Mini tartas de chocolate

Eva 12 Diciembre, 2012

¿Cuantas veces hemos querido sorprender tras una maravillosa cena con un postre que sea la guinda perfecta?
Pero además si se puede pedimos que sea sencillo pero que esté delicioso, que no lleve mucho tiempo de elaboración pero que tenga una presencia impecable, que lleve ingredientes accesibles pero que parezcan recolectados del mismísimo Edén…
Pensaréis, eso no existe. Nada puede reunir tantas condiciones a cambio de un bocado digno de la palabra perfección…
Pues discrepo y es más, lo afirmo. Es posible y además aquí os traigo la manera de hacerla para que podáis disfrutar de ella un día cualquiera, en una velada romántica, una cena con amigos, una reunión familiar ahora que llegan las Navidades…y tan solo os llevará unos minutos para ser los anfitriones perfectos.
Su elaboración es sencillísima y no necesita horneado, lo único que os pide a cambio es un pequeño tiempo de reposo en el frio.
La combinación de sabores que os presento está deliciosa, pero como ya sabéis podéis variarla todo lo que queráis y siempre a vuestro gusto.
Que tengáis un maravilloso día.

Saludos,
Mrs Hudson.

ingredientes para 6 mini tartas:

  • 80 gr de chocolate negro de cobertura
  • 100 gr de chocolate 70%
  • 100 gr de chocolate blanco
  • 110 gr de crème fraîche
  • pistachos
  • crocanti de almendra
  • naranja confitada
  • arándanos rojos deshidratados
  • granos de café cubiertos de chocolate

elaboración:

Comenzamos elaborando lo que sería el recipiente de estas mini tartas. Para ello necesitaremos un molde de muffins de silicona o moldes pequeños de silicona, ya que nos facilitará el desmoldarlos.

Fundimos los 80 gr de chocolate de cobertura, podemos hacerlo al baño maria o en pequeñas tandas en el microondas y removiendo cada vez. Una vez fundido, incorporaremos 2 cucharadas por hueco en el molde. Lo haremos de uno en uno para evitar que el chocolate endurezca en el molde.

Incorporamos las 2 cucharadas de chocolate y con ayuda de un pincel de repostería pintamos las paredes. Nos aseguramos que la base tenga suficiente chocolate como para que al desmoldarlo no sea muy fino. Repetimos la operación con todos los huecos.

Una vez listo introducimos en el frigorífico durante 10 minutos. Mientras preparamos los ganaches y la decoración.

Pelamos, retiramos la piel y trituramos los pistachos. Reservamos.

Troceamos los arándanos rojos, reservamos.

Troceamos la naranja confitada (podemos hacerla casera, os dejo la receta aquí), reservamos.

Machacamos los granos de café y preparamos el crocanti, reservamos.

Una vez preparados todos los ingredientes elaboramos los ganaches. Comenzamos por el de chocolate blanco.

Fundimos el chocolate blanco, podemos hacerlo al baño maria o en pequeñas tandas en el microondas y removiendo cada vez. Una vez listo añadimos 60 gr de crème fraîche y mezclamos hasta integrar por completo. Dejamos mientras preparamos el otro ganache.

El ganache de chocolate blanco es menos denso en comparación con el negro, por eso lo dejamos reposar un poco ya que tarda más en solidificar.

Fundimos el chocolate del 70%, podemos hacerlo al baño maria o en pequeñas tandas en el microondas y removiendo cada vez. Una vez listo añadimos 50 gr de crème fraîche y mezclamos hasta integrar por completo. Introducimos en una manga pastelera.

Rellenamos 3 mini tartas con el ganache de chocolate del 70% hasta casi el borde, golpeamos suavemente el molde contra la superficie de trabajo para igualar los rellenos y espolvoreamos la superficie con pistachos troceados y arándanos rojos deshidratados.

Pasamos a rellenar las 3 mini tartas restante con el ganache de chocolate blanco (al ser menos denso podemos hacerlo sin problemas con una cuchara), espolvoreamos con naranja confitada, los granos de café y el crocanti de almendra.

Introducimos en el frigorífico mínimo durante 2 horas. Cuando comprobéis que ha solidificado totalmente, pasamos a desmoldarlas con muchísimo cuidado. Empujaremos de la base hacia arriba y saldrán solas.

Volvemos a introducir en el frigorífico hasta el momento de servir.

La sencillez y elegancia hecha postre, enamoramos la vista y seducimos el paladar.

Buen provecho!!

 

 

 

relacionadas.

Comentarios