Helado de lemon curd con galletas de tahini

Helado de lemon curd

Si ya adoro el lemon curd, tanto que puedo comerlo a cucharadas sin más, este helado de lemon curd con galletas de tahini es… mi nueva receta súper preferida. Sé que tengo muchas, pero hasta la fecha ¡es esta! Encontraremos el mismo sabor que disfrutamos cuando tomamos lemon curd pero en helado, y no cualquier helado, un helado súper cremoso y suave.

La verdad que hace bastante tiempo que le tenía echado el ojo a la receta, pero era de estas cosas que iba dejando para más adelante y, al final, casi se me echó la mitad del verano encima. Eso sí, el día que lo hice no quedó la cosa ahí. Lo he repetido en innumerables ocasiones desde entonces porque es francamente adictivo.

Leer mas

Risotto de remolacha

Risotto de remolacha

Que no os eche para atrás el elemento que acompaña a este delicioso risotto de remolacha. Sé que muchos de vosotros, incluidos todos los habitantes de mi casa menos yo, podéis ser muy reacios a este tubérculo tan fascinante. Pero os aseguro y garantizo que preparada de este modo será un éxito total y absoluto.

En mi casa gustó muchísimo, y yo no daba crédito a lo que veían mis ojos. Platos rebañados.

Claro que ya jugaba con ventaja porque el risotto, además de ser uno de los platos más tradicionales de la gastronomía italiana, es de los más agradecidos, resultones y sabrosos que podemos elaborar. Su origen proviene del este de Piamonte, el oeste de Lombardía y de Verona debido a la abundancia de arroz en estas zonas.

Leer mas

Viennoise deux couleurs

Viennoise deux couleurs

La baguette viennoise o pan de Viena, es un tipo de pan de origen austriaco que recuerda, cercanamente, al brioche. Llegaron a Francia entre los años 1838-1839 gracias a un empresario/editor austriaco, August Zang, que abrió una panadería en la calle Richelieu, en París, llamada Boulangerie Viennoise.

Sus elaboraciones estaban orientadas a la panadería austriaca, entre las que destacaban los panes de Viena o viennoise y el kilperf, precursor del actual croissant. Este tipo de pan fue creado por primera vez en esta panadería y tardó poco tiempo en expandirse gracias a su textura tan tierna y mullida.

Leer mas

Cómo hacer leche de almendras

Cómo hacer leche de almendras

La leche de almendras es una de mis leches vegetales preferidas, seguida de la leche de avellanas y anacardos.

Recuerdo la primera vez que oí hablar de ellas, me llamó mucho la atención, de hecho ya estaba planteándome dejar de consumir leche de vaca por toda la cantidad de contra indicaciones que tiene, y no me refiero a la lactosa.

Reconozco que la primera que probé fue la leche de almendras y me gustó mucho. Pero al ver la cantidad de fruto que llevaba y, peor aún, la cantidad de azúcares que añadían decidí dar un paso más y elaborarla en casa.

El resultado fue espectacular, una leche blanca, de textura increíble y con un sabor inmejorable. La receta que comparto con vosotros no contiene ningún tipo de azúcar añadido pero, si lo preferís, podéis endulzarla incorporando con un par de dátiles, sirope de Ágave, miel o incluso con plátano.

Leer mas