Buenos días y muy fresquitos, el invierno se presenta de lleno y tenemos que encontrar remedios para combatirlo. Y es que he descubierto otro mundo que me fascina, las mermeladas. Te dan la posibilidad de combinar frutas con imaginación, obteniendo resultados inmejorables.
Por ejemplo que os parece un desayuno con una taza de café calentito, unas tostadas de pan recién hecho ligeramente tostado y acompañado de esta deliciosa mermelada.
Un sabor muy familiar para nuestro paladar como es la manzana y el caramelo, pero sorprendente tratándose de una mermelada en la que encontramos pedacitos de nuez.
Esta mañana no hemos dudado ni un instante el comenzar el día como bien se merece, ¿te apuntas con nosotros?
Esperamos vuestra respuesta, hasta entonces…

Saludos,
Mr & Mrs Hudson.

Se me ocurrió la idea de combinar manzana y caramelo en una mermelada, y buscando el como poder elaborarla di con la página de Christine Ferber, una maravillosa tienda de productos gourmet. En ella vi una mermelada de manzana pero que además añadía nueces! Me pareció fantástica por lo que estuve practicando en casa hasta obtener esta receta. Espero que os guste.

Ingredientes para 4 botes:

  • 600 gr de manzanas, he utilizado mitad del tipo Reineta y mitad de Golden
  • 350 gr de azúcar granulado
  • zumo de 1/2 limón
  • 60 gr de agua
  • 125 gr de salsa de caramelo
  • 50 gr de nueces peladas

elaboración:

Preparamos la salsa de caramelo.

Os dejo la receta aquí, lo único que tendréis que omitir la sal de la receta, ya que esta salsa de caramelo lleva un toque salado. Aunque si sois más atrevidos podéis probar con el toque salado, yo elaboré dos frascos de cada para probar sabores y le da un sabor diferente y sorprendente.

Preparamos la manzana para hacer la mermelada.

Pelamos y troceamos las manzanas. Podemos hacerlo a cuadraditos o tiras, de esta última forma garantizamos que la mermelada sea más visual. Aunque si no os gusta encontraros trozos simplemente la trituraremos, el momento lo indico más abajo.

Incorporamos en una olla junto con el azúcar y el zumo de limón. Dejamos durante 30 minutos a fuego medio-alto removiendo de vez en cuando.

La manzana es una fruta que no suelta mucha agua, por lo que deberemos añadirla un poco para evitar que se nos seque en exceso. Añadiremos 10 gr de agua por cada 100 gr de fruta.

Transcurrido este tiempo, añadimos el agua y removemos. Si queremos una textura más suave, pasamos la batidora para triturar los trozos más grandes.

Incorporamos la salsa de caramelo y removemos hasta integrar por completo.

Ponemos a fuego bajo, añadimos las nueces peladas y ligeramente troceadas y dejamos cocer durante 20 minutos removiendo de vez en cuando.

Una vez transcurrido este tiempo, dejamos reposar 5 minutos antes de repartirlos en los botes de cristal.

Procedemos a rellenar los tarros de cristal donde vayamos a guardarla y dejamos reposar y enfriar sin tapar. Una vez frios tapamos y refrigeramos (en el caso de que vayan a ser consumidos en poco tiempo).

Si de lo contrario queremos guardarlos para que nos duren tiempo, debemos hacerles el vacío.

Rellenamos y tapamos los tarros. En una cacerola con agua los ponemos al baño maria a fuego medio sin que llegue el agua a la tapadera y dejamos durante 35 minutos.

También hay otra manera de hacerles el vacío y es recién rellenados los botes con la mermelada caliente, tapamos y colocamos boca abajo hasta que enfríen por completo.

Lo he probado en esta última receta y puedo asegurar que funciona además que es más cómodo, pero os dejo ambas opciones para que escojáis la que os resulte mejor.

De esta manera podemos conservarlos hasta casi 1 año.

Nueva combinación de sabores fantásticos para hacer de nuestros desayunos un momento maravilloso.

Buen provecho!!

Contenido relacionado

Sobre el autor Ver todas las entradas Autor website

Eva

La cocina en general es un mundo que me apasiona. Poder combinar aromas, sabores y sorprender realizando una inesperada mezcla con ellos. Seguir la pista de intrigantes platos, hacían de cada receta un descubrimiento, una aventura, un viaje.
Si la cocina también es tu pasión, bienvenido a mi casa.

9 ComentariosDeja un comentario

  • Hola.
    Hoy estoy preguntona pero llevaba algún tiempo bastante liada y no me había puesto al día de tu blog.
    Me encanta la mermelada que propones. ¿los tarros que usas en esta receta de qué capacidad son?
    Muchas gracias

    • Buenas noches Blanca!!

      No te preocupes, puedes preguntarme todo lo que necesites, estoy encantada de poder ayudarte.
      Los tarros son amplios, tienen una capacidad de 300 gr, un poco más que los tarros de mermelada que usamos normalmente.

      Besos!!

  • hola…
    quiero felicitarte por la receta, y agradecerte que la hayas compartido..
    la he hecho hoy.. y esta de muerte.. la hice con el caramelo sin sal… pero fantastica, de verdad, delicatesen.

    • ¡Hola Patricia!

      Muchísimas gracias!! Me alegra mucho saber que te ha gustado y que te has animado con ella 🙂
      Gracias a ti por compartir tu experiencia conmigo!

      No te preocupes si omitiste la sal, no pasa nada. Esta nos ayuda a realzar un poquito más los sabores, pero aún así estoy segura que estaría riquísima!

      Besos grandes!!

  • Hola!
    Solamente decirte que hice la receta el año pasado y que repito.
    Que esta riquíssima i que lo de durar un año impossible, no dura tanto te lo acabas antes 😉

    • ¡Hola Carme!

      Cuanto me alegra saber que te ha gustado, pero mucho más aún saber que vas a animarte de nuevo con ella! 😀
      Jajaja la verdad que muchas de estas mermeladas no llegan a apenas ni a los 3 meses… En casa siempre suelo tener hecha de diferentes tipos, pero nos gusta tanto que muchas veces mientras te untas un poco en la tostada cae alguna que otra cucharada, así, sin más 😉

      ¡Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *