Pastel de Córcega con flores de calabacín

Pastel de Córcega con flores de calabacín

Eva 2 Marzo, 2016

Llevaba no sé cuanto tiempo detrás de las flores de calabacín… por lo general no son fáciles de encontrar y cuando lo hacía, no era el momento de comprarlas puesto que me encontraba lejos de casa lo que hacía que fuera imposible cocinarlas en los próximos días. Pero, por fin, se alinearon las estrellas y no solo las encontré sino que además tenía una receta en mente y podría prepararlas. Así que así surgió la historia de amor de este pastel de Córcega con flores de calabacín.

Cada vez me voy comprando muchos más libros de cocina, que se van sumando a todos los de pan y repostería que tengo y siguen aumentando… he de reconocer que es una debilidad que tengo y no puedo dejar pasar mucho tiempo sin cogerme alguno.

La receta que hoy os dejo es de mi querido Ottolengui al que ya os he citado en más de una ocasión, y lo seguiré haciendo puesto que todas sus elaboraciones son fascinantes y cada una que prueba me gusta más que la anterior. Este pastel de Córcega con flores de calabacín podéis encontrarlo en su libro de Plenty more, otra recomendación que no debéis pasar por alto si os gusta la cocina en la que las verduras juegan un papel muy importante.

En su receta original, él utiliza acelgas en lugar de espinacas, preferí variar esta verdura porque en casa les cuesta un poco más y sabía que con esta variante sería más de su agrado. El conjunto del pastel no solo es sabroso, diferente, aromático y ligero sino que, además, es muy sorprendente al paladar porque se combinan muchos sabores y texturas muy agradables.

En mi caso utilicé flores de calabacín macho que son aquellas que presentan un tallo fino frente a las flores de calabacín hembra que poseen un tallo más grueso donde, posteriormente, tendremos el fruto (el calabacín).

Pastel de Córcega con flores de calabacín

La cesta es de Claudia & Julia.

Las flores macho son las únicas que producen polen y ambas producen néctar. Las flores de calabacín son muy peculiares porque solo florecen durante algunas horas y lo hacen después del amanecer, lo que ocasiona que la polinización de estas sea aún más laborioso por las abejas.

De verdad que la naturaleza es algo que no deja de sorprendernos a cada momento y eso hace que todo sea aún más mágico.

Debemos hacer buen uso de todo aquello que pone a nuestro alcance y disfrutarlo al máximo. La próxima vez que veáis en el mercado flores de calabacín no dudéis en comprarlas y probar con ellas en la cocina, aunque estoy segura que muchos de vosotros ya las habéis probado en más de una ocasión (sobre todo rellenas!)

Vamos a ver cómo hacer esta sencillo y exquisito pastel 😉

Saludos,
Eva {Mrs Hudson}

Pastel de Córcega con flores de calabacín

INGREDIENTES:

  • 350 g de hojaldre
  • 85 g de cebolla morada finamente picada
  • 220 g de apio
  • 175 g de espinacas
  • 2 dientes de ajo grandes finamente cortados
  • 2 cucharadas de menta fresca picada
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 cucharaditas de salvia picada
  • ralladura de un limón
  • 15 g de piñones ligeramente tostados
  • 75 g de queso feta
  • 50 g de Pecorino rallado, en su defecto podemos sustituirlo por Parmesano
  • 100 g de queso Ricotta
  • 18 flores de calabacín, podemos usar macho (como en mi caso) o hembra llevando un pequeño calabacín, unas 8 unidades
  • 1 huevo ligeramente batido para pintar
  • 2 cucharadas de aceite de oliva + un poco para pincelar después
  • flor de sal de Guérande
  • pimienta negra

ELABORACIÓN:

Para elaborar este pastel necesitaremos una masa de hojaldre, podemos elaborarlo casero o bien comprarlo hecho. Esto lo dejo a vuestra elección y, sobre todo, al tiempo que tengáis para elaborarlo.

Preparamos el relleno.

Preparamos todos los ingredientes frescos, los lavamos y picamos. Reservamos.

En una sartén grande añadimos las dos cucharadas de aceite y colocamos a calor medio. Añadimos la cebolla morada junto con el apio y el ajo, salteamos hasta que las verduras adquieran una textura ligeramente tierna. En ese momento añadimos las espinacas, sin tallo, junto con el perejil, la salvia y la menta.

Rehogamos alrededor de 7-8 minutos removiendo constantemente, observaremos que las espinacas merman mucho y sueltan agua. Debemos consumir, prácticamente,  ese agua que sueltan. No nos llevará más tiempo del que os indico.

Pastel de Córcega con flores de calabacín

Tabla de Claudia & Julia y sartén Terra de Bra.

Retiramos del calor y añadimos el queso feta troceado junto con el queso pecorino rallado, los piñones, la ralladura de limón, 1/4 cucharadita de sal y pimienta negra, mezclamos suavemente y reservamos. Dejamos que la mezcla se enfríe.

Mientras precalentamos el horno a 210ºC con calor arriba y abajo.

Pastel de Córcega con flores de calabacín

Colocamos la masa de hojaldre sobre una bandeja previamente forrada con papel de horno. Disponemos el relleno sobre este dejando un borde exterior de unos 3 cm. Colocamos pequeño montoncitos de queso ricotta por la superficie y terminamos decorando con las flores de calabacín, previamente lavadas y secadas con cuidado.

Pastel de Córcega con flores de calabacín

Plegamos el borde sobre el pastel y creamos pliegues para sellar la masa y evitar que se abra durante el horneado. Pintamos la masa con el huevo batido y refrigeramos la tarta durante 10 minutos.

Pastel de Córcega con flores de calabacín

Pasado ese tiempo sacamos del frío y horneamos a media altura alrededor de 25 minutos, la masa deberá adquirir un bonito color dorado. Sacamos y colocamos sobre una rejilla para que atempere un poco.

Pincelamos las verduras con un poco de aceite de  oliva, sobre todo las flores de calabacín, y servimos.

Otra sugerencia como cena ligera, para acompañar en un picoteo de amigos… diferente y ¡riquísima!

Si os gustan los pasteles de verduras, no os podéis perder:

 

Pastel de Córcega con flores de calabacín
Pastel de Córcega con flores de calabacín
Pastel de Córcega con flores de calabacín

Tabla de Claudia & Julia.

relacionadas.

Comentarios