Curso de Macarons Madrid
cabecera-provisional

¿Habéis probado alguna vez un pastel cuyo ingrediente principal sea el pan rallado? mejor dicho…
¿habríais pensado si quiera en la posibilidad de que así pudiera ser?
Pues bien, nuestro pastel de hoy tiene una base de Panko, un ingrediente que es una especie de pan rallado japonés elaborado con leche, el cual está picado en fresco previamente retiradas las cortezas.
Podemos sustituirlo por pan rallado sin ningún problema.
Su segundo ingrediente principal son los pistachos, aquí ya nos llegan aromas que nos recuerdan a la repostería árabe, ya que introducimos sabores como el agua de azahar, la miel, agua de rosas…un bizcocho algo denso pero realmente exquisito.
Se caracteriza por ser un tipo de repostería saludable, ya que incorporan frutos secos y especias que nos aportan nutrientes esenciales para nuestro organismo.
Aunque como todo en esta vida, no debemos de abusar.
¿Su acompañante? una deliciosa crema de yema-caramelo y chips de pera…
¿Qué más se le puede pedir a un pastel?
Solo que nos dejen saborearlo como se merece…
Feliz fin de semana.

Saludos,
Mrs Hudson.

INGREDIENTES:

para el bizcocho de pistacho:

  • 240 gr de Panko o pan rallado
  • 100 gr de pistachos enteros
  • 1 y 1/4 cucharaditas de levadura
  • 1/3 cucharadita de canela molida
  • 1/8 cucharadita de nuez moscada
  • 3 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 93 gr de azúcar granulado
  • 80 gr de mantequilla sin sal derretida y enfriada ligeramente
  • almíbar de naranja (receta a continuación)

para la cobertura de caramelo NEOCLÁSICA:

  • 3 yemas de huevo grandes
  • 73 gr de azúcar granulado
  • 55 gr de Golden Syrup
  • 1 cucharadita de zumo de limón recién exprimido
  • 140 gr de mantequilla sin sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (1 Tsp)
  • 3 gotas de esencia de pistacho (opcional)

para el almíbar de naranja:

  • el almíbar que nos sobra de la cocción de las peras
  • 25 gr de miel
  • 1/4 cucharadita de agua de rosas
  • 1/2 cucharadita de agua de azahar

para los chips de pera:

  • 90 ml de agua
  • 72 gr de azúcar
 granulado
  • el zumo de 1/4 de limón
  • 1 pera tipo Conferencia

elaboración:

Comenzamos preparando el bizcocho.

Este tipo de bizcocho no es como los que estamos acostumbrados, es bastante más denso, no os asustéis si al salir del horno el adjetivo “tierno” se ha quedado dentro…este bizcocho es así. Puede parecer pesado pero es realmente exquisito.

Precalentamos el horno a 175ºC.

Preparamos los moldes, he utilizado 3 de 12 cm de diámetro cada uno.
Untamos con mantequilla y forramos con papel de horno. Volvemos a engrasar ligeramente con mantequilla y espolvoreamos con harina, retiramos el exceso y reservamos.

En un procesador de alimentos incorporamos el panko o pan rallado, los pistachos, la levadura, la canela y la nuez moscada. Trituramos hasta que todos los ingredientes queden muy finamente picados. Reservamos.

En un bol amplio incorporamos los huevos junto con el azúcar y batimos con las varillas eléctricas o en la Kitchen Aid hasta blanquear. Nos llevará aproximadamente 4 minutos.

Obtendremos una textura con cuerpo y cremosa.

Fundimos la mantequilla y dejamos a un lado para que vaya enfriando.

Incorporamos a los huevos blanqueados la mezcla de pistacho y panko, lo haremos con movimientos envolventes y en tandas, mezclando bien tras cada adicción.

Incorporamos la mantequilla poco a poco e integramos con ayuda de una espátula.

Repartimos la mezcla en los 3 moldes e introducimos en el horno durante 25-30 minutos. Comprobaremos antes de sacarlo insertando un palillo en el centro del bizcocho, que este sale limpio.

Sacamos y dejamos reposar durante 10 minutos antes de desmoldar.

Colocamos sobre una rejilla para que enfrie completamente.

Podemos elaborarlo el día anterior. Una vez frios, los envolvemos en film y reservamos hasta el momento de utilizarlos.

Preparamos los chips de pera.

En un cazo incorporamos el agua junto con el azúcar, ponemos a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva por completo y comience a burbujear.

Cortamos la pera lo más fina posible, reservamos.

Añadimos el zumo de limón e incorporamos las láminas de pera suavemente, dejamos a fuego medio durante 10 minutos.

Precalentamos el horno con ambas placas a 95º C.

Una vez transcurrido los 10 minutos, sacamos con cuidado y escurrimos.

Reservamos el almíbar de las peras para hacer el almíbar de naranja.

Forramos una bandeja con papel de horno y colocamos las láminas de pera dejando un poco de hueco entre ellas.

Introducimos en el horno y dejamos durante 2 horas con la puerta entreabierta para que salga la humedad. A mitad de cocción daremos la vuelta a las láminas.

Una vez transcurrido el tiempo observaremos que serán secas al tacto.

Dejamos enfriar dentro del horno con la puerta abierta.

Preparamos el almíbar de naranja.

Calentamos ligeramente el almíbar de las peras, añadimos la miel y disolvemos completamente. Dejamos enfriar.

Una vez frio añadimos el agua de rosas y el agua de azahar.Mezclamos y reservamos.

Preparamos la cobertura de caramelo.

Incorporamos las yemas en un bol resistente al calor y batimos hasta blanquearlas.

En una cacerola pequeña incorporamos el azúcar junto con el Golden Syrup y e zumo de limón. Ponemos a fuego medio-alto sin parar de remover hasta que la mezcla llegue a ebullición.

Retiramos del fuego y vertimos lentamente el almíbar sobre las yemas de huevo sin dejar de batir con unas varillas eléctricas. Batimos durante 4-5 minutos hasta que notemos el bol frio.

Añadimos la mantequilla poco a poco y sin dejar de batir hasta incorporar toda.

Añadimos el extracto de vainilla y la esencia de pistacho , volvemos a mezclar para incorporar.

Montamos el pastel.

Nivelamos los bizcochos con un cuchillo de sierra, ya que al ser el bizcocho tan denso con un nivelador de tartas es bastante difícil.

Mojamos generosamente el bizcocho con el almíbar de naranja, disponemos un capa de buttercream y cubrimos con otra capa de bizcocho. Repetimos el proceso con el resto de las capas.

Disponemos por la superficie y los laterales la cobertura restante con ayuda de una pala. Introducimos en el frigorífico durante 1 hora para que la cobertura solidifique un poco.

Como toque final terminamos decorando con unos chips de pera.

Una tarta que combina sabores árabes y toque de frutas dulces. Sabores deliciosos para paladares exquisitos.

Buen provecho!!

Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

6 ComentariosDeja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *