Pastel de lava de butterscotch

Eva 25 Abril, 2012

Buenos días, ¿qué tal va la semana?.
Hoy os traigo un dulce que os hará de ella que sea muchísimo más llevadera.
La última receta que os dejé fue la de toffee, bien, pues hoy vengo con una sugerencia para que podáis utilizar la receta anterior que debería de haberse llamado Pastel de Dioses.
Por su aspecto podría parecer un Coulant de caramelo, pero no lo es. Su aspecto se asemeja al de un volcán.
Hacía tiempo que no probaba un postre del cual me quedara tan sorprendida y maravillada, no hay palabras para describirlo por lo que tendréis que probarlo para saber a que me refiero.
Espero tener noticias sobre vuestras opiniones.
Yo por mi parte voy a prepararlos para dar una sorpresa al Sr Hudson.

Saludos,
Mrs Hudson.

Ingredientes para 5 pasteles:

  • 135 gr de mantequilla sin sal
  • 3 huevos enteros
  • 3 yemas de huevo
  • 145 gr de azúcar moreno
  • 70 gr de harina para repostería
  • 1 cucharadita de toffee para cada pastel

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 230º C con ambas placas.

Preparamos los moldes o flaneras que vayamos a utilizar, las engrasamos con mantequilla y espolvoreamos con harina (debemos quitar todo el sobrante de cada molde). Reservamos.

En un bol fundimos la mantequilla en el microondas, reservamos.

Por otro lado, disponemos otro bol amplio e incorporamos los huevos y las yemas. Batimos con las varillas eléctricas durante 1 minuto.

Incorporamos el azúcar moreno y volvemos a batir para que tome un poco de volumen.

Añadimos la mantequilla al bol donde tenemos la mezcla de huevos y volvemos a batir hasta homogeneizar.

Incorporamos la harina y mezclamos con movimientos envolventes.

Pasamos a rellenar los moldes.

Rellenamos 1/3 de molde e incorporamos 1 cucharadita de toffee, terminamos de rellenar con la mezcla sin llegar al borde.

Quitamos la placa de calor de arriba del horno, dejando solo la de abajo e introducimos durante 12-14 minutos.

En mi caso han estado 13 minutos, ya sabéis que siempre dependerá de nuestro horno. Al tocarlo con la yema debe hundirse ligeramente y volver a su estado inicial.

Una vez fuera del horno, dejamos reposar 3 minutos antes de desmoldarlo.

Deslizamos con mucho cuidado un cuchillo por el borde y colocamos un plato encima para poder voltearlo y nos quede perfecto.

Podéis acompañarlo de helado de vainilla, coulis…o simplemente degustarlo en todo su esplendor.

Disfrutadlo con dulzura!!

 

relacionadas.

Mousse de mascarpone con bombón de coco y perlas de yuzu

Mousse de mascarpone con bombón de coco y perlas de yuzu

Tenemos las Navidades a la vuelta de la esquina y seguro que andáis hasta arriba de preparaciones para las reuniones familiares y/o con amigos. Sin lugar a dudas comer es un...

Eva 23 Diciembre, 2016

Comentarios