cabecera-provisional

Buenos días querid@s lectores, que de tiempo ha pasado sin poder traeros recetas deliciosas para compartir con vosotros.
Pero vienen días en los que tenemos más tiempo para compartir con la familia, amigos y todas aquellas personas que normalmente nos cuesta más trabajo ver ya que la falta de tiempo es un mal aliado.
La llegada del verano siempre es un desahogo, porque podemos hacer y disfrutar de más cosas que durante el resto del año suele ser más complicado.
Vosotros ya formáis parte de mi día a día y por lo tanto también os echo de menos. Hay un dicho que dice que querer es poder así que os traigo una receta sencilla pero riquísima.
Una mermelada diferente y de sabor refrescante para que comencéis el día llenos de vitalidad y con un pedacito de Bake-Street en vuestros platos.
Estaremos pronto de vuelta para seguir compartiendo recetas con todos vosotros, hasta entonces…

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Ingredientes para 2 tarros:

  • 1 piña
  • 200 gr de azúcar
  • 2 semillas de cardamomo
  • 1 cucharadita rasa de jengibre

 

Elaboración:

Preparamos la piña, retiramos la corteza y cortamos a trocitos pequeños retirando el centro que es más duro. Una vez limpia, nos quedará aproximadamente unos 650 gr de piña, siempre dependerá del tamaño de la piña.

Una vez lista, disponemos los trocitos de piña en un cazo y le añadimos las especias y el azúcar. Dejamos a fuego medio durante 40-45 minutos removiendo de vez en cuando.

Transcurrido este tiempo, si la piña está demasiado entera aún podéis batirla un poco con la batidora de mano, con toques intermitentes para disminuirla un poco. Si os gusta sin ningún trozo, solo tenéis que pasarla hasta que obtengáis la mermelada sin trozos. En mi caso le he dado unos pequeños toques pero sin llegar a triturarla toda.

Procedemos a rellenar los frascos de cristal donde vayamos a guardarla y dejamos reposar y enfriar sin tapar Una vez frios tapamos y refrigeramos (en el caso de que vayan a ser consumidos en poco tiempo).

Si de lo contrario queremos guardarlos para que nos duren tiempo, debemos hacerles el vacío.

Rellenamos y tapamos los frascos. En una cacerola con agua los ponemos al baño maria a fuego medio sin que  llegue el agua a la tapadera y dejamos durante 3/4 de hora.

Y aqui os dejo otra receta de mermelada casera y de sabor exquisito para acompañaros a primera hora del día o a media tarde.

También es una buen acompañante de carnes, si os gusta cambiar y sorprender esta será una buena opción.

Buen provecho!!


Sobre el autor Ver todos los posts Autor

Mrs. Hudson

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

2 ComentariosDeja un comentario

    • Buenos días Teresa!!
      Estoy segura que te va a encantar, porque combinan muy bien estos sabores y hace que sea una mermelada totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados a tomar.
      Ya me dirás si te ha gustado, feliz fin de semana!

      Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *