Quindim

Quindim

Eva 15 Enero, 2014

¡¡Buenos días!! Hoy venimos con un post que tenía preparado hace algún tiempo, pero por unos motivos u otros, aún no lo había compartido con todos vosotros. ¡Pero de hoy no pasa!

Os he preparado estos Quimdims, un postre de origen brasileño que consta de muy pocos ingredientes pero nos complace con muchísimo sabor; yemas, azúcar y coco rallado.
Para adaptarlo un poco a estas fechas, decidí sustituir parte del coco por almendra molida, de hecho podéis cambiar con tranquilidad un ingrediente por otro.

En este dulce típico de la repostería brasileña, podemos ver una fuerte influencia de la de la cocina portuguesa del S. XV. Los portugueses utilizaban grandes cantidades de yema de huevo y azúcar en la elaboración de tartas.

Con el traslado de estos a Brasil en el año 1808, adquirieron nuevos conocimientos que no tardaron en poner en práctica con los suyos.
Crean la unión de dulces hechos con yema y azúcar y coco. De este modo surgió el Quindim, un postre típico del Noreste de Brasil y cuya palabra proviene de las lenguas bantúes queriendo referirse a ” gestos, comportamiento y humor típicos de las chicas adolescentes”.

Un dulce sencillo y tradicional que puede recordarnos a nuestras yemas de Santa Teresa. Es muy común encontrar dulce de yema en nuestras elaboraciones y pensé que sería bueno conocer y probar otra variedad de esta elaboración que remonta varios años atrás.

Espero que os guste y disfrutéis de ella.

Saludos,
Mrs Hudson.

INGREDIENTES PARA 8 MOLDES TAMAÑO FLANERA:

  • 12 yemas de huevo L
  • 12 cucharadas de azúcar granulado (12 Tbsp)
  • 6 cucharadas de coco rallado (6 Tbsp)
  • 6 cucharadas de almendra molida (6 Tbsp)

ELABORACIÓN:

La cantidad de Quindim que obtengáis, dependerá del tamaño de vuestros moldes. En mi caso he utilizado flaneras y las he llenado hasta la mitad, también podéis utilizar moldes de muffins o cualquier molde pequeño que tengáis en casa.

Engrasamos generosamente con mantequilla los moldes y espolvoreamos con azúcar, reservamos.

Precalentamos el horno a 180ºC con ambas placas. Preparamos una bandeja con fondo, la llenamos con agua e introducimos en el horno sobre una rejilla en la segunda posición comenzando por abajo.

El método de cocción que utilizaremos será al baño maria.

En un bol mediano incorporamos las yemas a través de un colador, de este modo retiraremos la fina telilla de las yemas y favorecemos el licuado. Añadimos el azúcar granulado y mezclamos con ayuda de unas varillas.

Incorporamos el coco rallado junto con la almendra y volvemos a mezclar hasta integrar todos los ingredientes.

No es necesario batir demasiado, lo justo hasta que se integren.

Rellenamos los moldes que teníamos reservados. En caso de usar flaneras, rellenaremos solo hasta la mitad.

Podéis espolvorear la superficie con un poco de almendra molida, esto es opcional.

Introducimos en el horno durante 40 minutos.

No debemos sobrepasar la cocción, ya que perderíamos ese color dorado por uno más blanquecino. Transcurrido ese tiempo, podéis sacar uno y desmoldarlo para comprobar como están.

Observaremos que toma un ligero color dorado en la superficie. Sacamos y dejamos templar 5 minutos antes de desmoldar.

Cuando vayamos a desmoldar, pasaremos un cuchillo por el borde para facilitar la salida del Quindim. No debemos dejar enfriar completamente, por el contrario nos resultaría muy difícil desmoldarlo corriendo el riesgo de que quedara adherido a la base.

Dejamos enfriar completamente antes de servir.

Un postre diferente que elaboraremos en muy poco tiempo y con muy buenos resultados. Además, nos servirá para darle un buen uso a todas esas yemas que tenemos y no sabemos que hacer con ellas 😉

¡Buen provecho!

<

relacionadas.

Comentarios