la levadura y el cacao. Añadimos la mitad de la cantidad de la mezcla de harina y cacao al bol de la mantequilla, mezclamos bien a velocidad cuchara. Cuando esté integrado, añadimos la leche, mezclamos todo bien e incorporamos el resto de la mezcla de harina y cacao. Removemos la mezcla hasta que esté homogénea.

En un vasito ponemos el vinagre y añadimos el bicarbonato, se pondrá a burbujear rápidamente. Añadimos esta mezcla a la masa y mezclamos.

Incorporamos el colorante rojo. Dependiendo de que marca uséis coloreará más o menos.  Debéis añadir según vaya cogiendo color vuestra masa, debe quedar rojo vivo. Recomiendo utilizar  Extra red o en su defecto Christmas Red.

Colocamos la bandeja con sus cápsulas de papel y repartimos la mezcla llenando 2/3 cada una. Introducimos al horno durante 20 minutos  o hasta que pinchando con un palillo este salga limpio.

Al sacarlos del horno los dejamos reposar 5 minutos y posteriormente enfriar en una rejilla.

 

Preparamos el frosting de merengue:

En un bol que soporte el calor, incorporamos las claras junto con el cremor tártaro.

Colocamos el bol al baño maria (sobre un cazo con agua, esta no debe llegar a hervir) y batimos con varillas hasta que espumen bastante. Incorporamos 1/3 parte del azúcar sin dejar de batir.

Una vez observemos que se ha integrado repetimos la operación con las otras 2 partes que quedan por añadir, sin dejar de batir.

Batir bien tras cada adición.

Veremos que el merengue irá tomando más consistencia. Ha de quedar muy firme y muy brillante.

Este proceso nos llevará alrededor de 12 minutos.

Debéis hacerlo con varillas eléctricas ya que a mano es muchísimo trabajo.

Una vez tengamos listo nuestro merengue lo dejamos reposar 2 minutos antes de pasarlo a una manga pastelera.

Utilizad una boquilla redonda ancha, en su defecto podéis utilizar directamente la manga pastelera cortando en ella el grosor de la misma que deseéis.

Decoramos cada cupcake con el merengue.

Para asegurarnos un buen “copete”, hacemos una primera base que cubra la superficie y después hacemos la subida con el merengue tal como vemos en las imágenes.

Introducimos en el frigorífico mientras preparamos la cobertura de chocolate.

Preparamos la cobertura:

Fundimos el chocolate al baño maria o en el microondas. De hacerlo en este último lo tendremos que hacer en tandas de 40 segundos para asegurarnos de no quemarlo. añadimos el colorante en pasta y mezclamos hasta unificar el color.

Una vez fundido le añadimos 3 cucharadas de aceite y removemos bien. Vertimos el chocolate en una taza muy ancha o un vaso amplio que tenga bastante fondo.

Dejamos templar 5 minutos para poder cubrir los cupcakes. El chocolate blanco solidifica más rápidamente que el negro, si vais cubriendo los cupcakes y observáis que endurece un poco, bastará con añadir una cucharada de aceite de girasol y mezcléis bien hasta que se integre por completo.

Cubrimos con la cobertura de chocolate teñido.

Cogemos nuestra cupcake y la introducimos en la taza o vaso hasta cubrir todo el frosting.

Sacamos con cuidado y dejamos que gotee el exceso de chocolate.

Colocamos en una rejilla y pasamos a repetir el proceso con las siguientes.

Una vez hayamos terminado de cubrir todas las cupcakes, las introducimos en el frigorífico hasta que las vayamos a consumir.

Ya tenemos otra variante de los Hi-Hat Cupcakes, que personalmente ADORO y creo que será uno de los dulces que nos acompañen en Halloween.

Disfrutad de ellos!!


Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

8 ComentariosDeja un comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *