Pastel de berenjenas y chocolate – Melanzane al Cioccolato

Pastel de berenjenas y chocolate – Melanzane al Cioccolato

Eva 9 julio, 2013

¿Qué tal lleváis el verano? Nosotros nos hemos cogido unos días de descanso para cargar bien las pilas antes de comenzar con los talleres, pero como no quería que pasaran tantos días sin veros os he dejado preparada esta receta por si os apetece un día encender el horno y disfrutar de un postre de origen italiano.

Su ingrediente principal es la berenjena, seguro que al leerlo os quedaréis extrañados y pensando…¿pero esto sabe bien? ¿qué textura puede tener? ¿sabrá a berenjena?…

El resultado es espectacular, su textura es algo densa pero tiene el punto exacto como para no cansarte al saborearlo.
El toque de dulzor es ligero, los matices que más notaremos serán el intenso sabor a chocolate negro junto con pequeñas notas de café acompañados de una textura sorprendente gracias a la berenjena. De verdad que os animo a probarlo!!

La receta del pastel de berenjenas y chocolate remonta 800 años atrás y era elaborada por monjes franciscanos. La versión que os dejo es una adaptación de la receta.
La receta original está elaborada con laminas de berenjenas fritas y rebozadas posteriormente en canela y azúcar.
Se disponen capas de berenjena intercalando capas de chocolate, cáscara de naranja confitada y queso ricotta. Todo ello espolvoreado en la superficie con almendra laminada.

El postre original puede resultar un tanto grasiento a la hora de saborearlo, y probablemente muy pesado teniendo además en cuenta que es el último plato a degustar. Por lo que encontré esta variedad en el blog A Table for Two y me encantó!!!
Es más ligera y con una presentación muy elegante lo cual me lanzó a probarla sin dudarlo!

Los resultados han sido fantásticos además que me gusto mucho la idea de incorporar una hortaliza en un postre.

El cultivo de la berenjena se realiza desde hace miles de años, remonta al año 2000 a.C., su origen más antigo lo sitúan en el estado de Assam, noreste de la India, Birmania y China.
El desconocimiento de como tratar culinariamente la berenjena o la utilización de especies no comestibles, hicieron que tomara la creencia de ser venenosa ya que causaba problemas digestivos. Está extendida la falsa creencia de que consumirla cruda es tóxica.

La berenjena contiene solasonina, un alcaloide que posse en cantidades demasiado bajas como para tener un efecto tóxico.
Al igual que otros alcaloides similares, como lasolanina de las patatas verdes  y la tomatina de los tomates, no se destruye con la cocción, por lo que la berenjena cruda y la cocinada tienen la misma toxicidad, es decir, ninguna.

La primera documentación sobre la berenjena en lengua castellana se encuentra en el libro llamado “Cancionero de Baena”, del S. XV, donde cita sus usos y virtudes.

A día de hoy es un ingrediente muy utilizado en cocina, y a pesar de no ser tan extendido también en repostería, la cual elaboramos de diversas maneras a cual de ellas más deliciosa. Es una fuente rica en fibra y muy rica en potasio, la cual hacen que sean un ingrediente ideal para que forme parte de nuestra alimentación.

Hoy os dejamos esta variante que esperemos que os guste y así conozcáis una forma más de introducirla en vuestra cocina. Nos vemos en pocos días!!!

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

INGREDIENTES PARA 1 PASTEL:

PARA LA MASA DULCE:

Sus ingredientes son los mismos que una masa quebrada pero sin huevo.

  • 125 g de mantequilla sin sal fria en cubos
  • 30 g de azúcar
  • 200 g de harina de trigo
  • pizca de sal
  • 3 cucharadas de agua helada

PARA EL RELLENO:

  • 200 g de berenjenas
  • 150 g de chocolate negro, he utilizado Valor sin azúcar
  • 1 y 1/2 huevos grandes
  • 25 g de cacao en polvo sin azúcar Valor
  • 30 g de almendra molida
  • 30 g de azúcar granulado
  • 1 cucharadita de levadura química tipo Royal (1 Tsp)
  • 2 cápsulas de café Nespresso ó 55 gr de café recién preparado + 1/2 cucharada de café soluble (1/2 Tbsp)

PARA DECORAR:

  • 50 g de almendras laminadas
  • azúcar glas para espolvorear 

ELABORACIÓN:

Comenzamos elaborando la masa dulce.

En un bol incorporamos la mantequilla en cubitos junto con la harina, el azúcar y la sal. Comenzamos a frotar la mezcla entre las manos y a desmigarla, según incorporemos unos ingredientes con otros nos ayudaremos de la yema de los dedos para crear las “migas”.

Una vez obtengamos esa textura incorporaremos el agua de cucharada en cucharada. Cuando incorporemos la primera, trabajaremos la masa hasta que esta absorva el agua por completo.

La última cucharada la añadiremos en 2 partes, primero media cucharada, amasamos y después la otra. ¿Por qué debemos hacerlo así? Según el tipo de harina que hayamos utilizado necesitaremos mayor o menor cantidad de agua.

El resultado final ha de ser un masa compacta, nada desmigable y manejable.

Enharinamos una superficie de trabajo y trabajamos la masa para formar un disco, cubrimos con film e introducimos en el frio durante 30-45 minutos (dependiendo de si hacen temperaturas elevadas sobretodo ahora en verano ).

Precalentamos el horno a 180º C con ambas placas.

Sacamos la masa del frio, enharinamos ligeramente una superficie de trabajo y comenzamos a estirar con el rodillo. Dejaremos la masa fina alrededor de 2-3 mm y formaremos un rectángulo que supere ligeramente las medidas del molde, en este caso 12×36 cm.

Colocamos la masa sobre el molde, no es necesario engrasar previamente, y ajustamos a el.

Colocamos papel de horno sobre la masa y disponemos pesos de hornear o legumbres, introducimos en el horno durante 30 minutos.

Transcurrido ese tiempo, sacamos, dejamos reposar con los pesos 10 minutos y retiramos para dejar enfriar completamente.

Preparamos el relleno.

Precalentamos el relleno a 180º C con amabas placas.

Lavamos las berenjenas, retiramos la parte superior y troceamos en rodajas amplias. Pinchamos toda la superficie e introducimos en un recipiente de cristal. Forramos con film y cocinamos en el microondas durante 8-12 minutos. Debe quedar una textura tierna al pincharla, pero no deshacerse.

Dejamos templar unos minutos y retiramos la piel. Introducimos en un procesador de alimentos para realizar un puré con ella. Reservamos.

Preparamos el café.

Para preparar el café he utilizado cápsulas de Nespresso, pero no es necesario que lo sean, podemos prepararlo con el café que usemos normalmente.

He preparado un café corto para utilizar 55 gr de esa cantidad.

Una vez listo, reservamos.

Fundimos el chocolate.

En un cazo incorporamos el chocolate y colocamos a calor medio bajo hasta fundir completamente. Removeremos de vez en cuando para evitar que se adhiera al fondo. Retiramos del calor.

También podemos fundirlo en el microondas en pequeñas tandas (alrededor de 20 segundos) y removiendo cada vez.

En el chocolate fundido incorporamos el azúcar y mezclamos muy bien. Añadimsos los huevos de 1 en 1 y mezclando bien tras cada adición para que este se integre completamente.

Para añadir el medio huevo, lo incorporamos en un plato batimos y utilizamos solo la mitad de este.

Añadimos el café recién preparado y la mitad de una cápsula de Nespresso o 1/2 Tbsp de café soluble.

Abrimos la cápsula y cogemos la mitad de su interior el cual equivale a 1/2 Tbsp.

Mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea. Finalmente incorporamos el puré de berenjena, la almendra molida y la levadura y volvemos a mezclar hasta integrar completamente.

Vertimos el relleno sobre el molde con la masa previamente horneada, apagamos la placa superior e introducimos en el horno durante 25-30 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar completamente en el molde.

Decoramos.

Una vez vayamos a servir, desmoldamos y espolvoreamos la superficie con almendra laminada y azúcar glass.

Un postre diferente y original con un sabor maravilloso si eres un apasionado del chocolate.

Buen provecho!!

relacionadas.

Comentarios