Curso de pan casero
cabecera-provisional

Ayer por la mañana, mientras preparaba un delicioso desayuno, tocaron a la puerta. En un primer momento quedé extrañada, dado que llevamos poco tiempo aquí como para recibir visitas y más aún un domingo temprano. Al acercarme a la ventana, pude ver a el Sr Hudson que venía con el Sr y la Sra Van der Vaart. ¡No podía creerlo!. Es un matrimonio que tiene una preciosa casa en el monte de Vaals, Holanda. Pasamos allí una temporada mientras el Sr Holmes y el Sr Watson resolvían un caso en un misterioso campo de tulipanes, y ahora estaban aquí. Trajeron una cesta llena de frutos que cultiban y que a mi me encantan, entre ellos unos magníficos arándanos con los que tengo el gusto de dedicaros esta receta.

Ingredientes:

  • 270 gr de harina de repostería
  • 90 gr de azucar glass
  • 100 gr de mantequilla fría
  • 160 ml de leche
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 150 gr de arándanos
  • 60 gr de crema de queso
  • 1 y 1/2 cucharada de mermelada de arándanos
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 230º C.

En un bol echamos la harina tamizada, el azúcar glass, la levadura y el bicarbonato. Hacemos un hueco en el centro.

Por otra parte, en un cuenco batimos la mantequilla hasta que tenga textura de pomada, si lo hacemos con barillas tardaremos poco y no será necesario introducirlo un rato en el frigorífico. Si lo hacemos a mano, probablemente se haya calentado un poco, por lo que la introduciremos en el frigorífico mientras preparamos el resto de los ingredientes.

Batimos ligeramente los huevos y los incorporamos al cuenco donde tenemos la mantequilla batida junto con la esencia de vainilla y la leche. Removemos bien todos los ingredientes. Echamos esta mezcla en el hueco que tenemos en el bol de la harina y mezclamos sin trabajar mucho la mezcla. Añadimos los arándanos y los incorporamos a la masa pero sin remover en exceso, esto es muy importante.

Preparamos la bandeja de muffins con sus cápsulas de papel y disponemos en cada una la mitad de masa, añadimos un trocito de crema de queso y 1/2 cucharadita de mermelada de arándanos. Cubrimos todas las muffins con la masa restante.

Introducimos en el horno durante 20 minutos o comprobamos con un palillo de madera que este sale limpio. Para que las muffins nos suban y queden con aspecto de copete, incluso como si estallara la masa, debemos hacer el efecto burbuja, por lo que durante los 5 primeros minutos de cocción, mantenemos el horno a 230º C. Pasado este tiempo bajamos la temperatura del horno a 200ºC.

Al sacar del horno, dejamos que reposen en la bandeja de muffins 5 minutos, despues desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.

Son mis muffins preferidas y siempre que las como, me traen gratos recuerdos de mi estancia en Holanda. Desearos que os gusten.

Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

2 ComentariosDeja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *